Fotografía en hora azul: la guía definitiva

Por Antoni Cladera

En este artículo te voy a enseñar a hacer fotos mágicas durante la hora azul.

Sin importar si quieres fotografiar un paisaje de naturaleza o un paisaje urbano, fauna o hacer un retrato.

Lo importante es que cuando termines de leer esta guía, serás capaz de hacer verdaderos fotones en la hora azul.

En serio.

Aquí encontrarás todo lo que necesitas...

  • Un montón de fotos de hora azul para crear tus propias ideas fotográficas...
  • Cómo averiguar a qué hora sucede la hora azul.
  • Cómo usar la app de PhotoPills para encontrar una localización potente. Para poder imaginar tu foto de hora azul, planificarla y luego ir a capturarla...
  • Todo el equipo que necesitas para fotografiar en la hora azul...
  • Cómo fotografiar la hora azul paso a paso... Incluyendo los mejores ajustes de cámara de hora azul.
  • ¡Y muchos consejos y trucos más para triunfar fotografiando en la hora azul!

¿Me acompañas?

Pues vamos al lío.

"Mira el azul del cielo y dime por qué te contuviste. ¿Pensaste que algún día habría un cielo más azul y una hora mejor?" - Morrissey

Fotografía en hora azul: la guía definitiva

Get this ebook for free now!

Contenido

  1. 10 ideas fotográficas de hora azul que te inspirarán
  2. Qué es la hora azul y cuándo sucede
  3. Cómo encontrar la mejor localización para fotografiar durante la hora azul
  4. Cómo planificar tus fotos de hora azul en apenas unos segundos
  5. Todo el equipo que necesitas para fotografiar en la hora azul
  6. Cómo fotografiar durante la hora azul paso a paso
  7. 12 consejos para crear increíbles imágenes de hora azul
  8. 9 fotógrafos de hora azul sobresalientes
  9. ¡Es hora de cazar la próxima hora azul!

1.10 ideas fotográficas de hora azul que te inspirarán

Antes de que puedas empezar a planificar (sección 5) y fotografiar (sección 7) la Luna, tienes que saber qué foto quieres hacer.

Recuerda que lo primero siempre es la idea. Esa chispa que salta en tu imaginación y que hace que se ponga en marcha la maquinaria.

Y qué mejor forma de inspirarte y de ayudarte a que surjan un montón de ideas que ver los tipos de fotos de Luna que puedes capturar...

Ay...

Casi se me olvida decirte que todas estas fotos fueron planificadas con PhotoPills ;)

Paisaje de naturaleza (1)

Nikon D4s | 18mm | f/11 | 10s | ISO 100 | 8000K | Filtros ND 1.8 (6 pasos) y GND 0.9 (3 pasos) transición suave

La idea original era fotografiar la salida de Sol en el faro de Formentor junto con mi amigo Jaume Llinás.

Por desgracia, cuando estábamos a medio camino, tuvimos que cambiar de idea debido al vendaval y la intensa lluvia que azotaban la costa. No nos quedó más remedio que refugiarnos en el coche y esperar...

Al cabo de un rato, la lluvia paró y pudimos llegar hasta el Mirador des Colomer. Desde ahí capturamos este precioso y conocido paisaje de la costa mallorquina durante la hora azul, antes de que saliese el Sol por detrás de las montañas.

Paisaje urbano y efecto estrella (2)

Nikon D700 | 85mm | f/13 | 8s | ISO 200 | 3550K

Me encanta fotografiar la Luna con luz cenicienta...

Es un fenómeno que puedes observar y capturar fácilmente con tu cámara. Ocurre pocos días antes o después de la Luna Nueva, en la zona oscura de la cara visible de la Luna.

En este caso tuve suerte porque la escena ocurrió al lado de casa, en el puerto de Ciutadella. Además de jugar con una preciosa luz, decidí cerrar la apertura para conseguir el efecto estrella en el faro y en el semáforo.

Este efecto estrella, del que te hablaré más adelante, añade un toque de fantasía.

Larga exposición (3)

Nikon Z6 | 200mm | f/20 | 497s | ISO 100 | 6000K | Filtros ND 3.0 (10 pasos) y GND 0.9 (3 pasos) transición suave

El faro de Favàritx es uno de mis sujetos fotográficos favoritos del mundo mundial. Siempre que tengo una oportunidad, intento capturarlo...

Además tiene una localización perfecta para salidas de Sol y salidas de Luna y también para las puestas de Sol y puestas de Luna. Así es que es perfecto para fotografiarlo junto al Sol, la Luna, o como en esta foto, justo antes de que salga la Luna.

Arquitectura y reflejos (4)

Nikon Z6 | 21mm | f/8 | 0,8s | ISO 100 | 7000K | Filtro GND 0.9 (3 pasos) transición suave

Esta foto es muy especial. Tuve la suerte de hacerla durante el PhotoPills Camp, mi evento favorito del año.

Los dueños de esta preciosa casa, nos invitaron a conocerla al final de la tarde. Nos contaron cómo se enamoraron de ella y pusieron todo su empeño en restaurarla y hacer un jardín a su alrededor.

Sabiendo la maravillosa luz que iba a iluminar la escena, se me ocurrió colocar el trípode muy bajo en el extremo de la piscina y usar el agua como espejo.

Retrato en hora azul (5)

Nikon Z6 | 18mm | f/16 | 135s | ISO 100 | 6000K | Filtro ND 1.8 (6 pasos) y GND 0.9 (3 pasos) transición suave

Aquí tienes otra vista del faro de Favàritx. ¿Lo ves?

Es ese pequeño elemento al fondo de la foto... ;)

Como casi toda la escena era de un azul monocromático, decidí romper la armonía poniendo un punto de color y calidez gracias a la chaqueta que lleva Germán, el desarrollador de PhotoPills.

Y para darle dinamismo, usé un filtro ND para poder alargar la velocidad de obturación y conseguir movimiento en las nubes y un bonito efecto seda en el agua.

Formaciones rocosas (6)

Nikon Z6 | 50mm | f/16 | 0,6s | ISO 100 | 5600K | Filtro GND 0.9 (3 pasos) transición suave

Hice esta foto durante nuestra expedición a las Islas Feroe.

El archipiélago, con numerosas islas, es una zona rocosa y de pendientes abruptas, que usualmente queda envuelta en espesas nieblas y a la que azotan fuertes vientos. Ellos son los que hacen que las nubes lleguen la costa y luego desaparezcan, en un vaivén continuo de movimiento.

No tuve la ocasión de fotografiar una puesta de Sol despejada. Pero sí que hubo días, como en esta ocasión, en la que la hora azul tiñó el cielo y las nubes de azul, malva y rosa...

Niebla (7)

Nikon Z6 | 18mm | f/4.5 | 1/30s | ISO 400 | 5600K | Filtro GND 0.9 (3 pasos) transición suave

De nuevo, esta foto la hice durante la expedición a las Islas Feroe, donde los abruptos paisajes de costa son hipnóticos.

No me digas que esta foto no te parece fantasmagórica.

Los acantilados, la niebla, la hora azul... En esta foto quise juntar todos los ingredientes necesarios para causar desazón, inquietud y misterio.

Luna saliendo durante la hora azul (8)

Nikon Z6 | 440mm | f/5.6 | 1/20s | ISO 1600 | 5600K

Te suena este faro ¿verdad?

Pues sí, es el faro de Favàritx. Otra vez ;)

Si quieres conocer todos los detalles sobre cómo planifiqué y capturé esta foto, echa un vistazo a este vídeo.

Fotografía de fauna (9)

Nikon D4s | 500mm | f/5.6 | 1/20s | ISO 1600 | 6000K

Un día, de camino a las Salinas de Mongofra en Menorca, observé a una familia de flamencos que despertaban al amanecer. Tan sólo llevaba conmigo el gran angular, así es que perdí una gran oportunidad de fotografiarlos... :(

Pero como los PhotoPillers nunca nos rendimos, al día siguiente me levanté más pronto. Cogí el 500mm y me camuflé en el coche para captar el momento mágico de luz durante la hora azul desde el camino de tierra... Por desgracia, ese día se lo habían cogido de vacaciones.

Era martes y tenía hasta el sábado para poder fotografiar esas bellas aves. Miércoles... Jueves... Y los flamencos seguían sin aparecer.

Viernes. Llevaba desde las 5:00 de la mañana escondido entre los tamarindos de la orilla de la laguna. Y, por fin, los flamencos se acercaron lo suficiente para captar el momento.

Era aún pronto para que el Sol los iluminase. Pero la luz tenue de la hora azul y iluminó lo suficiente a los flamencos para poder sacar este momentazo de luz, color y sentimiento. Lo había conseguido. La fotografía de fauna siempre es cuestión de paciencia.

Light painting (10)

Nikon Z6 | 18mm | f/5.6 | 3,8s | ISO 1600 | 4600K

Pues sí... Aunque parezca extravagante, se pueden conseguir imágenes impactantes uniendo, la fotografía de paisaje, la hora azul y el light painting.

En este caso concreto, esta foto muestra una de las sesiones de exteriores que hicimos en el PhotoPills Camp de 2019. Gracias a la elegancia de nuestra modelo Kim Henry y la maestría del fotógrafo Eric Paré los resultados fueron sorprendentes.

De hecho, tienes la foto final de esta sesión al principio de la sección 7 ;)

Fotos de PhotoPillers (11) [bonus track]

PhotoPills Awards - Echa un vistazo a nuestra cuenta de Instagram para ver todas las imágenes que destacamos todos los días.
PhotoPills Awards - Si te interesa una foto en particular, púlsala para ver todos los detalles.

A lo largo de esta sección te he ido dejando ejemplos de fotos que puedes hacer durante la hora azul para inspirarte.

Espero que te permitan descubrir tus propias ideas fotográficas.

Pero si no es el caso, si aún no lo tienes claro, te propongo que consultes otra fuente de inspiración muy poderosa.

¿Qué te parecería poder ver montones de fotos que otros PhotoPillers han imaginado, planificado y capturado en todo el mundo?

Y si te dijera que no sólo podrás ver fotos de hora azul, sino que también encontrarás fotografías de hora dorada, salida de Sol, puesta de Sol, Luna, Vía Láctea, rastros de estrellas, lluvias de estrellas, dron, eclipses lunares, eclipses solares...

Molaría, ¿no?

Pues bien...

Encontrarás todas estas fantásticas imágenes en nuestra cuenta de Instagram (¡síguenos!) y en la aplicación de PhotoPills (Menú Mi material > Awards).

Y si quieres aportar tu granito de arena, que destaquemos tus fotos y contribuir a la causa, encontrarás toda la información aquí: PhotoPills Awards.

Bueno...

Ahora que tienes un montón de ideas para inspirarte, es el momento de aprender qué es la hora azul y, sobre todo, aprender a averiguar cuándo ocurre.

¿Me acompañas?

2.Qué es la hora azul y cuándo sucede

La hora azul es un momento del día perfecto para hacer fotos.

Pero... ¿Por qué tenemos esa obsesión los fotógrafos con la hora azul? ¿Qué son las horas mágicas y cuándo ocurren?

Aquí tienes las respuestas a tus preguntas.

Qué son las horas mágicas

En fotografía se usa el concepto de horas mágicas para definir las mejores horas para hacer fotos.

Se trata de un momento del día durante el cual la luz es muy suave, muy difusa y con poca intensidad.

En realidad, las horas mágicas incluyen dos momentos:

  • La hora dorada. La luz tiene tonos rojizos, anaranjados, amarillos o, como su propio nombre indica, tonos dorados.
  • La hora azul. La luz tiene un tono azul intenso, con una temperatura de color fría y colores saturados.

Cuándo suceden las horas mágicas

Las distintas fases de luz natural vienen marcadas por la elevación del Sol. O lo que es lo mismo, de cuán alto esté el Sol en el cielo con respecto al horizonte.

Como puedes ver en el diagrama de arriba, la luz natural va cambiando según de la elevación del Sol:

  • Día. Elevación superior a 6º.
  • Hora dorada. Elevación entre 6º y -4º.
  • Hora azul. Elevación entre -4º y -6º.
  • Crepúsculo civil. Elevación entre 0º y -6º.
  • Crepúsculo náutico. Elevación entre -6º y -12º.
  • Crepúsculo astronómico y noche. Elevación entre -12º y -18º.

Así es que si conoces la elevación del Sol, puedes determinar con exactitud el tipo de luz que debería haber. Y escribo "debería" porque la luz depende también de la meteorología, la bruma, las partículas en suspensión, etc.

Pero, volviendo a lo que nos interesa...

Las horas mágicas y los crepúsculos ocurren dos veces al día: antes del amanecer y después del atardecer.

Este es un breve resumen de las fases por las que va pasando la luz conforme cambia la elevación del Sol.

En el siguiente video Rafael (alias el Bardo de PhotoPills) explica en profundidad cómo se comporta la luz natural y el tipo de fotos que puedes hacer en cada momento del día:

Pero si quieres leer más en detalle sobre el tema, te sugiero que consultes nuestra superguía sobre la luz natural.

Qué tiene de especial la hora azul

"Toni, ¿por qué mola hacer fotos durante la hora azul?"

Pues es un momento especial para hacer fotos por muchas razones.

Cuenta historias únicas

Durante la hora azul puedes transmitir ciertos sentimientos y emociones a través de tus fotos. Sentimientos y emociones que son más difíciles de capturar en otros momentos del día.

La fotografía en hora azul produce imágenes que son generalmente más oscuras y con más contraste (te cuento más sobre el contraste un poco más adelante). Y además, la dominante de color azul que tiñe la escena ayuda a transmitir sentimientos como la serenidad, el frío, la melancolía, etc.

Eso no quiere decir que todas tus fotos tengan que incluir estas emociones. Recuerda que, en realidad, la atmósfera de tu foto depende de la historia que quieras contar y de cómo quieras contarla. Pero si lo que quieres es compartir una sensación de sosiego y silencio, la hora azul es el momento del día ideal.

Sé minimalista

Personalmente, me gusta simplificar la carga emocional de mis fotos para ser más claro y que la historia que quiero contar se entienda. Y, en este sentido, la hora azul me permite (y a ti también) simplificar las composiciones y la gama cromática de las imágenes.

Contrariamente a lo que ocurre durante el amanecer y el atardecer, en los que la paleta de colores en la escena es mucho más amplia, las fotos en hora azul son prácticamente monocromáticas. Esto es válido sobre todo en paisajes de naturaleza.

En el siguiente apartado te doy más detalles sobre el contraste tonal que se crea en los paisajes urbanos y por qué te interesa aprovecharlo.

Aprovecha el contraste

En el apartado anterior te he comentado la ventaja de tener un escena monocromática con la que trabajar.

Pues bien, durante la hora azul, también se da el caso en que la escena no se tiñe completamente de azul: cuando hay otras fuentes de luz.

Esto ocurre sobre todo en paisajes urbanos donde la luz artificial proviene de bombillas de sodio de alta presión u otras luces cuya temperatura de color sea cálida. Por ejemplo, los LEDs ámbar cuya temperatura de color está entre 2600K y 3400K. Lo maravilloso de estas escenas es que te ofrecen un fantástico contraste combinando tonos azules y naranjas.

Gracias a ello tu imagen tiene mucha más fuerza ya que el azul sugiere frescura mientras que el naranja transmite calidez.

Tienes más detalles sobre cómo aprovechar estas escenas en la sección 3.

Haz fotos (prácticamente) solo

Por último, siempre me llama la atención que mucha gente (y muchos fotógrafos también) subestiman el poder de la hora azul.

Para empezar, la mayoría no tiene la capacidad de sacrificio que supone madrugar, desplazarse hasta la localización, llegar de noche y pasar frío mientras dura la espera hasta el amanecer. Así es que se conforman con el atardecer.

Y esos mismos son los que, una vez que el atardecer termina y el Sol se oculta bajo el horizonte, abandonan la localización.

¡Una lástima! ¿O no? ;)

¡Claro que no!

Esto te da la oportunidad de capturar imágenes únicas y especiales. Y lo mejor de todo es que puedes fotografiar localizaciones generalmente abarrotadas con un mínimo de gente o incluso en solitario...

No me digas que no mola y que no estás soñando ya con ello.

A qué hora ocurre la hora azul

Es un dato fundamental.

Para poder hacer fotos durante la hora azul, tendrás que saber cuándo empieza (y acaba).

¿No te parece? :P

Y como siempre, tienes todo lo que necesitas en tu bolsillo: la app de PhotoPills está ahí para ayudarte.

En tu posición actual (sobre el terreno)

Imagina que estás en la localización donde se va a desarrollar la sesión fotográfica. Has llegado con margen de tiempo para explorar el terreno y confirmar tu planificación (sección 4).

Sitúate cerca del punto de disparo, abre PhotoPills y pulsa Sol (Menú Píldoras). Por defecto, la información que aparece corresponde a tu ubicación actual (según el GPS del móvil) y a la fecha y hora presentes.

Si deslizas la pantalla hacia arriba, verás que aparece la hora de inicio de la hora azul durante el amanecer. Si lo haces hacia abajo, verás que aparece la hora de inicio de la hora azul durante el atardecer.

Píldora Sol de PhotoPills - Muestra todos los eventos clave de Luz, Sol, Luna y Vía Láctea teniendo en cuenta la fecha y ubicación seleccionadas.
Píldora Sol de PhotoPills - Desplázate por la pantalla para descubrir las horas a las que empieza y acaba la hora azul al amanecer y al atardecer.

¡Truco!

Si quieres cambiar la ubicación y/o la fecha y/o la hora, pulsa Configuración (esquina superior derecha). En la nueva pantalla, puedes cambiar:

  • La ubicación pulsando en Posición. Desliza el botón Autodetectar para desbloquear el resto de la pantalla. Puedes usar
    • La caja de búsqueda si quieres teclear una dirección.
    • La opción de coordenadas si conoces la latitud y longitud.
  • La fecha pulsando en Fecha. Desliza el botón Fecha y hora actual para desbloquear el resto de la pantalla. Pulsa
    • Fecha para cambiar la fecha.
    • Hora para cambiar la hora.
  • También puedes determinar si quieres que PhotoPills detecte automáticamente la zona horaria o no.
En cualquier otra posición (desde casa)

Imagina que estás en casa planificando tu foto de hora azul (sección 4). Y quieres averiguar cuándo sucede en una determinada localización.

Abre PhotoPills y pulsa Planificador (Menú Píldoras).

PhotoPills - En el Menú Píldoras encontrarás el Planificador.
Planificador de PhotoPills - El Pin Rojo está en Ciutadella (España).

Después, coloca el Pin Rojo en algún lugar del planeta. Donde quieras ir a fotografiar la hora azul.

En este ejemplo lo he colocado en Menorca, una de las islas más bonitas de España. Más concretamente, lo he colocado justo en un punto desde el que se puede fotografiar la espectacular muralla y casco antiguo de Ciutadella durante la hora azul.

Si no sabes cómo mover el Pin Rojo, este vídeo te enseña a moverlo.

Planificador de PhotoPills - El Pin Rojo está en el punto de disparo. En la Barra de tiempo, la fecha seleccionada es el 21/09/2020 y la hora las 18:02.
Planificador de PhotoPills - El Panel 6 indica las horas de inicio y fin de la hora azul durante el amanecer y el atardecer teniendo en cuenta la fecha seleccionada y la posición del Pin Rojo.

Ahora, selecciona la fecha en la que quieres fotografiar la hora azul.

Pulsa dos veces en el centro de la Barra de tiempo para fijar la fecha y la hora actuales. Luego, deslízala a la izquierda para cambiar la fecha y la hora hasta llegar a la fecha en que quieres hacer la foto, digamos el 21 de septiembre de 2020.

En su defecto, puedes fijar la fecha utilizando el Calendario. Para ello, pulsa el centro de la Barra de tiempo. En la pantalla Fecha y hora, pulsa Fecha para cambiar manualmente la fecha de disparo.

Por último, desliza los paneles superiores hasta llegar al Panel 6. Este panel te indica con precisión las horas de inicio y fin de la hora dorada y la hora azul teniendo en cuenta la fecha seleccionada y la posición del Pin Rojo.

Cuánto dura la hora azul

A pesar de su nombre, la hora azul no dura una hora. En realidad, dura bastante menos tiempo.

Su duración depende de 2 factores:

  • La época del año en que tengas pensado hacer la sesión fotográfica y
  • La latitud de la localización en la que hagas las fotos.

En este sentido, la hora azul es más larga en verano y más corta en invierno.

En cuanto a la posición en la Tierra de la localización, tienes que tener en cuenta la latitud.

En zonas en las que el Sol atraviesa el horizonte en un ángulo de 90º, es decir que está directamente sobre tu cabeza al mediodía, la transición entre el día y la noche es muy rápida. Por lo tanto, la hora azul es relativamente corta.

En una localización situada en el Ecuador (0º), Kuala Lumpur por ejemplo, la hora azul dura unos 8 minutos durante cualquiera de los dos equinoccios.

En latitudes más altas, la hora azul dura algo más:

  • Cerca de los Trópicos (23,5º) de Cáncer y Capricornio, por ejemplo en Asuán (Egipto) y San Pedro de Atacama (Chile), la hora azul dura algo más de 9 minutos.
  • A unos 40º norte y sur, por ejemplo en Nueva York (EE. UU.) y Wellington (Nueva Zelanda), la hora azul dura más de 11 minutos.
  • En Oslo (unos 60º norte) y en el extremo más septentrional de la Antártida (unos 60º sur), la hora azul dura unos 17 minutos.
  • En los círculos polares y en sus alrededores, el Sol tiene una elevación muy baja y eso hace que la hora azul que pueda durar varias horas.

De todas formas, si tienes cualquier duda, recuerda que puedes consultar PhotoPills:

  • La píldora Sol (Menú Píldoras).
  • El Panel 6 en el Planificador (Menú Píldoras).

En la mayoría de partes del mundo, el gran inconveniente de la hora azul es que el intervalo de tiempo durante el que puedes hacer fotos es muy corto. Necesitas ser rápido y, sobre todo, tenerlo todo perfectamente preparado. De lo contrario, te arriesgas a no conseguir la foto que buscas.

Por eso es fundamental que planifiques tu foto.

En la sección 4 te explico paso a paso un ejemplo real de planificación.

Pero antes de eso, debes encontrar la localización en la que quieres hacer fotos de hora azul.

¡Vamos a ello!

3.Cómo encontrar la mejor localización para fotografiar durante la hora azul

Nikon Z6 | 85mm | f/2.8 | 1s | ISO 1600 | 5600K

Ah... La localización perfecta...

No puedo evitar sentir mariposas en el estómago.

¡Me encanta esa parte del flujo de trabajo! :D

Aunque, tengo que aclararte que la localización perfecta no existe. Lo que sí existe es la mejor localización para fotografiar algo en concreto. Como por ejemplo, la hora azul.

En fotografía de paisaje, la localización es fundamental. Es el lugar en que se va desarrollar la escena que quieres capturar. O lo que es lo mismo, la historia que quieres contar.

Por eso es crucial que selecciones con cuidado y esmero el escenario de tu historia y a sus protagonistas.

Y para ello, te propongo que sigas la metodología que yo mismo aplico.

Ojo, eso no quiere decir que sea la única ni la mejor forma. Pero a mí me funciona y quiero compartirla contigo por si te sirve de ayuda o de punto de partida ;)

Eso sí, tengo que advertírtelo: es un trabajo que tienes que hacer con antelación y que requiere su tiempo. Pero vale la pena hacerlo. Tú mismo lo comprobarás cuando recojas los frutos.

Así que aquí tienes los pasos que debes seguir para encontrar la mejor localización para fotografiar durante la hora azul.

Averigua la dirección de salida y puesta de Sol (1)

El primer paso que tienes que dar es averiguar por dónde exactamente va a salir o se va a poner el Sol en una fecha determinada.

Recuerda que la hora azul ocurre cuando la elevación del Sol está

  • entre -6º y -4º (justo antes del amanecer) y
  • entre -4º y -6º (justo después del atardecer).
¿Por qué es importante saber la dirección de la salida y puesta de Sol?

Lo que necesitas es saber la dirección de la salida o de la puesta del Sol relativa a tu posición o la posición en la que quieres estar.

Dicho de otro modo, lo importante es que sepas de dónde va a venir la luz teniendo en cuenta el lugar desde el que harás la foto.

Por tanto, si sabes la dirección en la que sale o se pone el Sol (dirección de la luz) puedes establecer hacia dónde debes (o no) apuntar tu cámara durante la hora azul.

Y gracias a ello puedes seleccionar y descartar localizaciones hasta elegir la que sea más idónea.

¿Cómo cambia la luz dependiendo de la dirección de la salida y puesta de Sol?

Es importante que trabajes y hagas tus fotos con rapidez porque la hora azul dura relativamente poco tiempo (sección 2).

Supón que quieres fotografiar la hora azul durante el amanecer.

  • Empieza disparando en la dirección de la salida de Sol: esa escena se ilumina antes.
  • Después dispara en la dirección contraria a la salida de Sol: la luz llega a esa escena más tarde.

Y ahora imagina que quieres fotografiar la hora azul durante el atardecer.

  • Empieza disparando en la dirección contraria a la puesta de Sol: esa escena se queda sin luz antes.
  • Después dispara en la dirección de la puesta de Sol: la luz se desvanece más tarde.

Así es que ya ves que no sólo es importante conocer la dirección de salida y puesta de Sol para saber cuándo será la hora azul.

También lo es para saber dónde empieza antes la hora azul y dónde termina por último la hora azul en esa localización y en ese día exactos.

¿Cómo puedes averiguar fácilmente la dirección de la salida y puesta de Sol?

Aquí es donde entra en juego PhotoPills ;)

Gracias a PhotoPills puedes averiguar en apenas unos segundos:

  • La dirección y la hora de la salida y puesta de Sol según una determinada localización y una fecha.
  • La hora exacta de inicio y fin de la hora azul, tal y como te he explicado en la sección 2.

¡Veamos cómo puedes usar fácilmente la aplicación de PhotoPills para averiguar toda esta información!

Abre PhotoPills y pulsa Planificador (Menú Píldoras).

PhotoPills - Menú Píldoras. Pulsa Planificador para empezar.
Planificador de PhotoPills - Vista general del Planificador de PhotoPills, la posición del Pin Rojo y la información del Sol.

Gracias a la vista del mapa, el flujo de trabajo que debes seguir es supersencillo:

  • Decide qué día quieres fotografiar durante la hora azul gracias a la Barra de tiempo (la barra de color que está debajo del mapa). Deslízala hacia un lado para cambiar la hora. O pulsa en el centro para acceder al Calendario. Otra opción es pulsar dos veces en el centro para establecer la fecha y la hora actuales.
  • En el mapa puedes ver 3 líneas (dan la información del Sol):
    • La línea amarilla gruesa es la dirección de la salida de Sol.
    • La línea naranja gruesa es la dirección de la puesta de Sol.
    • La línea naranja fina es la dirección del Sol en la fecha y hora seleccionadas.
  • Puedes activar la información del Sol sobre el mapa pulsando el botón Configuración del mapa. Lo encontrarás al lado del botón (+) que hay sobre el mapa. Después, pulsa el icono en forma de ojo que hay al lado de la capa Sol.
  • Si quieres fotografiar la hora azul durante el amanecer, usa la dirección de la salida de Sol como referencia (línea amarilla gruesa).
  • Si quieres fotografiar la hora azul durante el atardecer, usa la dirección de la puesta de Sol como referencia (línea naranja gruesa).
  • Mueve el Pin Rojo a un posible punto de disparo y averigua si esa localización funciona para ese amanecer y/o atardecer en particular.
  • Si no funciona para ese amanecer y/o atardecer, intenta con otra localización... y con otra más hasta que encuentres la localización perfecta para la salida y/o puesta de Sol.

Veamos un ejemplo.

Planificador de PhotoPills - El Panel 4 indica la hora de salida (07:06) y puesta de Sol (18:56) para la posición del Pin Rojo y la fecha seleccionadas.
Planificador de PhotoPills - El Panel 6 indica la hora de inicio y final de la hora azul al amanecer (06:36 - 06:47) y al atardecer (19:14 - 19:26) para la posición del Pin Rojo y la fecha seleccionadas.

Vamos a suponer que estás pasando unos días explorando y fotografiando Venecia (Italia). Y quieres capturar sus maravillosos canales, por ejemplo, el próximo lunes 28 de septiembre de 2020.

Fíjate en el Panel 4 encima del mapa. En Venecia, ese día el Sol:

  • Sale a las 07:06. La salida de Sol (línea amarilla) apunta al este, a un azimut de aproximadamente 92,3º.
  • Se pone a las 18:56. La puesta de Sol (línea naranja gruesa) apunta al oeste, a un azimut de aproximadamente 267,4º.

Por cierto, el azimut es el ángulo medido desde el norte hasta la posición del Sol. Tienes más detalles al respecto en nuestro artículo sobre el azimut y la elevación del Sol.

Fíjate ahora en el Panel 6. En Venecia, ese día:

  • Al amanecer, la hora azul empieza a las 06:36 y termina a las 06:47.
  • Al atardecer, la hora azul empieza a las 19:14 y termina a las 19:26.

Ahora, coloca el Pin Rojo en un punto de disparo provisional. Imagina que lo colocas en Venecia (Italia), en el Ponte Sant'Alvise, uno de los pocos puentes de madera que hay en la ciudad. Si no sabes cómo hacerlo, este vídeo te enseña a mover el Pin Rojo.

Esta localización es interesante porque:

  • En esa época del año, puedes fotografiar el canal hacia el este (hora azul en amanecer) y hacia el oeste (hora azul en atardecer).
  • El puente te ofrece un punto de vista elevado y despejado sobre el canal (rio di Sant'Alvise).
  • Tiene un sujeto claramente definido, el propio rio di Sant'Alvise junto con las luces artificiales que hay en ambas orillas.
  • Y el horizonte está relativamente despejado (no hay obstáculos), así que puedes trabajar en una bonita composición.

Como puedes ver en la imagen anterior, hay 3 líneas que salen del Pin Rojo:

  • La línea amarilla gruesa muestra la dirección de la salida de Sol.
  • La línea naranja gruesa muestra la dirección de la puesta de Sol.
  • La línea amarilla delgada muestra la posición del Sol.

Toda esta información es para la fecha y la posición del Pin Rojo seleccionadas. En este caso, el 28 de septiembre de 2020.

Echa un vistazo a la Barra de tiempo que está debajo del mapa.

Te permite cambiar la hora fácilmente. Si la deslizas hacia la izquierda, avanzas en el tiempo y la información del Sol se actualiza. Lo mismo ocurre cuando deslizas la Barra de tiempo hacia la derecha y vas atrás en el tiempo.

Así, puedes ver cómo la posición del Sol (y la dirección de la luz) cambia a medida que retrocedes o avanzas en el tiempo.

También puedes cambiar la fecha a una fecha pasada o futura. Para ello, utiliza la Barra de tiempo o el Calendario (pantalla Fecha y hora). Para acceder al Calendario, pulsa una vez en el centro de la Barra de tiempo.

Si no sabes por dónde empezar, comprueba la posición de la salida y la puesta de Sol en los solsticios. De esta manera, puedes ver por dónde se mueve la posición de la salida y la puesta de Sol a lo largo del año en una localización concreta.

Abre PhotoPills y pulsa la píldora Sol (Menú Píldoras). Después pulsa el botón Estaciones situado en la parte inferior de la pantalla.

En la pantalla Estaciones tienes las fechas de los solsticios y equinoccios del año en curso. Si pulsas en el año anterior o posterior, ves las fechas correspondientes.

Además, puedes usar la herramienta de Búsqueda del Planificador para averiguar cuándo se pondrá el Sol en una posición determinada.

Aunque también puedes profundizar en este tema leyendo nuestra superguía fotográfica de puesta de Sol.

Selecciona paisajes de naturaleza o urbanos con potencial (2)

Por regla general, se asocia la fotografía de paisaje con la naturaleza.

Sospecho que cada vez que escuchas "fotografía de paisaje" te vienen a la mente imágenes de montañas nevadas, bosques frondosos y lagos como espejos.

Pero... ¿Por qué dejar de lado los paisajes urbanos?

Las ciudades, los pueblos y, en general, cualquier lugar que transmita presencia humana es igualmente válido para hacer fotos de paisaje.

¡Y más aún durante la hora azul!

Vamos a ver cuáles son las ventajas e inconvenientes de ambos.

¿Por qué paisajes de naturaleza?

Estas son las ventajas que ofrece un paisaje de naturaleza durante la hora azul.

Aprovecha la iluminación de la Luna (Llena)

Con frecuencia, el mayor problema que te vas a encontrar al fotografiar un paisaje de naturaleza en hora azul es, aunque parezca paradójico, la falta de luz.

Este contratiempo tiene un impacto sobre todo en el primer plano. Recuerda que la hora azul ocurre cuando la elevación del Sol está entre -6º y -4º (amanecer) y entre -4º y -6º (atardecer). Por lo tanto, el Sol se encuentra bajo el horizonte y no ilumina el primer plano.

Pero, si estás disparando en una mañana o una tarde en la que hay Luna y el cielo está despejado, aprovecha la luz que refleja sobre la escena.

Y, según la cantidad de luz que refleje la Luna, puedes optar por incluirla o no en la composición. Siempre cuidando la exposición y sin reventar las altas luces ;)

Combina la luz de la hora azul con otros elementos

Otra cosa que tienes que tener en cuenta es que, por mucho que sea espectacular, la luz de la hora azul no es suficiente para hacer un fotón.

Con esto quiero decir que es muy importante que incluyas otros elemento en el paisaje de naturaleza que estás fotografiando. Fíjate por ejemplo en las nubes que hay y qué tipo de nubes son.

Otro elemento al que puedes sacar mucho partido es la niebla. Gracias a ella le puedes dar a tu escena una atmósfera que no dejará a tu espectador indiferente.

Por el contrario, fotografiar un paisaje de naturaleza en hora azul tiene inconvenientes.

El primer plano puede quedar oscuro por falta de luz

Como te decía anteriormente cuando te mencionaba el poder de la Luna, durante la hora azul el primer plano puede salir subexpuesto (muy oscuro) en tu foto.

Si no trabajas tu composición, corres el riesgo de que una parte importante de tu encuadre quede completamente en sombra. Puedes usar esa ausencia de detalle como espacio negativo.

Pero ojo, equilibra los pesos visuales que hay en la escena.

Y, sobre todo, evita que un primer plano oscuro le reste profundidad e intención a la imagen.

Es fácil que las sombras queden empastadas

En línea con lo que menciono en el apartado anterior, es importante también que cuides la exposición.

Asegúrate de que el histograma no está demasiado a la izquierda y que las sombras (cualquier zona de la composición que no esté iluminada) no queden empastadas. Si esto llega a ocurrir, significa que el sensor de tu cámara no ha sido capaz de captar información en esta parte de la escena. Y eso implica que no podrás recuperar detalle en esa zona cuando la reveles con Lightroom o cualquier otro programa de revelado.

Se quedará como una masa negra que no aporta nada a tu historia y le resta interés al espectador.

¿Por qué paisajes urbanos?

Estas son las ventajas que ofrece un paisaje urbano si quieres fotografiarlo durante la hora azul.

Saca partido de las luces artificiales

Tanto si es antes del amanecer como después de la puesta de Sol, tu escena está llena de fuentes de luz que iluminan las calles, los edificios y, en general, la escena.

Lo interesante de estas luces es que:

  • Por un lado, están distribuidas por tu encuadre, creando pequeñas llamadas de atención al espectador.
  • Por otro lado, durante la hora azul la diferencia de luz entre el cielo y las luces artificiales es menor. Por tanto, es más fácil que haya detalle en todas las zonas de tu foto.

Resumiendo, es muy probable que en un paisaje urbano tengas frente a tu cámara una escena:

  • Correctamente iluminada (¡con una luz natural espectacular además!),
  • Con uno o varios elementos (o zonas de la composición) con interés y
  • Que ofrece un contraste tremendamente llamativo.
Potencia el contraste entre zonas frías y cálidas

Durante la hora azul, el cielo se tiñe de un azul precioso. Y las luces artificiales, que suelen ser de sodio aunque poco a poco se están sustituyendo por LEDs de color ámbar, aportan un tono naranja.

El contraste que se crea entre los azules del cielo (tonos fríos) y los naranjas de las luces (tonos cálidos) es muy fotogénico.

Por el contrario, estos son los inconvenientes que tiene fotografiar un paisaje urbano en hora azul.

El riesgo de destellos es mayor

Ten especial cuidado cuando fotografíes una escena de paisaje urbano en hora azul. La potencia de la luz artificial puede provocar destellos al impactar con el cristal de tu objetivo.

Pero si no te queda otro remedio por la naturaleza de la localización en la que estás o por la composición que quieres hacer, puedes mitigar estos reflejos con un horquillado.

También puedes usar un parasol original o casero (una cartulina, por ejemplo) que te ayude a bloquear los destellos.

Es fácil que las altas luces se revienten

Del mismo modo, dependiendo de la luz que haya en el cielo, puede que parte o todas las luces artificiales emitan una luz mucho mayor.

Por tanto, el rango dinámico entre las sombras (la parte más oscura del cielo) y las luces artificiales (la bombilla de una farola) es muy amplio. Y algo que debes controlar al máximo para evitar que las altas luces se revienten y pierdas toda la información de esa parte de la escena.

Para ello, y como siempre te recomiendo, puedes usar filtros o un horquillado.

Paisajes en los que se pueda disparar en dos direcciones

En línea con lo que te explico en el apartado (1), cuando lleves a cabo la búsqueda de localizaciones (más detalles en el apartado (4)), ten en mente lo siguiente.

Busca lugares que te den la posibilidad de disparar en direcciones contrarias (una a 180º de la otra).

Supón que quieres fotografiar la hora azul durante el amanecer.

  • Empieza disparando en la dirección de la salida de Sol: esa escena se ilumina antes.
  • Después dispara en la dirección contraria a la salida de Sol: la luz llega a esa escena más tarde.

Y ahora imagina que quieres fotografiar la hora azul durante el atardecer.

  • Empieza disparando en la dirección contraria a la puesta de Sol: esa escena se queda sin luz antes.
  • Después dispara en la dirección de la puesta de Sol: la luz se desvanece más tarde.

Tal y como te cuento en la sección 2 la duración de la hora azul depende de la época del año y de la latitud de la localización.

No obstante, y generalizando, es mejor que asumas que la hora azul no suele durar demasiado tiempo.

Por lo tanto, cuando más versátil sea la localización, más partido le sacarás a esos breves momentos del amanecer y del atardecer.

Busca un sujeto potente (3)

La elección del sujeto es igual de importante que la del paisaje.

Quizá esta analogía te sirva para entenderlo mejor...

Imagina que estás en el teatro. El paisaje es el escenario en el que se desarrolla la obra. Y el sujeto es el protagonista de la historia, el que la vive en primera persona.

Por eso es fundamental que crees un estrecho vínculo entre el paisaje, el sujeto y la luz que hay en ese momento, durante la hora azul.

Tu foto tiene que incluir un punto de interés

Recuerda que puedes usar varios escenarios (en la dirección de la salida y/o puesta de Sol y en la dirección contraria a la salida y/o puesta de Sol). De modo que puede ser interesante buscar:

  • Un sujeto que puedas capturar en ambas direcciones.
  • Un sujeto para cada paisaje (escenario).

Piensa que, cuantas más opciones tengas a tu disposición, más oportunidades tendrás de capturar uno o varios fotones. Podrás aprovechar al máximo las condiciones de luz y hacer frente a imprevistos, sobre todo si el tiempo no acompaña.

A la hora de buscar tu sujeto, piensa también en la composición. Cuanto más sencilla sea, más fácil te resultará que el sujeto destaque.

La historia que estás contando será más fácil de entender.

¿Y qué puedes utilizar de sujeto? Uf, las posibilidades son (casi) infinitas...

Un conjunto de rocas en el mar, un charco que refleja la escena, un edificio histórico, una calle que se pierde en el horizonte, un barco navegando por un canal, la Luna Llena saliendo entre los tejados de la ciudad...

Seguro que tienes un montón de ideas con las que continuar esta lista ;)

Pero si no es así, aún tienes otro recurso más.

La base de datos de Puntos de interés (PDI) de PhotoPills :)

Para consultarla, abre PhotoPills y pulsa Puntos de interés (menú Mi material).

Pulsa Mapa (en la parte inferior de la pantalla) y desplázate en el mapa para viajar y descubrir nuevos lugares gracias a nuestra base de datos de ¡más de 10.000 PDI en todo el mundo!

PDIs de PhotoPills - Vista general de los Puntos de interés (PDIs) en Tasmania, Australia.
PDIs de PhotoPills - Detalle de Freycinet National Park, un Punto de interés (PDIs) en Tasmania, Australia.
Añade un primer plano potente

Teniendo en cuenta que la cámara sólo capta imágenes en 2 dimensiones, el primer plano es esencial. Si consigues llamar la atención del espectador sobre esta parte del encuadre, lograrás darle profundidad al conjunto de la imagen. Esas 2 dimensiones se convertirán en 3...

El primer plano divide visualmente la parte inferior y la parte superior de la imagen, formando (como mínimo) 2 zonas de interés.

Sitúa en el primer plano un elemento potente y actuará como un imán sobre la mirada del espectador: se sentirá atraído por ese elemento e irá recorriendo la foto plano a plano.

Ahí está la clave del éxito de tu imagen. Que además de una luz espectacular, como la que hay durante la hora azul, establezcas un vínculo entre cada elemento de la foto. Ese vínculo es el que permite que el espectador vaya viendo la imagen tal y como tú quieres que lo haga, siguiendo un mapa (una ruta) concreto.

Para ello, usa los elementos del apartado (5).

Investiga a fondo (en internet y en la vida real) (4)

Es un trabajo laborioso y que requiere que le dediques tiempo, no lo voy a negar.

Lo bueno de todo esto es que también es divertido. Y cuando algo es divertido, la verdad es que cuesta mucho menos llevarlo a cabo.

En cualquier caso, la realidad es que para encontrar esa localización idílica en la que la hora azul te va a brindar una oportunidad fotográfica alucinante necesitas investigar.

Y para facilitarte la tarea y darte algunas pistas sobre qué fuentes de información puedes consultar, aquí te dejo algunas ideas:

  • Tu principal fuente de inspiración deberían ser las fotos de otros fotógrafos que llamen tu atención. Echa un vistazo en Instagram, Flickr, 500px, Unsplash, Getty Images, Shutterstock, Adobe Stock y Google Images.
  • Aprende de los descubrimientos de otros fotógrafos y comprueba las localizaciones que han explorado anteriormente. Algunas comunidades como Locationscout y ShotHotspot ofrecen esta información.
  • Analiza publicaciones como revistas de viaje (National Geographic, Condé Nast Traveler y Travel + Leisure), contenido de viajes curado (Behance, Maptia y Landscape Stories), guías de viaje (Lonely Planet) y la sección de fotografía de periódicos como The Atlantic, The Guardian y The New York Times.
  • Revisa las páginas web de tus fotógrafos favoritos y presta atención a sus galerías. ¿Has echado un vistazo a las páginas web de los PhotoPills Masters que participan en el PhotoPills Camp?
  • ¡No te olvides de la Wikipedia! Tiene mogollón de listas de lugares interesantes. Digamos que estás buscando faros... Teclea en Google "lista faros Wikipedia" y te sorprenderás.
  • Una fuente de información fiable y llena de sorpresas son los locales. Nadie conoce mejor la zona y da mejores consejos.
  • ¿Cuánto tiempo hace que fuiste a una biblioteca o a una librería? Sí, los libros te darán más información sobre la historia local y la biodiversidad natural de un área o pueblo.
  • Intenta visitar el ayuntamiento u oficina de turismo más cercana y busca información de primera mano.
  • De nuevo, comprueba los Puntos de interés (PDIs) incluidos en PhotoPills.
  • Y por último, explora la zona. Suele ser la estrategia más efectiva :)

No descuides tu composición (5)

En fotografía en hora azul la composición es fundamental. Para que tu imagen sea verdaderamente espectacular no sólo necesitas una luz mágica. También hace falta que medites sobre la disposición espacial de los elementos en el encuadre.

¿Por qué?

Porque la composición ayuda a dirigir la mirada del espectador

O lo que es lo mismo, tu composición debería decirle a la persona que la va a ver qué debe mirar (o qué no mirar).

El hecho de tener un fondo simple o el uso de líneas o puntos de fuga, por ejemplo, ayuda a esa persona a centrar su atención en el sujeto.

Otro ejemplo es el uso de un triángulo. Te ayuda a crear una jerarquía visual. De tal modo que, si tienes 3 elementos en tu encuadre dispuestas de tal manera que uno está muy cerca de ti (una roca), y los otros dos están un poco más lejos (un faro y unas nubes), tu espectador se va a fijar primero en la roca y luego en el faro y las nubes.

Porque una buena composición es más estética

La fotografía es una de las muchas formas de expresión que tiene el arte. Tú y yo somos fotógrafos... y artistas también.

Hay algo en nuestro interior que nos lleva a intentar recrear a nuestra manera la belleza que tenemos a nuestro alrededor. Y una de esas formas es a través de la fotografía de paisaje.

Durante la hora azul puedes encontrar la belleza en medio de la naturaleza o en un entorno urbano.

Porque sirve de punto de anclaje visual

"Toni, explícame eso por favor."

Sí, claro.

Verás, un punto de anclaje visual te permite conseguir que la mirada de tu espectador no se desvíe de tu imagen.

Por ejemplo, un punto de anclaje visual es el sujeto de tu composición, algo que llame poderosamente la atención.

Te pongo otro ejemplo.

Imagínate que estás fotografiando la hora azul justo antes del amanecer y hay una cierta niebla en tu escena. Este recurso te permite jugar con los planos y crear capas en tu imagen. Pues bien, intenta destacar el plano principal gracias a algo que sobresalga (un elemento, un color, etc.), algo que sea de interés para el espectador.

Porque una fotografía se compone de varios ingredientes básicos

Estos son los elementos visuales de la composición:

  • Punto. Seguramente estarás pensando en un círculo perfecto, quizás negro sobre fondo blanco y en el centro de la imagen ¿a que sí? En realidad un punto es cualquier elemento de dimensiones limitadas que destaca del entorno.
  • Línea. Básicamente es la marca o el rastro que conecta dos puntos. Una línea puede ser recta o curva, fina o gruesa, horizontal, vertical o diagonal.
  • Plano. Es lo que le da profundidad a tu foto, lo que ayuda a que pase de las dos dimensiones del papel o la pantalla a las tres dimensiones de la realidad.
  • Forma. Seguro que lo primero que te viene a la mente es una forma geométrica (como un triángulo o un círculo). Pero una forma también puede ser orgánica (formas naturales, irregulares o asimétricas).
  • Volumen. Otro elemento que te ayuda a dar profundidad y realismo a tu imagen sobre todo gracias a la luz o a la ausencia de la misma.
  • Luz. Describe la claridad de un color: cuánta más luz haya más claro es (más tiende al blanco). Es el alma de la fotografía.
  • Espacio. Es el área que tienes disponible para hacer tu foto, la parte de la escena que decides incluir en el encuadre. Puede ser bidimensional o tridimensional si añades profundidad.
  • Textura. Es la cualidad de una superficie (por ejemplo, rugosa, suave, áspera) y puede ser táctil o visual, que es la que más te interesa y la que quieres transmitir.
  • Color. El color se ve gracias a que los objetos lo reflejan. En la sección 7 te doy algunas pinceladas sobre la teoría del color.
Porque tienes un montón de recursos a tu alcance

Gracias a tu foto lo que estás haciendo es contar una historia, transmitir una vivencia.

Y para ello, necesitas un sistema de comunicación común, que te permita conectar con tu espectador para poder transmitirle esa historia y que esa persona sea capaz de entenderla.

Necesitas un lenguaje visual.

Por suerte para ti y para mí, la fotografía (al igual que la pintura) dispone de un montón de recursos que, si sabes cómo usarlos, te permiten darle sentido y significado a tus imágenes (a tus historias, a tus vivencias).

Esta es una breve lista de algunos elementos del lenguaje visual a los que le puedes sacar partido:

  • Encuadre
  • Punto de vista
  • Simplicidad
  • Selección del sujeto
  • Espacio negativo
  • Formato
  • Nitidez
  • Distancia focal
  • Tonalidades
  • Tiempo de exposición
  • Profundidad de campo
  • Textura
  • Luz y sombra
  • Contraste
  • Yuxtaposición
  • Equilibrio
  • Pesos

Ahora sabes cómo encontrar la mejor localización para hacer fotos durante la hora azul. En la siguiente sección voy a enseñarte a aprovechar al máximo la planificación para exprimir las ventajas de tu localización y hacer un auténtico fotón.

¿Listo?

4.Cómo planificar con éxito tus fotos de hora azul

Nikon Z6 | 21mm | f/8 | 0,8s | ISO 100 | 7000K | Filtro GND 0.9 (3 pasos) transición suave

La mejor manera de explicarte cómo planificar tus fotos de hora azul es con un ejemplo real. Fíjate en la foto anterior. Es una fantástica vista de una casa muy original capturada durante la hora azul y aprovechando el reflejo de la piscina.

El objetivo de planificar tus fotos de hora azul es averiguar:

  • Una posición de disparo desde donde hacer la foto,
  • Una dirección de disparo (el encuadre) y
  • Una fecha y una hora de disparo...

Que te permitan capturar esa foto de hora azul que has imaginado.

Pues bien, gracias a la app PhotoPills puedes planificar cualquier foto te llevará pocos minutos.

Una cosita antes de que empiece con la planificación, si quieres planificar una foto de hora azul y que incluya la Luna en la composición, echa un vistazo a nuestra guía fotográfica de Luna.

Coge tu teléfono, asegúrate de que tienes la app de PhotoPills instalada y ¡empezamos! :)

Coloca el Pin Rojo en una localización que te guste

El primer paso de tu planificación es colocar el Pin Rojo en una localización que te guste. Puede ser una ciudad o un zona un poco más amplia.

Por ahora, selecciona un lugar del planeta. Más adelante elegirás el punto de disparo concreto en la localización.

PhotoPills - En el Menú Píldoras encontrarás el Planificador.
Planificador de PhotoPills - El Pin Rojo está en Menorca (España).

Abre PhotoPills, pulsa Planificador (Menú Píldoras).

Después, coloca el Pin Rojo en algún lugar del planeta. En este caso, en Menorca, una de las islas más bonitas de España. Si no sabes cómo hacerlo, este vídeo te enseña a mover el Pin Rojo.

Selecciona la fecha en la que quieres fotografiar la hora azul

Planificador de PhotoPills - En la Barra de tiempo, la fecha seleccionada es el 28/10/2020 y la hora las 14:20.
Planificador de PhotoPills - En la pantalla Fecha y hora puedes seleccionar manualmente la fecha y la hora.

Para fijar la fecha y la hora actuales, pulsa dos veces el centro de la Barra de tiempo. Luego, deslízala a la izquierda para avanzar en el tiempo y llegar hasta la fecha en que quieres hacer la foto. Imagina que es el 25 de octubre de 2020.

También puedes hacerlo utilizando el Calendario. Para ello, pulsa el centro de la Barra de tiempo. En la pantalla Fecha y hora, pulsa Fecha para cambiar manualmente la fecha de disparo.

Y, si quisieras aunque en este caso no es necesario, también podrías pulsar Hora para cambiar manualmente la hora de disparo.

Averigua la dirección y hora de la salida/puesta de Sol

En este ejemplo, estoy planificando una foto una foto en hora azul durante el atardecer. Por lo que me voy a fijar en la dirección y hora de la puesta de Sol.

Pero si quieres hacer una planificación de una foto en hora azul durante el amanecer, el procedimiento es exactamente el mismo.

Seguimos...

Planificador de PhotoPills - Según el Panel 4, el 28/10/2020 el Sol se pone a las 17:46 y la dirección de la puesta de Sol es 253,1º.
Planificador de PhotoPills - Según el Panel 6, el 28/10/2020, la hora azul empieza a las 18:03 y termina a las 18:14.

En el Planificador, desliza los paneles superiores que están encima del mapa hasta llegar al Panel 4. Fíjate en lo que te indica: el 25 de octubre de 2020 el Sol se pone a las 17:46 según con la posición del Pin Rojo.

Una vez que hayas seleccionado la fecha (28/10/2020), puedes ver en el mapa las direcciones del Sol y de la salida y puesta del Sol:

  • La dirección del Sol es la línea naranja delgada.
  • La dirección de la salida de Sol es la línea amarilla gruesa.
  • Y la dirección de la puesta de Sol es la línea naranja gruesa.

Si no te aparecen estas líneas activa la capa de Sol. Lo puedes hacer pulsando el botón Configuración del mapa. Lo encontrarás al lado del botón (+) que hay sobre el mapa.

Bien, sigamos.

La línea de dirección de la puesta de Sol (línea naranja gruesa) es fundamental para determinar el punto de disparo perfecto.

Recuerda, si quieres fotografiar durante la hora azul del amanecer, fíjate en la línea de dirección de la salida de Sol (línea amarilla gruesa).

Ahora, desliza los paneles superiores que están encima del mapa hasta llegar al Panel 6. El 25 de octubre de 2020, la hora azul empieza a las 18:03 y termina a las 18:14. Así es que ya tienes una idea de la hora a la que será la sesión fotográfica.

Comprueba diferentes localizaciones hasta que encuentres una foto que te guste

Ahora que sabes dónde se pone el Sol, lo único que necesitas hacer es mover el Pin Rojo a las localizaciones chulas que conozcas hasta que encuentres aquella en la que tu foto de hora azul sea mágica.

Obviamente, cuantas más localizaciones conozcas, mejor.

Pero si no es así, sigue el patrón de investigación que te expliqué en la sección 2.

En este caso, después de comprobar algunas localizaciones interesantes, encontré una gran oportunidad fotográfica en Ciutadella, la ciudad en la que vivo.

Y más concretamente en una fabulosa villa que hay al final del puerto marítimo y que los locales conocen popularmente como "la casa roja" o Sa Bufera.

Sa Bufera tiene tres características que hacen de ella una localización perfecta para hacer fotos en hora azul del atardecer:

  • El jardín que hay alrededor del edificio principal que da nombre al complejo te permite moverte con libertad y tener varias direcciones de disparo.
  • El edificio principal y la piscina se pueden fotografiar disparando al este, en la dirección contraria a la puesta de Sol.
  • La piscina crea un reflejo fantástico del edificio principal, las palmeras y el cielo.

Déjame que te lo enseñe.

Como he dicho anteriormente, lo que tengo que hacer ahora es colocar el Pin Rojo en la localización. En este caso justo al lado de la Casa Roja para después colocarlo en el punto de disparo.

Hay muchas maneras de mover el Pin Rojo, y las encontrarás todas en este vídeo.

Como conozco el lugar, yo lo coloqué manualmente en su sitio.

Planificador de PhotoPills - Pin Rojo colocado en Ciutadella, ciudad dónde se encuentra la Casa Roja.
Planificador de PhotoPills - Cambia la posición del Pin Rojo para alinear la dirección de la puesta de Sol (línea naranja gruesa) con la piscina y el edificio principal de Sa Bufera.

Como puedes comprobar, la puesta de Sol está perfectamente alineada con la piscina y el edificio principal de Sa Bufera.

Mueve el Pin Rojo alrededor de la piscina para asegurarte de que está alineada con el edificio principal y así crear un reflejo sobre el agua. La forma más fácil de hacerlo es arrastrando y soltando el Pin Rojo.

Comprueba a qué hora empieza la hora azul

Ya tienes el Pin Rojo en el punto de disparo y la fecha seleccionada en la Barra de tiempo. Fíjate de nuevo en el Panel 6. Te indica la hora de inicio y fin de la hora azul.

Así, el 25 de octubre de 2020, en la posición del Pin Rojo, la hora azul empieza a las 18:04 y termina a las 18:14. Así es que ya tienes una idea de la hora a la que será la sesión fotográfica.

Guarda la planificación

Ahora que por fin has encontrado el lugar que buscabas para capturar una preciosa foto durante la hora azul del atardecer, ¡no te olvides de guardar la planificación!

Planificador de PhotoPills - Puedes guardar tu planificación (o un Punto de interés) con el botón Guardar.
Planificador de PhotoPills - Teclea el nombre de la nueva planificación y guárdala para poder recuperarla siempre que quieras.

En el Planificador, pulsa Guardar. En la pantalla Guardar como..., selecciona guardar una Planificación.

En la pantalla Planificaciones, pulsa Nueva planificación. Teclea un nombre en el recuadro Nombre del plan y pulsa Guardar.

¿Y cuál es la ventaja de esto? Pues que podrás consultar esta planificación siempre que quieras pulsando el botón Cargar. Después, pulsa Planificación y desliza los resultados hacia abajo hasta que la encuentres.

Si la pulsas, PhotoPills la carga automáticamente en el Planificador.

Y ahora que todo está planificado, ¡lo único que tienes que hacer es preparar tu equipo y esperar a las condiciones climatológicas perfectas!

¿Quieres saber qué equipo necesitas para capturar con éxito la hora azul?

¡Sigue leyendo!

5.Todo el equipo que necesitas para fotografiar en la hora azul

Aquí tienes una lista completa del equipo que necesitarás para fotografiar durante la hora azul.

No me voy a limitar a describirte unas pocas opciones. Al revés, te propongo un amplio abanico de posibilidades para que se adapte a tus necesidades independientemente del tipo de fotógrafo que seas: principiante, avanzado o profesional.

Cámara

Hoy en día la tecnología ha avanzado tanto que puedes hacer fotos en hora azul prácticamente con cualquier cámara. Y eso incluye las cámaras de los teléfonos móviles, por supuesto...

En serio.

Cualquier cámara es buena para fotografiar durante la hora azul.

Pero (siempre hay un pero), no todas las cámaras son iguales ni tienen las mismas especificaciones técnicas. Por tanto, la calidad de las fotos que hagas dependerá en gran medida de las capacidades y limitaciones que tenga la cámara que utilices.

Mi recomendación es que seas flexible y adaptes tus ideas (y expectativas) fotográficas al tipo de cámara que tengas pensado utilizar.

Teléfonos móviles

Las posibilidades que te ofrece la cámara de cualquier móvil son alucinantes...

No obstante, no olvides que a excepción de algunos modelos concretos, la cámara de tu móvil utiliza una distancia focal corta (gran angular). Lógicamente, esto afecta a las composiciones en las que puedes trabajar. Aunque siempre puedes jugar con elementos cercanos para crear profundidad y llenar el encuadre del primer plano.

Otro aspecto que tienes que tener en cuenta es que conforme vaya disminuyendo la luz, tu móvil tendrá dificultades para enfocar y medir. Con un sensor tan pequeño, la cámara de cualquier móvil (incluso aquellos que tiene un modo nocturno) tiene unas limitaciones incuestionables.

A esto se añade que la mayoría de los móviles no permiten cambiar la apertura. Esto implica que el propio software decidirá incrementar el ISO. Y la foto tendrá mucho ruido.

En general, siempre que hagas fotos con un móvil, lo mejor que puedes hacer es combatir las limitaciones técnicas con ingenio y creatividad: busca composiciones originales y saca todo el partido posible a la luz natural, en especial durante la hora azul.

Cámaras compactas

La tendencia de los últimos 10 años es innegable. Los móviles han reemplazado las cámaras compactas. Y parece que es irreversible ¿quién usa una cámara compacta hoy en día?

Eso no significa que hayan perdido su utilidad, siguen siendo cámaras que permiten hacer buenas fotos. Y durante la hora azul también. Pero por sus limitaciones, es difícil que puedan competir con las réflex y las cámaras sin espejo.

Son cámaras cuyo sensor es generalmente pequeño (1" como máximo). Esto implica que en el momento es que la luz sea menor, las fotos tendrán mucho ruido. El hecho de tener que usar ISOs altos para conseguir la exposición correcta provoca la presencia de ruido en la imagen.

Al igual que te recomiendo hacer con un teléfono móvil, es esencial que exprimas tu originalidad al máximo para conseguir una imagen que transmita.

Cámaras de gama baja

Si aún no lo dominas, este tipo de cámara es perfecto para empezar a hacer fotos usando el modo de disparo Manual (M). Te permitirá conseguir fotos razonablemente aceptables durante la hora azul.

Son cámaras básicas, pero te permiten tener control total sobre la exposición:

Cámaras de gama media

A medida que el Sol se desvanece, habrá menos luz en la escena. Esto ocurre especialmente durante la hora azul, cuando te verás obligado a aumentar el ISO para evitar usar una velocidad de obturación lenta. Por lo tanto, cuanto menos ruido produzca la cámara, mejor será la calidad de la imagen.

Estas cámaras funcionan bien en condiciones de poca luz y tienen un precio razonable.

Cámaras de gama alta

Estas cámaras son profesionales y ofrecen una calidad excelente:

Objetivo

La elección del objetivo y la distancia focal dependerá de la foto que tengas en mente y de la composición que decidas.

Elige una distancia focal corta si quieres incluir el paisaje en el encuadre. Quédate con una distancia focal larga si lo que quieres es centrar la atención del espectador en un sujeto en particular.

Cuanto más larga sea esa distancia focal, más grande será el sujeto en el encuadre.

Ten en cuenta también que si te acercas a un objeto con un gran angular cambias drásticamente el punto de vista e incluso la apariencia de escala entre los objetos que están en el primer plano y los que están en el fondo. En realidad, consigues hacer grande lo pequeño y pequeño lo grande. Por ejemplo, puedes hacer que una roca pequeña en primer plano parezca mucho mayor, y refuerzas su peso visual creando líneas hacia el sujeto u otro elemento situado en el fondo.

¿Qué quieres incluir en el encuadre?

La respuesta a esa pregunta es la que determina el objetivo y la distancia focal que necesitas.

Bien, supón quieres incluir la mayor parte posible del paisaje que tienes frente a ti.

En ese caso, usa un gran angular como el Nikon 14-24mm f/2.8 o el Zeiss Milvus 18mm f/2.8, por ejemplo. Son mis objetivos angulares favoritos.

Ahora, imagina que quieres mostrar un detalle o una zona en particular del paisaje.

Usa distancias focales intermedias, como 35mm o 50mm.

También puedes recortar un poco más utilizando un teleobjetivo estándar como el Nikon 70-200mm f/2.8 o el Canon 70-200mm f/2.8, por ejemplo.

Por último, si tienes pensado incluir la Luna en el encuadre y quieres que salga enorme, usa un superteleobjetivo. Hay muchos y muy buenos en el mercado.

Aquí tienes algunas recomendaciones: el Nikon 200-500mm f/5.6, el Canon 100-400mm f/3.5-5.6, el Fujifilm 100-400mm f/4.5-5.6, el Olympus Zuiko 300mm f/4 PRO, el Sony 100-400mm f/4.5-5.6, el Sony 400mm f/2.8, el Sigma 120-300mm f/2.8 para Nikon y Canon o el Sigma 150-600mm f/5-6.3 para Nikon y Canon.

Y si es necesario, usa también un multiplicador de focal (1,4x o 2x) para poder disparar desde más lejos aún.

Si tienes una cámara con un sensor Micro 4/3 o APS-C, usa el factor de recorte a tu favor. La Luna saldrá gigantesca en la foto.

Filtros

Durante la hora azul las condiciones de luz cambian muy rápidamente. Esto significa que tienes que estar muy pendiente de la exposición y del rango dinámico de la escena.

En este tipo de situaciones, tienes 2 opciones:

  • Hacer un horquillado de la escena para, posteriormente, fusionar las diferentes exposiciones, obteniendo una imagen con un rango dinámico completo.
  • Usar filtros.

Veamos qué filtros puedes usar y para qué.

En primer lugar, puedes usar un filtro degradado de densidad neutra (GND) para oscurecer el cielo en los primeros minutos de la hora azul. De esta forma evitas que la foto salga sobreexpuesta. Además, al oscurecer el cielo también añadirás color a la escena.

Además, un filtro de densidad neutra (ND) te va a ayudar a conseguir una larga exposición chula para transmitir sensación de movimiento. Puedes usarlo, por ejemplo, con las nubes, el agua o los rastros de luces.

Por último, un filtro polarizador circular (CPL) es la herramienta perfecta para quitar los reflejos de las superficies de cristal y agua y mejorar el contraste y color de las nubes y el cielo de tu foto.

Soy un enamorado de los filtros. Me parecen herramientas muy útiles y me encanta usarlos. Este es el equipo que uso:

Este es un breve resumen de lo que puedes hacer con los filtros. Pero te recomiendo que estudies en profundidad nuestra guía sobre fotografía de larga exposición con filtros para convertirte en un auténtico experto en la materia.

Trípode y rótula

Para hacer fotografía en hora azul un trípode es imprescindible.

Pero, ojo, no te vale con un trípode cualquiera.

No hagas el típico error de muchos de mis alumnos. Invierte en un buen trípode. Ya sé que son caros, sobre todo los de fibra de carbono.

Pero considéralo una inversión: es una parte fundamental del equipo, tan importante como un objetivo nítido o una cámara que genere poco ruido. En cuanto empieces a hacer fotos durante la hora azul te darás cuenta de que tienes que usar velocidades de obturación lentas y, por desgracia, un trípode barato no da ningún tipo de estabilidad.

Así que no malgastes tu dinero: compra un trípode robusto y sólido.

Tienes que asegurarte de que tu equipo no se mueva lo más mínimo durante la captura mientras haces largas exposiciones con filtros en la hora azul.

"Toni, ¿podrías ser más concreto y recomendarme algún modelo en concreto?"

No tengo duda. Si sólo tuviera que recomendar un trípode sería el Manfrotto 055XPRO3. Es un superventas entre los fotógrafos aficionados avanzados.

Mira también la línea Travel de la marca Benro.

Otra opción interesante (aunque más cara) son los trípodes de fibra de carbono. Su principal ventaja es que son mucho más ligeros que los de aluminio. Y al ser muy resistentes aguantan pesos de entre 5 y 25 kg dependiendo del modelo.

Marcas como Gitzo, Benro, Manfrotto, Induro o Really Right Stuff ofrecen trípodes de gran calidad en ambos materiales, carbono y aluminio.

"Vale, ya tengo una idea clara sobre el trípode. ¿Y la rótula?"

Existen varios tipos de rótulas en el mercado. Pero en mi opinión, la más versátil, precisa y fácil de usar es la rótula de bola. Te sugiero que junto con tu trípode, te compres una rótula de bola que pueda aguantar al menos 5-7 kg de peso y que incluya una zapata extraíble.

Desde hace varios años uso una BH-55 de Really Right Stuff y no la cambio por nada del mundo.

Esta rótula es una auténtica maravilla con la que trabajo cómodamente y me permite manipularla con gran precisión. Aunque tiene un pero y es que es una rótula muy cara.

Si quieres otras recomendaciones echa un vistazo a la Gitzo GH1382QD, la Kirk Enterprises BH-1 y la Arca Swiss Monoball Z1 SP. Todas ellas están en mi lista de favoritas por su solidez y resistencia (aguantan 13,5 kg o más).

Y si estás buscando una buena rótula gimbal, prueba la Benro GH2.

Paneles de LED y otras fuentes de luz (opcional)

Durante la hora azul la luz es menos intensa.

En general, tu escena está mucho menos iluminada que en otros momentos del día. Por eso, cuando fotografías un paisaje urbano puedes servirte de las luces artificiales de la calle para contrarrestar la oscuridad que va creciendo poco a poco.

Pero cuando fotografías un paisaje de naturaleza, lo habitual es que no haya (apenas) luces artificiales. Y quizá puede ser interesante incorporarlas tú mismo a la escena.

Puedes utilizar, por ejemplo, el frontal de tu sujeto y pedirle que lo encienda para iluminar una parte de la escena. O poner una fuente de luz como un farol dentro de la tienda de campaña y que sea un ancla visual para el espectador.

Piensa en controlar las condiciones de luz de la escena para capturar el mejor paisaje posible durante la hora azul.

Y si lo que quieres es hacer un retrato durante la hora azul, puedes que necesites material de iluminación adicional para añadir luz a la escena.

Por ejemplo, los paneles de LED, las linternas y los flashes son fuentes de luz que pueden ser muy útiles para iluminar a la persona que estás fotografiando.

Además, puede que necesites elementos pasivos (por ejemplo, difusores, filtros, reflectores) que suavicen la luz dura que produce un flash.

Intervalómetro

Durante la hora azul, las condiciones de luz natural cambian bastante rápido. Eso significa que el rango dinámico de la escena es alto. Por tanto, tienes que ser rápido y preciso a la hora de determinar los ajustes de la cámara para conseguir la exposición correcta.

Si expones para el cielo, consigues que la cámara capture los maravillosos azules del cielo. Lo malo es que tu primer plano saldrá muy oscuro (subexpuesto). Lo más normal es que, aún subiendo el ISO, tengas que hacer una larga exposición y compensar el cielo usando un filtro degradado de densidad neutra (GND).

Lo que es indudable es que durante la hora azul la luz cambia muy rápido y será necesario ir ajustando la velocidad de obturación y, quizás, el ISO. Mientras el sensor está capturando la luz de la escena, evitar tocar tu cámara.

De ahí que un intervalómetro sea fundamental en estas situaciones. Si el equipo vibra, aunque sea mínimamente, tu foto saldrá borrosa.

Por regla general, me gusta recomendar los siguiente intervalómetros:

Una alternativa estupenda es un aparato que se llama CamRanger. Por ahora está disponible para cámaras Nikon, Canon, Fuji y Sony.

Es un dispositivo independiente que conectas a tu cámara réflex o sin espejo mediante un cable USB. Crea una red WiFi ad hoc a la que puedes conectar tu teléfono móvil o tu tableta (iOS, Android y Windows). Gracias a la aplicación de CamRanger puedes controlar tu cámara sin necesidad de ordenador ni conexión a Internet.

Y lo mejor de todo es que este aparato es autónomo. Por tanto, si el dispositivo móvil se desconecta, el CamRanger tiene memoria para seguir disparando. Imagina que estás haciendo un timelapse, tu secuencia se rompería si la cámara no sigue haciendo fotos en el intervalo que has establecido...

Por lo tanto, el CamRanger sirve para muchos tipos de fotos: timelapses (de la Vía Láctea, de rastros de estrellas, de eclipses solares o de eclipses lunares...), horquillado (bracketing en inglés), enfoque por apilamiento (focus stacking en inglés) para macro y paisajes... ¡y mil cosas más!

Tarjetas de memoria

Te aconsejo que compres las tarjetas SD (Secure Digital) de mayor calidad posible y con mayor velocidad de transferencia (mis dos marcas favoritas son SanDisk y ProGrade). De esta forma, minimizas el riesgo de perder tus fotos.

En el últimos años el precio del almacenaje ha bajado considerablemente y eso incluye el de las tarjetas de memoria. Incluso aquellas que tienen mayor capacidad (64GB, 128GB o incluso 256GB) son relativamente baratas.

"Toni, ¿cuánta capacidad recomiendas?"

Generalmente suelo comprar tarjetas de gran capacidad (128GB). Pero es una preferencia muy personal.

A otros fotógrafos, en cambio, les gusta utilizar tarjetas de capacidad media (16GB o 32GB). De esta forma, si pierden la tarjeta o se les rompe, se aseguran de que el número de fotos irrecuperables es menor.

A pesar de que todavía hay cámaras que utilizan tarjetas CompactFlash (CF), es un sistema que está desapareciendo poco a poco.

Y para sustituirlo, SanDisk, Nikon y Sony lanzaron un nuevo formato de tarjeta, el XQD disponible en algunos modelos con sensor de formato completo (D4, D4s, D5 y D850), APS-C (D500) y sin espejo (Z6 y Z7).

Son tarjetas:

  • Con una gran capacidad de almacenaje (desde 32GB a 256GB).
  • Cuya velocidad de lectura y de grabación es muy rápida (400MB/s frente a los 160MB/s de una tarjeta CF o los 250MB/s de una tarjeta SD).
  • Muy seguras, resistentes y con una durabilidad increíble.

Su único problema: un precio elevado (por ahora).

Y, por último, el toque final.

¡La camiseta Shoot until we die!

Pues eso. Que no pares de hacer fotos.

Nunca. Como si no hubiera un mañana.

Y eso incluye, por supuesto, hacer fotos durante la hora azul :P

¡Consigue tu camiseta aquí!

6.Cómo fotografiar durante la hora azul paso a paso

Nikon D700 | 32mm | f/8 | 30s | ISO 200 | 5600K | Filtros ND 1.8 (6 pasos) y GND 0.9 (3 pasos) transición suave

Ha llegado el momento. Tu momento.

El espectáculo de luz y color que llevas un tiempo esperando está a punto de empezar.

Y todo el esfuerzo que has puesto en la planificación (sección 4) está listo para obtener su recompensa.

Tan sólo falta un pequeño detalle: acertar con la captura.

Si lo haces, tendrás un fotón en tu tarjeta de memoria...

Y para asegurarme de ello, aquí te dejo un flujo de trabajo completo con todos los pasos que necesitas seguir para fotografiar durante la hora azul con éxito.

Llega a la localización con antelación

"¿Cuánto tiempo de antelación?"

En realidad depende de tu metodología de trabajo. A mí me gusta llegar a la localización unas 2 o 3 horas antes de la hora de inicio de la hora azul.

Ojo, si vas a una localización de naturaleza que no conoces para fotografiar la hora azul:

  • Antes del amanecer, necesitas reconocer el lugar al menos 1 o 2 días antes mientras sea de día y tengas luz. Ten en cuenta que el día de la sesión fotográfica llegarás cuando aún sea de noche y esté completamente oscuro.
  • Después del atardecer, el llegar al menos 2 o 3 horas antes te permite explorar el terreno en profundidad antes de que se haga de noche.

Si vas a una localización urbana que no conoces, el alumbrado público te ayudará a reconocer el terreno y sabrás cómo afecta su luz a la captura.

Además, ese tiempo extra te ayuda a trabajar tu composición fijándote en todos los detalles y también a montar tranquilamente tu equipo y asegurarte de que no pasas nada por alto.

Por último, puedes comprobar que estás en el punto de disparo exacto. Es decir, en la posición del Pin Rojo.

Para ello, usa el Planificador de PhotoPills.

En el mapa, pulsa el botón (+) del mapa. Después, pulsa el octavo botón de la barra de herramientas que acaba de aparecer (es el icono de la brújula). Ahora debería haber un círculo azul en el mapa: indica tu posición actual.

Muévete hasta que el círculo azul esté centrado en la base del Pin Rojo.

Otra cosa que te puede resulta útil es echar un vistazo a la vista de Realidad Aumentada (RA) de PhotoPills para comprobar que estás en el lugar correcto y que el Sol saldrá o se pondrá en la dirección que te interesa.

Coloca el trípode, la rótula, la cámara y el objetivo

Despliega el trípode y monta la rótula. Luego, coloca el trípode en una superficie sólida. Presiónalo contra el suelo y asegúrate de que esté estable.

Coge la cámara y pon el objetivo que vas a usar durante la sesión fotográfica (en la sección 5 te explico cómo decidir con antelación qué distancia focal usar).

Ahora, monta la cámara en la rótula y comprueba una vez más que todo está estable. Es importante que evites que tu equipo vibre.

Finalmente, conecta el intervalómetro y asegúrate de que todo funciona correctamente.

Quita el filtro ultravioleta (UV)

Si sueles llevar un filtro ultravioleta (UV) enroscado a tu objetivo, quítalo en cuanto empieces a montar el equipo.

Este tipo de filtro reduce ligeramente la nitidez y el contraste de sus imágenes. Y además, puede provocar reflejos, halos y destellos (flare en inglés), sobretodo si tienes una o varias fuentes de luz que inciden en el objetivo.

Prepara el (o los) filtro(s)

Según el efecto que quieras, necesitarás un filtro u otro. Utiliza el filtro o la combinación de filtros que necesites:

Enrosca la anilla adaptadora al objetivo y ajusta el portafiltros.

Espera... ;)

No insertes aún ningún filtro ND o GND en las ranuras del portafiltros. Aunque ya tengas una idea más o menos concreta de lo que quieres conseguir, antes tienes que asegurarte de algunos detalles.

En el caso del polarizador tienes varias opciones. Puedes enroscarlo a su anilla adaptadora correspondiente (si usas un sistema como el de NiSi, por ejemplo) o a la parte frontal del portafiltros (si usas un sistema como el de Lee, por ejemplo). O puedes montarlo más adelante.

Si no sabes el orden en que tienes que insertar los filtros o tienes cualquier otra duda, encontrarás todas las respuestas en nuestra guía de fotografía de larga exposición con filtros.

Desactiva el sistema de estabilización del objetivo

Acabas de montar tu equipo en el trípode.

Y aunque te parezca contradictorio, es recomendable que desactives el sistema de reducción de vibraciones o sistema de estabilización de imagen de tu objetivo (VR/IS).

Cuando tu equipo está en un trípode, eso confunde al sistema y puede que el objetivo intente eliminar vibraciones que no existen. Y esto producirá el efecto opuesto: que la imagen pierda nitidez por su culpa.

Dispara en RAW

Si aún te quedaba alguna duda entre disparar en JPEG o en RAW, es hora de disiparla: siempre en RAW.

El archivo RAW contiene todos los datos de la foto que ha capturado el sensor. Es una imagen de base de mayor calidad que puedes revelar, procesar y en la que puedes también corregir errores con un nivel de detalle que de otra forma sería imposible.

Y un último apunte. La imagen que ves en tu LCD es una copia en JPEG del archivo RAW. Así es que el histograma que estás viendo en la cámara se acerca mucho, pero no es exactamente el del archivo RAW.

Selecciona el modo de medición puntual

El modo de medición te permite determinar la exposición en el tono clave. Es decir, en aquella parte de la escena donde te interesa saber qué tipo de luz tienes y qué ajustes necesitas para exponer correctamente la foto.

Puede que no te salga a la primera. No te frustres y haz todas las fotos de prueba necesarias hasta conseguir lo que buscas. ¡Para eso sirve ir a la localización con antelación! ;)

Si necesitas usar el polarizador, móntalo ya y gíralo hasta conseguir el efecto que buscas.

Una vez hecho esto, mide el tono clave sin ningún filtro ND o GND puesto para evitar que afecten a la exposición de la imagen.

El modo de medición puntual te ayuda a medir la luz con mucha precisión. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle y sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV) o según el límite de sobreexposición de tu cámara.

Recuerda que el exposímetro suele convertir los blancos en grises. Por eso te recomiendo que siempre sobreexpongas ligeramente la foto, para capturar los colores naturales de la escena.

Determina la distancia focal que vas a usar

Selecciona la distancia focal dependiendo de la composición que tengas en mente y hayas planificado.

Para ello, gira la rueda de tu objetivo con más o menos suavidad hasta elegir la distancia focal que te satisfaga, según el encuadre que desees.

Si tu objetivo es una focal fija, mueve el trípode asegurándote de que lo anclas en un sitio estable y mueve los mandos de la rótula para ajustar la dirección de disparo de la cámara.

Selecciona el modo de disparo Manual (M)

El modo de disparo Manual (M) te ayuda a controlar de forma muy precisa la apertura, la velocidad de obturación y el ISO.

Gracias a ello, eres tú y no la cámara, quien determina todos los ajustes para llegar a la exposición perfecta para tu foto.

Selecciona la apertura

Cuando fotografías durante la hora azul, la apertura depende de dos factores:

Supón que estás al principio de la hora azul, cuando el Sol se acaba de ocultar bajo el horizonte y la escena está bastante iluminada. En ese caso, quizá puedes usar una apertura relativamente pequeña (f/8 o f/11 por ejemplo). Esa apertura pequeña te proporcionará una mayor profundidad de campo, pudiendo capturar con detalle tanto en el cielo como en el paisaje.

Y ahora imagina que la hora azul está en sus últimos minutos. La luz se va desvaneciendo y eso te obliga a usar una apertura grande (f/4 por ejemplo). En este caso, asegúrate de que sigues teniendo la profundidad de campo que quieres. En caso contrario, cierra la apertura y utiliza una velocidad más lenta o sube el ISO.

Además, puedes cerrar la apertura un poco más (f/16 por ejemplo) para crear un efecto estrella usando cualquier fuente de luz que haya en la escena (sección 7).

Enfoca

Creo que no hace falta que te diga lo importante que es este paso ¿verdad?

Pues bien, si no quieres que tu foto salga borrosa es fundamental que domines el concepto de profundidad de campo.

Venga, déjame que te enseñe cómo enfocar según sea la focal que utilices.

Objetivo gran angular

Muy fácil: enfoca a la distancia hiperfocal ;)

En realidad, es mejor que enfoques a una distancia ligeramente superior (1 m, por ejemplo). Así te aseguras de que todo está aceptablemente enfocado desde el primer plano hasta el último elemento del fondo. Si no sabes hacerlo, en este vídeo te enseño cómo enfocar a la distancia hiperfocal en menos de 1 minuto:

Focales intermedias/largas con primer plano

Si la distancia hiperfocal es más corta que la distancia al sujeto, enfoca en el sujeto.

Por el contrario, si la distancia hiperfocal es más larga que la distancia a tu sujeto, tienes dos opciones.

1. Busca un elemento en el que enfocar que esté más lejos que la distancia hiperfocal

Puedes usar cualquier cosa que esté dentro de tu encuadre, como el tronco de un árbol o el mástil de una farola, por ejemplo.

Eso sí, cuando lo estés enfocando tienes que asegurarte de que el plano cercano de profundidad de campo (PdC) esté más cerca de ti que de tu sujeto. Así tu sujeto estará dentro del área que estará aceptablemente nítida (enfocada). Es decir, entre el plano cercano de profundidad de campo y el infinito.

Y para ello, lo mejor es usar el Planificador de PhotoPills y la herramienta de Profundidad de Campo (PdC).

Planificador de PhotoPills - En la pantalla Configuración del mapa, pulsa el botón PdC para activar la herramienta de Profundidad de Campo.
Planificador de PhotoPills - Para ver el campo de visión y la profundidad de campo en el mapa, teclea la cámara, distancia focal, apertura, distancia de disparo, modo de disparo (horizontal/vertical) y dirección de disparo.

En el Planificador, pulsa el botón Configuración del mapa, situado al lado del botón (+) que hay sobre el mapa (esquina inferior derecha).

Después, en la pantalla Configuración del mapa, pulsa el botón PdC para activar la herramienta de Profundidad de Campo.

Fíjate que ahora ha aparecido una caja negra en la parte superior del mapa. Pulsa sobre cada una de las secciones para introducir los parámetros de disparo en la herramienta (cámara, focal, apertura, enfoque alineado con el Pin Negro, etc.).

Después, en vez de colocar el Pin Negro en tu sujeto, colócalo en un elemento que esté más lejos que la distancia hiperfocal (está marcada en el mapa) y que sabes que será visible desde la posición del Pin Rojo. De esta manera puedes visualizar en el mapa lo que quedará enfocado y lo que no (lo que queda entre el plano cercano de profundidad de campo y el infinito).

Te sugiero que hagas este trabajo en casa, antes de ir a la localización. Así sabrás con antelación dónde vas a enfocar durante la sesión.

2. Enfoca directamente a tu sujeto y deja el plano más lejano ligeramente desenfocado

A menos que tengas vista de superhéroe, apenas notarás que el plano más lejano está ligeramente desenfocado.

Desde un punto de vista artístico, siempre es mejor que tu sujeto esté totalmente enfocado y el plano más lejano (algo) desenfocado, y no al revés.

Focales largas sin primer plano

Cuando utilizas focales largas, la distancia hiperfocal es muy grande. Tanto, que a lo mejor no puedes enfocar a esa distancia.

Así es que es preferible enfocar en un punto que se encuentre en la zona del encuadre (o de la escena) que ocupa un tercio empezando por la parte inferior.

Y ahora, vamos a ver cómo puedes enfocar en manual y en automático.

Enfoque manual

Selecciona enfoque manual en tu cámara o en tu objetivo.

Una vez que has decidido dónde quieres enfocar, enfoca manualmente girando lentamente el anillo de enfoque de tu objetivo.

Primero, activa la función Live View en la pantalla LCD de tu cámara. Gracias a ella puedes enfocar con precisión.

Además, si tu cámara tiene las funciones de Focus Peaking y/o el Ampliador de Enfoque (Focus Magnifier), actívalas también. Te ayudarán a ser aún más preciso.

Después, amplía la imagen en la pantalla LCD hasta que veas el detalle del relieve del sujeto.

Y si tienes:

  • el Focus Peaking activado, fíjate atentamente en las zonas del encuadre que la cámara ha destacado con unas rayas de colores: son zonas donde hay más contraste y, por tanto, donde hay más campo enfocado.
  • el Ampliador de Enfoque (Focus Magnifier) activado, fíjate en la pantalla adicional que te da aún más detalle de una zona de tu encuadre.

Por último, gira lentamente el anillo de enfoque del objetivo hasta tener el detalle de la superficie enfocado perfectamente.

Si no estás acostumbrado a enfocar manualmente, gira poco a poco el anillo de enfoque y cuando te parezca que tienes tu sujeto enfocado, sigue girando el anillo. Es decir, pásate un poco del enfoque perfecto y luego gira el anillo al revés para recuperar el enfoque. De esta manera apreciarás mejor el enfoque correcto.

Enfoque automático

Es muy fácil y es el modo de enfoque que cualquier cámara tiene seleccionado por defecto.

Decide dónde enfocar y presiona el disparador de la cámara hasta la mitad, hasta que enfoque. La mayoría de cámaras suele hacer "bip" cuando han enfocado correctamente.

Después, cambia el modo de enfoque de tu objetivo de automático a manual para evitar que la cámara cambie el enfoque al disparar.

¡Este pequeño detalle es importante! :P

Otra forma de bloquear el enfoque es disociar el enfoque del botón de disparo. Si decides usar esta opción, la forma de enfocar es pulsando el botón trasero. Y al soltarlo, el enfoque se mantiene en el punto que has elegido.

Si quieres saber cómo disociar el enfoque del botón de disparo, te aconsejo que le eches un vistazo al manual de instrucciones de tu cámara.

Selecciona la velocidad

Teniendo en cuenta las condiciones de luz tan variables que vas a tener durante la hora azul, la velocidad de obturación depende de la luz natural que tengas en el momento del disparo.

En la mayoría de situaciones, lo mejor es aplicar el "prueba y error" y hacer varias fotos de prueba (todas las que necesites) hasta dar con la exposición adecuada.

Una vez que has establecido una velocidad base, en el momento de la captura tienes que ir cambiando la velocidad dependiendo de si está amaneciendo (acortándola) o atardeciendo (alargándola).

Y recuerda, en caso de duda, es mejor que tu foto esté ligeramente subexpuesta a que esté sobreexpuesta. Aunque depende mucho del programa de revelado que uses, por regla general, suele ser más fácil recuperar información en las sombras que en las altas luces. Así es que si estás fotografiando una escena en la que haya luces artificiales, ten cuidado de no reventarlas.

Por otro lado, si estás haciendo fotos con filtros, te permiten:

  • Conseguir la exposición adecuada, ayudándote a que tu cámara capture una escena de alto rango dinámico.
  • Transmitir una sensación de movimiento (por ejemplo, el agua sedosa).

Aquí hay algunos ejemplos de velocidades de obturación según el efecto que quieras:

  • Efecto seda en el mar: 1s.
  • Agua en movimiento lento: 1/2s.
  • Agua en movimiento rápido: 1/8s.
  • Nubes altas: 3 min o más.
  • Nubes intermedias: entre 2 y 3 min.
  • Nubes bajas: 2 min o menos.

Y recuerda, estas velocidades son una referencia para conseguir la exposición correcta antes de haber insertado aún ningún filtro de densidad neutra (ND) ni ningún filtro degradado de densidad neutra (GND).

Ajusta el ISO

Es momento de ajustar el ISO teniendo en cuenta:

Lo ideal es que uses el mínimo ISO posible. Empieza con ISO 100 y sube dependiendo de las condiciones de luz y de los filtros que estés usando.

¡Y no te olvides de evitar el ruido en la medida de lo posible!

Pon el (o los) filtro(s)

Bien, seguimos con el cálculo de la exposición...

Hasta este momento has calculado y comprobado la exposición correcta sin utilizar ningún filtro.

Ahora es el momento de poner los filtros y ajustar la exposición. Así que, dependiendo de los filtros que utilices deberás corregirla de una forma u de otra.

Haz las fotos de prueba que sean necesarias. Utiliza el histograma como punto de referencia para recalcular la exposición cuando pongas el/los filtro(s) delante del objetivo y cuando la luz cambie.

Para reducir el "prueba y error", te recomiendo que uses la calculadora de exposición de PhotoPills. Es una herramienta muy fácil de usar que te evita hacer cálculos de cabeza y, sobre todo, equivocarte a la hora de hacer la equivalencia ;)

Empieza haciendo una foto de prueba sin el/los filtro(s) que tenga la exposición que quieres. Después, usa la calculadora para calcular la velocidad equivalente que necesitas para obtener la misma exposición cuando uses el/los filtro(s).

Calculadora de Exposición de PhotoPills - Introduce los ajustes de la foto de prueba (apertura, velocidad e ISO).
Calculadora de Exposición de PhotoPills - Introduce los ajustes de la foto final (apertura, ISO y filtro) y obtén la velocidad que necesitas usar.

En cualquier caso, si necesitas ayuda te recomiendo que leas cómo exponer combinando varios filtros (ND, GND y polarizador).

Y en nuestra guía de fotografía de larga exposición con filtros tienes varias secciones (de la sección 8 a la 14) en las que te explico paso a paso cómo exponer según el (o los) filtro(s) que quieras usar.

Utiliza el balance de blancos en modo manual

Selecciona un balance de blancos entre 3400K y 5000K para potenciar los azules si planeas disparar durante la hora azul.

Otra opción, que es muy válida también, es dejar el balance de blancos en automático y luego corregirlo con Lightroom o Photoshop.

Haz una foto de prueba, revisa el histograma y ajusta la exposición

Encuadra y haz una foto.

Comprueba el histograma. Gracias a él puedes analizar la exposición de la imagen en la pantalla LCD de la cámara y hacer los ajustes necesarios para lograr una exposición correcta sobre el terreno.

Si ves que hace falta, cambia los ajustes de hora azul de tu cámara hasta que consigas la exposición que quieres.

Supón que la foto ha salido sobreexpuesta (más clara de lo que quieres), por ejemplo. Sigue este flujo de trabajo:

  • Empieza utilizando una apertura más pequeña (número f más grande). Al mismo tiempo, asegúrate de que la profundidad de campo es la que buscas.
  • Si a pesar de eso la foto sigue sobreexpuesta, usa una velocidad de obturación más rápida (un tiempo de exposición más corto).
  • Y si la apertura y la velocidad no son suficientes, sube el ISO.

Haz un horquillado para estar seguro

A medida que la hora azul va dando paso al crepúsculo náutico, la luz cambia un montón. Y no sólo cambia, además lo hace superrápido. Así que tienes que estar preparado para ir ajustando la exposición durante la sesión fotográfica.

Una forma de asegurarme de no empastar las sombras o reventar las altas luces es hacer un horquillado. Cuando llego a casa, descargo las fotos en el ordenador y elijo la foto cuya exposición sea la más adecuada para servirme de base. A partir de ahí, hago mi revelado y mi procesado.

Llevo muchos años haciendo horquillados. En mi opinión, un horquillado de 1 paso con 3 fotos es suficiente en la mayoría de los casos.

Pero si ves que no es suficiente, ajusta el intervalo entre los pasos (a 1,5 o 2 por ejemplo) y el número de fotos (5, 7, 9) que quieres que haga tu cámara.

¡Trabaja con rapidez durante la sesión fotográfica!

El problema cuando fotografías durante la hora azul es que la luz perfecta dura (muy) poco...

Si tienes pensado usar filtros durante la sesión fotográfica, ten en cuenta que el tiempo de preparación y de captura de fotografía con filtros, sobre todo si se trata de una larga exposición, es un poquito más largo que el de otro tipo de fotos...

Así es que no queda de otra.

¡Trata de que salga bien a la primera!

Vale, vale, puede que no te salga bien en el primer intento. Pero pon máxima concentración para que la foto salga bien lo antes posible. Tienes que tener muy claro qué foto quieres conseguir (la que has imaginado) y prepararte para la foto (planificarla de antemano).

Porque si no es así, cuando te quieras dar cuenta, esa luz mágica se habrá esfumado.

Aunque no debería ser tan negativo. Siempre tienes una nueva oportunidad al día siguiente... :P

7.12 consejos para crear imágenes de hora azul espectaculares

Nikon D4s | 18mm | f/5.6 | 3,8s | ISO 1600 | 4600K

Del mismo modo que el Sol sale y se pone todos los días, puedes disfrutar y fotografiar durante la hora azul dos veces al día: justo antes del amanecer y justo después del atardecer.

Fíjate...

¡Dos oportunidades de capturar esta maravillosa luz cada día!

Todo un lujo.

Un lujo que hay que disfrutar y aprovechar. Es un momento del día muy especial y las sensaciones que vivirás no se te olvidarán nunca.

¿Y sabes lo mejor de todo?

Que todas esas fotos, cada una de ellas, será un recuerdo de esas sensaciones tan especiales.

Conforme has ido leyendo esta guía, te he enseñado todos los pasos necesarios para capturar con éxito unas imágenes fabulosas durante la hora azul.

Y por si fuera poco, te dejo una batería de consejos para que domines con maestría la fotografía en hora azul.

No subestimes el poder de la planificación (1)

No me canso de decirlo en cada uno de los artículos que escribo.

¡La planificación es esencial!

Es un trabajo diría que casi de investigación que te permite averiguar si:

  • La foto es posible, si el evento que esperas va a ocurrir. Por ejemplo, una foto en hora azul con la Luna en un determinado lugar en el cielo.
  • A qué hora se produce la hora azul en determinada localización y en un día concreto.

Tal y como te he explicado en la sección 4, con la aplicación de PhotoPills la planificación es un proceso gracias al cual la probabilidad de capturar tu foto con éxito aumenta.

Así es que, no subestimes el poder de la planificación.

Al revés, ¡sácale todo el partido posible!

Llega con tiempo a la localización (2)

En la sección 3 te he dado una explicación completa del flujo de trabajo que tienes que seguir para encontrar la mejor localización posible para tus fotos en hora azul.

Pues bien, una vez que tienes elegida, es muy (muy) importante que examines esa localización a conciencia. Puedes hacerlo yendo algunos días o incluso horas antes de la fecha de la sesión fotográfica.

Y todo este trabajo previo ¿para qué?

Básicamente para encontrar y ajustar la composición y conseguir así la mejor foto posible. Cuando estás sobre el terreno puedes descubrir nuevos ángulos, nuevos elementos compositivos que puedes, y debes, aprovechar.

También para evitar peligros potenciales que puedas encontrarte. Se me ocurren un montón de ejemplos: una zanja, un acantilado, una fuerte iluminación que reviente las altas luces,...

Y para averiguar detalles tan sencillos o tan trascendentales como cuánto tiempo vas a tener que caminar desde el coche hasta el punto de disparo, cuánto espacio real vas a tener en el punto de disparo para colocarte tú y tu equipo, qué elementos pueden estorbar tu composición... En fin, la lista es interminable.

En realidad, se trata de anticiparte y disponer de la máxima información que puedas antes de empezar a hacer fotos.

La hora azul dura muy poco tiempo, las condiciones de luz cambian a gran velocidad y vas a tener que trabajar casi casi a contrarreloj. Por tanto, cuantos menos imprevistos tengas, más relajado y concentrado estarás.

Esa es la clave de éxito de tu fotografía en hora azul: acertar con la composición, minimizar los imprevistos y ser capaz de adaptarte rápidamente a la escena.

Gira 180º y cambia tu encuadre (3)

Si has leído la sección 3, seguro que te ha quedado claro que durante la hora azul puedes sacar partido a dos escenas diferentes. Y todo ello a pesar de lo poco que dura este momento mágico de luz.

Así es que, cuando llegues a la localización, fíjate bien en la escena que vas a componer:

  • En la dirección de la salida/puesta de Sol.
  • En la dirección contraria a la salida/puesta de Sol.

Con PhotoPills es muy fácil comprobar la dirección de la salida/puesta de Sol. Recuerda que tienes toda la información en el Planificador:

  • Asegúrate de tener activada la capa Sol en las herramientas del mapa. La línea gruesa amarilla te indica la dirección de la salida de Sol según la localización y fecha determinadas. Y la línea gruesa naranja, la dirección de puesta de sol.
  • El Panel 4 te indica la hora de salida/puesta de Sol para la posición del Pin Rojo y la fecha seleccionadas.
  • El Panel 6 te indica con precisión las horas de inicio y fin de la hora dorada y la hora azul teniendo en cuenta la fecha seleccionada y la posición del Pin Rojo.

Y recuerda, si estás esperando el amanecer, empieza siempre fotografiando la escena que está en la dirección de la salida de Sol, es la que se iluminará antes. Cuando esto ocurra, gira 180º y céntrate en capturar la escena que está en la dirección contraria a la salida de Sol.

Si estás esperando el atardecer, empieza siempre fotografiando la escena que está en la dirección contraria a la puesta de Sol, es la que se quedará antes sin luz. Cuando esto ocurra, gira 180º y céntrate en capturar la escena que está en la dirección de la puesta de Sol.

Así es que exprime la localización al máximo e intenta sacar partido de todo lo que te ofrece la luz y lo que hay a tu alrededor.

De esta forma, en lugar de tener una foto y de contar una historia, podrás contar dos, tres o las que te de tiempo ;)

Juega con el color (4)

No me voy a extender demasiado porque esto daría para una guía completa, pero sí que me gustaría darte un par de pinceladas sobre la teoría del color.

Estos son los tipos de color que existen:

  • Colores primarios. Son colores que no puedes crear combinándolos con otros. Los colores puros son amarillo, el rojo y el azul.
  • Colores secundarios. Son el resultado de una combinación al 50% de dos colores primarios cualquiera, por ejemplo amarillo + rojo = naranja.
  • Colores terciarios. Son el resultado de una combinación al 25%-75% o 75%-25% de un color primario y un color secundario, por ejemplo verde + azul = turquesa.

Así sucesivamente, puedes ir creando colores hasta el infinito...

Conforme vas combinando colores, lo que creas es un patrón. Y el patrón que quiero destacar y que te servirá en tus fotos de hora azul es el de los colores complementarios. Es decir, el de esos colores que están en el lado opuesto de la rueda, por ejemplo azul oscuro y naranja claro.

¿Y por qué son interesantes? Pues porque durante la hora azul se produce ese momento mágico en que parte de la escena tiene colores azulados (es fría) y otra parte tiene tonos naranjas (es cálida).

Con ello lo que consigues es más contraste. Además, le das un equilibrio a la imagen que ayuda a que sea mucho más agradable visualmente para el espectador.

Por último, tu foto tiene mucha más profundidad. Y eso es gracias a que los colores cálidos parecen estar más cerca en la imagen, mientras que los colores fríos parecen estar más alejados.

Si aprendes cómo funcionan los colores tendrás una herramienta más para crear imágenes potentes.

Saca partido al efecto estrella (5)

El efecto estrella es un recurso fotográfico muy estético y resultón que le da un toque especial a tus fotos en hora azul, sobre todo si estás fotografiando una escena urbana. Y lo mejor de todo es que es muy fácil de conseguir y no necesitas hacer nada en el revelado o el procesado.

"¿Y qué tengo que hacer para crear un efecto estrella?"

Muy sencillo: cerrar la apertura (a partir de f/16).

Cuando seleccionas un número f grande, el objetivo cierra las palas que hay en su interior. Así, la apertura a través de la que pasa la luz es muy pequeña. Esta pequeña apertura crea una ligera difracción, que hace que una fuente puntual de luz (por ejemplo, una farola) se convierta en una estrella.

Por tanto, lo que hace el sensor de tu cámara es convertir esa fuente de luz en una estrella por el efecto de las palas del objetivo.

Dependiendo del modelo, un objetivo puede tener un tipo diferente de palas y un número diferente de palas:

  • Las palas rectas dan unas puntas con mejor definición en comparación con las redondeadas.
  • Un número par de palas produce el mismo número par de puntas. Por ejemplo, un objetivo con 8 palas produce una estrella de 8 puntas. Un número impar de palas produce el doble de puntas. Por ejemplo, un objetivo con 9 palas produce una estrella de 18 puntas.

Ya sabes que siempre lo recomiendo, pero en este caso es especialmente importante. Intenta disparar a un ISO bastante bajo (en torno a 100-200) y de esta forma evitar que salga demasiado ruido en la foto.

Por último, recuerda que al cerrar la apertura estás limitando la luz que llega al sensor. Por tanto, y de acuerdo al triángulo de exposición, tienes que seleccionar una velocidad de obturación lenta, así que usa un trípode para que la foto no salga borrosa.

Utiliza la Luna (6)

Te he puesto un ejemplo en la sección 1 y la verdad es que te podría poner muchos más...

Pero, como no quiero repetirme, te aconsejo que le eches un vistazo a los PhotoPills Awards ;)

Por suerte para ti (¡y para mí!) los horarios de salida y puesta de Luna a veces coinciden con los del Sol. Sucede en los días de Luna Llena. Así es que no dejes de incluir la Luna en tus composiciones.

Sí, ya lo sé, son fotos cuya planificación requiere un poco más de trabajo. Pero si le sacas todo el partido a PhotoPills y sigues paso a paso las explicaciones que te doy en la sección 5 de nuestra guía de fotografía de Luna, el éxito está asegurado.

Controla el alto rango dinámico con filtros (7)

Si quieres hacer fotos durante la hora azul, los 3 filtros más útiles son:

Puedes sacar partido de un filtro GND de muchas formas posibles. Aunque, seguramente, la utilidad más frecuente es evitar que las altas luces de la escena estén reventadas. Gracias al filtro puedes restar más (o menos) luz en un área concreta del encuadre.

Otra opción interesante es el polarizador. Gracias a él puedes reducir ligeramente la luz: depende del modelo, pero generalmente un paso (-1EV). Además, puedes potenciar los colores de una parte del encuadre. Y si estás fotografiando agua o un paisaje de costa, puedes acentuar o disminuir los reflejos.

Y ya que hablamos de agua, y esto también es válido para las nubes y los faros de los vehículos por ejemplo, una larga exposición con un filtro ND puede darte resultados muy estéticos.

Si te apetece dominar el uso de los filtros, lo mejor que puedes hacer es estudiar en profundidad nuestra guía definitiva de fotografía de larga exposición con filtros.

Crea estelas de luz con una larga exposición (8)

"Toni, ¿qué son las estelas de luz?"

Básicamente son los rastros de luz que deja un vehículo (un coche o un tren, por ejemplo) mientras haces una larga exposición.

Durante el tiempo en que el obturador está abierto, el tren se mueve y también sus luces. Esas luces en movimiento se convierten en estelas de luz que atraviesan la escena.

Al mismo tiempo, el vehículo desaparece como por arte de magia. ¿Cómo es posible? Porque el sensor de tu cámara no registra la información del tren porque está en movimiento y es mucho más oscuro que su luces.

Trabaja tu composición

Al igual que en cualquier otro tipo de fotografía, si quieres que tu foto de estelas de luz en hora azul sea impactante, aquí tienes algunas sugerencias:

  • Encuentra un lugar con una gran vista de la ciudad y que tenga mucho tráfico fluido. No tiene por qué ser tráfico de coches, también pueden ser barcos por ejemplo, si estás fotografiando un río.
  • Dispara desde una altura ligeramente superior al nivel del suelo. Puedes hacerlo desde un puente, una pasarela peatonal, un mirador... De esta forma, tienes una perspectiva mejor y puedes poner más énfasis en las estelas de luz.
  • Las carreteras con curvas dan un resultado más agradable. Ojo, esto no es imprescindible pero la da más dinamismo a la imagen y ayuda al espectador a desplazarse por la imagen. Esos rastros de luz marcan una especie de hoja de ruta.
  • ¿Luces delanteras, luces traseras o ambas? ¡Ambas! ¿Para qué elegir pudiendo combinarlas? El efecto se multiplica cuanto mayor sea el número de rastros y más variado sea su color (blanco y rojo). Tienes más detalles sobre este asunto un poquito más adelante.
  • Captura rastros de luz de los vehículos altos como pueden ser autobuses y camiones. De esta forma repartes un poco más la luz a lo largo de la carretera o el camino por el que transitan.
Algunos trucos para poner en práctica durante la captura
  • Usa un trípode siempre que puedas. Así consigues que tu equipo tenga la estabilidad suficiente que necesitas y tienes más libertad de movimiento. Recuerda que vas a trabajar con tiempos de exposición largos.
  • Una vez que tengas la composición, usa el ISO más bajo posible (lo más probable es que sea 100 o 200).
  • Cómo no puedes controlar la velocidad a la que circulan los vehículos, tienes que experimentar con diferentes tiempos para ajustar la exposición. Por ejemplo, en una calle concurrida en hora punta puedes conseguir un montón de rastros con tan sólo 5 segundos. Sin embargo, si la calle no está tan transitada, puede que necesites 10, 20 o incluso 30 segundos antes de obtener el resultado que estás buscando.
  • Un truco muy chulo es esperar a que se concentren varios vehículos y entren simultáneamente en el encuadre.
  • Y otro es hacer varias fotos con una composición idéntica (no muevas el trípode ni cambies la distancia focal), en distintos momentos. Haz tantas fotos como sea necesario y te permita la hora azul, claro. Posteriormente, fusiona estas tomas para "sumar" todos los rastros de luz.
Y al volver a casa...

Importa tus imágenes en Photoshop y abre cada una como una capa..

Cuando lo hayas hecho, tienes varias opciones.

Una de ellas es fusionar las imágenes usando el modo Aclarar (Lighten en inglés). No te asustes porque no tiene nada de complicado y puedes hacerlo en apenas unos segundos.

Puedes aprender cómo hacerlo leyendo este artículo del blog de Jimmy McIntyre que incluye un videotutorial (en inglés).

Otra opción es añadir las estelas de luz de forma selectiva utilizando máscaras.

Y recurro de nuevo a un vídeo de Jimmy McIntyre (en inglés) para que veas que no es tan difícil como parece.

Usa otras fuentes de luz (9)

Una de las características de la hora azul es convertir todo lo que te rodea sea azul: la hierba, los árboles, las montañas, la nieve, los edificios, los puentes, las calles... Todos los elementos de tu encuadre se vuelven una masa homogénea.

Por eso, es importante que consigas que tu sujeto destaque entre tanto azul.

Para ello, busca fuentes externas de luz para usarlas como sujeto o para resaltar tu sujeto. No tienes que llevar nada especial, puedes usar algo que ya esté en la escena. Por ejemplo, aprovecha una enorme nube cúmulo que esté baja en el cielo y que te permita usarla de reflector natural: úsala para iluminar a tu sujeto ya que rebota luz en tu escena.

Pero si el cielo no tiene nubes, puedes usar otros recursos.

El más sencillo y accesible es un frontal. Y como te decía antes, puedes usarlo en conjunto con tu sujeto (una persona que lo lleva puesto y encendido) o como sujeto principal.

Eso sí, cuando uses una fuente de luz artificial, como el frontal en este caso concreto, ten cuidado con la exposición. Presta atención al brillo general que produce el frontal en la escena y busca el equilibrio.

Evita que sobreexponga toda la escena o que reviente las altas luces. La idea es que destaque al sujeto, añadiendo algo de luz a su alrededor.

También puedes usar tu entorno de forma creativa, sin necesidad de ningún sujeto humano. Imagina que tienes una cabaña cerca de ti y una de sus ventanas está iluminada. Incorpórala a tu composición y añadirás contraste a la escena.

Evita los reflejos si disparas a través de un cristal (10)

Tu habitación de hotel, un mirador en lo alto de un rascacielos...

Son muchos los sitios que ofrecen un punto de vista único y desde dónde se puede capturar una foto en hora azul absolutamente espectacular.

El problema es que muchas veces, estas localizaciones tan especiales están totalmente acristaladas. La vista es alucinante, el cristal que te separa de lo que hay al otro lado, no tanto.

Y luchar contra los reflejos es más complicado para tu cámara que para tus ojos.

Por suerte, hay algunos trucos gracias a los que puedes limitar o incluso hacer desaparecer los reflejos que pueden aparecer en tus fotos:

  • Si tienes control sobre la iluminación del espacio en el que te encuentras (tu habitación de hotel, por ejemplo), apaga las luces y quédate a oscuras. Aprovecha las cortinas y cubre tu cámara con ellas para minimizar cualquier luz ambiente.
  • Al igual que te recomiendo usar las cortinas en caso de que las haya, utiliza una prenda de ropa negra (por ejemplo una camiseta, una sudadera, una braga de cuello) para cubrir la cámara y el objetivo por completo.
  • Usa un trípode para que tu equipo esté lo más estable posible y puedas usar una velocidad de obturación lenta.
    • Algunos miradores no permiten a los visitantes usar trípodes en sus instalaciones. No obstante, a veces un mini trípode (como el TFA-01 y la rótula BH-25 LR, ambos de Really Right Stuff) puede ser la solución.
    • Y si no, siempre puedes apoyar la cámara en la mochila o en una prenda de ropa para darle estabilidad.
  • Limpia el cristal con una gamuza. Te ayuda a eliminar cualquier rastro de suciedad, motas o restos que provoquen reflejos o imperfecciones en la foto.
  • Acerca el objetivo al cristal lo más posible. Intenta que el objetivo no toque el cristal ya que el movimiento y las vibraciones del edificio pueden mover la cámara.

Algunos fotógrafos recomiendan el uso un filtro polarizador circular (CPL). No obstante, yo no lo tengo del todo claro.

Por un lado, el polarizador puede ayudar a reducir los reflejos pero no eliminarlos. Y cuidado con esto porque puede que no aparezcan en la pantalla LCD de la cámara pero sí en el monitor de tu ordenador...

Por otro lado, a menos que puedas usar un portafiltros y tengas un polarizador compatible con tu sistema, tendrás que tener un polarizador para cada uno de tus objetivos. Y, francamente, no merece la pena.

Aprovéchate del poder del horquillado (11)

Los filtros no son infalibles. Dependiendo de las situaciones, puede que aunque los uses, la cámara no sea capaz de reproducir la escena con una sola exposición. Por mucho que tengas el último modelo de cámara profesional, su sensor seguramente no tendrá el suficiente rango dinámico.

Si bien es cierto que los fabricantes están cada vez más cerca de conseguir sensores más potentes, el uso de un horquillado puede ser tu única opción según las condiciones de luz.

"Toni ¿qué es exactamente un horquillado?"

Para hacer un horquillado, tienes que disparar una serie de fotografías de diferentes exposiciones para que, al fusionarlas con un programa de edición (Lightroom, Photoshop, etc.), consigas una fotografía con detalle tanto en las sombras como en las luces.

Puedes hacer tantas fotos como quieras (3, 5, 7...). Eso sí, durante las tomas comprueba que:

  • El trípode está completamente estable y no se ha movido. Es fundamental que todas las imágenes sean idénticas para poder fusionarlas más tarde en el procesado.
  • La foto más clara no tiene las altas luces reventadas.
  • La foto más oscura no tiene las sombras empastadas, ni ruido en los negros.

Una vez en casa, siéntate delante del ordenador y fusiona las tomas.

Tienes una explicación con todo lujo de detalles y que puedes seguir paso a paso en la guía de exposición.

No descuides el revelado (12)

En primer lugar, ten cuidado de no sobresaturar los tonos azules durante todo el flujo de trabajo de revelado y procesado. Parece fácil, pero no lo es. El problema es que mientras vas trabajando la imagen tus ojos se acostumbran progresivamente a la saturación de la imagen.

Para evitar esto lo mejor es que trabajes en la imagen a lo largo de varias sesiones. Deja reposar la imagen de vez en cuando y vuelve a verla al cabo de unos días con ojos "frescos". Al retomarla, te darás cuenta de si has ido demasiado lejos con el contraste o la corrección del color durante tus ediciones anteriores.

Cuida también la exposición.

A veces es conveniente añadir un toque de luz a determinada zona de tu foto. Pero no te olvides que durante la hora azul, muchos detalles no se ven a simple vista. Puede haber una luz suave y tenue en el primer plano, pero todo aquello que esté en sombra suele ser muy oscuro y sin apenas detalle.

Durante el revelado y el procesado intenta mantener esa atmósfera. Debes transmitir una imagen veraz de cómo era realmente estar ahí, en el exterior, con esa escena frente a tus ojos.

Por último, evita abusar de los contrastes. La luz durante la hora azul es muy suave y sutil. Así es que el contraste no debería ser excesivo.

A modo de ejemplo, te dejo un vídeo de Joan Roig sobre la captura y el revelado de una foto de la Biblioteca Nacional de Francia.

8.9 fotógrafos de hora azul sobresalientes de quienes puedes aprender

Para aprender, nada mejor que ver el trabajo de otros fotógrafos. Sobre todo de aquellos que tienen más experiencia y que dominan un tipo de fotografía.

Por eso, he pensado que te puede resultar útil tener una lista de fotógrafos de referencia, de maestros en fotografía en hora azul.

De hecho, algunos de ellos han sido PhotoPills Masters en uno de nuestros eventos favoritos: el PhotoPills Camp.

Ojalá aprendas de ellos y te sirvan de inspiración para conseguir tus propias imágenes durante la maravillosa hora azul.

Si tienes algún otro nombre en mente que crees que merece la pena que conozcamos, compártelo conmigo y con el resto de PhotoPillers dejando un comentario al final de esta guía :)

Elia Locardi

Aunque a Elia Locardi le encanta capturar la luz durante la salida o la puesta de Sol, disfruta aún más fotografiando la hora azul. Mientras que una de sus imágenes de puesta de Sol te puede parecer tremendamente romántica, una foto suya de hora azul te deja embobado.

Albert Dros

Albert Dros tiene una capacidad alucinante de fotografiar paisajes urbanos en la hora azul. Muchas de sus escenas son de edificios antiquísimos o supermodernos que se mezclan con el entorno y cuyas luces artificiales contrastan con una luz natural espectacular.

Ignacio Izquierdo

Ignacio Izquierdo es un enamorado de la hora azul. Unos minutos viendo algunas de sus fotos deberían bastarte para comprobarlo. A él le gusta llamarla la "hora mágica" y su pericia a la hora de elegir localizaciones y encuadres no tiene rival.

Conor MacNeill

Conor MacNeill viaja por el mundo y captura impresionantes imágenes de paisajes salvajes y sorprendentes centros urbanos. Y, sin duda alguna, su momento favorito del día es la hora azul. Un momento que aprovecha para sacar lo mejor de su agudeza visual y capturar la belleza que tiene delante de la cámara.

Javier Martínez Morán

A Javier Martínez Morán la hora azul lo hipnotiza por ese tipo de la luz que envuelve todo y da un toque distintivo a la escena. Y la verdad es que tiene una forma casi impresionista de fotografiarla. Fíjate en los tonos que usa y cómo domina la luz.

Michael Sidofsky

Michael Sidofsky es un fotógrafo que destaca precisamente por lo contrario: domina las sombras como nadie y las usa con maestría en su fotografía en general y en sus fotos de hora azul en particular. Y eso es lo maravilloso de su estilo, que es capaz de iluminar su composición con tan sólo unos retazos de luz. Sorprendente.

Kilian Schönberger

Las fotos de Kilian Schönberger son el ejemplo perfecto de que se pueden hacer fotos de paisaje de naturaleza absolutamente increíbles durante la hora azul. Si además de esa luz tan especial, incluyes un elemento fascinante como la nieve, tus fotos serán como las de Kilian: abrumadoras.

Cocu Liu

Hay dos cosas fascinantes en la fotografía de Cocu Liu.

La primera es que no tiene ninguna formación en fotografía ni vive de ella (es diseñador de producto en Uber). La segunda es que desde 2012 sólo hace fotos con su iPhone. Para que luego digan que no se pueden conseguir fotones con la cámara de un móvil... ;)

Eric Paré y Kim Henry

Eric Paré y Kim Henry sorprendieron al mundo con su revolucionaria técnica de light painting.

Mientras disfrutan de una vida de ensueño viajando con sus linternas y tubos de plástico, ambos han conseguido crear una gran comunidad entorno a sus técnicas de light painting. Es asombroso lo que Eric y Kim pueden hacer en una antigua cantera abandonada o en una playa desértica durante la hora azul...

9.¡Es hora de cazar la próxima hora azul!

Bueno ¿qué?

¿Qué te ha parecido?

¿Has ido asimilando conceptos y aprendiendo nuevos trucos?

¿Tienes tantas ideas de fotos que quieres hacer que no sabes por dónde empezar?

¿No?

No pasa nada.

Si te falta inspiración para encontrar localizaciones o trabajar nuevas composiciones, tienes un archivo de miles de fotos a las que puedes acceder en unos segundos: los PhotoPills Awards.

Cada día del año (¡sin excepción!) los miembros del equipo de PhotoPills seleccionamos una foto de entre los cientos que recibimos de PhotoPillers como tú y como yo.

Y además, una vez al mes elegimos 3 fotos que reciben un premio... ;)

Así es que, no te cortes, sácale el máximo partido posible a todas esas fotos en hora azul y, por supuesto ¡no te olvides de mandarnos las tuyas cuando las captures!

Nos hará mucha ilusión y ayudarás a otros PhotoPillers :)

¿Tienes algún problema, una pregunta o necesitas ayuda?

No te preocupes porque todo tiene solución.

Lo único que tienes que hacer es escribir tu duda o comentario al final de esta guía y me encargaré de responderte para ayudarte a conseguir esa foto que tienes en mente :)

La hora azul está a punto de ocurrir...

¡Corre a fotografiarla porque no espera a nadie!

 

Antoni Cladera es un fotógrafo de naturaleza comprometido con el medio ambiente. Artista de la Confederación Española de Fotografía y miembro de la Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza (AEFONA). Forma parte del equipo de PhotoPills.

Agradecemos especialmente a Sandra Vallaure, gran fotógrafa y amiga, por compartir su sabiduría con nosotros y ayudarnos a hacer posible este artículo.

Nota: Algunos enlaces de este artículo son enlaces de afiliados. ¿Qué quiere decir esto? Que si compras mediante estos enlaces nos estás ayudando económicamente sin que eso suponga ningún gasto adicional para ti. Gracias por tu apoyo.

Fotografía en hora azul: la guía definitiva

Get this ebook for free now!

Archivado en

Siguiente tutorial

Tutorial anterior

Comentarios