Cómo hacer fotos contagiosas de la Vía Láctea

Por Antoni Cladera

¿Y si te dijera que eres más que capaz de imaginar, planificar y hacer fotografías de la Vía Láctea que convertirán a tus seguidores en auténticas máquinas de compartir? ¿Te lo creerías?

Hoy en día, casi todo el mundo puede hacer buenas fotos, incluso muy buenas. Lo vemos a diario, las redes sociales se llenan de multitud de magníficas fotos, publicadas por grandes fotógrafos que esperan que su trabajo sea compartido masivamente. Por desgracia, la triste realidad es que sólo algunos logran convertir sus imágenes en virales. ¿Por qué? Una posible respuesta es lo que se denomina la notabilidad inherente.

El experto en transmisión social, Jonah Berger, en su libro “Contagious: why things catch on” (New York Times Bestseller), sostiene que:

“Las cosas notables proporcionan lo que se llama valor social, porque hacen que las personas que hablan de ellas parezcan, bueno, más notables [...] Compartir historias o anuncios extraordinarios, novedosos o divertidos hace que las personas parezcan más extraordinarias, novedosas y divertidas [...] No es extraño entonces que las cosas notables consigan convertirse en virales más a menudo”

Por lo tanto, ¿cómo podemos hacer fotografías que la gente quiera compartir? El mismo principio de notabilidad inherente es aplicable. Hacer magníficas fotos no es suficiente, necesitas que sean verdaderamente notables.

La intención de este artículo es ayudarte a comunicar mejor a través de tu fotografía, y por lo tanto persuadir mejor a la gente. En una época en que la televisión, los videojuegos, los vídeos y las películas luchan continuamente por capturar nuestra atención –y cuando todos los días se publican más imágenes de las que podremos ver en todas nuestras vidas– si quieres que tu trabajo salte a la luz, debes aprender a tomar fotografías verdaderamente hipnóticas que tus amigos y seguidores no puedan evitar compartir.

A continuación voy a explicar, paso a paso, todo lo que necesitas para convertir tus ideas en imágenes reales, empezado por las fuentes de inspiración, pasando por el equipo y terminando con todos los ajustes de cámara y objetivo. Todo esto te quedará más claro así como vayas avanzando en este artículo.

¿Preparado?

“No se puede enseñar nada a un hombre; sólo se le puede ayudar a encontrar la respuesta dentro de sí mismo” - Galileo

Contenido

  1. Mark Gee demuestra que todo el mundo puede tomar fotos contagiosas
  2. Cree en lo imposible, busca la originalidad
  3. Añade enigma a tu composición, incluye la Vía Láctea
  4. Encuentra una localización poderosa, encuentra la inspiración
  5. Cinco cosas que deberías saber sobre la Vía Láctea antes de empezar la lluvia de ideas
  6. ¿Tienes la idea? Calculemos cuándo sucede
  7. Utiliza el equipo adecuado
  8. Haciendo la foto, paso a paso
  9. Cinco magníficos tutoriales para aprender a procesar el RAW de la Vía Láctea
  10. Imágenes de la Vía Láctea para inspirarte
  11. ¡Jamás abandones!

1Mark Gee demuestra que todo el mundo puede tomar fotos contagiosas

¿Conoces a Mark Gee? Tal vez no. Es un extraordinario fotógrafo con sede en Wellington, Nueva Zelanda. Por favor, permíteme compartir su asombrosa historia contigo.

La imaginación y persistencia de Mark Gee no tiene límite. Puede que no lo creas, pero esta es la sencilla causa de su exitosa carrera, tanto en el cine como en la fotografía.

Habiendo trabajado en películas como El Hobbit, El Señor de los Anillos o Avatar, el punto culminante de su carrera fotográfica ocurrió hace más bien poco tiempo. No sólo resultó ganador en dos categorías del prestigioso concurso Astronomy Photographer of the year 2013, sino que también ganó en la categoría principal con su imagen única: Guiding Light To The Stars (guiando la luz hacia las estrellas).


La imagen ganadora del Astronomy Photographer of the year 2013: Guiding Light To The Stars.

Guiding Light To The Stars es una historia llena de fantasía. Cada vez que miro esta contagiosa imagen no puedo evitar sumergirme en un mundo imaginario… ¿y si las estrellas deben toda su belleza a un pequeño faro perdido en algún lugar de Nueva Zelanda? ¿Crees que estoy loco? Tal vez un poco… no me culpes por ello :)

Desde el punto de vista compositivo, la imagen es un impresionante panorama del arco de la Vía Láctea sobre la costa de North Island en Nueva Zelanda. Observa la forma en que la Vía Láctea parece emanar del faro, realmente cimentando la conexión entre las estrellas y el paisaje. La nube central luminosa nos señala el centro galáctico, el abultamiento de estrellas en el centro de nuestra galaxia, a 26.000 años luz de distancia.

Pero la idea que hizo que su trabajo saltara a la fama fue su vídeo viral: Full Moon Silhouettes. Así es como explica Mark cómo sucedió:

“Quería grabar en vídeo el momento en que la luna iba lentamente a descubrir las siluetas de la gente que habitualmente disfruta de las vistas privilegiadas que hay desde el mirador de Wellington, Nueva Zelanda. Todo resultó mucho más difícil de lo que pensé en un principio, tuve un montón de intentos fallidos. Pero finalmente, después de un año de tropiezos, me las arreglé para conseguir algo que superaría todas mis expectativas.

Estuve despierto hasta las 3 de la madrugada para encontrar la música adecuada para mi clip recién filmado, editarlo y subirlo a Vimeo. Lo llamé Full Moon Silhouettes (aunque técnicamente lo grabé un día después de la luna llena). Cuando desperté más tarde ese día, mi correo estaba lleno de cientos de correos electrónicos de personas de todo el mundo que me escribían dándome las gracias por haber hecho el vídeo.

Había tocado los corazones de la gente de una forma que nunca hubiera podido imaginar, y aquí estaban, compartiendo sus sensaciones conmigo. Este fue, sin lugar a dudas, uno de los mejores momentos de mi vida, uno de los que nunca olvidaré.”

Para una explicación detallada sobre cómo Mark Gee imaginó, planificado y grabó el vídeo Full Moon Silhouettes, echa un vistazo al artículo To the Moon and Back en su web (sólo en inglés).

Ahora, si te dijera que Mark empezó su carrera fotográfica en el 2009, ¿lo creerías? ¡Apuesto a que no!

Pues, lo creas o no, es la verdad. Con una carrera fotográfica de tan sólo 4 años, Mark Gee demostró que no es necesario ser un maestro con una dilatada experiencia para tomar imágenes contagiosas. La realidad es que sólo se necesita tener una historia extraordinaria que contar... y un montón de motivación.

Por lo tanto, cree en ti mismo... ¡Tú también puedes hacerlo!

¡Ah! Por cierto... Si lo que quieres es aprender a fotografiar la Vía Láctea cara a cara con Mark Gee, todo el equipo de PhotoPills y un grupo selecto de PhotoPills Masters... ¡Te va a encantar el PhotoPills Camp!

2Cree en lo imposible, busca la originalidad

"La calidad de la imagen no es el producto de una máquina, sino de la persona que dirige la máquina, y no hay límites a la imaginación y expresión." - Ansel Adams

¡Piensa en grande!

Resulta que, si quieres que tus fotos se conviertan en fenómenos virales, es necesario que la gente se vuelva loca con ellas, que se enamoren de ellas. La buena noticia es que tienes todo lo que necesitas: tu lado creativo.

Sí, por supuesto que vas a necesitar dominar toda la técnica fotográfica pero, como Mark Gee demostró, la creatividad marca la diferencia.

¿Por dónde empezar? No dejes que el crítico que escondes en las profundidades, tu mente analítica, se haga con el control… Piensa en grande, sin limitaciones, céntrate y deja volar tu imaginación.

Sumérgete en el proceso creativo, encuentra una localización especial e investiga. Averigua la historia que esconde, la emoción que evoca. Tu objetivo es hacerte con una historia única que contar, una emoción profunda que conciliar, un mensaje memorable que tratarás de transmitir combinando técnica, composición y el poder de la localización.

3Añade enigma a tu composición, incluye la Vía Láctea

El sol y la luna son elementos fotográficos con mucha fuerza que puedes incluir en tus imágenes para ayudar a transmitir mejor el mensaje, al mismo tiempo que añades interés y misterio. Pero es con la Vía Láctea cuando se multiplican las posibilidades.

Así como las estrellas se van moviendo, la Vía Láctea se desplaza en el cielo siguiendo la rotación de la Tierra. Esto significa que tendrás diferentes composiciones en diferentes momentos de la noche. Puedes conseguir la Vía Láctea arqueándose sobre el paisaje, perfecta para una panorámica, o la parte más brillante (Centro Galáctico) en orientación vertical, diagonal u horizontal.

Seguramente se te ocurrirán multitud de ideas con diferentes composiciones. Normalmente conoces la posición exacta que deseas que ocupe el Centro Galáctico en la imagen, pero desconoces si la escena que te imaginas es posible ni cuando sucede. No hay ningún secreto, la clave para fotografiar las estrellas es la planificación.

Gracias a la tecnología, los viejos tiempos en los que teníamos que realizar todos los cálculos a mano, o repetir en innumerables ocasiones el típico prueba-error, han terminado. Hoy en día contamos con poderosas herramientas como PhotoPills que nos facilitan enormemente la planificación.

Ahora puedes utilizar el Planificador 2D de la Vía Láctea de PhotoPills y su herramienta de Realidad Aumentada Noche para planificar fácilmente cualquier foto de la Vía Láctea que te imagines en cuestión de segundos. Ya no tienes excusa para no ser creativo con la Vía Láctea, así que ponte a planificar y ya verás como los buenos resultados pronto llegarán.


El Planificador 2D de la Vía Láctea de PhotoPills – La dirección del Centro Galáctico, en fecha de 25 de julio de 2014 a las 23:12 horas, viene indicada por la línea blanca de azimut más gruesa.

La planificación 2D representada en la Realidad Aumentada Noche de PhotoPills – La posición del Centro Galáctico viene indicada por el gran punto rojo.

4Encuentra una localización poderosa, encuentra la inspiración

La razón por la que la mayoría de fotógrafos guardan celosamente sus mejores localizaciones en secreto, es que un lugar sin explotar, rico en elementos fotogénicos, puede hacer ganar un concurso de prestigio, tan simple como eso.

Una segunda razón es que la búsqueda de buenas localizaciones lleva mucho tiempo y puede ser muy costoso. He estado viviendo en una pequeña isla perdida en el mar Mediterráneo durante más de 22 años y, aunque he explorado cuidadosamente la mayor parte de ella, encontrando bastantes localizaciones fascinantes por el camino, siento que la mejor todavía está por llegar.

Recapitulando, ¿qué tiene que tener una localización para que sea perfecta para fotografiar la Vía Láctea? Estas son las características principales:

Sin contaminación lumínica

A menos que quieras incluir en tu composición las luces artificiales de la ciudad, tendrás que investigar y averiguar dónde están las localizaciones con cielos oscuros más cercanas. Si deseas evitar la contaminación lumínica, tendrás que conducir lo más lejos posible de cualquier ciudad.


Imagen del Earth Observatory de la NASA  tomada por Robert Simmon, usando los datos de Suomi NPP VIIRS proporcionados por Chris Elvidge (NOAA National Geophysical Data Center).

Dependiendo de donde vivas, puede ser muy difícil encontrar localizaciones con poca contaminación lumínica. Estos son algunos recursos que pueden ayudarte a encontralas:

  • NASA’s Blue Marble: esta web utiliza la interfaz de Google Maps junto con la imagen de la Nasa “Luces de la noche” de 2012. Podrás navegar por el mapa a una resolución máxima de cuatro píxeles por km².
  • The World At Night (TWAN): tiene una de las mayores colecciones de imágenes de paisajes astronómicos ordenados por regiones.
  • International Dark Sky locations: me encanta la iniciativa de esta gente. La International Dark Sky Association promueve la preservación y protección de la noche oscura en todo el planeta para que las futuras generaciones puedan disfrutar de las estrellas. Encontrarás tres tipos de zonas en su base de datos: comunidades, parques y reservas. Estos parques y reservas albergan algunos de los cielos más oscuros del planeta.  
  • Lista de Observatorios de la Wikipedia: los observatorios están ubicados en zonas de cielos libres de contaminación lumínica. Es una buena idea saber dónde puedes encontrarlos.
  • Busca Clubes locales de astronomía: hay aficionados a la astronomía en todos los sitios. Asegúrate de pedirles consejo. La mayoría de ellos estarán encantados de compartir su amor por la astronomía indicándote dónde encontrar las mejores localizaciones de la zona.
  • Dark sky finder app (iOS): esta app te ayudará a localizar cielos sin contaminación lumínica para fotografiar, ver una lluvia de meteoritos, o simplemente relajarte bajo las estrellas. Contiene mapas de contaminación lumínica de todo el mundo, junto con las mejores localizaciones para la observación de las estrellas.
  • Dark sky meter app (iOS): ¿quieres medir el nivel de contaminación lumínica de tu zona? Esta es una aplicación muy interesante que obtiene los datos directamente de la International Dark Sky Association. También te da los pronósticos de nubosidad, fases de la luna, los tiempos de cielo oscuro, etc.

¿Te preguntas cómo es una noche virgen, sin contaminación lumínica? Asegúrate de no perderte la siguiente obra de arte realizada por Christoph Malin. Descubrirás cómo se ve el cielo en el desierto Atacama y los Observatorios ESO... un lugar privilegiado para la observación de las estrellas.

Incluye un punto de interés

Elije una localización que tenga al menos un hito interesante que te inspire.

Incluirlo en la composición te ayudará a conectar el paisaje con el cielo de una manera creativa, lo que contribuirá a capturar la atención del espectador.

Estos son algunos de mis puntos de interés favoritos. Trata de practicar con ellos:

  • Rocas

    Siendo una de las piezas más impresionantes y hermosas de la naturaleza, todo lo relacionado con las rocas transmite poder, aislamiento y desafío.

    Las formaciones rocosas fueron creándose lentamente por la acción del calor, el viento, la lluvia y otras fuerzas erosivas, durante millones de años… y es que la naturaleza es un artista paciente.

    Puedes encontrarlas en multitud de posiciones diferentes. Yo personalmente prefiero las que están aisladas porque me transmiten sensaciones dramáticas en la escena.

    Supongo que no es difícil encontrar una buena roca cerca de dónde vives. Si no es así, puedes probar suerte con la lista de las mejores formaciones rocosas de la Wikipedia

  • Arcos y puentes naturales

    Estas maravillosas estructuras de piedra, talladas por la naturaleza, son puertas al cielo… y a veces pueden ser puertas al infierno.

    Los puentes naturales están formados por la erosión del agua en movimiento. Lo que los hace mucho menos frecuentes que los arcos, que resultan de una combinación de otras fuerzas erosivas.

    Esta es también la razón por la que los puentes tienden a hallarse en profundos cañones, a veces muy escondidos. Mientras que los arcos son generalmente altos y expuestos, a menudo formando los últimos restos de acantilados y cordilleras.

    Si no tienes la suerte de vivir cerca de una de estas maravillas naturales, te recomiendo que te sumerjas en la red en busca de alguno que no esté demasiado lejos. Puedes empezar a buscar en la lista de los arcos naturales que hay en la Wikipedia.

    Aquellos de vosotros que viváis en los Estados Unidos, no os podéis perder el fabuloso Parque Nacional de los Arcos (Utah). Con más de 2.000 arcos clasificados, pictografías y cañones de blancas areniscas, es un sueño hecho realidad para los fotógrafos nocturnos.

  • Faros

    Algunos de los edificios más importantes que existen son faros. Se han utilizado para orientar los buques durante muchos siglos. Algunos de ellos han sido cruciales en muchas guerras, sufriendo las dramáticas consecuencias del campo de batalla.

    Si investigas su pasado encontrarás sorprendentes enigmas e historias escondidas tras sus muros. Acércate a uno faro cercano y descubre sus secretos o, si eres aventurero, busca un faro singular en la lista de faros en la Wikipedia y encuentra uno que te inspire.

  • Árboles

    Sólo dos palabras: organismos fascinantes. Los árboles viven en una escala de tiempo que es difícil de relacionar con la vida humana, evolucionando tan lentamente que a menudo no nos damos cuenta de lo que están haciendo.

    Los árboles son fantásticos elementos fotogénicos en cualquier época del año, ya sea aislados o en una masa forestal. Son estructuras muy potentes que añaden interés a tu imagen y se convierten en dominantes cuando se fotografían aislados.

    Busca un árbol solitario y rompe el llano horizonte, añadiendo interés y dando un sentido de escala a la imagen. Te dejo una lista de árboles particularmente inusuales: lista de árboles notables en la Wikipedia.

  • Construcciones antiguas

    Algunas personas dicen que estas viejas construcciones de piedra fueron construidas por civilizaciones antiguas. Otros, más escépticos acerca de la capacidad tecnológica de los hombres, que fueron construidas por extraterrestres. Ignoro tu opinión sobre estas teorías, pero la verdad es que cualquiera de estas construcciones captará la atención de todo el mundo. Es como si conectaras dos mundos: las culturas antiguas y las naciones alienígenas.

    Entre todos los tipos de construcciones antiguas, prefiero las megalíticas. Un megalito es una gran piedra que ha sido utilizada para construir una estructura o monumento, ya sea sólo o junto con otras piedras.

    La palabra "megalítica" describe las estructuras hechas con piedras grandes, utilizando un sistema de enclavamiento en lugar de mortero o cemento.

    Stonehenge y la Naveta d‘Es Tudons son famosos ejemplos de construcciones megalíticas. Puedes encontrar más ejemplos en la lista de los edificios más antiguos del mundo en la Wikipedia.

  • Modelos

    Introducir un modelo en la mezcla puede ser un reto, pero también muy gratificante. A veces, la historia que quieres contar necesita la ayuda de una figura humana para que sea completa. ¿Por qué no llevar a un amigo y tratar de inmortalizar un homenaje a una de tus películas favoritas? Sólo estoy dando ideas, eh!

Estas son sólo algunos puntos de interés y localizaciones para inspirarte, pero hay muchas más: los molinos de viento, los lagos (reflejos), vehículos abandonados (máquinas). Aprovecha lo que tengas cerca de tu casa.

Encuentra una localización que esconda una historia

Cementerios, campos de batalla, pueblos fantasmas, volcanes, cráteres y desiertos tienen una atmósfera hipnótica que atrae la atención de muchos fotógrafos valientes que buscan algo nuevo para estimular su fotografía. A veces, visitar los mismos lugares o tomar el mismo tipo de fotografías puede aburrir. ¿Por qué no probar algo nuevo?

Utiliza las fuentes de información disponibles

Cuando estés haciendo el trabajo de investigación, no te olvides de:

  • Preguntar a los ancianos de tu ciudad.
  • Buscar en libros sobre historia local y biodiversidad natural.
  • Encuentrar inspiración en fotos de: 500px y Flickr.
  • Buscar en la Wikipedia y sus listas de lugares interesantes. Por ejemplo, si estás buscando faros, puede escribir en el Google "lista faros wikipedia".
  • Consultar guías turísticas y revistas de viajes.
  • Visitar el Ayuntamiento de tu ciudad, y en particular las áreas de cultura y turismo. Las personas que trabajan en estas áreas sabrán dónde encontrar puntos de interés únicos.

¿Qué estás esperando? Ve y encuentra una localización virgen.

Añade una estrella fugaz

Los meteoritos transformarán una buena imagen de la Vía Láctea en otra memorable. Así que, cuando se acerque una lluvia de meteoritos, asegúrate de estar listo para actuar.

Echa un vistazo a nuestra guía sobre las mejores lluvias de estrellas. Encontrarás todo lo que necesitas, desde cuándo suceden a cómo fotografiarlas.

Durante una lluvia de meteoritos, vas a observar como éstos irradian de un sólo punto del cielo. Los meteoritos son el resultado de las corrientes de desechos cósmicos entrando en la atmósfera de la Tierra a velocidades extremadamente altas. Los fragmentos más pequeños se queman en la atmósfera produciendo una "estrella fugaz", pero los más grandes pueden realmente producir una impresionante gran bola de fuego.

Producidas por el cometa Swift-Tuttle, las Perseidas es una de las mejores lluvias de meteoritos que se pueden observar, con un máximo de 60 meteoros por hora en su punto máximo. La lluvia sucede anualmente aproximadamente del 17 de julio al 24 de agosto. Pero durante el año suceden muchas más lluvias de estrellas.

¿Cómo puedes predecir las lluvias de meteoritos? Una vez más, puedes consultar nuestra guía sobre las mejores lluvias de estrellas.

Si tienes la suerte de capturar muchos meteoros puedes utilizar la técnica de procesado descrita en este artículo de David Kingham y así crear un efecto realmente asombroso.

5Cinco cosas que deberías saber sobre la Vía Láctea antes de empezar la lluvia de ideas

Digamos que después de haber visitado una infinidad de localizaciones, por fin has encontrado la que te inspira. Estás listo para dejar volar tu imaginación, pero ¡hey! No corras tanto. Antes de empezar la lluvia de ideas y de que te pongas a planificar como un loco, hay cinco hechos capitales sobre la Vía Láctea que te ayudarán a apuntar tu mente creativa en la dirección correcta.

Encontrarás el Centro Galáctico en los cielos del sur

Conocer la dirección dónde puedes hallar el centro de la Vía Láctea es obligatorio. No pierdas el tiempo diseñando imágenes que no son posibles.

Estas son las reglas generales en función del hemisferio en el que estés:

  • Hemisferio norte: mira hacia el sur para ver el Centro Galáctico. El centro comenzará a ser visible en el sureste (primavera), el sur (verano) o el suroeste (otoño).
  • Hemisferio sur: también mira hacia el sur. En este caso, el centro comenzará a ser visible en el suroeste (primavera) o el sureste (otoño e invierno).

En conclusión: no hay que buscar el centro de la Vía Láctea en direcciones norte. Cuando estés sumergido en la lluvia de ideas, imagina diferentes composiciones con el centro galáctico siempre en el sureste, sur o suroeste.

Otra forma de encontrar el centro de nuestra galaxia, la parte más brillante de la Vía Láctea, es buscar la constelación de Sagitario.

Misma ubicación, misma dirección, misma altitud

"Para una ubicación y una dirección (azimut) dadas, el Centro Galáctico estará siempre en la misma altitud en el cielo."

Esto significa que si vas al mismo lugar en dos fechas diferentes, miras hacia la misma dirección y esperas hasta que el Centro Galáctico esté en esa dirección, te darás cuenta de que tiene la misma altitud.

No importa la fecha, para una ubicación determinada, cuando el Centro Galáctico está en una dirección determinada, siempre tiene la misma altitud.

Por lo tanto, dada una ubicación, el Centro Galáctico siempre sale en la misma dirección. También, se pone siempre en la misma dirección.

¿Sorprendido?

La aplicación práctica de este hecho es clara: por ejemplo, una vez que conozcas el azimut en el que el Centro Galáctico sale, sólo tienes que elegir el punto desde donde realizar la foto, de manera que el azimut del Centro Galáctico esté dónde tu quieres en relación con el sujeto de la foto (roca, árbol, faro, costrucción, etc.)

En otras palabras, cuando encuentres una localización que te guste, debes proceder de la siguiente manera:

  • Decide la posición del Centro Galáctico en el cielo. Debes saber que en la mayoría de ocasiones, el lugar inicialmente elegido como punto de disparo no será correcto y tendrás que desplazarte.
  • Utiliza el Planificador 2D de la Vía Láctea o la Realidad Aumentada Noche de PhotoPills para averiguar el azimut en el que el Centro Galáctico tiene la altitud y la orientación deseadas.
  • Una vez más, utiliza estas herramientas para elegir un nuevo punto de disparo que te dé la composición deseada.

1 Encuentra el azimut en el que el Centro Galáctico está en la altitud y la orientación deseadas. 2 Desplázate para encontrar el punto de toma adecuado para la composición que deseas.

Existe una temporada de caza de la Vía Láctea

En otras palabras, ¿cuándo deberías empezar a buscar el centro de la Vía Láctea? ¿Cuándo va a ser visible? O mejor aún, ¿cuándo es el mejor momento del año para fotografiar la Vía Láctea?

Durante una parte del año el centro de la Vía Láctea no es visible ya que la luz del sol no permite que lo veamos. Esto sucede cuando el Centro Galáctico sólo está por encima del horizonte durante el día.

Cuando planificas el centro de la Vía Láctea, sólo debes buscarlo en los meses en los que es visible durante la noche. Por lo tanto, conocer en qué meses será visible es importante para acotar la búsqueda y obtener resultados más rápidamente.

¿Cuándo debes buscar el Centro Galáctico? Estas son las reglas aproximadas:

Hemisferio Norte

En el hemisferio norte, el Centro Galáctico es visible de marzo a octubre. Pero el mejor momento para fotografiarlo empieza a finales de abril y termina a finales de julio, debido a que es visible por más tiempo durante la noche. No lo busques de noviembre a febrero.


El Centro Galáctico es visible de marzo a octubre, en cambio no es visible de noviembre a febrero.

A finales de febrero, el Centro Galáctico es visible en las horas previas al amanecer, justo antes de la salida del sol, y se mantiene por encima del horizonte durante el día. Así como van pasando los meses, cada vez es visible durante más tiempo cada noche, siendo junio y julio los meses con un tiempo de visibilidad máximo. Durante esta época del año, el Centro Galáctico es visible durante toda la noche.

A partir de julio, su visibilidad empieza a disminuir hasta que se vuelve totalmente invisible en invierno.

En conclusión, si vives en el hemisferio norte, abril es un buen mes en el que empezar a buscar la Vía Láctea, siendo junio y julio los mejores meses.

¡Ahora presta atención, esto es importante! Como pasa con la constelación de Sagitario, el Centro Galáctico sólo es visible desde latitudes comprendidas entre +55° y -90°. Los que habitáis en latitudes por encima de los +55° no podréis ver el Centro Galáctico. Eso sí, podréis ver parte del núcleo de la Vía Láctea. Los mejores momentos para verlo suceden justo antes y justo después del verano. Durante el verano, el crepúsculo astronómico nunca termina, por lo que nunca se hará completamente de noche.

Hemisferio Sur

En el hemisferio sur, el Centro Galáctico es visible de febrero a octubre, siendo durante el invierno, en los meses de junio y julio, cuando es visible durante más tiempo. No lo busques de noviembre a enero.


El Centro Galáctico es visible de febrero a octubre y no es visible de noviembre a enero.

Los que habitáis en el hemisferio sur gozáis de una visibilidad mayor porque el pico se produce en invierno, cuando los días son más cortos y las noches más largas.

En resumen, si vivís en el hemisferio sur, abril es un buen momento para empezar a buscar el Centro Galáctico.

Todas estas indicaciones sobre la visibilidad del Centro Galáctico para los hemisferios norte y sur son sólo información cualitativa, no son cifras exactas. Si quieres conocer con exactitud cómo el tiempo y dirección de visibilidad del Centro Galáctico cambia a lo largo de un año en una localización determinada, te recomiendo que utilices el Planificador 2D de Vía Láctea de PhotoPills, en el que podrás mover el tiempo de forma continua y ver cómo evoluciona la visibilidad.

Para entender mejor lo que quiero decir, mira el siguiente vídeo. Verás cómo cambia el tiempo y la dirección de visibilidad del Centro Galáctico a lo largo de 2015 en el Delicate Arch, Parque Nacional de los Arcos, Utah (USA).

Arco Delicado visibilidad del Centro Galáctico durante el año 2015 (38.743611⁰-109.499444⁰):

  • Tiempo total de visibilidad: 978,31 horas
  • Pico de visibilidad: 5,63 horas, 27 de mayo
  • Azimut de visibilidad mínimo: 127,8⁰
  • Azimut de visibilidad máximo: 232,2⁰
  • Temporada de caza:
Enero7,38 horas
Febrero44,62 horas
Marzo87,94 horas
Abril118,90 horas
Mayo159,16 horas
Junio157,63 horas
Julio156,64 horas
Agosto119,06 horas
Septiembre82,10 horas
Octubre47,89 horas
Noviembre6,99 horas
Diciembre0,00 horas

La Vía Láctea es visible durante todo el año

No olvides que durante el invierno (hemisferio norte) y el verano (hemisferio sur) todavía se puede ver y fotografiar la Vía Láctea, pero no el centro galáctico.

Considera la fase de la luna

Casi siempre vamos a querer tener la más completa oscuridad al fotografiar la Vía Láctea. Por lo tanto, al planificar, debemos tener en cuenta la fase de la luna. Es mucho mejor si no hay luna.

Así que normalmente vamos a fotografiar la Vía Láctea durante los días de luna nueva, y los 4 días anteriores y posteriores.

Pero la presencia de la luna no siempre es perjudicial. Puedes utilizar su luz, ya sea de luna llena o cuarte creciente/decreciente, para fotografiar el paisaje al mismo tiempo que la Vía Láctea, en una sola exposición y sin ayuda de luz artificial.

Debes buscar los días en que la luna caiga fuera del encuadre que deseas, preferiblemente formando un ángulo de entre 60° y 90° con la dirección en la que apuntas el objetivo. La luz bañará la escena de forma lateral, provocando que los elementos que llenan el paisaje proyecten interesantes sombras. En este caso, la iluminación lateral es ideal para sacar texturas.

La luz directa y frontal muestra los elementos que conforman el paisaje en una forma plana, perdiendo mucha información. En cambio, la iluminación lateral crea sombras en cada pequeña roca, lo que va a dar un efecto 3D a tu fotografía.

Para conseguir la mejor luz, debes esperar que pasen entre dos o tres horas desde de la salida de luna. Será cuando la luna estará lo suficientemente elevada en el cielo para iluminar completamente la escena, pero sin provocar la pérdida de información.

6¿Tienes la idea? Calculemos cuándo sucede

 “Un objetivo sin un plan es sólo un deseo” - Antoine de Saint-Exupéry

Me encanta el misterio que rodea Es Pont d'En Gil (40.010673°, 3.794610°), un puente natural situado en Menorca, una pequeña isla perdida en el Mediterráneo... Mi hogar.

Lo que me gusta de este puente natural, y lo hace especial, es que detrás de él, a unos 32 kilómetros de distancia, está la isla de Mallorca. Mucho más concurrida que Menorca, al anochecer, su fuerte contaminación lumínica tiñe de rojo el arco del puente... lo que provoca que mi imaginación eche a volar.

[Peligro – modo avión activado]

Imagina el puente teñido en rojo... Es como una puerta al infierno, una vez que entras ya no puedes salir, maldito para toda la eternidad... He escuchado historias contadas por los ancianos... Historias sobre marineros que partieron para no volver... Todos desaparecidos menos uno... Hubo uno que regresó... En un día de luna nueva... Así es como continúa la leyenda:

“Sólo en las noches de luna nueva, cuando las estrellas penetren profundamente en las entrañas del mismo infierno, sólo los Bravos encontrarán el camino de estrellas que conduce al mundo de los humanos"

Siempre me han fascinado las viejas historias y leyendas del mar. La verdad es que muchos marineros han sido engullidos por las profundas aguas dejando esposa e hijos detrás. Todos estos dramas reales como la vida misma, me han inspirado a buscar un motivo para la esperanza. Así es como se me ocurrió la idea de conectar el Infierno y el Cielo con una escalera de estrellas... La majestuosa Vía Láctea... En una noche de luna nueva.

"... Sólo cuando las estrellas penetren profundamente en las entrañas del mismo infierno..." podría ser descifrado como "... Sólo cuando la Vía Láctea caiga sobre el mismo puente"... Me imagino la Vía Láctea completamente vertical penetrando en el puente natural... ¡Definitivamente una escena hipnótica!

[Ahora estás a salvo – modo avión desactivado]

¿Cómo la planifiqué?, ¿Cómo calculé la fecha y la hora exactas en que la Vía Láctea estaría vertical y alineada con el puente?

Sí, estás en lo cierto... utilicé PhotoPills!

Con el siguiente vídeo, aprenderás a usar PhotoPills para planificar cualquier foto de la Vía Láctea que te propongas. ¡Es muy potente!

Y así es exactamente cómo utilicé el Planificador 2D de la Vía Láctea de PhotoPills para planificar la foto:

Coloca el Pin Observador en la ubicación de disparo

Sólo hay dos lugares desde donde se puede ver el horizonte a través del puente, pero sólo hay uno que es perfecto para fotografiar la Vía Láctea.

Una vez que hayas encontrado el lugar desde donde te gustaría tomar la fotografía, activa el Planificador 2D de la Vía Láctea de PhotoPills y coloca el Pin Observador (pin rojo) sobre el punto exacto de disparo.


Planificador 2D de la Vía Láctea de PhotoPills – Explorando la zona.

Coloca el Pin Observador (pin rojo) en el punto exacto de disparo.

Observa el panel que está justo por encima del mapa. Te está indicando que el Centro Galáctico, cuando empiece a ser visible, estará en azimut 163° y elevación 19° a las 23:17 horas (el 6 de julio). Además, dejará de ser visible en azimut 227,9° y elevación 2,8° a las 4:22 horas (el 7 de julio).

Fíjate en las dos líneas de azimut que hay sobre el mapa. La línea gris claro indica la dirección en la que le Centro Galáctico empezará a ser visible (azimut 163°) y la gris oscuro, donde dejará de ser visible (azimut 227,9°) para la fecha seleccionada.

Introduce la fecha de la próxima luna nueva

Como necesitas tener un cielo completamente oscuro, introduce la fecha de la próxima luna nueva, en este caso, el 27 de julio de 2014.

Echa un vistazo a la segunda pantalla. La Vía Láctea está representada sobre el mapa por un arco de puntos blancos. El punto blanco mayor representa el Centro Galáctico, y coincide con el lugar dónde se cruza la línea de azimut del Centro Galáctico y el arco de la Vía Láctea. De esta manera, vas a poder distinguir fácilmente el Centro Galáctico sobre el arco de la Vía Láctea: ¡busca el punto más gordo!

El panel superior indica que a las 22:55 horas, el Centro Galáctico estará en azimut 176,8° y elevación 21,0°. La elevación máxima del arco de la Vía Láctea será de 58,3°, lo que indica que el arco estará formando una diagonal en el cielo, fíjate en el dibujo de la Vía Láctea del panel superior.


El 6 de julio, las condiciones para fotografiar la Vía Láctea no son lo suficientemente buenas debido a la fase de la luna. En el panel superior, observa que la barra de calidad que hay junto a la imagen de la Vía Láctea está a menos de la mitad de su longitud.

Salta a la fecha de la siguiente luna nueva para obtener mejores condiciones. El 27 de julio, las condiciones son excelentes, la barra de la calidad está al 100%.

Mueve el tiempo hasta que la máxima elevación del arco de la Vía Láctea sea 90°

Recuerda: quieres tener el Centro Galáctico en posición vertical y alineado con el puente. Para saber cuando sucede mueve el tiempo hasta que la elevación máxima del arco de la Vía Láctea sea 90° (leer el panel superior) y comprueba que la Vía Láctea está alineada con el puente. Si no lo está, ajusta la posición del Pin Observador hasta que la línea de azimut del Centro Galáctico coincida con el arco del puente. También puedes saltar a la siguiente luna nueva y volver a comprobarlo.

¡Ya lo tienes! El Planificador indica que si el 28 de julio a las 1:59 horas te colocas en la posición exacta del Pin Observador, podrás fotografiar la escena tal cual cómo la imaginaste.


La planificación final, el Centro Galáctico estará vertical y alineado con el puente.

La planificación representada en Realidad Aumentad. La vista de Realidad Aumentada de PhotoPills te permite visualizar si calculaste correctamente la composición deseada.

Ahora, después de todo el trabajo de planificación... Sólo te queda rezar para que las condiciones metereológicas sean favorables: Planifica&Reza.


El Bardo rezando con una de las camisetas de PhotoPills.

Esta es sólo una breve explicación de cómo planificar la Vía Láctea utilizando PhotoPills. Si quieres una guía completa, echa una ojeada a los siguientes artículos:

7Utiliza el equipo adecuado

Siempre recomiendo a aquellos de mis alumnos que estén dispuestos a tomarse en serio la fotografía, que empiecen apostando fuerte desde el inicio y se compren el mejor equipo posible que puedan pagar, incluso acudiendo al mercado de segunda mano si es necesario, porque, al fin y al cabo, es una manera de ahorrar dinero.

Si gastas tus ahorros en un equipo básico pronto descubrirás que es demasiado limitado para tomar las imágenes que deseas y finalmente terminarás comprando otro mejor, gastando el doble de dinero por el camino. Además, un buen equipo te va a durar muchos años si lo tratas bien y, en caso de que decidas venderlo, siempre encontrarás un comprador en el mercado de segunda mano.

¿Cuál es el equipo ideal para la fotografía nocturna? En mi opinión, estas son las características generales que tu cámara debería tener:

  • Una cámara digital réflex (DSLR) que permita el control manual de apertura, velocidad de obturación, ISO y enfoque.
  • Con sensor de formato completo (Full Frame). Una de las ventajas de utilizar una cámara con sensor de formato completo es que suelen tener un nivel de ruido mucho menor que las cámaras APS-C, por lo que se pueden utilizar ISOs más elevados. Esto es debido a que al ser el sensor de formato completo más grande que uno APS-C, por la misma cantidad de megapixeles, los fotositios (píxeles) serán también más grandes. Estos fotositios más grandes podrán obtener más cantidad de luz por unidad de tiempo, lo que permitirá no tener que amplificar tanto la señal consiguiendo un menor ruido, un mayor rango dinámico y un menor calentamiento del sensor. En definitiva, sensores APS-C y Full Frame con la misma cantidad de megapíxeles, el sensor Full Frame generalmente tendrá menor ruido.
  • Buen comportamiento frente al ruido cuando se sube el ISO a 3200 o superior.
  • Permite ajustar el balance de blancos manualmente.
  • Que la mayoría de los selectores principales estén accesibles de manera directa, como el ISO o el WB (balance de blancos), sin tener que acceder mediante el menú digital de la cámara.
  • Permite disparar en RAW.
  • Un cuerpo de cámara bien sellado, con una construcción óptima para soportar las inclemencias meteorológicas como viento, agua, lluvia, humedad, etc.
  • Un buen sistema de disipación de calor, para evitar que el sensor se caliente y nos haga aparecer ruido térmico. Además del ruido, si el sensor se caliente más de la cuenta puede que el sensor empiece a viñetear con un color magenta.
  • Intervalómetro incorporado en la cámara. Te puede salvar de más de un imprevisto cuando se te olvide el intervalómetro externo o se quede sin batería.
  • Cámara que pueda funcionar con objetivos sin CPU.

En cuanto al objetivo, al fotografiar la Vía Láctea, para un tiempo de exposición determinado, necesitas que tu objetivo recoja la mayor cantidad de luz posible para capturar el máximo número de estrellas como grandes puntos brillantes. Además, querrás asegurarte de capturar la mayor cantidad de Vía Láctea posible. Entonces, es necesario utilizar el objetivo más rápido (número f pequeño) y más angular (distancia focal corta) que puedas permitirte para capturar la mayor cantidad de luz y área de cielo posible. Un 14mm para cámaras de formato completo o un 11mm para sensores con factor de recorte sería lo ideal.

Estas distancias focales se encuentran dentro de los objetivos denominados súper-gran angulares. Por otro lado, cuanto más angular sea un objetivo es normal que resulte más caro, dada la complejidad de su construcción.

Pros y contras del equipo del principiante… y trucos

Evidentemente no es necesario gastar 5.000€ en un equipo profesional para fotografiar composiciones bonitas de la Vía Láctea, sólo necesitas tu imaginación. Simplemente, con el equipo básico, tus imágenes no resultarán tan agradables ante unos ojos bien entrenados.

Shhhh... Te voy a contar un secreto, no lo vayas contando por ahí... La buena noticia es que la mayoría de tus amigos y seguidores en las redes sociales son incapaces de distinguir la diferencia entre tu imagen y otra profesional. Así que, ¿por qué no intentar fotografiar la Vía Láctea?

El equipo más común entre los principiantes que acuden a mis clases se compone de (400€-700€):

  • Cámara (350€-600€)

    Estas cámaras permiten una exposición totalmente manual, así como el balance de blancos (o, al menos, la elección de un preajuste de balance de blanco).

    Desafortunadamente, las cámaras DSLR básicas no pueden ser utilizadas a ISOs de 3200 y superiores sin sufrir problemas de ruido. Una posible forma de sortear estas limitaciones es disparar a ISO 800 y aplicar la opción de reducción de ruido en post proceso. En función de los resultados que obtengas, trata de subir el ISO a un nivel superior, a ver qué pasa. Sin embargo, debes tener en cuenta que la reducción de ruido suaviza el detalle de tus imágenes, perdiendo en muchos casos nitidez, lo que puede ser problemático.

    Estas cámaras suelen costar alrededor de 400€- 700€ incluyendo un objetivo básico de 18-55mm.

  • Objetivo 18-55 mm (80€)

    El objetivo hace la imagen, la cámara la registra. Por lo tanto, tu objetivo es parte fundamental de tu equipo fotográfico. Definitivamente deberías invertir en objetivos de calidad.

    La mayoría de las cámaras réflex digitales (DSLR), como la Nikon D3300 o Canon 1100D, vienen en un kit básico con un objetivo de 18-55mm. Estos objetivos han sido diseñados para dar resultados aceptables al tomar imágenes durante el día y usando una apertura de f/8. Pero, por supuesto, en condiciones de poca luz o en fotografía nocturna, no dan tan buenos resultados como los objetivos zoom profesionales (como el Nikon 14-24mm f/2.8 o el Canon 16-35mm f/2.8L II). En estas condiciones de luz debes utilizar una distancia focal de 18 mm o menor (si tu objetivo es capaz) y la apertura más grande disponible, por lo general f/3.5.

    Debido a que estas cámaras tienen un sensor con factor de recorte, añadido a que dispararemos a 18mm (lo que en 35mm sería equivalente a un 27mm en Nikon y un 28.8mm en Canon), tendremos un tiempo de exposición bastante limitado par evitar que nos aparezcan trazos en las estrellas (más o menos unos 17/18 segundos dependiendo de la cámara).

    Esto añadido a que como máximo podremos disparar a f/3.5 y a ISO 800, recogeremos una cantidad limitada de luz, obteniendo seguramente una fotografía subexpuesta, que nos hará aparecer ruido al procesarla.

    En resumen, no es el equipo ideal. Pero si es el que tienes, exprímelo al máximo, gana experiencia y trabaja bien las imágenes en post proceso para reducir el nivel de ruido.

    La alternativa es realizar exposiciones más largas (5 minutos o más dependiendo de la fase de la luna) y utilizar el ISO nominal de la cámara (ISO 100 ó 200 normalmente) para evitar la aparición de ruido. Las estrellas no quedarán como puntos, pero la Vía Láctea también quedará marcada en la fotografía de star trails, lo que pueden ser fotografías realmente impactantes.

    Otra forma de crear impresionantes rastros de estrellas es mediante el apilado de una serie de fotografías de exposiciones más cortas. Si las apilas con un programa como StarStaX (Mac, Windows, Linux) o Startrails (Windows), puedes obtener fotografías equivalentes a muchos minutos de exposición, sin necesidad de ralizarlas en una sola toma, cosa que calentaría mucho el sensor. Pero no sigamos por este camino, habrá tiempo para hablar de Star Trails en otro artículo.

  • Trípode de viaje básico (35€)

    La fotografía nocturna tiene que ver con exposiciones largas. Por lo tanto, al elegir un trípode, el peso importa. La última cosa que quieres en tus fotos es el desenfoque causado por la vibración del trípode debido al viento o al agua en movimiento. Necesitas mantener la cámara estable y fija.

    Por lo general, los trípodes básicos no pesan demasiado y son bastante inestables, por lo que es probable que tengas problemas de trepidación al disparar exposiciones largas. Además, debes añadir como desventaja el riesgo de dañar tu equipo en el caso de una caída.

    Para evitar vibraciones y, por lo tanto, reducir el desenfoque, puedes cargar el trípode con peso extra colgando una bolsa llena de piedras o incluso la bolsa de tu cámara. Tampoco levantes la columna central del trípode si tiene una, ya que lo hará más inestable. Si la subes, estás levantando el centro de masas del sistema formado por trípode, rótula, cámara y objetivo, lo que se traduce en un sistema más inestable. Cuanto más bajo sea el centro de masa más estable será el sistema... es pura física.

  • Linterna frontal básica (10€)

    Ya que vas a estar en la oscuridad, un frontal es obligatorio. Pero, no será muy útil para pintar con luz (light paiting). Si has planeado tener elementos interesantes en el primer plano, llevar una buena linterna es imprescindible.

  • Disparador remoto o intervalómetro básico (20€)

    El disparador remoto te permite accionar la cámara de forma remota sin necesidad de tocarla. Esto es particularmente interesante para evitar que las vibraciones acaben provocando desenfoque por movimiento en tus imágenes.

    Disparador remoto MC-30 para mi Nikon D700

    El problema de los disparadores remotos es que no son programables, por lo que no puedes disparar automáticamente a intervalos regulares. Es mucho mejor comprar un intervalómetro barato. Hoy en día incluso puedes encontrar cámaras que lo incluyen.

    Un intervalómetro es un disparador remoto programable que puedes utilizar para fijar el tiempo de exposición, el intervalo de tiempo entre fotos consecutivas, el número total de fotos que deben tomarse y el retraso de tiempo de la primera imagen. Si estás disparando en modo Bulb (B), serás capaz de hacer exposiciones de más de 30 segundos, lo que es tremendamente útil para timelapses y fotografías de rastros de estrellas.

  • Tarjetas de memória (12€)

    Hay muchos tipos diferentes de tarjetas SD (Secure Digital), dependiendo de la capacidad y la velocidad de transferencia de datos.

    Dependiendo de la capacidad de la tarjeta, puedes tener:

    • Tarjetas SD: capacidad de hasta 2GB
    • Tarjetas SDHC (SD High Capacity): capacidad entre 2GB y 32GB
    • Tarjetas SDXC (SD Extended Capacity): capacidad entre 32GB y 2TB

    Además de la capacidad, es importante prestar atención a la velocidad de transferencia:

    • Velocidad clase 2: 2MB/s
    • Velocidad clase 4: 4MB/s
    • Velocidad clase 6: 6MB/s
    • Velocidad clase 10: 10MB/s
    • U1: velocidad entre 10MB/s y 104MB/s
    • U3: velocidad entre 30MB/s y 312MB/s

    Para los principiantes, las tarjetas SD de 32 GB Clase 4 ó 6 (desde 12€) son suficientes. Son fantásticas, baratas y la cantidad de fotos almacenables es aceptable.

    Su principal inconveniente es la velocidad. Cuando hablamos de la velocidad de transferencia de una tarjeta de memoria, nos referimos a cómo de rápido se escriben los datos en ella. Si vas a tomarte en serio la fotografía, tendrás que comprar una tarjeta de memoria con una velocidad de transferencia alta, ya que permite que cada imagen que tomes se guarde más rápidamente en la tarjeta, proporcionando un menor retraso entre dos disparos consecutivos.

    Por último, te recomiendo que utilices varias tarjetas de pequeña capacidad en lugar de unas pocas de gran capacidad, ya que, si pierdes una tarjeta o se estropea, perderás un menor número de imágenes. Mediante el uso de varias tarjetas de menor capacidad disminuyes el riesgo de perder tus fotos.

El presupuesto total para adquirir un equipo básico debería ser de 400€-700€.

Equipo mínimo para una calidad de imagen aceptable (presupuesto medio)

Si lo que quieres es hacer fotos de la Vía Láctea de una calidad aceptable a un coste medio (1.200€-2.900€), este es el equipo que necesitas:

  • Cámara (550€-1.500€)

    Dependiendo de tu presupuesto y los objetivos que te marques, puede interesarte dar el salto a Full Frame o mantenerte con una cámara con un sensor con factor de recorte. En ambos casos existen cámaras que rinden muy bien frente al ruido.

    Cámaras de factor de recorte que se comporten bien están las Nikon D7000 o D7100, la Canon 700D o la 7D Mark II, la  Fuji XT-1, la Pentax K-5II o la Sony a6000. Estas cámaras suelen rondar entre los 550€ y los 1.500€ y son bastante más baratas que las Full Frame.

    Si ya dispones de una cámara Full Frame o deseas dar el salto, debes saber como ya comentamos anteriormente, que una de las ventajas de utilizar una cámara con sensor de formato completo es que tiene menor ruido y mayor rango dinámico que un sensor APS-C con los mismo megapíxeles, lo que te permitirá trabajar a niveles de ISO superiores y obtener unas mejores imágenes.

    Dentro de un presupuesto medio, también tenemos cámaras de sensor completo que se comporten bien en condiciones de poca luz, como la Nikon D610 y D600 la Canon 6D, la Sony a7 o a7R. Estas cámaras rondan los 1.300€-1.600€.  

    Estas cámaras te permitirán realizar fotografías utilizando un ISO de 1600 ó 3200 con niveles de ruido aceptables, pudiendo conseguir fotografías bien expuestas.

  • Objetivos gran angulares (250€-500€)

    Como estamos hablando de fotografía de Vía Láctea nos vamos a centrar en objetivos gran angulares y super-gran angulares, para poder capturar la máxima cantidad de estrellas.

    Una de las marcas de objetivos con mejor calidad-precio son los objetivos Rokinon (también conocidos como Samyang, Pro-Optic, Bower, Falcon, Wallimex, etc.). Tienen modelos disponibles tanto para sensores Full Frame como APS-C. Otras marcas como Tokina también disponen de modelos con resultados bastante buenos para fotografía nocturna.

    Para cámaras APS-C tenemos objetivos fijos como el Rokinon/Samyang 10mm f/2.8 o el Rokinon/Samyang 16mm f/2.0. En objetivos zoom me gustaría detacar el Tokina 11-16mm f/2.8. Otras opciones son el  Sigma AF 10-20mm f/3.5, el Sigma AF 18-35 f/1.8 DC HSM o el Sigma 17-70 f/2.8 DC OS HSM.

    Para cámaras Full Frame tenemos los objetivos fijos Rokinon/Samyang 14mm f/2.8 o el Rokinon/Samyang 24mm f/1.4. Hay que tener en cuenta que estos objetivos también funcionan en APS-C pero debes considerar el factor de multiplicación. Por ejemplo, en una cámara con un factor de multiplicación de 1,6, el Rokinon 14mm sería un 22,4mm en Full Frame.

    El precio de estos objetivos ronda entre 250€ y 500€.

    A parte de destacar el precio competitivo de estos objetivos, es también digno de mención que, sobretodo los objetivos Rokinon/Samyang, apenas producen coma en su máxima apertura, un hecho muy a tener en cuenta en fotografía nocturna.

    El coma es una aberración óptica que distorsiona las estrellas en las esquinas del objetivo que, en vez de aparecer como puntos, aparecen como rayas.

    Como se explica en la web de Nikon: este fenómeno es visible en puntos de la imagen que presentan una estela hacia el exterior o hacia el centro de la imagen, como un cometa, que es de donde proviene su nombre. El coma que se extiende radialmente desde el eje óptico y que tiene forma de lágrima, se denomina destello de coma meridional. El destello de coma sagital ocurre concéntricamente, formando un destello en forma de diamante. El coma se puede reducir cerrando un poco el diafragma.

    Destello de coma meridional. Crédito de la foto: Christoph Malin
    Destello de coma sagital, los famosos "peces" que presentan los objetivos 24mm f/1.4 de Nikon y Canon, pero que no lo presenta el Nikon 14-24mm f/2.8. Crédito de la foto: Christoph Malin

    Con la combinación de un cuerpo de cámara y un objetivo como los indicados se podrán obtener buenas fotografías de Vía Láctea. Tal vez tendremos problemas de ruido cuando usemos ISO altos a más de 1600 y ruido propio del sensor en largas exposiciones, pero lo podremos mitigar un poco activando la opción de reducción de ruido de la cámara o en post proceso.

    También tendrás que ir con cuidado si trabajas en condiciones extremas de lluvia, arena, humedad o bajas temperaturas. Este tipo de cámara no tienen ni una construcción ni un sellado tan bueno como las cámaras profesionales, por lo que tendremos que protegerlas lo máximo posible.

  • Equipo de iluminación (150€-800€)

    Una buena linterna frontal de LEDs es recomendable cuando ya se entra un poco en serio en la fotografía nocturna. Su luz es muy potente, siendo muy útil para iluminar en la oscuridad y enfocar a la hiperfocal.

    Si estás fotografiando en un día de poca luna o luna nueva, será necesario iluminar artificialmente el primer plano, ya sea el suelo, un árbol, una roca, etc. Para hacerlo es ideal acompañar el frontal con alguna linterna de LED, paneles LED o flashes.

    La linterna de LEDs puede servir para dar volumen a ciertos sujetos que deseas que aparezcan en la foto. La ventaja es que es muy precisa y podrás pintar con luz exactamente las zonas que te interesen. Su inconveniente es que abarcan poca área.

    Para abarcar más área deberás utilizar los paneles LED o algún flash. Los paneles LED tienen la ventaja de dar luz continua, por lo que será más fácil de controlar que el flash. Además, suelen estar muy bien de precio.

    Normalmente los LEDs pueden adquirirse junto con los geles correctores de color.

    Los flashes tienen la ventaja de la potencia. Te pueden permitir, por ejemplo, realizar un retrato a una personas con la vía láctea de fondo.

    Tanto los LEDs como los Flashes te darán una temperatura de color de luz de día, de unos 5500K, es decir, de color blanco. Para poder modificar su temperatura es muy interesante disponer de geles de colores.

    Un gel es un plástico tintado de un color específico que se pone delante de la fuente de luz para teñirla del color que queramos. Lo ideal es tener, al menos, geles correctores de temperatura de color. Un gel CTO (Color Temperature Orange) y un CTB (Color Temperature Blue) ya preparados para adaptarlos a tus linternas, paneles LED y flashes. Además, no son caros y nos durarán mucho tiempo.

    El filtro CTB sirve para convertir la luz de tungsteno (3200K) al color de luz de día (5500K), por lo tanto lo podrás utilizar para enfriar la escena. El filtro CTO sirve para el caso contrario, convertiría la luz de día de 5500K a 3200K, permitiendo dar un tono cálido a la escena.

    Hay diferentes potencias de gel: ¼, ½, ¾, etc. Cuanta menor potencia tenga el gel, menos cambiará la temperatura de color de la luz que filtre.

    Filtros CTO y CTB de diferentes potencias preparados para ser utilizados en una linterna.

    Además de los geles correctores de temperatura, están los geles de colores. Están disponibles en varios colores: rojo, amarillo, verde, azul marino... y sirven para crear efectos y dar tonalidades específicas a la escena.

    Geles de diferentes colores.
  • Trípode y rótula (200€-300€)

    Como ya se ha dicho en la recomendación de trípode para un equipo básico, el peso importa. Cuanto más peso tenga el trípode, mejor estabilidad tendrá. Evidentemente siempre se buscará un trípode con un peso adecuado para poderlo transportar cómodamente, sin sobrecargarnos la espalda.

    Las marcas de trípode más conocidas para fotógrafos amateurs avanzados son Manfrotto, Benro o Induro, siendo seguramente el Manfrotto 055XPROB el trípode más vendido en este segmento de usuarios.

    En esta categoría de precio, para asegurar una cierta estabilidad, deberías buscar un trípode de aluminio que pueda soportar el peso del equipo, del objetivo y que no se mueva fácilmente con el viento. Un trípode que aguante unos 5/7 Kg sería ideal. Igual que dijimos con el equipo básico, no es recomendable levantar la columna central si quieres aseguarte de que no se produzcan vibraciones.

    Además del trípode, tendrás que adquirir una rótula que sirva para realizar fotografía nocturna. Existen multitud de rótulas, siendo las de bola y las pan/tilt, las más usadas en este tipo de fotografía. El tipo de rótula va a gusto del fotógrafo, pero es importante que aguante también los 5/7 Kg de peso y que tenga platina extraíble.

  • Intervalómetro (12€-140€)

    Para usuarios avanzados es muy recomendable adquirir un intervalómetro cuando se realice fotografía nocturna. El disparador remoto es suficiente, pero si quieres realizar un timelapse, un star trails con stack de fotos o, simplemente, realizar disparos continuos en una lluvia de meteoros es imprescindible el intervalómetro. Además, aunque sólo quieras fotografiar la vía láctea, realizar disparos continuos te incrementará la probabilidad de capturar alguna estrella fugaz.

    Cada marca tiene sus propios intervalómetros para cada tipo de familia de cámaras, como el Canon TC-80N3 Timer Remote Controller o el Nikon MC-36 Multi-Function Remote Cord. Phottix también es una buena marca para este tipo de producto, destacando el modelo TR90.

    Si queremos un intervalómetro muy asequible de precio, están los de la marca Yongnuo, eso sí, seguramente no serán tan robustos ni tendrán un tiempo de vida tan largo como los anteriores.

    Los precios pueden rondar entre los 12€ y los 140€.

  • Tarjetas de memoria (25€-220€)

    Una tarjeta SDHC o SDXC Clase 10 sería lo ideal para fotógrafos amateurs avanzados, tienen suficiente velocidad de escritura para disminuir al máximo el tiempo entre disparos.

    Puede parecer que esto no es importante, pero si algún día tienes la intención de realizar un timelapse nocturno, cuantas más fotos consigas disparar durante toda la sesión mejor.

    La capacidad de la tarjeta puede ser de 32 ó 64 GB. Es recomendable la de 64GB o superior si tienes la intención de realizar algún timelapse, para así evitar quedarte sin espacio en la tarjeta.

    A parte de las memorias SD, hay cámaras (generalmente las Full Frame) que pueden trabajar también con tarjetas CompactFlash (CF), normalmente de Tipo I, que son más delgadas que las de Tipo II. Este tipo de tarjetas, son más grandes físicamente, más robustas y con velocidades de transferencia más grandes que las tarjetas SD, aunque hay que destacar que se pueden adquirir tarjetas SD realmente rápidas en la actualidad. Su principal inconveniente es el precio, mucho más caras que las tarjetas SD. Es recomendable este tipo de tarjetas para usuarios amateurs avanzados o fotógrafos semi-profesionales.

El presupuesto total para un equipo aceptablemente bueno está entre 1.200€-2.900€.

Equipo profesional

No hay límite a la cantidad de dinero que te puedes gastar en equipo (por encima de 5.000€). Pero te aseguro que con el siguiente equipo tu fotografía tampoco tendrá límite.

  • Cámara (2.600€-6.000€)

    Cuando ya buscamos la máxima calidad en nuestras fotografía es indispensable un cuerpo Full Frame y de gama media/alta. Así mismo, lo más importante es que tenga un sensor que tenga poco ruido en condiciones de poca luz y que se caliente lo menos posible. Además también es muy interesante que tenga un cuerpo sellado que soporte las inclemencias del tiempo como arena, humedad o agua.

    En esta categoría entrarían cámaras como la Nikon D810, Nikon D800Nikon D4SNikon DF, Canon 6D (la cual es bastante mejor que la Canon 5D Mark III en cuanto a ruido, altos ISOs, etc), Canon EOS-1D X y la Sony A7s. También destacaría la Fuji XT-1 aunque no sea Full Frame, ya que se trata de una cámara excepcional. 

    Estas cámaras ofrecen todas las características que describimos como buenas cámaras para realizar fotografía nocturna. Tienen poco nivel de ruido en condiciones bajas de luz e ISOs altos y disponen de botones dedicados para cada característica, facilitando el cambio de la configuración de la cámara (ISO, WB, etc).

    El presupuesto puede rondar entre los 2.600€ y los 6.000€, dependiendo de la cámara. Eso sí, será indispensable acompañar estos cuerpos con una objetivo a su altura si le queremos sacar el máximo partido.

  • Objetivos gran angulares

    Aquí ya buscamos objetivos angulares con gran nitidez, rápidos y que presenten apenas coma en sus bordes ni otras aberraciones cromáticas.

    El objetivo más usado por su calidad y resultados es el Nikon 14-24mm f/2.8, utilizado no sólo por usuarios de Nikon, sino también por usuarios de otras marcas como Canon ajustándolo con un anillo adaptador. En este caso necesitarás un anillo adaptador de mucha calidad como el Novoflex EOS NIK NT. Es un objetivo que casi no presenta coma, muy nítido y con muy poco viñeteo. Su precio suele rondar los 1.600€. Puedes leer un análisis de este objetivo en la página de David Kingham.

    Nikon 14-24mm f/2.8

    Si el precio no es un problema, otro objetivo a destacar por su gran calidad es el Zeiss 15mm f/2.8 (alrededor de 2.500€). Este objetivo tiene una gran nitidez y tampoco presenta coma. Pero, a pesar de su excelente calidad óptica y mecánica, tiene un serio problema: excesivo contraste. No es un gran problema durante el día, pero sí en la noche.

    El objetivo Zeiss no da buenos resultados durante la noche. El objetivo Nikon 14-24mm a 15 mm, comparado con el Zeiss a 15 mm, es capaz de capturar detalles en los tonos oscuros que con el Zeiss aparecen completamente negros. ¿Tienes un bosque oscuro delante de la Vía Láctea? Podrás recuperar los árboles con el Nikon pero no con el Zeiss. 

    Si buscamos objetivos con un precio menor, tenemos el Tokina 16-28mm f/2.8, muy nítido y con un precio que ronda los 600€. Tampoco nos podemos olvidar del Rokinon/Samyang 14mm f/2.8 que, con un precio 290€, tiene un comportamiento excepcional. Ambos objetivos presentan poco coma.

    De Canon tenemos el Canon 16-35mm f/2.8L II, con un precio de unos 1.400€, aunque presenta bastante coma y viñetea a f/2.8. Puedes leer un análisis de este objetivo también en la página de David Kingham.

  • Equipo de iluminación

    Es indispensable un frontal LED potente, como el Led Lenser H14R o el H7R. Son ligeros, pequeños, con mucha autonomía y nos permitirán ver y enfocar en la oscuridad. Además del frontal, es recomendable al menos disponer de dos linternas de marcas reconocidas como Coast, Led lenser, Maglite o Surefire.

    Los frontales que incluyen luz roja de visión nocturna son los mejores para evitar flashes de luz durante la noche. Algunos de los que recomiendo son el PETZL TIKKA XP, el PELICAN 2750 y el PELICAN 2760.

    Una primera linterna de bastante potencia para iluminar sujetos a larga distancia, como la Coast HP-7 o una Led Lenser M7. La segunda, de menos potencia como la Coast TX-10 o la Led Lenser L7, para poder iluminar sujetos más cercanos. La Coast TX-10, per ejemplo, puede proporcionar luz de diferentes colores: blanco, rojo, azul y verde.

    Además de las linternas, es recomendable disponer de al menos 2 paneles LED. Estos paneles, como ya hemos explicado anteriormente, nos proporcionarán luz continua y abarcarán una gran área, permitiéndonos iluminar fácilmente todo el primer plano de nuestra escena, incluso para panorámicas. Podemos combinar la iluminación de estos LEDs con las linternas.

    Finalmente, es necesario disponer de flashes. Los flashes nos darán luz de más potencia y nos servirán para realizar retratos, iluminar interiores de edificios, etc. Si nuestra intención es realizar retratos, es ideal también disponer de trípodes para flash y softboxes/octoboxes.

    Uno de los retratos que tomé para el artículo Soñando con Sant Joan con un 85mm f/1.4.

    Igual que dijimos en el apartado de iluminación para presupuestos medios, debemos tener geles correctores de temperatura de color de la luz adaptados a nuestros flashes y LEDs. Geles CTO y CTB serán imprescindibles, así como de diferentes potencia. También los geles de colores serán necesarios si queremos crear efectos, como iluminar de color rojo o amarillo algún interior de  un edificio.

    Flash con geles CTO y CTB.
  • Trípode y rótula (1.000€-1.600€)

    Un trípode de fibra de carbono es perfecto para soportar el peso de nuestro equipo y, a la vez, lo suficientemente ligero para poder cargar con él sin problemas. Estos trípodes son robustos y permiten cargas a partir de 5Kg hasta por encima de los 25 Kg según el modelo. Evidentemente elegiremos un trípode que pueda soportar el peso de la rótula, la cámara y el objetivo más pesado que se tenga, dejando un margen por si compramos material nuevo en un futuro que sea más pesado que el actual.

    Un aspecto negativo a tener en cuenta con los trípodes de carbono es que durante las tormentas eléctricas, al ser conductores de la electricidad, podrían funcionar como un pequeño pararrayos. En estas condiciones es mejor no utilizarlos o mantenerlos bien plegados y guardados en la mochila.

    Marcas como GitzoManfrottoBenro o Induro ofrecen trípodes de gran calidad tanto en carbono como en aluminio. Los precios están alrededor de 800€.

    Para acompañar al trípode, para mi lo mejor es una buena rótula de bola. La Kirk Enterprise BH-1 es la que yo utilizo, aguanta hasta 22 Kg. Me permite trabajar cómodamente, con gran precisión y soportando el peso de mi equipo sin problemas.

    Otras rótulas a destacar son la Gitzo GH2780QD, la Really Right Stuff BH-55 o la Arca Swiss Monoball Z1, todas ellas robustas y de gran aguante (mínimo 13,5 kg).

    Prepárate para pagar más de 250€ por una buena rótula, pero vale la pena.

  • Intervalómetro

    Seguramente los intervalómetros de cable ya mencionados en el apartado de presupuesto medio serán suficientes, pero a mi me gustan especialmente los intervalómetros inalámbricos. Me permiten trabajar con comodidad y realizar disparos a distancia mientras estoy iluminando la escena.

    En concreto utilizo el Phottix AION, que además tiene la ventaja de poderse conectar por cable a cualquier tipo de cámara cambiando el jack del conector.

    El intervalómetro que yo utilizo: el Phottix AION.
  • Tarjetas de memoria

    Aquí elegiremos tarjetas de máxima calidad (como SanDisk o Lexar Media) para minimizar el riesgo de no perder nuestro trabajo y poder obtener la máxima velocidad de escritura. Esto nos permitirá perder el mínimo tiempo entre fotos en caso que necesitemos disparar fotos a gran velocidad. Además es recomendable utilizar tarjetas de gran capacidad, para evitar quedarse sin espacio en caso de hacer una sesión de timelapse o fotografías continuas para capturar meteoros.

    Puedes utilizar la siguiente calculadora de timelapse para calcular el espacio de memoria que vas a necesitar, así te asegurarás de llevar suficientes tarjetas de memoria.

     

    Casi todas las cámaras profesionales utilizan memorias CompactFlash (CF), aunque últimamente también soportan tarjetas SD. Las CompactFlash son más robustas físicamente, por lo que es una garantía añadida, pero también tienen velocidades de escritura más altas que las SD.

    Actualmente hay que añadir otro tipo de tarjeta, los modelos de Nikon, la D4 y la D4s, ya incorporan ranura para tarjetas XQD, con altas velocidades de escritura.

    En mi caso concreto, utilizo tarjetas SanDisk y Lexar.

  • Batería

    Cargar las baterías es uno de los rituales de todo fotógrafo antes de realizar una salida fotográfica. Cargamos las de la cámara y alguna de repuesto por si acaso hay que reemplazar las que se hayan agotado. Esto es, al menos y según el tipo de fotografía, dos o tres baterías en total.

    Siempre es recomendable cargar, al menos, una batería extra. 

    Sin embargo, en condiciones de frío las baterías tienen una duración inferior que con calor. Por eso es recomendable, cuando realicemos sesiones largas, utilizar un grip con baterías extra. Esto evitará que durante las noches frías, sobretodo en invierno, nos quedemos sin batería en medio de la sesión.

    Yo utilizo una Nikon D700 con el grip MB-D10, lo que me permite realizar sesiones largas de timelapse o capturar meteoros sin problemas de batería.

    Si no disponemos de un grip y tenemos intención de realizar un timelapse, se tendrán que reemplazar las baterías lo más rápido posible, y sin intentar mover la cámara, para evitar que no se note el lapso de tiempo sin fotogramas. En este momento entra en juego más que nunca un trípode y una rótula robustos, que nos permitan realizar este cambio de batería sin mover la cámara.

    A parte de la alimentación de la cámara, tenemos que tener en cuenta las baterías para linternas, paneles LED, flashes, frontal, etc. y comprobar que estén cargadas antes de la salida.

    Tampoco está de más llevar algún cargador de batería para nuestro smartphone o tableta.

  • Dollies y sliders (timelapsers)

    Estos accesorios sólo serán necesarios en caso de que queramos realizar un timelapse, de otro modo no lo son.

    Los dollies y sliders son mecanismos que permiten dotar de movimiento un timelapse, ya sea moviendo la cámara físicamente a lo largo de un raíl, rotando sobre uno o varios ejes o una combinación de estos movimientos. Así, el metraje dispondrá de más dinamismo comparado con unas imagenes estáticas.

    Según el presupuesto, se pueden adquirir sliders que proporcionen más o menos opciones de movimiento. Tenemos sliders con movimiento de:

    • 1 eje: sería el movimiento de slide, la cámara empezaría desde un lado del raíl y terminaría al final del otro extremo. 
    • 2 ejes: además del movimiento de slide, se puede tener o bien movimiento de rotación horizontal (pan) o bien vertical (tilt).
    • 3 ejes: tiene los tres movimientos: slide, pan y tilt.

    Un ejemplo de la utilización de sliders en un timelapse que incluye escenas nocturnas es el vídeo Ibiza Lights III de Jose A. Hervás, con escenas planificadas con PhotoPills.

    Dynamic Perception, SyrpPocketSlider y mSlider son marcas que deberías considerar al comprar un slider.

  • Equipo anti humedad

    Al fotografiar de noche, uno de los problemas que nos podemos encontrar es la humedad. Ésta se posará sobre nuestro objetivo arruinándonos las fotos.

    Éstas son algunas de las soluciones existentes para combatir este problema:

    • Parasol: El primer elemento a utilizar como protección. El parasol no sólo sirve para utilizarlo de día para quitar reflejos de luz indeseada, también es importante tenerlo puesto en fotografía nocturna. El parasol nos ayudará, aparte de proteger a la lente de los golpes de eventuales caídas, a que la humedad tarde más en condensarse sobre el objetivo.

    • Ventilador: Aunque parezca increíble, un simple ventilador de PC puede ayudarnos a que el objetivo se mantenga seco y sin condensación, gracias a la corriente constante de aire que genera. Para noches que no sean muy húmedas es una solución ideal. Eso sí, necesitarás de una fuente de alimentación que tenga suficiente capacidad como para mantener el ventilador encendido durante toda la sesión nocturna y algún sistema de soporte para poder orientar el ventilador hacia el objetivo. Por suerte estos ventiladores tienen un consumo muy bajo.

      El sistema que yo utilizo: un ventilador de PC conectado a una batería portátil.

      Yo utilizo una batería pequeña portátil Li-ion recargable de 12V y 3800mAh con conectores jack de 5,5mm y USB. Sólo hizo falta adaptar al cable del ventilador un conector jack de 5,5mm y añadirle un tubo flexible loc-line con una pinza para poderlo sujetar al trípode.  

      El ventilador de PC y la batería listos para ser usados.
    • Calentadores anti rocío (dew heaters): La idea de este producto es calentar el objetivo a una temperatura superior al punto de rocío, evitando en todo momento que se nos empañe el objetivo. En nuestro caso buscamos un calentador que sea ligero para evitar cargar con mucho más peso que el estrictamente necesario, ya que muchas veces llegar a puntos con poca contaminación lumínica implica realizar largas caminatas.

      Las soluciones comerciales existentes vienen compuestas de un calentador, una batería para alimentarla y un controlador. Este controlador se encarga de ir ajustando la potencia del calentador para que su temperatura siempre esté por encima del punto de rocío, ajustando la temperatura del calentador según sea necesario. En teoría esto tiene la ventaja de tener más autonomía ya que se consumirá menos batería al no funcionar el calentador siempre a máxima potencia. Pero por otro lado, está el inconveniente de tener que cargar con otro chisme (el controlador) y ya vamos suficiente cargados.

      Yo opté por una solución más barata y más ligera: utilizar el calentador sin controlador, conectado directamente a una batería de petaca. No se tiene la opción de regular la potencia, pero he comprobado que en mis salidas mi sistema aguanta casi 5 horas. Si se da la circunstancia que necesitas más tiempo o si las baterías tienen una duración menor porque la temperatura es muy baja, es tan sencillo como llevar una batería de recambio.

      Calentador Dew-Not 3" DN004 conectado a una batería portátil.

      En definitiva se necesita: una tira calentadora, una batería de petaca y un cable para conectar el calentador a la batería:

      • Tira calentadora: Tal vez las dos marcas más conocidas de tiras calentadoras son Dew-Not y Kendrick. En mi caso utilizo un Dew-Not 3" DN004, que se adapta perfectamente a mi Nikon 14-24mm f/2.8. Este modelo puede abarcar una circunferencia de longitud 33cm (13’’), suficiente para el diámetro de mi lente. Asegúrate de comprar una tira con una longitud suficiente para que abarque todo el diámetro del ocular de la lente.
      • Batería: Para alimentar la tira debemos disponer de una batería de 12V y unos 3800mAh. La misma batería de petaca que utilizo para alimentar el ventilador de PC descrita en el apartado anterior sirve perfectamente. Si necesita muchas horas de autonomía es recomendable disponer de al menos dos baterías, para tener una de recambio.
      • Cable conector: Como la mayoría de tiras calentadoras tienen un conector RCA macho y las baterías portátiles un jack de 5,5mm, tendremos que adquirir también un cable adaptador RCA/Jack 5,5mm. El mío lo construí a partir de un cable RCA y otro con jack 5,5mm.
      Calentador y batería colocadas en el equipo. 

Otros calentadores estupendos son los multi-body warmer de TheHeatCompany. Los equipos de cine usan este tipo de calentadores. Con ellos nunca tendrás problemas de batería. Simplemente los pegas en la parte inferior del objetivo y ya está.

El presupuesto total del equipo profesional está por encima de los 5.000€.

Por último, asegúrate de que también te llevas una silla cómoda, bebidas, aperitivos, tu música preferida (Pink Floyd en mi caso) y un cargador de batería portátil para mantener todos tus dispositivos electrónicos cargados, incluyendo los altavoces.

Empezar una sesión de fotografía nocturna con la canción “Shine On Crazy Diamond” no tiene precio.

Comparando el rendimiento del equipo básico, avanzado y profesional

En los apartados anteriores, he explicado los diferentes tipos de equipo (básico, avanzado y profesional) que puedes encontrar en el mercado. Ahora, me gustaría enseñarte los diferentes resultados que puedes obtener con cada equipo al fotografiar la Vía Láctea. 

Para el test, usé las siguientes cámaras y objetivos:

  • Sony RX-100 III (compacta con sensor de 1") 
  • Nikon D3000 (APS-C básica) + 18-55mm f3.5-5.6
  • Nikon D7000 (APS-C avanzada) + Tokina 11-16mm f2.8
  • Nikon D600 (Full Frame avanzada) + Samyang 14mm f2.8
  • Nikon D700 (Full Frame profesional) + Nikkor 14-24 f2.8

Con el fin de comparar la calidad de estas diferentes combinaciones de cámaras y objetivos, realicé las siguientes fotografías desde el mismo lugar y encuadre (aproximado) consiguiendo los resultados que comento debajo de en cada imagen.

Todas las fotografías están disparadas a una temperatura de color de 3800K o, si no se podía configurar en manual, con un balance de blancos configurado en Tugsteno. El post proceso de todas las imágenes es exactamente el mismo, creando un preset en Lightroom para poderlo aplicar a cada una de ellas para que no hubiera diferencias.


Sony RX-100 III
8.8mm (24mm equivalente) | f/2.8 | 30s | ISO 3200
Presenta graves problemas de ruido de luminancia y cromático a un ISO tan alto. También tiene un objetivo que no es gran angular, por lo que tenemos un campo de visión limitado. La Vía Láctea no entra en el encuadre. Presenta coma. 

Nikon D3000 + 18-55mm f3.5-5.6
18mm (27mm equivalente) | f/3.5 | 30s | ISO 1600
Presenta mucho ruido de luminancia, cromático y térmico (borde superior izquierdo) a ISO 1600. Objetivo poco luminoso y con poco campo de visión. La Vía Láctea no cabe en el encuadre. Presenta coma.

Nikon D7000 + Tokina 11-16mm f2.8
11mm (16.5mm equivalente) | f/2.8 | 30s | ISO 3200
Presenta ruido de luminancia y cromático a ISO 3200 pero buenos resultados para ser una cámara con sensor de factor de recorte. El objetivo es bastante luminoso lo que nos permite capturar bastantes estrellas. Además, al ser un gran angular, se ha podido capturar el árbol y la Vía Láctea desde nuestro punto de disparo.


Nikon D600 + Samyang 14mm f2.8
14mm | f/2.8 | 30s | ISO 3200
Nivel de ruido de luminancia y cromático bastante bajo a ISO 3200 y correctísimo rendimiento del objetivo Samyang.
Nikon D700 + Nikkor 14-24mm f2.8
14mm | f/2.8 | 30s | ISO 3200
Nivel de ruido de luminancia y cromático bajo a ISO 3200. Combinación perfecta de cámara y objetivo. Nivel de detalle de las estrellas impecable.

En resumen, podemos decir que la mejor opción para fotografía de Vía Láctea, si encaja en tu presupuesto, es adquirir una cámara full frame con un objetivo gran angular, como un 14mm, y los más lumionoso que podamos, como un f/2.8. 

8Haciendo la foto, paso a paso

Nikon D700 | 14mm, f/2.8, 30s, 3200 ISO, 3400K

Tuviste la idea, la planificaste, tal vez hace ya unos meses, y por fin te hallas en un bonito lugar, al aire libre, en plena noche, preparado para vivir y fotografiar el momento.

Es posible que prefieras disfrutar de la escena solo, pero ¿por qué no compartir la experiencia con los colegas para variar? Creo profundamente en el asociacionismo como forma de ayudar a los demás y compartir conocimientos, enriqueciendo la fotografía de cada uno por el camino.

Mis alumnos hacen las salidas más interesantes y desafiantes. En este caso, llegar al lugar exacto de disparo con suficiente antelación es clave. Pero ojo... a mi nadie me quita el sitio :P

Veamos ahora paso a paso todo lo que hay que hacer y tener en cuenta para tomar la foto.

Trípode, cámara y objetivo (distancia focal y apertura):

Coloca el trípode sobre una superficie sólida justo en el punto de disparo que cuidadosamente has planeado (posición del Pin Observador). Puedes utilizar la Realidad Aumentada Noche de PhotoPills para verificar que estás en el lugar correcto y que tendrás la Vía Láctea en la posición que deseas.

A continuación, asegúrate de que el trípode está estable y pon el objetivo más rápido y angular que tengas a tu cámara. Básicamente lo que necesitas es un objetivo gran angular para maximizar el tiempo de exposición, y con una gran apertura para capturar la mayor cantidad de luz posible.

Para fotografiar la Vía Láctea y el puente natural, usé mi cámara Nikon D700 (Full Frame) y un objetivo Nikon AF-S 14-24mm f2.8 G sobre una rótula Kirk Enterprise BH-1 ajustada al mi trípode Benro A4580T.

Mi Nikon D700 con el objetivo Nikon 14-24mm f/2.8 G 

Desactiva el sistema de estabilización de imagen 

Hay objetivos que llevan lo que se denomina estabilizador de vibraciones. Canon lo llama Image Stabilization (IS); Nikon, Vibration Reduction (VR); Sigma, Optical Stabilizer (OS) y Sony, Olympus o Pentax lo lleva integrado en la cámara.

Este sistema cuando está activado permite a los fotógrafos disparar a pulso en condiciones escasas de luz a velocidades de obturación más lentas de lo normal sin que la imagen quede movida. Esto es posible porque el objetivo intenta compensar las vibraciones que produce el fotógrafo.

Al utilizar la cámara con un trípode no es recomendable tenerlo activado. Esto es así porque, al no tener movimiento, podría suceder que los elementos mecánicos destinados a reducir las vibraciones (pequeños giroscopios) intentaran corregir movimientos inexistentes, provocando vibraciones y afectando a la nitidez de la imagen a según que velocidades (sobretodo en las más críticas de 1/15s a 1s).

Por este motivo y por precaución, al ser fácil de desactivar, recomiendo tenerlo desactivado.

Retira el filtro UV

Si eres de los que utiliza un filtro ultravioleta (UV) para proteger tu objetivo, es imprescindible quitarlo para realizar fotografía nocturna. Yo no soy partidario de añadir un cristal extra al objetivo si no es con la intención de controlar mejor la luz. Pero es que ten en cuenta que en este tipo de fotografía puede incluso llegar a arruinarte una foto. Este filtro crea problemas de reflexión y refracción de la luz, que provoca problemas de halos, flares y reflejos indeseados en las altas luces durante una sesión nocturna.

Dispara en RAW

Los archivos de imagen RAW contienen todos los datos de las imágenes grabadas por el sensor permitiéndote producir imágenes de calidad superior y corregir, en post proceso, problemas que serían incorregibles si dispararas en formato JPEG. Esto se debe a que cuando se dispara en un formato como JPEG, la información de la imagen se comprime y se pierde.

Hay que tener en cuenta que la imagen que vemos en el LCD es una copia en JPG del archivo RAW, por lo que el histograma que se está visualizando en la cámara no es exactamente el del archivo RAW.

Pasa a modo manual

Si utilizas tu cámara en modo automático no podrás fotografiar la Vía Láctea. El modo manual te proporciona el control absoluto de la exposición ajustando la apertura, la velocidad de obturación, el ISO y el balance de blancos a tu antojo. Tendrás que utilizarlo para poder recoger la mayor cantidad de luz posible para así capturar las estrellas como grandes puntos brillantes al mismo tiempo que la fotografía te queda bien expuesta.

Opción de reducción de ruido en largas exposiciones: ¿Sí o No?

El ruido es el gran problema de los fotógrafos que realizamos fotografía nocturna. Sea cual sea la cámara que utilices tendrás problemas de ruido en las zonas de sombras, sobretodo utilizando niveles de ISOs altos o con temperaturas cálidas (calor en el sensor). Luego ya depende de poder adquirir, dentro del rango de precios de tu presupuesto, la cámara que menor ruido posible.

Estos son diferentes tipos de ruido que nos pueden aparecer en fotografía de larga exposición:

  • Ruido de luminancia: Se produce debido a la falta de llegada de luz al sensor. Su patrón es fijo y aparece o es más facil de observar en las zonas oscuras.
  • Ruido de crominancia: Este tipo de ruido altera el color de los píxeles pero no su luminosidad (de aquí su nombre). La temperatura del sensor es la culpable directa y hace que se manifieste por toda la imagen, no sólo en las zonas oscuras como el ruido de luminancia.
  • Ruido térmico: Aparece en exposiciones muy largas por calentamiento del sensor, pudiendo provocar banding y viñeteo de color magenta, verde o hasta azul en las esquinas del fotograma. La única manera de poder salvar este ruido es componiendo más escena, reencuadrando y añadiendo al fotograma las zonas que, afectadas por el banding, podamos recortar en post proceso. Se puede reducir enfriando el sensor (por ejemplo, dejando reposar la cámara durante unos minutos) o limitando el tiempo de exposición.
  • Hot-pixels: Son una serie de puntos de color rojo, azul o verde que aparecen debido al sobrecalentamiento del sensor. La ventaja es que siempre aparecen en la misma posición y en cada fotograma mantendrán su posición, haciendo que sea fácil su localización y eliminación posterior mediante software.

Casi la mayoría de cámaras disponen de una opción de configuración que habilita la reducción de ruido en largas exposiciones. Este sistema está basado en el concepto de que dos exposiciones consecutivas, con los mismos parámetros de velocidad de obturación, ISO y temperatura del sensor, presentarán prácticamente el mismo ruido. Si se activa, después de realizar nuestra fotografía de larga exposición, la cámara realiza automáticamente una segunda foto con los mismos parámetros pero sin dejar pasar la luz al sensor. De esta manera lo único que se estará capturando es el ruido. Finalmente la cámara detectará donde está el ruido de esta segunda “foto” y lo podrá eliminar de la primera.

Uno de los principales problemas de este método es que, al tenerlo activado, tardaremos el doble de tiempo para realizar una sola fotografía. Es decir, si estamos realizando una exposición de 30 segundos, la cámara tardará otros 30 segundos para eliminarnos el ruido. Esto supondrá que cuando queramos maximizar el número de fotos de una sesión, como puede ser un timelapse, lluvia de meteoros o star trails no es recomendable activarlo.

Yo personalmente no lo activo nunca. Prefiero tener la inmediatez de visualizar si la vía láctea ha quedado lo suficientemente brillante, si la iluminación del primer plano es correcta o que la fotografía esté perfectamente enfocada y poder corregir adecuadamente, que no tener que esperar otros 30 segundos para la reducción de ruido. Elimino los hot-pixels y reduzco el ruido en post proceso.

Una opción alternativa sería sólo activarlo cuando se haga la foto definitiva. Es decir, trabajar sin esta opción mientras se hacen las fotos de test y activarlo cuando ya se sepa que la foto quedará bien expuesta. También recomiendo activarlo si se tiene una cámara con bastante ruido, ya que es una manera de intentar sacar la mejor imagen de la cámara antes de procesarla.

Focal

Usa la distancia focal más corta que puedas (14mm, 18mm, 24mm, trata de mantenerla por debajo de 35 mm) por dos razones: (i) para maximizar el campo de visión y captar la mayor cantidad de cielo y (ii) para maximizar la tiempo de exposición y así recoger la mayor cantidad de luz posible para poder capturar las estrellas como grandes puntos brillantes. Lo entenderás mejor cuando te explique en profundidad cómo calcular el tiempo de exposición, más adelante en este artículo.

Apertura

Utiliza la apertura más grande que puedas para captar la mayor cantidad de luz. Ajusta el objetivo a su apertura más amplia (el nuúmero f más pequeño), por ejemplo f/1.4, f/2.8 o f/3.5 dependiendo de tu objetivo.

Ahora, antes de colocar la cámara sobre el trípode, vamos a ver cómo enfocar para que la foto te quede totalmente enfocada. Vamos a maximizar la profundidad de campo.

Enfoca a la distancia hiperfocal

Al fotografiar la Vía Láctea, quieres que te quede enfocada toda la imagen, desde el primer plano hasta las estrellas. Las matemáticas dicen que cuando enfocas tu cámara a la distancia hiperfocal, te aseguras obtener la máxima profundidad de campo posible, o sea, te va a quedar enfocado desde la mitad de esta distancia hasta el infinito. Por lo que olvídate de otros métodos manuales como "el ajuste de enfoque a infinito con Live View" cuando utilices grandes angulares. Sólo necesitas calcular la distancia hiperfocal para la distancia focal y la apertura que desees utilizar. Sólo hay un problema... ¡Hacer los cálculos!

Si te gusta la fotografía, pero odias las matemáticas, eres como yo. Así que aquí tienes un regalo. Sólo tienes que seleccionar tu cámara, la distancia focal y la apertura en la siguiente calculadora para obtener automáticamente la distancia hiperfocal.

 

Una vez calculada la distancia hiperfocal, sólo tienes que enfocar a ella. Ya que es imposible enfocar exactamente a la hiperfocal, asegúrate siempre de que te pasas un poquito (enfocas más lejos). Así te aseguras de que las estrellas te queden perfectamente enfocadas. Puedes aprender todo lo que necesitas saber de la distancia hiperfocal en el apartado 4 de nuestra detallada guía de profundidad de campo.

En el siguiente vídeo te enseñamos cómo enfocar a la hiperfocal paso a paso:

Volviendo a mi imagen de la Vía Láctea, ¿cuál fue mi hiperfocal? Teniendo en cuentra que la hice con mi Nikon D700 utilizando una distancia focal de 14 mm y una apertura de f/2.8, la calculadora me da una distancia hiperfocal de 2,32m.

Lo siguiente que hay que hacer es utilizar una linterna para iluminar algo que esté a la distancia hiperfocal de 2,32m, utilizar el sistema de enfoque automático de la cámara para enfocar y luego establecer el enfoque manual para no perderlo. Después coloca la cámara en un trípode, e intenta no tocar el enfoque sin querer.

Si tu objetivo tiene la escala de distancias incorporada puedes hacerle una marca de enfoque. Calculas la distancia hiperfocal, eliges la máxima apertura de tu objetivo, enfocas a esa distancia y haces una marca en el objetivo. De esta manera no importará enfocar cuando quieras realizar fotografía nocturna, bastará con hacer coincidir la marca.

Permíteme que insista. A la hora de enfocar a la distancia hiperfocal, es mucho mejor pasarse de esta distancia que no quedarse corto. Si nos quedamos cortos lo que haremos es acercar el plano lejano de enfoque, que dejará de estar al infinito, lo que hará que las estrellas nos queden borrosas. En cambio, si nos pasamos un poco, lo único que haremos será retrasar un poco el plano cercano de enfoque, pero dejando las estrellas totalmente enfocadas.

Si vas a disparar un timelapse, no te olvides de comprobar que la cámara está enfocada antes de empezar a disparar. Una vez toqué accidentalmente el objetivo y te prometo que finalizar la sesión después de estar 3 horas aguantando el frío y descubrir que todas las fotos estában desenfocadas no fue muy divertido.

¡Esto es todo! Con este método sencillo conseguirás maximizar la profundidad de campo, asegurándote de obtener una imagen perfectamente enfocada y con más detalle.

Mmmmm... Espera un momento... y si tengo un sujeto de primer plano, por ejemplo un roca, que está más cerca de mi cámara que el plano cercano de la hiperfocal. ¿Qué pasa si quiero que también quede enfocado?

Hablando llanamente... ¿qué significa esta pregunta? Cuando enfocamos a la distancia hiperfocal, el plano cercano de profundidad de campo está a la mitad de esta distancia. Esto quiere decir que todo lo que esté entre nuestra cámara y la mitad de la distancia hiperfocal estará desenfocado. En mi caso concreto que la distancia hiperfocal está a 2,32m, quiere decir que todo lo que esté entre mi cámara y 1,16m, como la roca, quedará borroso. En cambio, todo lo que está a partir de 1,16m hasta infinito estará perfectamente enfocado (el paisaje y las estrellas).

La solución a este problema es realizar una doble exposición junto con un focus stacking en post proceso. Primero haremos una exposición enfocando a la hiperfocal para dejar enfocadas las estrellas y todo lo que esté más lejos del plano cercano de la hiperfocal.

Seguidamente enfocaremos el primer plano, en nuestro caso la roca, para realizar una segunda exposición. Ya en post-proceso fusionamos estas dos imágenes utilizando capas de máscara, seleccionando las áreas enfocadas de cada una de las fotos. Aquí os dejo un tutorial de Dave Morrow que enseña cómo hacerlo (en inglés).

Tiempo de exposición para prevenir los rastros de estrellas con la regla de los 500 y la regla NPF

Cuanto más tiempo mantengas el obturador abierto mejor. Sólo tienes una limitación: los rastros de estrellas.

Por un lado, necesitas recoger la mayor cantidad de luz posible para capturar las estrellas como grandes puntos brillantes. Pero, no quieres que las estrellas aparezcan como líneas blancas en la imagen debido a la rotación de la Tierra. En otras palabras, no quieres capturar los arcos trazados por las estrellas.


En esta imagen animada se puede visualizar perfectamente como cuanto más tiempo dejemos abierto el obturador (30", 60", 90", 120", 150", 180"), más rastro van a dejar las estrellas. 

Así es que ¿cuánto tiempo puedes mantener el obturador abierto y evitar los rastros de estrellas?

La forma más sencilla de estimar la máxima velocidad de obturación (el tiempo de exposición máximo) para evitarlos es utilizar la llamada "regla de los 500".

Básicamente, para determinar el tiempo óptimo de exposición, usa 500 como referencia y divídelo por la distancia focal efectiva del objetivo:

tiempo de exposición = 500/(factor de multiplicación × distancia focal)

Por lo tanto, a menor distancia focal más largo es el tiempo de exposición, permitiéndote obtener mejores imágenes.

Por desgracia, la regla de los 500 ha demostrado que no sirve en la mayoría de los casos.

¿Por qué? Porque te da un tiempo de exposición más largo (una velocidad de obturación demasiado lenta) del que necesita. De modo que acabas teniendo trazos de estrellas en tus fotos.

Es por eso que hemos implementado una fórmula más precisa en la calculadora de PhotoPills de Estrellas como Puntos: la regla NPF.

Déjame saciar tu curiosidad:

  • N es el símbolo de la apertura.
  • P es el fotosito del sensor de tu cámara (del inglés photosite).
  • F es la distancia focal.

Pero antes de contarte más al respecto... ¡Tengo que darle las gracias a Aaron Priest por descubrirnos esta nueva fórmula!

Desarrollada por Frédéric Michaud y La Société Astronòmique du Havre, la regla NPF tiene en cuenta tres nuevas variables además de la distancia focal:

  • La apertura,
  • La distancia entre los píxeles de tu cámara,
  • Y la declinación mínima de las estrellas que se capturan en el encuadre.

Veamos por qué estas variables son importantes y por qué debes tenerlas en cuenta.

Por un lado, si te gusta la astronomía y la fotografía de rastros de estrellas, sabrás que, con el mismo tiempo de exposición, los arco trazados por las estrellas cerca del ecuador celeste son más largos que los trazados por las estrellas cerca de la Estrella Polar.

Y la declinación es la variable que te dice cuán lejos está una estrella del ecuador celeste. Una estrella en el ecuador celeste tiene 0º de declinación (se mueve más rápido), y una estrella cerca del polo norte celeste, como la Estrella Polar por ejemplo, tiene 90º de declinación (no se mueve).

Por lo tanto, dependiendo del área del cielo que estés fotografiando (cerca o lejos del ecuador celeste), podrás usar un tiempo de exposición más corto o más largo (velocidad de obturación más rápida o más lenta) para evitar los rastros.

Por otro lado, cuanto menor sea la distancia entre los píxeles de tu cámara, menor será el tiempo de exposición para evitar los rastros. Esto se debe a que cuanto mayor es la resolución del sensor, más detalle capta en la foto y, por lo tanto, el movimiento de las estrellas es más perceptible. La distancia entre los píxeles depende del tamaño del sensor y de los megapíxeles de la cámara.

Por último, la apertura también es importante.

En el modo Preciso (valor de precisión) y al calcular el tiempo de exposición, la regla NPF permite a la estrella mover su radio sobre la imagen final. Esto asegurará que las estrellas todavía se ven como un círculo (la relación entre la longitud y la altura es inferior a 1,5).

Ten en cuenta que este es un enfoque muy restrictivo que te dará tiempos de exposición muy cortos (velocidades de obturación rápida). ¡Utilízalo solamente para impresiones grandes!I

“Genial Toni ... ¿Pero cómo afecta la apertura al tiempo de exposición (o velocidad de obturación)?”

Bueno, el tamaño de las estrellas depende, entre otros factores, de la apertura.

Cuanto mayor sea la apertura, menor será la estrella. Por el contrario, cuanto más pequeña sea la apertura, más grande será la estrella. Por lo tanto, si el diámetro de una estrella aumenta, la estrella puede moverse a lo largo de una distancia más larga antes de que el rastro sea perceptible, y el tiempo de exposición puede ser más largo (velocidad de obturación más lenta).

En el modo Estándar (valor de precisión), la regla NPF permite que la estrella mueva su diámetro. Si decides utilizar este modo, obtendrás tiempos de exposición más largos. Este es el modo que suelo usar, ¡y estoy muy satisfecho con los valores que obtengo!

Alerta matemática: La difracción aumenta a medida que la apertura se hace más pequeña, por lo que el disco de Airy se hace más grande. Por lo tanto, la estrella se vuelve más grande al cerrar la apertura.

Para concluir, si realmente quieres evitar que los rastros de estrellas en tus fotos, debes tener en cuenta la apertura, la distancia entre píxeles y la declinación mínima para calcular el tiempo de exposición.

¿Sigues ahí? No te preocupes, PhotoPills hace todos los cálculos por ti.

Veamos cómo hacerlo.

Abre PhotoPills, pulsa en Estrellas como puntos (menú Píldoras) y luego:

  1. Elige tu cámara. La calculadora tendrá en cuenta el tamaño del sensor y los megapíxeles para calcular la distancia entre los píxeles.
  2. Ajusta la distancia focal y la apertura.
  3. Si conoces la declinación mínima de la estrella que vas a capturar en tu encuadre, establécela.
    Si no sabes cuál es la declinación o tienes dudas, fija la declinación de las estrellas a 0º. Ese es el peor escenario (es decir, el ecuador celeste entra en tu encuadre), por lo que el tiempo de exposición funcionará sin importar la dirección de disparo.
    También puedes usar el botón RA (abajo) para calcularlo. Apunta el móvil hacia donde quieras encuadrar la toma, y la declinación y el tiempo máximo de exposición se calcularán automáticamente.
  4. Elige la precisión. El valor Estándar es el valor recomendado para la mayoría de los casos, y te permitirá usar tiempos de exposición más largos (velocidades de obturación más lentas). Esto te permitirá mantener el ISO relativamente bajo.
    Sin embargo, si quieres imprimir en un formato muy grande, define este valor usando la opción Preciso. Obtendrás un tiempo de exposición muy corto (velocidad de obturación rápida). Ten en cuenta que esto te obligará a subir el ISO para conseguir la exposición adecuada, obteniendo imágenes con mucho ruido en la mayoría de las cámaras. Por eso te sugiero que uses el valor Estándar siempre que sea posible.
  5. A pesar de que la aplicación te mostrará los resultados tanto de la regla de los 500 y como de la regla NPF, usa el tiempo de exposición (velocidad de obturación) que te da la regla NPF en la tabla de resultados. Utiliza este valor como punto de partida, haz una foto de prueba y ajusta los parámetros en consecuencia.

Echa un vistazo a las siguientes capturas de pantalla de PhotoPills. La primera muestra la pantalla principal de la calculadora de Estrellas como puntos. Y la segunda, el modo de Realidad Aumentada.


Nueva Calculadora Estrellas como Puntos - Introduce cámara, focal, apertura, declinación y precisión (tolerancia) para calcular el tiempo de exposición máximo que evita rastros de estrellas. 

Vista de realiada aumentada de la calculadora Estrellas como Puntos - Pulsa el botón RA y apunta el teléfono donde desees encuadrar. PhotoPills calculará automáticamente los tiempos de exposición máximos tanto para encuadres en horizontal como en vertical.

Además de la calculadora de la regla NPF, hay otra gran calculadora que puedes utilizar para evaluar el tiempo de exposición que necesitas: La calculadora de exposición avanzada de Ian Norman (sólo disponible en inglés).

Es muy chula. ¡Deberías echarle un vistazo!

A la hora de calcular el tiempo de exposición, Ian ha diseñado un sistema muy inteligente que te permite establecer la tolerancia de píxeles que estás dispuesto a aceptar.

¿Qué es la tolerancia de píxeles? El número de píxeles que una estrella puede cubrir antes de dejar un rastro.

Por ejemplo, una tolerancia de píxeles de 7 píxeles significa que permites que las estrellas de tu encuadre se muevan a lo largo de una distancia máxima de 7 píxeles durante la velocidad de obturación recomendada (tiempo de exposición).

Ten en cuenta que el uso de una tolerancia de 7 píxeles en la fórmula de Ian es bastante similar a usar el modo de precisión Estándar en la regla NPF.

Y con una tolerancia de 3 píxeles, obtendrás un resultado muy similar al modo Preciso.

Antes de pasar a la siguiente sección, me gustaría hacer una última puntualización sobre el hecho de fotografiar la Vía Láctea utilizando distancias focales mayores (como 50mm o 85mm).

Es algo mucho más difícil porque ese campo de visión tan estrecho que te da el objetivo te obligará a utilizar tiempos de exposición más cortos para evitar rastros de estrellas debido a la rotación de la Tierra. Y si quieres evitarlos, deberás usar ISOs extremadamente altos, por lo que tendrás problemas de ruido en la imagen.

La solución es utilizar una montura ecuatorial, lo que te permite compensar la rotación de la Tierra. En este caso, si deseas incluir el paisaje, tendrás que hacer una doble exposición, una para el cielo y otra para el paisaje.

Sin embargo, una montura ecuatorial tiene muchas más ventajas. Así es como Christoph Malin, experto en fotografía de estrellas, describe el efecto positivo de estas monturas en la fotografía de Vía Láctea:

"Utilizar una montura ecuatorial, como la Vixen Polarie, al fotografiar la Vía Láctea tiene muchas ventajas. Todos hemos visto muchas fotografías de la Vía Láctea o de constelaciones de estrellas a las que les falla el rango dinámico, los colores y el contraste.

Cuando no utilizamos exposiciones lo suficientemente largas (proporcionadas por una montura ecuatorial), nos vemos forzados a aumentar el ISO y a ampliar la apertura empeorando la calidad de la imagen. El resultado es que con el post proceso estas imágenes suele acabar con muchas estrellas saturadas en blanco, a causa del elevado ISO utilizado.

Este es el motivo por lo que muchas de estas fotografías tienen muchas estrellas de color blanco e igual brillo, lo que desafortunadamente las convierte en imágenes de aspecto poco natural. La realidad es que las estrellas tienen diferentes niveles de brillo y color.

Hasta cierto punto la D700 fue capaz de demostrar esto, así como la D3s, debido al gran diodo del sensor. Lamentablemente, en muchas ocasiones no puedo utilizar una montura ecuatorial para mis timelapses, pero si puedo hacerlo, lo hago. Las imágenes de la Vía Láctea quedan mucho mejor con una montura ecuatorial y una exposición de 1 minuto o incluso un poco más".

ISO

Al tener un tiempo de exposición máximo para que las estrellas no dejen trazos, para no obtener una fotografía subexpuesta no nos queda más remedio que subir el ISO. Cuanto más ISO, más brillante nos quedará la Vía Láctea. Esto es así porque al subirlo se está amplificando la señal de los fotositios (píxeles) del sensor. Es decir, estamos haciendo el sensor más “sensible”. La cantidad de luz captada será la misma, pero se amplificará haciendo que aumente la exposición.

El ISO que vayas a utilizar dependerá del comportamiento de tu cámara frente al ruido. Empieza con el ISO más alto disponible en tu cámara (6400, 3200, 1600, 1250, 800) y, dependiendo de los resultados, ajústalo en consecuencia. Siempre evita usar los ISOs que son el resultado de amplificaciones por software en lugar de hardware, como los niveles H1 y H2.

Existen muchas técnicas para reducir el ruido en fase de post proceso, por lo que no tengas miedo de usar un ISO alto. Pero cuidado, ten en cuenta que la reducción de ruido en post proceso va a suavizar toda la imagen perdiendo nitidez. Tendrás que encontrar el equilibrio que te proporcione tanto una imagen limpia de ruido como una imagen nítida. Este es uno de los motivos por lo que necesitas sacar la foto lo mejor posible en la cámara en primer lugar.

Usa el balance de blancos en modo manual: 3400-3900K

En cuanto al balance de blancos, el objetivo es utilizar la temperatura del color adecuada para capturar una imagen realista de la Vía Láctea, enseñando la belleza de la naturaleza del modo más puro posible.

Según algunas fuentes, la temperatura de color de la Vía Láctea está alrededor de 4840K (amarillo pálido). Si para tu gusto está demasiado en el lado del amarillo/naranja, ajusta el balance de blancos hasta que te quede una escena más neutral.

Muchos factores, como la contaminación lumínica o la luz de la luna, influyen en la elección del balance de blancos. Pero no te preocupes demasiado, porque como estás disparando en RAW, podrás ajustar el balance de blancos más tarde en post proceso.

Un truco que aprendí de Christoph Malin, y que te ayudará a conseguir el color correcto de la Vía Láctea, es prestar atención a las estrellas y cuerpos celestes importantes. Asegúrate de que los colores que capturas coincidan con su rango de temperatura individual. Por ejemplo, si capturas Antares o Marte en azul deberás ajustar el balance de blancos hasta que te queden en su color, el rojo.

Volviendo a mi imagen de la Vía Láctea y el puente natural, como tenía una fuerte contaminación lumínica en la escena, procedente de Mallorca, detrás del puente natural, decidí usar una temperatura de color de 3400K para conseguir las estrellas blancas y la contaminación lumínica en un tono rojizo.

Particularmente utilizo un balance de blancos entre 3400K-3900K la mayor parte del tiempo, pero esto es sólo una preferencia personal. Trata de empezar con unos 3900K y ajusta a partir de aquí hasta que tengas una imagen más natural.

Cuando se está realizando un timelapse no es recomendable disparar con el balance de blancos en automático, es mejor dejarlo en modo manual a 3900K o seleccionar el modo predefinido de Tungsteno (unos 3200K). Si disparas con el balance de blancos en automático es posible que la cámara te vaya cambiando la temperatura de color de fotograma a fotograma, modificándo la tonalidad de la imagen. Lo que, al reproducir la secuencia de imágenes, producirá un parpadeo muy molesto.

Para evitarlo, es mejor disparar en modo manual, así te aseguras que se mantendrá uniforme la temperatura de color durante toda la secuencia.

Encuadrando en la oscuridad

La parte más difícil ya está hecha: encontrar la fecha y el punto de disparo. Sabes la imagen que quieres tomar, desde donde disparar y la posición de la Vía Láctea que tendrás. Una vez que la cámara está colocada sobre el trípode, simplemente encuadra y toma un par de fotos para ver si te gusta lo que ves y ajusta en consecuencia.

Pintando el paisaje con luz

Si quieres proporcionar a tus imágenes de Vía Láctea una sensación de lugar, añadir profundidad y sombras, lo que necesitas es iluminar el primer plano.

Para que las imágenes te queden naturales, asegúrate de que la luz que añadas sea sutil y de baja intensidad. Esto es absolutamente necesario en días de luna nueva o con poca fase. Por otro lado, cuando la fase de la luna se esté aproximando a la luna llena, la luz de la luna podría ser incluso suficiente para iluminar el paisaje por sí sola.

Por lo general, la iluminación lateral proporciona sombras duras y con contraste. Para aclararlas y reducir el contraste, puedes utilizar luz de relleno con flashes, linternas, LEDs o lo que creas más conveniente.

¿Cómo pintamos nosotros el puente natural?

  • Equipo: Un panel LED con un gel CTO.
  • Iluminación: Germán (también conocido como el Desarrollador) cogió el panel LED y se alejó del punto de disparo para iluminar el puente de forma lateral, añadiendo sombras y volumen.
  • Movimiento del LED: Si dejas de mover el LED vas a sobreexponer una parte del paisaje. Personalmente mantengo el LED en movimiento a lo largo de la escena. Muévelo más lentamente cuando apliques luz a elementos más lejanos y acelerar al pintar los más cercanos. Siempre ten en cuenta la ley de la inversa del cuadrado de la luz: la intensidad de la luz es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia al centro donde se origina.
  • Tiempo de iluminación: Después de realizar varias pruebas (ensayo y error), pudimos averiguar que el tiempo de iluminación necesario para conseguir la exposición correcta era de 10 segundos. El método de ensayo y error lleva tiempo y consume batería. Así que, cada vez que realices una prueba, asegúrate de contar los segundos para poder ajustar el tiempo en consecuencia.

Revisa el histograma y ajusta la exposición

Una última cosa antes de empezar a tomar fotos como si no hubiera mañana: comprueba el histograma.

El histograma permite analizar la exposición de la imagen en la pantalla LCD de la cámara, y realizar los ajustes necesarios para lograr una exposición correcta sobre el terreno.

Como sabes, el lado izquierdo del histograma representa los tonos más oscuros que tu cámara puede registrar y el lado derecho representa los valores más claros. En cualquiera de los dos extremos del histograma la luz no proporciona detalle, ya que es totalmente negra o totalmente blanca.

Para entenderlo mejor, echa un vistazo a estos ejemplos de exposiciones según el histograma:

  • Subexpuesto: El histograma muestra el pico tocando el lado izquierdo del gráfico. Estás capturando sólo tonos oscuros. Puedes corregirlo incrementando la apertura, alargando el tiempo de exposición o subiendo el ISO.
  • Expuesto a la izquierda: El histograma muestra el pico cerca de la parte izquierda del gráfico y toca ligeramente el borde izquierdo. Los resultados pueden ser aceptables, pero vas a tener problemas con el ruido en post proceso. Una vez más, trata de incrementar la apertura, alargar el tiempo de exposición o subir el ISO.
  • Exposición neutra: El histograma muestra picos hacia el centro del gráfico de izquierda a derecha y toca ambos bordes de la gráfica. La mayoría de los píxeles de la imagen tiene tonos medios, y la menor parte tiene tonos oscuros o blancos. La imagen puede aparecer más brillante que natural, pero se puede ajustar fácilmente en post proceso. Es un gran histograma, no hay necesidad de ajustar la configuración de la cámara.
  • Expuesto a la derecha: El histograma muestra el pico cerca de la parte derecha del gráfico y toca ligeramente el borde derecho. Trabajar con este histograma significa que aumentamos la exposición de la imagen con el fin de recoger la máxima cantidad de luz y así conseguir el rendimiento óptimo del sensor de imagen. Nos ayudará a bajar el ruido, pero ten cuidado de no sobreexponer. La imagen se verá demasiado brillante en la cámara, pero puede ser fácilmente corregida en post proceso. No utilices un ISO demasiado alto para conseguir este histograma, porque vas a terminar generando ruido, consiguiendo una peor imagen.
  • Sobreexpuesto: El histograma muestra el pico tocando el lado derecho del gráfico. Estás capturando sólo los tonos claros. Es difícil corregirlo en post proceso. Puede ser provocado por la contaminación lumínica o la luz de la luna. Posiblemente tendrás que bajar el ISO para obtener una imagen correctamente expuesta.

Por lo general, querrás un histograma que muestre picos hacia el centro de la gráfica de izquierda a derecha, con ambos extremos tocando los bordes del gráfico. Pero esto evidentemente depende totalmente de las tonalidades de tu escena. No porque el histograma tenga una forma diferente a esta significa que tu fotografía vaya a estar mal expuesta.  

Lo normal en fotografía nocturna es tener un histograma de medios tonos y oscuros, con pocos tonos claros. No esperes una campana de Gauss.

Este es el histograma de mi imagen de la Vía Láctea y el puente natural:

Lleva  tu cámara y objetivo al límite de su capacidad de captación de luz. Revisa la imagen en la pantalla LCD, haz zoom para comprobar el enfoque, asegúrate de que el horizonte esté recto, revisa el histograma y ajusta el encuadre. Una vez que encuentres una exposición que te guste, simplemente disfruta fotografiando el fantástico momento que la Naturaleza te está ofreciendo.

9Cinco magníficos tutoriales para aprender a procesar el RAW de la Vía Láctea

¿Por qué crees que Henri-Cartier Bresson nunca procesó ni reveló sus negativos? Pagaba a alguien para que hiciera ese trabajo por él. La razón es simple: porque le permitió pasar menos tiempo en el cuarto oscuro y más tiempo fotografiando.

Hoy en día, parece que todos estamos demasiado preocupados por el procesado de nuestras imágenes cuando deberíamos centrar nuestra atención en conseguir que la imagen quede bien en la cámara en primer lugar. Y es que si tomas una mala foto, no habrá Photoshop que valga para hacerla mejor.

En mi opinión, el mejor procesado es el que no tienes que hacer. Por lo tanto, asegúrate de obtener la imagen correctamente expuesta y no tendrás que invertir mucho tiempo en Photoshop, Camera Raw o Lightroom procesándola. Además, forzar demasiado la exposición en el procesado aumenta el ruido y reduce la calidad de la imagen. Trata de exponer correctamente en la cámara en primer lugar.

Dicho esto, he de reconocer que el post proceso siempre formará parte de nuestro flujo de trabajo. Incluso los puristas tiene que utilizarlo para eliminar imperfecciones fotográficas como rasguños, polvo en el sensor, pequeñas manchas oscuras y otras imperfecciones. Por supuesto, siempre habrá alguien que argumente que el proceso creativo no se detiene cuando se pulsa el obturador, que es sólo el inicio. Bueno, ahí reside la belleza del arte, las reglas son sólo reglas, nada más.

Como todo en la vida, aprender de los mejores es clave, así que permíteme que te sugiera que veas estos cinco video-tutoriales gratuitos creados por cuatro Maestros de la Vía Láctea. Con ellos aprenderás cómo sacar el máximo partido a tus RAW (en inglés):

Si lo que buscas es algo más avanzado, te recomiendo estos otros cursos (de pago):

Recuerda que, al editar, debes asegurarte de que los colores de las estrellas notables y cuerpos celestes que captures (Antares, Marte, etc.) coincidan con sus respectivos rangos de temperatura.

Reducción de ruido

Como ya he dicho, yo no uso el modo de reducción de ruido de la cámara. Prefiero poder tener la vista previa de la imagen de inmediato en lugar de esperar otros 30 segundos.

Para quitar los hot-pixels (píxeles calientes) se puede utilizar la herramienta de clonación de Photoshop o Lightroom, pero personalmente prefiero utilizar el siguiente flujo de trabajo en Photoshop:

  • Utiliza la herramienta "lazo" para seleccionar los hot-pixels.
  • Ve a Editar > Rellenar...
  • Selecciona “Según el contenido” del campo “Usar”.
  • Pulsa OK

Si creas una acción personalizada en Photoshop junto con un atajo de teclado (combinación de teclas), puedes quitar los hot píxels con gran rapidez.

Existen diferentes técnicas para reducir el nivel de ruido. Los típicos programas de edición de fotos como son el Camera RAW (Panel Detalle) o el Lightroom incluyen herramientas para eliminar el ruido cromático y la luminancia. Pero debes tener en cuenta que el uso excesivo de la opción de reducción de ruido ablandará la imagen y reducirá la nitidez. Incluso, en el caso de la fotografía nocturna, puede eliminar las estrellas de la imagen.

Además del software de edición de fotos, hay otro tipo de software especializado en reducción de ruido que da mejores resultados. Photo Ninja (la herramienta de reducción de ruido se llama Noise Ninja), Nik’s Dfine y Noiseware son los más conocidos para lidiar con el ruido.

Yo utilizo Nik's Dfine, pero no demasiado, prefiero tener un poco de ruido y más estrellas en lugar de perder nitidez y estrellas. Después aplico una máscara de capa para restaurar las áreas donde el software ha eliminado ruido innecesariamente.

Otro método que puedes utilizar es el apilado y promediado de imágenes en Photoshop. Es una gran manera de controlar el ruido con ISOs altas. Aquí te dejo el gran videotutorial de Ian Norman (inglés) que seguro te será muy útil.

10Imágenes de la Vía Láctea para inspirarse

Recordemos ahora cuál es la finalidad de este artículo. Lo que me gustaría que hicieras es abrir tu mente. Cierra los ojos y deja volar la imaginación en la búsqueda de una imagen de la Vía Láctea realmente memorable.

Espero que encuentres una fuente de inspiración en la fotografía ganadora de Mark Gee: Guiding Light To The Stars. Del mismo modo, me gustaría que las siguientes ideas fotográficas te ayudaran a disparar tu producción creativa en tus escapadas nocturnas.

Mark Gee
Mark Gee | Canon 5D Mark III | 24mm | f/2.8 | 30s | ISO 3200 | panorámica de 10 imágenes
Francesco Gola
Francesco Gola | Canon 5D Mark III | 21mm | f/2.8 | 25s | ISO 6400 | 3500K
Jose A. Hervás
Jose A. Hervás | Canon 5D Mark III | 16mm | f/2.8 | 30s | ISO 3200 | 3950K
Adam Woodworth
Adam Woodworth | Nikon D800E | 14mm | Fusión de 8 exposiciones | 5 exposiciones apiladas para el cielo: f/2.8, 10s, ISO 6400 | 3 exposiciones para el primer plano: primera y segunda f/2.8, 10 min, ISO 1600 (diferentes distancias de enfoque); tercera f/5.6, 30s, ISO 1600 con "light painting"
Dave Morrow
Dave Morrow | Nikon D800 | 14mm | f/2.8 | 30s | ISO 4000
Dave Morrow
Dave Morrow | Nikon D800 | 14mm | f/2.8 | 32s | ISO 5000
David Kingham
David Kingham | Nikon D700 | 24mm | f/2 | 20s | ISO 6400 | panorámica de 16 imágenes
David Kingham
David Kingham | Nikon D700 | 24mm | f/1.4 | 20s | ISO 6400 | panorámica de 9 imágenes
Sean Parker
Sean Parker | Canon EOS 6D | 35mm | f/2.8 | 13s | ISO 6400
Aaron D. Priest
Aaron D. Priest | Nikon D700 | 14mm | f/2.8 | ISO 2500 | 30s para el cielo | 241s para el paisaje | 13 posiciones en una Panoneed para una esfera completa

11¡Jamás abandones!

A veces me siento como un Goonie. Comparto el mismo espíritu, la misma necesidad de explorar lo desconocido, en busca de una auténtica aventura. Siento la necesidad de vivir el desafío de perseguir una escena soñada.

¡Nadie dijo que fuera fácil! Tener que luchar contra obstáculos constantes: desde el mal tiempo y las equivocaciones con el horario, a las caídas y los fallos del equipo… la vida del fotógrafo puede convertirse en una lucha frustrante. Pero al fin y al cabo, después de todos los fracasos, cuando finalmente clavas la fotografía, entonces ese preciso instante se convierte en uno de los momentos más gratificantes que jamás hayas vivido.

Así que, no lo olvides… Los PhotoPillers nunca se rinden… y sin duda yo soy uno de ellos.

¡Buenas Fotos!

Antoni Cladera es un fotógrafo de naturaleza comprometido con el medio ambiente. Artista de la Confederación Española de Fotografía y miembro de la Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza (AEFONA). Forma parte del equipo de PhotoPills.

Queremos dar las gracias a nuestros amigos Mark Gee, Francesco Gola, Jose A. Hervás, Adam Woodworth, Dave MorrowDavid KinghamSean ParkerAaron D. Priest y Christoph Malin por dejarnos publicar sus increíbles fotografías de la Vía Láctea. 

Nota: Algunos enlaces de este artículo son enlaces de afiliados. ¿Qué quiere decir esto? Que si compras mediante estos enlaces nos estás ayudando económicamente sin costarte nada extra. Gracias por tu apoyo.

Archivado en

Siguiente tutorial

Tutorial anterior

Comentarios