Una guía de los mejores eclipses de Sol: cuándo, dónde y cómo fotografiarlos

Por Antoni Cladera

“Estás ahí fuera, con unas gafas especiales para el eclipse súper frikis que te protegen los ojos. No eres el rey de la elegancia pero bueno, lo último que te apetece escuchar nada más llegar a casa es a tu madre cabreada gritando “¡Te lo dijeeee!”.

Todo está en su sitio. El trípode, la cámara y el objetivo están perfectamente alineados, esperando ansiosos a que la Luna cubra al Sol por completo... a que empiece el espectáculo.

Lo que pasa es que el espectáculo no es como imaginaste que sería...”

De repente, me di cuenta cómo la piel del brazo derecho de Daniel López se erizaba. “¿Se le está poniendo la piel de gallina?“, me pregunté.

Los ojos del astrónomo dejaron de mirarme fijamente y empezaron a perderse en sus recuerdos. Daniel ya no estaba ahí, conmigo, en la abarrotada sala de congresos... Se había teletransportado Dios sabe dónde.

Siguió hablando…

“Es difícil explicar lo que sientes al vivir un eclipse total de sol. El día se hace noche sin previo aviso. El Sol y la Luna se funden en un agujero negro envuelto por una corona de luz y fuego. Las estrellas y los planetas invaden el cielo... Sólo los susurros de la gente que te rodea son capaces de romper el hechizo.

No sé. Nunca he vivido nada como eso. La gente se vuelve loca, hace cosas raras... Vas a flipar.

Tío, escúchame, como amigo y astrónomo, sé lo que estoy diciendo. Si estás en Estados Unidos este verano, ¡no te puedes perder el eclipse del 21 de agosto de 2017!”

No tenía pensado perdérmelo... Ni yo, ni el resto del equipo de PhotoPills.

Acabábamos de añadir a PhotoPills una herramienta para planificar ese eclipse precísamente (ahora actualizada con los mejores eclipses de Sol y Luna que ocurrirán próximamente)...

¡No nos lo íbamos a perder por nada del mundo!

Y de ese viaje sale esta guía que estás leyendo, con la que quiero darte todo lo que necesitas para que no haya eclipse de Sol que se te resista.

¡Todo!

Desde ejemplos de fotos para inspirarte, un calendario de los mejores eclipses solares y cómo utilizar PhotoPills para planificarlos al equipo que vas a necesitar y cómo fotografiar un eclipse de Sol paso a paso.

¡Y es que quedan muchos eclipses por venir!

¿Preparado?

Va a ser divertido...

“La creatividad es la inteligencia divirtiéndose” – Albert Einstein

Nota: Si te interesan los eclipses lunares, no te pierdas nuestra guía de los mejores eclipses de Luna ;)

Contenido

  1. Calendario de eclipses de Sol
  2. Entendiendo los diferentes tipos de eclipse de Sol y sus fases
  3. Las fotos de eclipse de Sol que deberías hacer antes de morir
  4. Dónde ir (en busca de la localización perfecta)
  5. Cómo planificar tus fotos de eclipse de Sol
  6. El equipo necesario para fotografiar un eclipse de Sol
  7. 7 consejos generales para fotografiar un eclipse de Sol
  8. Cómo fotografiar un eclipse de Sol paso a paso
  9. ¡No olvides proteger tus ojos!
  10. Los 11 errores que deberías evitar al fotografiar un eclipse de Sol
  11. Imagina. Planifica. ¡Dispara!

1.Calendario de eclipses de Sol

“Vayamos al grano Toni. ¿Cuándo es el próximo eclipse solar?”

Me alegro de que me hagas esta pregunta.

Estos son todos los eclipses de Sol hasta 2030 con su fecha, tipología, magnitud, duración y donde son visibles.

¿No sabes qué es la magnitud?

No te preocupes ahora, en la sección 2 te explicaré qué significan cada uno de estos conceptos.

FechaTipoMagnitudDuraciónDónde
13 julio 2018Parcial0,336--Sur Australia
11 agosto 2018Parcial0,737--Norte Europa, noreste Asia
6 enero 2019Parcial0,715--Norte Asia del Este, norte Pacífico
2 julio 2019Total1,04604m33sSur Pacífico, Sudamérica [Total: sur Pacífico, Chile, Argentina]
26 diciembre 2019Anular0,9703m39sAsia, Australia [Anular: Arabia Saudí, India, Sumatra, Borneo]
21 junio 2020Anular0,99400m38sÁfrica, sureste Europa, Asia [Anular: África central, sur Asia, China, Pacífico]
14 diciembre 2020Total1,02502m10sPacífico, sur Sudamérica, Antártida [Total: Pacífico sur, Chile, Argentina, Atlántico sur]
10 junio 2021Anular0,94303m51sNorte Norteamérica, Europa, Asia [Anular: norte Canadá, Groenlandia, Rusia]
4 diciembre 2021Total1,03701m54sAntártida, Sudáfrica, Atlántico sur [Total: Antártida]
30 abril 2022Parcial0,64--Sureste Pacífico, sur Sudamérica
25 octubre 2022Parcial0,862--Europa, noreste África, Oriente Medio, oeste Asia
20 abril 2023Híbrido1,01301m16sSudeste Asia, Indias orientales, Australia, Filipinas. Nueva Zelanda. [Híbrido: Indonesia, Australia, Papua Nueva Guinea]
14 octubre 2023Anular0,95205m17sNorteamérica, Centroamérica, Sudamérica [Anular: oeste EEUU, América Central, Colombia, Brasil]
8 abril 2024Total1,05704m28sNorteamérica, Centroamérica [Total: México, centro EEUU, este Canadá]
2 octubre 2024Anular0,93307m25sPacífico, sur Sudamérica [Anular: sur Chile, sur Argentina]
29 marzo 2025Parcial0,938--Noreste África, Europa, norte Rusia
21 septiembre 2025Parcial0,855--Sur Pacífico, Nueva Zelanda, Antártida
17 febrero 2026Anular0,96302m20sSur Argentina y Chile, sur África, Antártida [Anular: Antártida]
12 agosto 2026Total1,03902m18sNorte Norteamérica, oeste África, Europa [Total: Ártico, Groenlandia, Islandia, España]
6 febrero 2027Anular0,92807m51sSudamérica, Antártida, oeste y sur África [Anular: Chile, Argentina, Atlántico]
2 agosto 2027Total1,07906m23sÁfrica, Europa, Oriente Medio, oeste y sur Asia [Total: Marruecos, España, Algeria, Libia, Egipto, Arabia Saudí, Yemen, Somalia]
26 enero 2028Anular0,92110m27sEste Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica, oeste Europa, noroeste África [Anular: Ecuador, Perú, Brasil, Surinam, España, Portugal]
22 julio 2028Total1,05605m10sSudeste Asia, Indias orientales, Australia, Nueva Zelanda [Total: Australia, Nueva Zelanda]
14 enero 2029Parcial0,871--Norteamérica, Centroamérica
12 junio 2029Parcial0,458--Ártico, Escandinavia, Alaska, norte Asia, norte Canadá
11 julio 2029Parcial0,23--Sur Chile, sur Argentina
5 diciembre 2029Parcial0,891--Sur Argentina, sur Chile, Antártida
1 junio 2030Anular0,94405m21sEuropa, norte África, Oriente Medio, Asia, Ártico, Alaska [Anular: Algeria, Túnez, Grecia, Turquía, Rusia, norte China, Japón]
25 noviembre 2030Total1,04703m44sSur África, sur Océano Índico, Indias orientales, Australia, Antártida [Total: Botswana, Sudáfrica, Australia]

Fuente: Página de eclipses solares de la NASA

La tabla anterior te da una visión genérica sobre los próximos eclipses solares. Pero si deseas fotografiarlos (sección 8)... necesitarás ir un poco más allá y aprender a planificarlos (sección 5).

Y si eres uno de los nuestros (usas la app PhotoPills), te encantará saber que hemos añadido un calendario completo de eclipses de Sol y de Luna a PhotoPills (¡hasta 2050!). :)

Pero no sólo se trata de un calendario, también podrás visualizar sobre un mapa las zonas de visibilidad del eclipse para poder planificarlo fácilmente. Esto es, saber a dónde ir y cuándo ir para poder hacer la foto con la que sueñas. :)

Así que abre PhotoPills, ve al Planificador (Menú Píldoras) y pulsa sobre el botón Configuración de mapa. Lo encontrarás en la parte inferior derecha del mapa, justo al lado del botón (+) del mapa.

Menú Píldoras de PhotoPills - Pulsa sobre Planificador.
Planificador de PhotoPills - Encontrarás el botón de Configuración de mapa al lado del botón (+) del mapa. Fíjate en el Pin Rojo que hay sobre el mapa. Es clave para planificar los eclipses, ya que toda la información que te proporciona el Planificador está referenciada a la posición del Pin Rojo.

Nota: Si quieres aprender a usar PhotoPills como un verdadero maestro, descárgate el manual de usuario en pdf.

Tras pulsar el botón Configuración de mapa, se abrirá la pantalla de Configuración de mapa. En la sección Capas del mapa, fíjate en la capa Eclipse.

Para acceder al calendario de eclipses, simplemente pulsa la flechita que ves a la derecha de la capa Eclipse.

Planificador de PhotoPills - Configuración del mapa. Pulsa en Eclipse para ver el calendario completo de eclipses. Para ver la información del eclipse sobre el mapa del Planificador (zonas de visibilidad, etc.), pulsa el icono en forma de ojo que ves a la izquierda de la capa Eclipse para activarla.
Planificador de PhotoPills - Calendario de eclipses solares y lunares de PhotoPills.

Si estás interesado en los eclipses de Luna, puedes consultar la guía de los mejores eclipses de Luna, pero ahora vamos a centrarnos solamente en los eclipses de Sol.

Así que pulsa en la palabra Objeto en la cabecera de la tabla para ver primero los eclipses solares.

Planificador de PhotoPills - Calendario de eclipses ordenado con los eclipses de Sol primero.
Planificador de PhotoPills - Navega por el calendario para descubrir más eclipses de Sol.

También puedes ordenar el calendario por Fecha, Tipo de eclipse o Pin rojo.

La columna Pin rojo te indica, teniendo en cuenta la posición donde hayas colocado el Pin Rojo en el Planificador, si vas a ver un eclipse total, anular, parcial o si el eclipse no será visible.

De este modo, si colocas el Pin Rojo cerca de tu casa, podrás averiguar rápidamente qué eclipses van a ser visibles en tu zona, y si podrás ver un eclipse de Sol total, parcial o anular :D

La columna Tipo te indica el tipo de eclipse: total, parcial, anular e híbrido.

No te preocupes si no sabes distinguir los diferentes tipos de eclipse. En la sección 2 te voy a explicar todos los tipos de eclipse con todo lujo de detalles.

Sigamos...

Para ver la información del eclipse sobre el mapa del Planificador:

  • En el calendario de eclipses, pulsa sobre el eclipse que deseas planificar. Por ejemplo, el eclipse total de Sol del 2 de julio de 2019.
  • En la pantalla Configuración de mapa, activa la capa Eclipse. Para ello, pulsa el icono con forma de ojo situado a la izquierda de la capa.
  • Finalmente, pulsa OK en la esquina superior derecha en iOS o la flecha para volver atrás en Android.
Planificador de PhotoPills - Capa Eclipse activa. El icono en forma de ojo no aparece tachado ni sombreado.
Planificador de PhotoPills - Zonas del planeta donde el eclipse de Sol total del 2 de julio de 2019 será visible.

Fíjate en la segunda captura de pantalla. La información de visibilidad del eclipse aparece sobre el mapa. De esta forma, es fácil averiguar las zonas del planeta donde el eclipse no va a ser visible, donde sólo vas a poder ver el eclipse parcial y dónde vas a poder disfrutar del eclipse total.

Simplemente ve moviendo el Pin Rojo sobre el mapa para obtener la información del eclipse para esa localización en el Panel 9 y el Panel 10. Desliza los paneles que hay sobre el mapa hacia la izquierda para encontrarlos.

Planificador de PhotoPills - Panel 9. Según la posición del Pin Rojo te da información sobre la fecha del eclipse, su tipo, su magnitud y su duración. Pulsa el botón que hay sobre el panel para acceder al calendario de eclipses.
Planificador de PhotoPills - Panel 10. Indica la hora de las fases más importantes del eclipse según la posición del Pin Rojo. Pulsa el icono del panel para saltar en el tiempo a la siguiente fase.

El siguiente paso sería entender lo que significan las líneas que aparecen sobre el mapa y planificar tus fotos del eclipse de Sol (sección 5)... Pero no vayamos tan rápido.

Primero es importante entender perfectamente los diferentes tipos de eclipse de Sol.

¡Sigue leyendo!

2.Entendiendo los diferentes tipos de eclipse de Sol y sus fases

Empecemos por el principio…

¿Qué es un eclipse solar?

Un eclipse solar ocurre cuando la Luna se mueve entre el Sol y la Tierra, tapando los rayos del Sol y proyectando una sombra en parte de la Tierra.

La Luna es 400 veces más pequeña que el Sol, pero también está 400 veces más cerca. Por lo tanto, los dos astros aparentan el mismo tamaño, ¡una coincidencia extraordinaria!

¿Por qué un eclipse solar ocurre únicamente durante la Luna Nueva?

Como no podía ser de otra manera, los eclipses solares suceden durante la Luna Nueva. Deja que te explique el porqué.

¿Has oído hablar de un evento que los astrónomos llaman “sizigia”?

¿No?

Este nombre tan raro proviene del término sizigia en griego antiguo, que significa reunirse o unirse. Define el periodo exacto de tiempo durante el que el Sol, la Luna y la Tierra están perfectamente (o casi) alineados a lo largo de una línea recta. Esto ocurre alrededor de la Luna Nueva de cada mes lunar.

Recuerda que la Luna Nueva es el momento en el que el Sol y la Luna están alineados, ambos en el mismo lado respecto a la tierra. Es decir, la tierra no se encuentra entre el Sol y la Luna. Por lo tanto, un eclipse solar ocurre cuando la sombra de la Luna se proyecta sobre la Tierra.

Sin embargo, no hay un eclipse solar en cada Luna Nueva. ¿Por qué?

Un eclipse de Sol no ocurre en cada Luna Nueva por dos motivos.

El primero es que la Luna Nueva tiene que estar cerca de un nodo lunar.

Un nodo lunar es uno de los dos puntos en los que el plano de la órbita lunar alrededor de la Tierra corta el plano de la órbita terrestre alrededor del Sol. Este plano, el definido por la órbita de la Tierra alrededor del Sol, se llama la eclíptica.

Sin embargo, ambos planos (el de la Tierra y el de la Luna) no están perfectamente alineados. En realidad, el plano de la órbita lunar alrededor de la Tierra está inclinado unos 5° con respecto a la eclíptica.

Por lo tanto, tal y como puedes ver en el diagrama inferior, ambos planos tan sólo se cruzan en dos puntos: los nodos lunares.

El segundo es que el Sol también tiene que estar cerca de un nodo lunar para formar una línea (casi) perfecta con la Tierra y la Luna. Esta alineación ocurre más o menos cada 6 meses, y suele durar unos 34,5 días.

De modo que los eclipses solares sólo pueden ocurrir durante ese tiempo.

Entonces, ¿cada cuánto ocurre un eclipse solar?

La manera más sencilla de averiguarlo es consultando el calendario de eclipses de PhotoPills. :P

La mayor parte de los años civiles tienen 2 eclipses solares, pero recuerda que no todos son totales.

El número máximo de eclipses solares que se pueden dar en el mismo año es de 5, pero es algo muy poco frecuente. Según los cálculos de la NASA, en los últimos 5.000 años sólo unos 25 años han tenido 5 eclipses solares. La última vez que esto ocurrió fue en 1935, ¡y la próxima vez será en 2206!

¿Qué es la magnitud de un eclipse?

La magnitud es un número que los astrónomos usan para definir cuánto tapa la Luna al Sol en un eclipse solar.

La magnitud representa la fracción del diámetro solar cubierto por la Luna. Tiene un valor de entre 0 y 1 inclusive, donde 1 significa eclipse total.

A veces, la magnitud del eclipse puede tener un valor mayor que 1. Esto ocurre cuando el tamaño aparente de la Luna es mayor que el diámetro del Sol.

La magnitud del eclipse se confunde con frecuencia con el oscurecimiento del eclipse.

El oscurecimiento representa el tamaño del área solar (no el diámetro) que cubre la Luna.

Cada eclipse se define por lo mucho que la Luna tapa el Sol. Tal y como te he explicado, esta medida se llama magnitud y depende de la parte de la sombra de la Luna que se proyecte sobre la Tierra.

Veamos ahora los 4 tipos de eclipses solares.

El eclipse solar total

El eclipse solar total se da cuando la Luna cubre completamente el Sol. Esto sucede cuando la Luna se acerca al perigeo, el punto de la órbita lunar más cercano a la Tierra.

Pero como la sombra completa de la Luna (también llamada umbra) no es lo suficientemente grande para tapar la Tierra por completo, tan sólo cubre una parte.

Esta zona o banda se llama “la banda de totalidad”. Dicho de otra forma, es el área desde la que se puede ver el eclipse de Sol total.

Si te hallas en la banda de totalidad, vas a poder disfrutar de las siguientes 5 fases de un eclipse solar total:

  • Empieza el eclipse parcial (1er contacto - C1): La Luna empieza a tapar el Sol poco a poco. Parece como si el Monstruo de las Galletas le hubiera dado un mordisco.
  • Empieza el eclipse total (2º contacto - C2): La Luna cubre el Sol casi por completo. Si te encuentras en la zona de la umbra de la Luna (en la que su sombra completa se proyecta sobre la Tierra) puede que veas las perlas de Baily y el efecto de anillo de diamantes, justo antes de la totalidad.
  • Totalidad y eclipse máximo (Máx): La Luna tapa el Sol completamente. Sólo la corona del Sol (la atmósfera exterior del Sol) es visible. ¿No estás emocionado? ¡El cielo se ha oscurecido! Puede que también experimentes una bajada de las temperaturas y percibas como los animales se callan. De nuevo, si estás en la zona de la umbra de la Luna podrás ver las perlas de Baily y el efecto de anillo de diamantes, antes de que termine la totalidad.
  • Acaba el eclipse total (3er contacto - C3): La Luna empieza a separarse del Sol, dejando que éste vuelva a aparecer.
  • Acaba el eclipse parcial (4º contacto - C4): La Luna deja de estar encima del Sol. En este momento y localización concreta, termina el eclipse.

La hora a la que cada fase ocurre depende de la localización (latitud/longitud). ¡Pero no te estreses! Puedes usar PhotoPills para averiguarlo. Te lo explicaré todo en la sección 5.

“Vale Toni, pero ¿qué puedo fotografiar durante un eclipse solar?”

¡Vas a poder hacer un montón de fotos!

En la sección 3 te detallaré todas las fotos que puedes hacer durante un eclipse total de Sol. Y en la sección 8 te explicaré cómo capturarlas paso a paso. ;)

El eclipse solar parcial

Un eclipse solar parcial se da cuando la Luna tapa parcialmente el Sol y proyecta solamente su penumbra sobre la Tierra.

El eclipse parcial de Sol transcurre a lo largo de 3 fases principales:

  • Empieza el eclipse parcial (C1): La Luna empieza a estar por encima del Sol. Es como si el Monstruo de las Galletas le hubiera dado un mordisco al Sol.
  • Eclipse máximo (Máx): El eclipse alcanza su magnitud máxima. La Luna cubre la mayor superficie del Sol con respecto a cualquier otro instante del eclipse.
  • Termina el eclipse parcial (C4): La Luna deja de tapar el Sol. En ese momento, el eclipse acaba en esa determinada localización.

La hora a la que cada fase ocurre depende de la localización (latitud/longitud). Averígualo rápidamente con PhotoPills (sección 5). ;)

El eclipse solar anular

El eclipse solar anular se da cuando la Luna no es lo suficientemente grande como para cubrir completamente el Sol.

En este caso los bordes externos del Sol se mantienen visibles formando un anillo de fuego en el cielo. Un eclipse anular de Sol se produce cuando la Luna está cerca del apogeo (el punto de la órbita lunar más alejado de la Tierra) y la antumbra de la Luna (su sombra más clara) se proyecta en la Tierra.

El eclipse anular transcurre a lo largo de 5 fases principales

  • Empieza el eclipse parcial (1er contacto - C1): La Luna empieza a tapar el Sol poco a poco. Parece como si el Monstruo de las Galletas le hubiera dado un mordisco.
  • Empieza el eclipse anular (2º contacto - C2): La Luna empieza a estar dentro del Sol, apareciendo el anillo de fuego alrededor de ésta. Si te encuentras en la zona de la antumbra de la Luna (en la que su sombra suave se proyecta por completo sobre la Tierra) puede que veas las perlas de Baily y el efecto de anillo de diamantes, justo antes de la anularidad.
  • Eclipse anular máximo (Máx): La Luna cubre el centro del Sol. Sólo se ve un anillo de Sol alrededor de la Luna. Es posible que justo antes de que termine el eclipse anular puedes volver a ver las perlas de Baily y el efecto de anillo de diamantes.
  • Acaba el eclipse anular (3er contacto - C3): La Luna empieza a separarse del Sol, alejándose de éste.
  • Acaba el eclipse parcial (4º contacto - C4): La Luna deja de estar encima del Sol. En este momento y localización concreta, termina el eclipse.

La hora a la que cada fase ocurre depende de la localización (latitud/longitud). Puedes averiguarlo fácilmente con PhotoPills (sección 5).

El eclipse solar híbrido (o anular-total)

Por último, un eclipse solar híbrido (o anular-total) es tremendamente poco frecuente. Se da cuando el mismo eclipse cambia de anular a total (y/o vice versa) a lo largo del recorrido del eclipse.

Esto quiere decir que habrá sitios a lo largo del recorrido del eclipse donde se podrá ver el eclipse total y otros dónde se podrá ver el eclipse anular.

¿Sigues ahí? ¿Sí?

Genial, ahora ya sabes qué es un eclipse de Sol, sus diferentes tipos y sus fases.

Llega el momento de ver fotos, inspirarte y dejar volar tu imaginación.

Estas son las fotos de eclipse que deberías hacer antes de morir...

3.Las fotos de eclipse de Sol que deberías hacer antes de morir

Antes de que puedas empezar a planificar (sección 5) y fotografiar el eclipse de Sol (sección 8), tienes que saber qué foto quieres hacer.

Imagina. Planifica. ¡Dispara!

La idea siempre va primero. ;)

Y qué mejor manera de inspirarte y tener ideas que ver los tipos de fotos que puedes capturar durante un eclipse de Sol.

Empecemos por la primera foto, la del eclipse parcial de Sol…

Eclipse parcial (1)

Las fotografías del eclipse parcial son espectaculares. Me encanta la combinación del color más claro del Sol con el negro de la Luna.

Nikon D500 | 480mm | f/8 | 1/500s | ISO 100 | 7460K | Filtro solar

Vídeo de un eclipse total (2)

Cuando estás fotografiando un eclipse total de Sol desde la banda de totalidad, son varios los fenómenos que puedes capturar.

¡Asegúrate de no perdértelos!

Echa un vistazo a este vídeo e inspírate con todas las fotos que capturamos durante el eclipse total de Sol de 21 de agosto de 2017. :)

Este es el orden cronológico en el que suceden.

Bandas de sombras (3)

Este fenómeno sucede en todos los eclipses de Sol (total, parcial y anular).

En el caso del eclipse total, entre 1 y 2 minutos antes de la totalidad, puede que observes bandas misteriosas de sombras ondulantes corriendo por el suelo, a lo largo de los lados de los edificios o a través de otras superficies de colores claros.

Es un efecto bastante abstracto que llama mucho la atención.

Anillo de diamantes (4)

Unos 10 a 15 segundos antes y después de la totalidad, la corona solar (la atmósfera exterior del Sol) se vuelve visible. Mientras los último retazos de luz solar atraviesan los valles de la superficie de la Luna, y la tenue corona alrededor del Sol empieza a volverse visible, verás como el conjunto parece un anillo con resplandecientes diamantes.

Nikon D500 | 500mm | f/8 | 1/125s | ISO 100 | 6450K

Perlas de Baily (5)

Aproximadamente 5 segundos antes de la totalidad, prepárate para ver las perlas de Baily. Son un conjunto de perlas brillantes de luz solar que se producen como consecuencia del Sol brillando a través de los valles y las depresiones de la superficie de la Luna.

Nikon D500 | 500mm | f/8 | 1/8000s | ISO 100 | 6450K

La corona del Sol (6)

Mientras el anillo de diamantes se desvanece, empiezas a ver la corona del Sol. ¿Eres capaz de ver los tenues rayos que rodean la silueta de la Luna?

Nikon D500 | 500mm | f/8 | 1/30s | ISO 100 | 6450K

La cromosfera del Sol (7)

La cromosfera es una capa inferior de la atmósfera del Sol. Tan sólo unos segundos antes de que acabe la totalidad, puedes ver un brillo rojizo: es la cromosfera.

Nikon D500 | 500mm | f/8 | 1/1000s | ISO 100 | 6450K

Estos fenómenos también se repiten cuando la Luna va dejando la superficie del Sol.

¡Aprovéchalos!

Capturando detalle en la Luna (8)

Con los ajustes adecuados de cámara y una ligera edición posterior puedes obtener imágenes que muestren todo el detalle de la Luna cubriendo el Sol. El efecto es simplemente magnético. :)

Corona: Nikon D500 | 500mm | f/8 | 1/8s | ISO 100 | 6450K
Earthshine: Nikon D500 | 500mm | f/8 | 2s | ISO 100 | 6450K

Anillo de fuego del eclipse anular (9)

En los eclipses de Sol anulares, la Luna nunca llega a cubrir del todo el Sol, por lo que se forma un anillo de fuego en el cielo en su momento álgido. ¡Todo un espectáculo!

Foto de Alan Dyer/Stocktrek Images

Incluye el paisaje con un objetivo gran angular (10)

Cuando deseas incluir el paisaje en la foto, la planificación y composición se complica un poquito más. Como te explicaré en la sección 4, en estos casos es necesario encontrar una localización con un fondo y un sujeto interesante que, combinados con el espectáculo que sucede en el cielo, produzcan una imagen única.

Nikon D4s | 18mm | f/16 | 10s | ISO 100 | 5850K

Incluye el paisaje con un teleobjetivo (11)

Posiblemente sea una de las fotos más difíciles de planificar y tomar. Requiere un alto conocimiento de las localizaciones, habilidades de planificación avanzada y no fallar en el momento clave del disparo.

Pero no te preocupes, no son fotos imposibles. En la sección 4 y en la sección 5 te daré todo lo que necesitas para planificar este tipo de fotografías.

Un ejemplo claro es la foto que capturó Ted Hesser durante el eclipse total de Sol del 21 de agosto de 2017. Fue capaz de capturar la silueta de un escalador dentro del disco del Sol.

Esta foto lo convirtió en leyenda, en el PhotoPiller del Año 2017, ¡y le permitió embolsarse 3.000$ en metálico con los PhotoPills Awards!

¡Anímate a participar!

O inspírate con las fotos que de otros PhotoPillers que publicamos todos los días en nuestra cuenta de Instagram PhotoPills.

Nikon D800 | 400mm | f/5.6 | 1/200s | ISO 100

Composites de primeros planos y de planos generales del eclipse de Sol (12)

Este tipo de imágenes resultan muy atractivas para el espectador. Y es otra forma de aprovechar el trabajo hecho.

Simplemente coge fotos que hayas hecho durante el eclipse y utiliza tus conocimientos de procesado para crear imágenes diferentes.

Veamos dos ejemplos.

Composites multifoto

Superpón todas las fases del eclipse en una foto del entorno (hecha con una distancia focal corta) para contar la historia completa.

Nikon D7000 | 17mm | f/8 | ISO 100 | 5000K
Foto base del eclipse solar: 1,3s
Fotos del eclipse parcial: 1/25s | Filtro solar
Composites por capas

Estas imágenes te permiten mostrar con más detalle las diferentes fases del eclipse. Son igualmente espectaculares.

En fin, las oportunidades fotográficas (y creativas) que te brinda un eclipse son enormes.

¡Hay que aprovecharlas todas!

Pero para ello, primero necesitarás encontrar la localización perfecta...

4.Dónde ir (en busca de la localización perfecta)

Una de las tareas más importantes al planificar tu sesión fotográfica del eclipse (sección 5) será establecer la localización desde la que harás las fotos.

Para elegir la mejor localización posible conforme a las fotos que has imaginado, aquí tienes algunos factores que deberías tener en cuenta.

Intenta estar en la línea central de la banda de totalidad (eclipse total)

Tal y como Daniel López, amigo y astrónomo me dijo, yo te lo digo:

“Cuando vayas a fotografiar un eclipse total de Sol, olvídate de fotografiar el eclipse parcial, vete a la banda de totalidad. Debes fotografiar el eclipse en su máximo esplendor, ¡cuando la Luna cubre por completo al Sol!”.

Dentro de la banda de totalidad hay una línea llamada línea central. Es una línea muy delgada en la que la Luna cubre el Sol durante el mayor tiempo.

Por lo tanto, si determinas tu localización de disparo ahí, dispondrás de más tiempo para experimentar y capturar la totalidad.

Así que usa PhotoPills para averiguar la zona del planeta donde puedes disfrutar de la totalidad (sección 5) y ve a por todas.

Busca la magnitud máxima (eclipse parcial)

Cuando vas a fotografiar un eclipse parcial, te interesa encontrar una localización que te permita capturar el eclipse más espectacular posible. Y este suele ser cuando el eclipse tiene mayor magnitud (más de 0,6 si es posible). Esto es, cuando la Luna cubre una gran parte del Sol.

En la sección 5 encontrarás todo lo que necesitas para planificar tu eclipse parcial.

Encuentra un lugar con un montón de espacio alrededor para moverte

Busca un lugar que tenga mogollón de espacio alrededor. Así podrás moverte.

Esto te interesa por dos motivos.

Primero, porque al tener mayor margen de maniobra será más fácil planificar la foto. Por ejemplo, si deseas que el eclipse esté en una determinada posición en el encuadre (alineado con tu sujeto…).

El segundo motivo es que puede que no estés sólo en la localización. Depende del eclipse y de dónde vayas, posiblemente vayas a estar con mucha más gente.

Teniendo en cuenta la preparación necesaria y el equipo que planeas usar (sección 6), ¡lo último que necesitas es que alguien (¡o incluso tú mismo!) tropiece con tu trípode o tu mochila!

Por lo tanto, busca un espacio abierto.

Además, intenta evitar los lugares polvorientos o con arena. Si el viento empieza a soplar, puede que te quedes sin foto.

Es algo que, sin duda alguna, debes evitar a toda costa.

Busca un sujeto interesante

Si decides no sólo fotografiar el eclipse, si no que deseas incluir el paisaje en el encuadre, busca una localización que te permita incluir un sujeto interesante.

Como explico en los artículos de la Luna, de la Vía Láctea o incluso de rastros de estrellas, el sujeto juega un papel clave en la composición.

¿Quieres un ejemplo?

Permíteme que repita aquí la foto que capturó Ted Hesser durante el eclipse total de sol del 21 de agosto de 2017. Magnífico sujeto y magnífica composición para capturar una fotografía legendaria.

Nikon D800 | 400mm | f/5.6 | 1/200s | ISO 100

La distancia de disparo determinará el tamaño del Sol comparado con el sujeto

Si tienes pensado usar una distancia focal larga para capturar un gran Sol junto a tu sujeto, busca una localización que te permita disparar muy lejos de tu sujeto.

¿Cómo de lejos?

Depende del tamaño del Sol que necesites comparado con tu sujeto. Para averiguar la distancia de disparo, aplica la Regla del 100 de PhotoPills.

La regla es muy simple, simplemente multiplica por 100 el diámetro del Sol que quieres capturar.

Por ejemplo, si tu sujeto tiene 10 metros de alto, y quieres que el eclipse solar tenga 10 metros de diámetro (para que sea igual de grande que el sujeto), multiplica 10 metros por 100 y obtendrás que la distancia de disparo debe ser 1.000 metros.

¡Así de sencillo!

Puedes aprender más sobre esta regla en el siguiente artículo: 7 Trucos para que la próxima Superluna brille en tus fotos.

Ahora sí, ya toca ponerse manos a la obra y planificar tus fotos de eclipse de Sol...

¡A planificar!

5.Cómo planificar tus fotos de eclipse de Sol

¿Quieres aprender a planificar un eclipse de Sol? ¿Sí?

Veamos un ejemplo.

En esta sección te voy a explicar paso a paso cómo planifiqué el eclipse total de Sol del 21 de agosto de 2017 con PhotoPills.

Todo lo que aprenderás aquí te servirá igualmente para planificar cualquier eclipse solar, ya sea parcial, anular o total.

Y si deseas dominar PhotoPills consulta el super manual de usuario y echa un vistazo a estos vídeotutoriales :P

¿Listo?

¡Empecemos por el principio!

Selecciona el eclipse que quieres planificar

En primer lugar, selecciona el eclipse que quieres planificar. En este caso, y a modo de ejemplo, vas a seleccionar el eclipse solar del 21 de agosto de 2017.

Ve a PhotoPills, pulsa Planificador (Menú Píldoras) y después pulsa el botón Configuración de mapa. Lo verás sobre el mapa, en la esquina inferior derecha, justo al lado del botón (+) del mapa.

Fíjate en el Pin Rojo que hay sobre el mapa. En estos momentos está ubicado en la isla de Menorca, España (el cuartel general de PhotoPills). El Pin Rojo es clave para planificar los eclipses, ya que toda la información que te proporciona el Planificador está referenciada a su posición.

Menú Píldoras de PhotoPills - Pulsa Planificador.
Menú Píldoras de PhotoPills - Pulsa Planificador.

Cuando pulses el botón Configuración de mapa, verás la pantalla de Configuración de mapa. Para acceder al calendario de eclipses, simplemente pulsa la flechita que ves a la derecha de la capa Eclipse.

El calendario contiene todos los eclipses de Sol y Luna, indicando:

  • Fecha
  • Objeto (Sol o Luna)
  • Tipo (total, parcial, anular o híbrido)
  • Pin Rojo, si es visible o no desde la posición del Pin Rojo. Y en caso de serlo se vería un eclipse total, parcial o anular.

Nota: Pulsa en Fecha, Objeto, Tipo o Pin Rojo para ordenar la tabla según el criterio que prefieras.

Planificador de PhotoPills - Configuración del mapa. Pulsa Eclipse para ver el calendario completo de eclipses.
Planificador de PhotoPills - Calendario de eclipses solares y lunares de PhotoPills. Desliza el Calendario hacia arriba para ver más eclipses.

En el calendario, pulsa el eclipse del 21 de agosto de 2017 para seleccionarlo. Cuando lo hagas, volverás a la pantalla anterior (Configuración de mapa).

Fíjate que ahora, en la capa Eclipse, aparece el eclipse del 21 de agosto 2017 seleccionado.

Para ver la información del eclipse sobre el mapa del Planificador (zonas de visibilidad, etc.), pulsa el icono en forma de ojo que ves a la izquierda de la capa Eclipse para activarla. Por último pulsa OK (esquina superior derecha) para aceptar si estás en iOS o la flecha para volver atrás si utilizas Android.

Planificador de PhotoPills - Pantalla Configuración del mapa una vez activada la capa Eclipse. El icono en forma de ojo situado a la izquierda de la capa Eclipse no aparece tachado.
Planificador de PhotoPills - Sobre el mapa aparece la información de visibilidad del eclipse del 21 de agosto de 2017. Incluso la barra de tiempo indica la fecha del eclipse (la barra de colores debajo del mapa).

En el mapa, haz zoom hacia afuera para tener una visión global de la información de visibilidad del eclipse del 21 de agosto de 2017.

Por ahora, el Pin Rojo sigue ubicado en la isla de Menorca. Pero para conocer la información detallada del eclipse en una localización en concreto, tendrás que colocar el Pin Rojo en esa localización. Si no sabes cómo hacerlo, este vídeo te enseña a mover el Pin Rojo.

Recuerda que para colocar el Pin Rojo en una dirección postal concreta, un punto de interés que tengas guardado o en unas coordenadas determinadas (latitud, longitud) puedes usar el botón Cargar (situado en la parte inferior, al lado del botón Guardar).

Genial. ¡Acabas de seleccionar el eclipse solar que quieres planificar!

Vamos a ver dónde tienes que ir y a qué hora. Para ello deberás entender el significado de la información que aparece sobre el mapa y los dos paneles superiores de eclipse (Panel 9 y Panel 10).

Dónde ir y cuándo (entendiendo la información del eclipse sobre el mapa y paneles superiores)

¿Dónde ir?

Como te indiqué en la sección 3, si vas a fotografiar un eclipse total de Sol, siempre que puedas deberías ir a una localización dentro de la banda de totalidad… desde donde puedas ver (y fotografiar) el eclipse total. :)

En las siguientes capturas de pantalla, el Pin Rojo aparece dentro de la banda de totalidad (franja oscura que cruza Estados Unidos). Me he tomado la libertad de utilizar el botón Cargar para colocar el Pin Rojo en Salem (Oregón), la localidad a la que fuimos todo el equipo de PhotoPills en 2017 para fotografiar el eclipse.

¿Cuándo ir?

O lo que es lo mismo...

¿A qué hora empieza el eclipse en la posición del Pin Rojo?

Desliza los paneles que hay sobre el mapa hacia la izquierda hasta encontrar los dos paneles informativos del eclipse (Panel 9 y Panel 10). Te indican las horas de las fases principales del eclipse (sección 2), además de otros detalles esenciales.

Fíjate en la segunda captura de pantalla. El panel que hay sobre el mapa indica que, teniendo en cuenta la posición del Pin Rojo, el eclipse del 21 de agosto de 2017 empieza a las 09:05:23.

Pero como soy previsor y me gusta trabajar sin prisa, una hora antes de ese momento ya tenía todo el equipo preparado para pasar a la acción :)

Planificador de PhotoPills - Pin Rojo en Salem (Portland), dentro de la banda de totalidad, y Panel 9 con la información del eclipse (fecha, magnitud, tipo y duración) para la posición del Pin Rojo
Planificador de PhotoPills - Panel 10 con la hora e imagen de las diferentes fases del eclipse para la posición del Pin Rojo.

Esta es la información que encontrarás sobre el mapa que te ayudará a decidir dónde ir:

  • Área oscura central del mapa: Es la banda de totalidad (la zona de oscuridad total). O lo que es lo mismo, el área en la que puedes ver como la Luna cubre completamente el Sol.
  • Línea azul dentro de la banda de totalidad en el mapa: Es la línea central. Cuanto más lejos estés de la línea central (mientras sigas en la banda de totalidad), menos tiempo estará la Luna tapando el Sol. Es decir, la duración de la totalidad será menor.
  • Líneas amarillas en el mapa: Fuera de la banda de totalidad podrás ver un eclipse parcial. La primera línea amarilla que está a ambos lados de la banda señala las localizaciones donde la Luna tapará el 80% del Sol. La siguiente línea amarilla señala el 60% y así sucesivamente. Cuanto más lejos estés de la banda de totalidad, más parcial será el eclipse.
  • Punto de mayor duración en el mapa (GD o Greatest Duration Point en inglés): La localización en la que la totalidad dura más tiempo. En el caso del eclipse del 21 de agosto, la GD se sitúa cerca de Carbondale, IL donde la duración de la totalidad es de 2 minutos y 41,6 segundos.
  • Punto mayor del eclipse en el mapa (GE o Greatest Eclipse Point en inglés): No lo confundas con el punto de mayor duración. El punto mayor del eclipse no es el sitio en el que el eclipse dura más tiempo. Sólo es un punto geométrico. Eso de llamarlo punto mayor no fue una buena idea. En realidad es la localización en la que la sombra de la Luna está más cerca del centro de la Tierra. A veces está cerca del punto de mayor duración pero no siempre es así.

En el Panel 9 (encima del mapa) encontrarás la información básica del eclipse para la posición del Pin Rojo:

  • Botón selección eclipse: Si la capa Eclipse está activa sobre el mapa, puedes desactivarla pulsando este botón. Púlsalo otra vez para acceder al calendario de eclipses y seleccionar el eclipse que desees planificar.
  • Eclipse seleccionado: En este caso, el eclipse total de Sol del 21 de agosto de 2017.
  • Magnitud del eclipse: Para la posición del Pin Rojo, representa la proporción del diámetro solar que tapa la Luna. Su valor suele estar comprendido entre 0 y 1, donde 1 significa eclipse total. Pero a veces el tamaño aparente de la Luna puede ser mayor que el del Sol. Es ese caso, la magnitud puede ser mayor que 1.
  • Tipo de eclipse: El tipo de eclipse que puedes ver desde la posición del Pin Rojo (total, parcial, anular o no visible). En caso de tener el Pin Rojo dentro de la banda de totalidad, también indica la duración de la fase de totalidad.

Finalmente, el Panel 10 (encima del mapa) te permitirá averiguar rápidamente la hora exacta en que suceden las diferentes fases del eclipse para una determinada posición del Pin Rojo:

  • Imagen de fase del eclipse: Imagen situada a la izquierda sobre el panel. Indica la fase del eclipse en todo momento vista desde la posición del Pin Rojo. Púlsala para saltar en el tiempo a la siguiente fase. La hora se fijará en la barra de tiempo. Repasa la sección 2 para entender las diferentes fases de un eclipse total de Sol.
  • Hora de cada fase: En el panel aparecen las horas en las que suceden las fases del eclipse. Para seleccionar el tiempo de una fase, mantén el dedo pulsado sobre la hora de la fase que aparece en el panel. La hora se fijará en la barra de tiempo.

¡Perfecto!

Ahora ya sabes:

  • Cómo seleccionar el eclipse que deseas planificar.
  • Dónde vas a poder ver el eclipse total (banda de totalidad) y dónde el eclipse parcial (área entre las líneas amarillas).
  • Cómo mover el Pin Rojo para colocarlo en la localización que quieres estudiar.
  • Cuándo suceden las diferentes fases del eclipse para una determinada posición del Pin Rojo (Panel 10).

El siguiente paso es saber dónde encuadrar la cámara para la foto.

Dónde encuadrar la cámara para capturar el eclipse total

Para afinar la planificación (punto de disparo y hora de disparo), necesitas averiguar dónde estará el Sol durante el eclipse.

O lo que es lo mismo, necesitas saber la posición del Sol, azimut (dirección) y la elevación, en todo momento.

Vamos a averiguarlo rápidamente. Vuelve a PhotoPills y selecciona la hora de inicio del eclipse. Y observa cómo se mueve el Sol a partir de esa hora en adelante.

Si lo haces, verás la dirección (azimut) del Sol en el mapa (línea naranja delgada) y la elevación en uno de los paneles superiores (Panel 3). Enseguida te enseño cómo averiguar estos datos.

¿Cómo establecer la fecha y la hora en el Planificador?

Obviamente, podrías hacerlo cambiando la fecha y la hora usando la barra del tiempo. Pero como te he explicado, hay una forma mejor de hacerlo.

¡Trabaja inteligentemente, no más duro! ;)

Ve al Planificador de PhotoPills y pulsa la imagen del eclipse que ves en el segundo panel de eclipse (Panel 10). Lo encontrarás en el lado izquierdo del panel. Tiene un símbolo del Sol (un círculo amarillo).

Pulsa la imágen del eclipse hasta que la fecha se fije en el 21 de agosto de 2017 y la hora en el momento en que empieza el eclipse (09:05:23 en este ejemplo). También puedes hacerlo pulsando de forma continua la hora de la fase de inicio del eclipse que aparece sobre el Panel 10.

Observa que el icono del botón ha cambiado. Ahora muestra la fase del eclipse a la hora señalada (al principio del eclipse).

¿Dónde estará el Sol al inicio del eclipse?

Muy fácil. Fíjate en el mapa, la línea naranja delgada que sale del Pin Rojo te indica la dirección del Sol para la fecha y hora seleccionada en la barra de tiempo. En este caso, la hora de inicio del eclipse.

Nota: La línea azul delgada te indica la posición de la Luna, por eso las dos líneas prácticamente se superponen durante el eclipse.

Si sigues pulsando el dibujo del eclipse (Panel 10), irás saltando de fase en fase. Y la línea naranja delgada te mostrará la dirección del Sol en todo momento visto desde la posición del Pin Rojo. :)

Planificador de PhotoPills - Pulsa el botón del Sol en el Panel 10 hasta fijar la fecha y hora del inicio del eclipse. En el mapa la línea naranja delgada te indica la dirección del Sol al inicio del eclipse.
Planificador de PhotoPills - Pulsa el botón del Sol en el Panel 10 hasta fijar la fecha y hora de fin del eclipse. En el mapa la línea naranja delgada te indica la dirección del Sol al final del eclipse.
¿Y la elevación del Sol?

Para saber cuán alto va a estar el Sol en el cielo, desliza hacia la derecha los paneles superiores hasta que encuentres el panel de Sol/Luna azimut y elevación (Panel 3).

Según el panel superior (segunda captura de pantalla de abajo), el Sol tendrá una elevación de 27,73º al principio del eclipse (09:05:23). Y su azimut será exactamente 101,2º. Ésta es la dirección en la que se encuentra el Sol indicada por el ángulo que forma su posición respecto al Norte medido en el sentido de rotación de las agujas de un reloj. En el mapa, está representado por una línea naranja delgada.

Ahora puedes ir cambiando el tiempo con la barra de tiempo (o con el Panel 10 de eclipse) y ver cómo cambia la elevación del Sol durante el eclipse (Panel 3).

Planificador de PhotoPills - Segundo panel de eclipse (Panel 10) al inicio del eclipse (09:05:23).
Planificador de PhotoPills - Panel de Sol/Luna azimut y elevación al inicio del eclipse (Panel 3).

El Planificador esconde una sorpresa más que hace las cosas mucho mucho mucho más sencillas... :P

¡La Realidad Aumentada!

Para visualizar la posición del Sol sobre la realidad, sitúate donde está el Pin Rojo y usa la herramienta de Realidad Aumentada de PhotoPills. Para ello, en el Planificador, pulsa el botón de RA (parte inferior de la pantalla). Así verás a través de tu teléfono móvil la posición exacta del Sol y su recorrido.

Recuerda que lo que estás viendo en la vista de Realidad Aumentada es lo que verías desde la posición en la que se encuentra el Pin Rojo en la fecha y hora determinadas. Debes estar físicamente en la posición del Pin Rojo cuando utilices la RA.

Planificador de PhotoPills - Vista de Realidad Aumentada de la posición del Sol al principio del eclipse solar total (09:05:23).
Planificador de PhotoPills - Vista de Realidad Aumentada de la posición del Sol en el momento de máximo eclipse solar (10:18:15)

¡Y eso es todo!

Así es como planifiqué el eclipse total de Sol del 21 de agosto de 2017. Si sigues estos sencillos pasos podrás planificar cualquier foto de eclipse que te propongas… Bueno, casi todas.

Nos queda por cubrir un caso de planificación más avanzado: cuando tu objetivo es capturar un Sol enorme con tu sujeto...

Planificación avanzada (foto de larga distancia con teleobjetivo)

Si quieres hacer una foto de larga distancia en la que el eclipse aparezca de un tamaño concreto con respecto a tu sujeto, como hizo Ted Hesser en 2017, la planificación se complica un pelín (pero no demasiado).

Nikon D800 | 400mm | f/5.6 | 1/200s | ISO 100

Para planificar la foto, deberás:

  • Encontrar una localización con un sujeto interesante que te permita hacer la foto desde la distancia que necesitas.
  • Calcular la distancia de disparo con respecto al sujeto para obtener el tamaño del eclipse deseado (aplicando la Regla del 100 de PhotoPills que expliqué en la sección 4).
  • Encontrar la posición de disparo y hora de disparo que te permita alinear el eclipse con tu sujeto.

¿Te atreves?

En este artículo te explico paso a paso como hacerlo con la Luna (con el eclipse de Sol es exactamente igual): 7 trucos para que la próxima Superluna brille en tus fotos.

Imaginar es divertido...

Planificar es divertido...

Pero vivir el momento de capturar un eclipse de Sol... no tiene precio.

6.El equipo necesario para fotografiar un eclipse de Sol

En esta sección, mi misión es describir todo lo que necesitas para fotografiar el eclipse.

¡Todo!

Desde filtros solares, cámara y objetivo hasta trípode, intervalómetro y demás...

Pero antes, déjame que te cuente el equipo que nos llevamos en 2017 a EEUU para capturar el eclipse de Sol del 21 de agosto.

Nuestro equipo para el eclipse

Además de nuestras camisetas de PhotoPills edición especial Total Eclipse... este es el equipo que nos llevamos a EEUU:

Filtros Solares

Un filtro solar "White light" (77mm) de Thousand Oaks Optical y un filtro solar de Baader para usarlo en el súper teleobjetivo.

Para capturar la secuencia del eclipse y el vídeo

Nikon D500 + Nikon 200-500mm f/5.6 + trípode Gitzo 4542 systematic.

Y también Olympus OM-D E-M1 + Olympus Zuiko 300mm f/4 + trípode Manfrotto de aluminio.

Para fotografiar el primer plano y el eclipse

Nikon D4s + Nikon 70-200mm f/2.8 + trípode Manfrotto 055 XPROB. Dependiendo de la localización de disparo, también teníamos el Nikon el 35mm f/1.4.

Para capturar todo el recorrido del eclipse

Nikon D7000 + Nikon 17-35 f/2.8mm + trípode Gitzo 1241.

Para realizar el timelapse del “making of”

Panasonic Lumix GX8 + Panasonic 14-140mm f/3.5-5.6 + trípode Benro FTA18AB0 Travel Angel.

Y también GoPro + trípode Gorillapod.

Para capturar detalles, sombras y el “making of”

Fuji X100 + trípode Vanguard VEO 235AB.

Y una cámara estenopeica. Formato medio, Holga 120mm gran angular.

Pero este es nuestro equipo. Déjame que te de unas recomendaciones más genéricas del equipo que vas a necesitar.

Primero, necesitas un filtro solar

“¿En serio Toni?”

¡Sí! Y tiene que ser uno fabricado especialmente para eso: ¡fotografiar un eclipse solar!

No te arriesgues a dañar tu vista y equipo usando un filtro barato o que no haya sido diseñado para mirar directamente al Sol.

Tu filtro también tiene que evitar que los rayos infrarrojos (IR) y ultravioleta (UV) pasen a través ya que, aunque no son visibles, también pueden perjudicar tus ojos.

¿Cuáles son los diferentes tipos de filtros solares?

Existen tres tipos de filtros solares para fotografía:

  • Mylar® aluminizado
  • con recubrimiento metálico
  • polímero negro (generalmente para sujetarlos con la mano)

Todos los filtros pueden:

  • Ser circulares o cuadrados.
  • Estar montados en una estructura metálica con abrazaderas que facilitan la sujeción sobre el objetivo sin importar su diámetro.
¿Cómo verás el Sol a través de un filtro solar?

Los filtros de Mylar® aluminizado son los más caros. Sin embargo, con ellos verás el Sol blanco que es su color real (¡Sorpresa! No es amarillo).

No te dejes engañar por su superficie rugosa. Esta superficie tiende a difuminar ligeramente la luz, ¡pero estos filtros son tremendamente nítidos! Son especialmente buenos para imágenes con muchísimo aumento.

Los filtros con recubrimiento metálico y los de polímero negro tienden a saturar el Sol con un amarillo intenso. Todos ellos te servirán igualmente ya que siempre puedes cambiar el color del Sol posteriormente, en el revelado y procesado.

Por último, filtros con recubrimiento metálico ofrecen más nitidez que los de polímero negro. Éstos últimos son más adecuados para una observación a simple vista o para capturar imágenes con un gran angular.

¡No uses filtros caseros!

Según la NASA, no deberías de usar nunca ninguno de los siguientes objetos para ver un eclipse solar:

  • Filtros fotográficos de densidad neutra, sin importar su densidad
  • Filtros fotográficos polarizadores
  • Gafas de sol de cualquier tipo
  • Negativos (revelados o no)
  • Cristal tintado
  • Mantas isotérmicas y cualquier otro objeto de Mylar, o con recubrimiento plateado como los CDs o DVDs
  • Radiografías médicas
  • Disquetes

No los uses porque, aunque disminuyen el paso de la luz, no impiden que los rayos infrarrojos (IR) y ultravioletas (UV) dañen tus retinas.

¿Dónde puedes comprar tu filtro solar?

La mayoría de las tiendas de telescopios venden filtros que puedes usar en una multitud de objetivos y telescopios.

No obstante, si prefieres comprar el tuyo a través de internet, aquí tienes algunas alternativas:

La cámara

Cualquier cámara te servirá para fotografiar el eclipse total de Sol de 2017, pero con algunas conseguirás mejores fotos dependiendo de tus expectativas.

¿Puedes fotografiar el eclipse solar con tu teléfono móvil?

¡Sí!

Sin embargo, teniendo en cuenta que la cámara de tu teléfono móvil es un gran angular, no fotografíes únicamente el eclipse. Céntrate en lo que la gente a tu alrededor está haciendo mientras incluyes el Sol eclipsado en tu encuadre.

Y mientras haces fotos a diestro y siniestro, no te olvides de ponerte tus gafas de eclipse solar. ¡Hazte también con un segundo par para usar uno de los filtros de esas gafas delante de la cámara de tu teléfono móvil!

Cámaras compactas

En general, todas las cámaras compactas ofrecen una gran calidad de imagen y tienen muy buena relación calidad/precio. Por desgracia, debido al alcance limitado de su zoom, te resultará difícil capturar un enorme Sol en tu foto.

Cuando estés haciendo fotos, usa la pantalla LCD de tu cámara, pon un filtro solar para observación delante del objetivo y ponte las gafas de eclipse solar. ¡La seguridad es primordial!

Estas cámaras tienen objetivos que se repliegan dentro del cuerpo cuando entran en reposo o cuando las apagas. El problema es que no vas a ser capaz de poner un filtro solar. Y sin él, el Sol quemará tanto el sensor como el sistema de enfoque de tu cámara en cuanto hagas la primera foto.

Y, por favor, no intentes pegar con cinta adhesiva o sujetar de cualquier forma alguna especie de filtro en este tipo de cámaras. Lo más probable es que el filtro se rasgue, rompiendo tu cámara y dañando tus retinas.

Cámaras para presupuestos ajustados

Las siguientes cámaras básicas permiten exponer en manual:

Cámaras para presupuestos medios

Estas cámaras tienen un comportamiento muy bueno frente al ruido a un precio aceptable.

Para fotografiar eclipses, esta prestación es menos importante ya que la escena nunca se volverá completamente oscura (el cielo será como el del crepúsculo) e incluso el Sol eclipsado y la corona serán bastante brillantes. Sin embargo, cuanto menos ruido, más calidad conseguirás.

Cámaras profesionales

En la franja alta de precios (y de calidad), te recomiendo las siguientes cámaras:

El objetivo

Tu elección del objetivo y de la distancia focal dependerá de cuán grande quieres que el Sol aparezca en tus fotos.

¿Quieres incluir parte del paisaje y no te importa que el Sol salga como un punto? Usa un gran angular, como el Nikon 14-24mm f/2.8, mi favorito.

¿No te importa el paisaje ni tampoco sacar un Sol pequeño? Llévate un teleobjetivo estándar, como el Nikon Nikon 70-200mm f/2.8 o el Canon Canon 70-200mm f/2.8.

¿Te gustaría capturar un gran Sol (o incluso gigante? Usa un súper teleobjetivo. Por ejemplo, el Nikon 200-500mm f/5.6, el Canon 100-400mm f/3.5-5.6, el Fujifilm 100-400mm f/4.5-5.6, el Olympus Zuiko 300mm f/4 PRO, el Sony 100-400mm f/4.5-5.6, el Sony 400mm f/2.8 o el Sigma 150-600mm f/5-6.3 para Nikon y Canon.

¡En el caso del eclipse total, las cámaras con factor de recorte juegan a tu favor cuando intentes capturar un gran Sol en la foto!

Asimismo, también puedes usar un objetivo catadióptrico. Es pequeño, barato y más ligero que un súper teleobjetivo al uso. Además, la difracción es casi insignificante.

Sin embargo, también tiene sus inconvenientes...

No sólo por culpa de su focal fija, tampoco podrás cambiar la apertura. Por si fuera poco, todas las zonas que estén desenfocadas en tu foto tendrán un bokeh en forma de donut.

¡No puedes pretender tenerlo todo en esta vida!

El trípode y la rótula

Para empezar, necesitas un trípode robusto y sólido. Es decir, ¡un trípode que pese!

Esto es especialmente importante si tienes pensado fotografiar composites (sección 8) porque tienes que asegurarte de que tu encuadre no cambia de una captura a la siguiente.

En cualquier caso, necesitas mantener tu cámara estable para evitar vibraciones que podrían trepidar tus fotos.

¿Tienes un trípode básico?

Los trípodes básicos no suelen pesar mucho y eso lo hace bastante inestables.

Utiliza estos sencillos aunque eficientes trucos para evitar vibraciones:

  • Carga el trípode con peso extra colgando de la columna central una bolsa llena de piedras o incluso la misma mochila de la cámara. Pero no lo hagas cuando haga viento, ¡obtendrás el efecto contrario!
  • No eleves la columna central del trípode, vas a convertir el sistema en más inestable.
¿Quieres un buen trípode a un precio razonable?

Compra el Manfrotto 055XPRO3, probablemente el trípode más vendido entre los fotógrafos amateurs avanzados.

Si quieres gastar más, echa un vistazo a los trípodes de fibra de carbono.

Estos trípodes son robustos y pesan menos que los de aluminio. Y permiten cargas de 5-25 kg, dependiendo del modelo.

Marcas como Gitzo, Manfrotto, Benro, Induro o Really Right Stuff ofrecen trípodes de gran calidad, tanto de carbono y como de aluminio.

¿Deberías elegir una rótula específica?

El tipo de rótula depende de tus preferencias, pero asegúrate de que pueda aguantar al menos 5-7 kg de peso y que tenga platina extraíble.

En mi opinión, el mejor amigo del trípode es una buena rótula de bola. Yo uso la Really Right Stuff BH-55. Es capaz de soportar hasta 23 kg, por lo que aguanta el peso de mi equipo sin problemas. Me permite trabajar cómodamente y con gran precisión.

Otras rótulas que nos gustan son la Gitzo GH2780QD, la Kirk Enterprises BH-1, o la Arca Swiss Monoball Z1 SP, todas ellas robustas y de gran aguante (mínimo 13,5 kg).

Además, si vas a usar un súper teleobjetivo podrías usal una rótula gimbal, como la que uso yo, la Benro GH2.

¿Es necesario un disparador remoto o un intervalómetro?

Cuando fotografíes un eclipse solar, deberías de evitar las vibraciones. Si no lo haces, corres el riesgo de acabar con un montón de fotos borrosas. Para ello, necesitas algo que te permita disparar la cámara sin tocarla.

La mejor solución son los disparadores e intervalómetros. Aunque, en mi opinión, deberías olvidarte del disparador y comprarte un buen intervalómetro.

¿Por qué?

Porque los disparadores no son programables. No te permiten disparar automáticamente a intervalos regulares.

El intervalómetro sí es programable. Puedes establecer el tiempo de exposición, el intervalo de tiempo entre dos fotos consecutivas, el número total de fotografías que quieres tomar o incluso el retraso con el que quieres que se tome la primera foto.

Los siguientes intervalómetros son muy buenos:

¿Qué tipo de tarjetas de memorias deberías de usar?

Hay muchos tipos diferentes de tarjetas SD (Secure Digital), dependiendo de la capacidad y la velocidad de transferencia de datos.

Dependiendo de la capacidad de la tarjeta, puedes tener:

  • Tarjetas SD: capacidad de hasta 2GB
  • Tarjetas SDHC (SD High Capacity): capacidad entre 2GB y 32GB
  • Tarjetas SDXC (SD Extended Capacity): capacidad entre 32GB y 2TB

Además de la capacidad, es importante prestar atención a la velocidad de transferencia:

  • Velocidad clase 2: 2MB/s
  • Velocidad clase 4: 4MB/s
  • Velocidad clase 6: 6MB/s
  • Velocidad clase 10: 10MB/s
  • UHS velocidad clase U1: velocidad entre 10MB/s y 104MB/s
  • UHS velocidad clase U3: velocidad entre 30MB/s y 312MB/s

Para los principiantes, las tarjetas SD de 32 GB clase 10 o U1 (desde 12€) son suficientes. Son fantásticas, baratas y la cantidad de fotos almacenables es aceptable.

Su principal inconveniente es la velocidad. Cuando hablamos de la velocidad de transferencia de una tarjeta de memoria, nos referimos a cómo de rápido se escriben los datos en ella. Si vas a tomarte en serio la fotografía, tendrás que comprar una tarjeta de memoria con una velocidad de transferencia alta, ya que permite que cada imagen que tomes se guarde más rápidamente en la tarjeta, proporcionando un menor retraso entre dos disparos consecutivos.

Hoy en día el precio de las tarjetas SD ha bajado tanto y resulta tan barato comprar una tarjeta SDHC velocidad clase 10 de 16GB que no deberías de comprar ninguna que tuviera unas prestaciones menores.

Por último, te recomiendo que utilices varias tarjetas de pequeña capacidad en lugar de unas pocas de gran capacidad, ya que, si pierdes una tarjeta o se estropea, perderás un menor número de imágenes. Mediante el uso de varias tarjetas de menor capacidad disminuyes el riesgo de perder tus fotos.

Finalmente, me gustaría mencionar que todavía hay cámaras que utilizan tarjetas CompactFlash (CF).

¡Y la camiseta de PhotoPills del eclipse total!

¡Ah! ¡Esto es lo más importante! ¡Prepárate para LA LOCURA TOTAL! :P

¡Consigue tu camiseta aquí!

7.7 consejos generales para fotografiar un eclipse de Sol

Has pasado semanas preparándote para la sesión fotográfica del eclipse solar. Tienes varias ideas en mente (sección 3), has encontrado una localización (sección 4) y un punto de disparo gracias a PhotoPills (sección 5).

¡Estás listo para la aventura!

Pero primero, déjame que te dé algunos consejos generales que sirven para cualquier tipo de foto que planees hacer.

Cuándo quitar y volver a poner tu filtro solar (1)

Esta es LA pregunta que seguramente tengas si es la primera vez que vas a fotografiar un eclipse de Sol total.

“Tienes razón Toni... ¿Cómo voy a saber cuándo tengo que quitar el filtro? Y después, ¿cuándo tengo que volver a ponerlo en el objetivo?”

Te recuerdo que, si por alguna razón tienes pensado ver (no fotografiar) el eclipse usando un telescopio o unos prismáticos, no quites el filtro solar hasta que el último resquicio del Sol esté cubierto por completo.

Corres el riesgo de dañar tus retinas muy seriamente si no lo haces.

Pero si quieres capturar el anillo de diamantes y la corona solar, debes quitar el filtro solar.

A diferencia de tus ojos, tu cámara estará a salvo durante unos pocos segundos o incluso un minuto antes de la totalidad, y también por un breve espacio de tiempo una vez que acabe.

¿Cuándo deberías de quitar el filtro solar?

Muy fácil. Cuando la parte descubierta del Sol no sea más que una línea muy fina.

Una vez que hayas hecho esto, ¡no mires a través del visor de tu cámara mientras el filtro esté quitado!

En su lugar, mira la imagen usando usando la función Live View en la pantalla LCD de tu cámara.

Y después ¿cuándo deberías de volver a poner el filtro solar en tu objetivo?

Esto es aún más fácil porque verás el borde de la Luna volverse más brillante. De modo que una vez que acabe el anillo de diamantes, vuelve a colocar tu filtro solar en su sitio.

Evita la maldición del equipo nuevo y familiarízate con él (2)

El eclipse se acerca... ¡Quedan apenas unas semanas!

Y ya estás pensando en comprarte algo nuevo que añadir a tu equipo (una cámara, un objetivo, un telescopio, un trípode, etc.) para fotografiarlo. ¿Por qué no? Al fin y al cabo, es una oportunidad única en la vida ¿no te parece?

Si esa es tu intención, prueba el equipo en casa. Pero no una vez, ni dos: todas las que sean necesarias para conocerlo de memoria y dominarlo.

Ensaya cómo montar tu trípode y colocar la cámara, apuntando alto y ajustando las exposiciones.

Hazme caso, durante la totalidad estarás tan sorprendido que te distraerás fácilmente... ¡Tanto que puede incluso que se te olvide hacer fotos!

Usa la siguiente chuleta (3)

Qué deberías de ensayar en casa:

  • ¿Puedes quitar y volver a poner el filtro solar fácilmente?
  • ¿Cuántos fotogramas por segundo (fps) es capaz de disparar tu cámara en modo Ráfaga?
  • ¿Cómo funciona la herramienta de Auto Horquillado de tu cámara?
  • ¿Tu equipo completo (cuerpo+objetivo+trípode) está estable cuando lo apuntas al cielo?
  • ¿Puedes acceder a todos los controles y la pantalla LCD con la cámara apuntando al cielo?
  • Practica manejando la cámara y estableciendo tus ajustes en Manual.
  • ¿Cuánto duran tus baterías?

Qué deberías de ensayar mientras fotografías el Sol (durante las fases parciales el Sol tendrá el mismo brillo):

  • Prueba a buscar el Sol con el filtro solar puesto.
  • Practica el enfoque en el borde del Sol en condiciones de mucha luz.
  • Averigua los ajustes necesarios para conseguir la mejor exposición con tu filtro solar puesto.
  • Comprueba posibles encuadres en una fecha y hora en la que el Sol esté a la misma elevación que durante el eclipse.

Qué deberías de ensayar mientras fotografías durante el crepúsculo (durante la totalidad el cielo estará tan oscuro como durante el crepúsculo):

  • Averigua los ajustes necesarios para conseguir la mejor exposición (¡sin el filtro solar!)
  • ¿Cómo salen las fotos en caso de que tengas que subir el ISO?

Qué deberías de ensayar mientras fotografías la Luna Llena (tiene el mismo brillo que el interior de la corona solar):

  • Practica el enfoque en el borde la Luna.
  • Averigua los ajustes necesarios para conseguir la mejor exposición.
  • Verifica cuán rápido se mueve la Luna en tu encuadre.

Qué deberías de ensayar mientras fotografías la Luna Cóncava Creciente y/o Decreciente (tiene el mismo brillo que la corona solar):

  • Averigua los ajustes necesarios para conseguir la mejor exposición.
  • Prueba a hacer fotos mientras ajustas rápidamente la exposición.
  • ¿Tus imágenes están perfectamente nítidas? ¿No hay vibraciones?

¡Practica con el Sol y con la Luna! (4)

No me cansaré de repetirlo. Puede que sólo tengas una (sí, una) oportunidad de fotografiar un eclipse solar total en tu vida.

¿En serio te parece buena idea improvisar el día de la sesión fotográfica?

Si la pifias tendrás que esperar hasta el siguiente eclipse. Y no creo que quieras esperar tanto. :)

Primero, practica fotografiando la Luna.

Como ejercicio de iniciación, practica fotografiando la Luna. Está ahí casi cada día.

¡Intenta capturar fotos de la Luna perfectamente enfocadas y correctamente expuestas y habrás conseguido lo más difícil!

Haz fotos durante la Luna Cóncava (Creciente o Menguante)

Pero antes de empezar...

La Luna Creciente Cóncava es la fase lunar intermedia que sigue a la Luna Nueva. Durante este periodo, la parte iluminada de la Luna se incrementa del 0,1% al 49,9%.

Foto de David Steele

El término cóncava define la curva que tiene la parte interior de la luna. Parece un plátano ¿no crees?

Por regla general, la Luna Creciente Cóncava sale durante el día, antes de mediodía. De día, puedes verla en el cielo fácilmente, aunque te resultará más fácil hacia la puesta de Sol. Suele ponerse más tarde, antes de medianoche.

La Luna Menguante Cóncava es la fase lunar intermedia justo antes de la siguiente Luna Nueva. Durante este periodo, la parte iluminada de la Luna disminuye del 49,9% al 0,1%.

Por regla general, la Luna Menguante Cóncava sale antes de medianoche. Puedes seguir viéndola durante la mañana antes de que se ponga por la tarde.

Foto de Thomas Bresson

Bien, vamos a hablar de tus fotos de prueba.

Tal y como puedes ver en las fotos, la Luna Cóncava (Creciente o Menguante) tiene un lado iluminado muy brillante, parecido a las prominencias y al interior de la corona. Teniendo en cuenta que es muy brillante, necesitarás una exposición muy rápida (tan sólo una fracción de segundo).

El lado oscuro, iluminado por la luz del Sol que rebota de la Tierra (llamado brillo de la Tierra), es parecido a la corona exterior y las estrellas cercanas durante la totalidad. Para conseguir una exposición correcta, necesitarás una velocidad de obturación de más de un segundo.

Haz fotos mientras que la Luna Creciente Convexa (o Creciente Gibosa) se convierte en Luna Llena

“Toni, ¿qué es la Luna Creciente Convexa o Creciente Gibosa?”

De nuevo, Creciente significa que la Luna se hace más grande. Convexa o Gibosa se refiere a la forma, y en este caso es menor que un círculo completo (que sería Luna Llena), pero mayor que la forma semicircular de la Luna de Cuarto Creciente.

Por regla general, la Luna Creciente Convexa o Creciente Gibosa sale después de mediodía. Así es que puedes verla durante la tarde y la noche ya que suele ponerse después de medianoche. Durante este periodo, la parte iluminada de la Luna se incrementa del 50,1% al 99,9%.

Foto de Eric Kilby

¿Y qué pasa con tus fotos de prueba?

Durante el crepúsculo, la Luna Creciente Convexa o Creciente Gibosa tiene un brillo y un tamaño parecidos a los del Sol eclipsado y su corona interior. Así es que es una gran oportunidad para practicar el enfoque usando la función Live View en la pantalla LCD de tu cámara, y tus ajustes de exposición.

Además, te ayudará a establecer en qué medida afecta el movimiento de la Luna a tus imágenes.

Después, fotografía el Sol también (5)

Ensaya haciendo fotos al Sol para asegurarte de que tu filtro funciona correctamente, y que eres capaz de enfocar con nitidez y de exponer correctamente.

Ten en cuenta que el Sol será muy brillante durante la mayor parte de las fases del eclipse. Así es que la idea es que hagas fotos a la misma hora local a la que tendrá lugar el eclipse.

Lo ideal sería que fueras a tu localización de disparo con al menos uno o dos días de antelación. Este tiempo adicional te permitirá explorar la zona, buscar el mejor punto de disparo y hacer algunas fotos de prueba.

Tal y como te he explicado en la sección 5, usa PhotoPills para averiguar el azimut y la elevación del Sol en esa localización los días previos.

Si te resulta imposible, ¡practica en casa!

¿Cómo?

Fácil, programa una sesión fotográfica durante la misma franja horario en la que el eclipse de Sol total tendrá lugar.

Lo que quiero decir con las mismas condiciones es:

  • Un Sol muy fuerte que te obliga a jugar con exposiciones cortas.
  • Una elevación del Sol parecida a la del eclipse, para que puedas tener una idea de la composición que quieres trabajar.

¡No te olvides de quitar el filtro solar! (6)

¿Cuánto tardas en quitar el filtro?

Intenta hacerlo con el mayor cuidado posible y tan rápido como puedas.

Cronométrate y ensaya el proceso una y otra vez hasta que lo domines.

Ten en cuenta la excitación que tendrás el día del eclipse. Así es que puede que seas más lento que los tiempos que has medido en casa.

Sin embargo, lo más importante no es la rapidez. ¡Es que no te olvides de quitar el filtro unos segundos antes de que empiece la totalidad!

Si no lo haces y sigues haciendo fotos, tu cámara no captará nada. Estará demasiado oscuro y todas tus fotos estarán subexpuestas.

El mejor truco para acordarte de quitar el filtro solar es poner una alarma en tu teléfono móvil para que suene un par de minutos antes del principio de la totalidad.

PhotoPills te dice exactamente cuándo empezará la totalidad en la localización en la que estés (sección 5).

Tan pronto como lo averigues, pon la alarma. ¡No lo dejes pasar o se olvidará!

¿Qué tipo de fotos puedes hacer del eclipse solar? (7)

En la sección 3 te he enseñado las fotos que deberías proponerte conseguir al menos una vez en la vida:

  • Eclipse parcial
  • Bandas de sombras
  • Anillo de diamantes de un eclipse total
  • Corona del Sol de un eclipse total
  • Perlas de Baily de un eclipse total
  • Cromosfera del Sol de un eclipse total
  • Detalle en la Luna de un eclipse total
  • Anillo de fuego de un eclipse anular
  • Incluyendo el paisaje con un objetivo gran angular
  • Incluyendo el sujeto con un teleobjetivo
  • Composites de primeros planos y de planos generales del eclipse de Sol

Ahora que ya sabes qué tipo de fotos del eclipse solar puedes imaginar, ¡veamos cómo puedes hacerlas!

8.Cómo fotografiar un eclipse de Sol paso a paso

Fotografiar un eclipse de Sol es todo un reto.

Un reto con el que te puedes atragantar si intentas abarcarlo todo a la vez.

Lo cierto es que cada foto tiene sus secretos. Secretos que deberías de conocer. Por eso he decidido dividir esta sección en pequeños apartados en los que te voy a enseñar todo lo que necesitas para capturar cada una de las fotos.

¡Divide y vencerás!

Así que elige la foto que quieras tomar y estudia el apartado correspondiente. ;)

Permíteme que empiece por la foto más sencilla.

Nota: Estudia este artículo para aprender a exponer tus fotos ante cualquier situación..

Bandas de sombras (1)

Cuando la luz pasa a través de agujeros pequeños (entre las hojas de los árboles por ejemplo), puedes observar el eclipse proyectado en las sombras del suelo.

Por lo que si estás cerca de un árbol, o de cualquier elemento que tenga pequeños orificios por los que pueda pasar la luz, prepárate para fotografiar este espectacular efecto.

Para hacer esta foto sigue los siguientes pasos:

  • Equipo: Simplemente necesitas tu cámara (no importa el tipo de cámara, incluso te sirve la cámara del teléfono) y uno de tus objetivos.
  • Configuración cámara: En RAW.
  • Focal: Distancia focal no muy corta. Para estos casos te recomiendo focales de 35mm a 200mm.
  • Modo de medición: Modo puntual. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle.
  • Apertura: Usa una apertura no muy abierta para poder captar con más nitidez el detalle de las sombras. Por ejemplo f/5.6 o f/8.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas (nominal, es decir 100 o 200).
  • Velocidad: A partir de la medición de la luz en las proyecciones luminosas del Sol, la apertura y el ISO, ajusta la velocidad de obturación para que el exposímetro quede centrado en el cero (correctamente expuesta).
  • Balance de blancos: Manual. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca en las sombras proyectadas por el Sol eclipsado para captar el efecto de las sombras con la máxima nitidez.

Eclipse parcial (2)

Durante la fase de eclipse parcial la Luna ocupa una parte de la superficie del Sol. Para este tipo de fotografía me gusta utilizar mi teleobjetivo con un filtro solar para centrar toda mi atención en el Sol, y capturar cómo éste va desapareciendo tras la Luna.

Nikon D500 | 480mm | f/8 | 1/500s | ISO 100 | 7460K | Filtro solar

Para hacer esta foto sigue los siguientes pasos:

  • Equipo: Cámara (no importa el tipo de sensor, aunque te aconsejo una con sensor APS-C o Micro 4/3 por la amplificación que consigues usando un teleobjetivo). Un teleobjetivo o un súper teleobjetivo. Un filtro solar Baader de 80mm (equivalente a un filtro ND 5.0, o sea, de 16.6 pasos de luz). Si fotografías un eclipse total, no te olvides de volver a colocar el filtro solar una vez vuelva a empezar la fase de eclipse parcial después de la fase de totalidad. Un trípode y una rótula robustos así como un intervalómetro (para evitar trepidaciones).
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Distancia focal grande (300mm, 450mm, 600mm, etc.) para abarcar el área del cielo en la que estén situados el Sol y la Luna y conseguir que ocupen la mayor parte de encuadre.
  • Modo de medición: Modo puntual. Antes de que empiece el eclipse, mide la luz directamente en la superficie del Sol.
  • Apertura: Usa una apertura relativamente pequeña para conseguir que los astros salgan perfectamente enfocados. Aquí, al ser un primer plano, la profundidad de campo no es crítica. En este caso, usé f/8 para obtener el máximo detalle del eclipse parcial.
  • Velocidad: A partir de la medición de la luz en el Sol, la apertura y el ISO, ajusta la velocidad de obturación para que el exposímetro quede centrado en el cero (correctamente expuesta). En la fase parcial usé una velocidad de 1/500s.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas (nominal, es decir 100 o 200). Yo utilicé ISO 100.
  • Horquillado: Para asegurar el obtener una foto correctamente expuesta conviene realizar un horquillado a partir de una velocidad de obturación base de 1/500s. Para esta foto realicé un horquillado de 3 pasos.
  • Balance de blancos: Manual. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición. En esta foto opté por un balance de blancos cálido (7460K) para captar los colores del Sol ya que el filtro Baader daba una dominante neutra (blanca).
  • Dónde enfocar: Lo primero que tienes que hacer es poner el filtro solar en tu objetivo (¡esto es fundamental si no quieres que el Sol achicharre el sensor!). Antes de que empiece el eclipse, enfoca en el borde del Sol. Usa el zoom de la herramienta Live View en la pantalla LCD de tu cámara para asegurarte de que el Sol está perfectamente enfocado.

Anillo de diamantes de un eclipse total (3)

La ventaja del eclipse parcial es que tienes mucho tiempo para capturarlo. Cosa que no va a suceder en los momentos previos, durante y en los momentos justo posteriores a la totalidad.

En estos instantes la luz cambia drásticamente. Lo que te obligará a quitar el filtro solar. Tampoco tendrás tiempo de medir la luz, así que lo más conveniente es realizar un horquillado a partir de una velocidad de obturación base. Así podrás captar todos los fenómenos que se avecinan.

El anillo de diamantes es el primero de ellos. Y también el último, justo antes de que vuelva a empezar la fase de eclipse parcial.

El efecto anillo de diamantes se ve cuando la luna realiza su movimiento final sobre el Sol. También puedes fotografiarlo cuando termina la totalidad, es decir cuando la Luna empieza a abandonar la superficie del Sol.

Nikon D500 | 500mm | f/8 | 1/125s | ISO 100 | 6450K

Para hacer esta foto sigue los siguientes pasos:

  • Equipo: Cámara (no importa el tipo de sensor, aunque te aconsejo una con sensor APS-C o Micro 4/3 por la amplificación que consigues usando un teleobjetivo) sin filtro solar. Debes quitar el filtro solar unos segundos antes de que termine el eclipse parcial. Un teleobjetivo o un súper teleobjetivo. Un trípode y una rótula robustos así como un intervalómetro (para evitar trepidaciones).
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Distancia focal grande (300mm, 450mm, 600mm, etc.) para abarcar el área del cielo en la que estén situados el Sol y la Luna y conseguir que ocupen la mayor parte de encuadre.
  • Modo de medición: No tienes tiempo de medir la luz. Para el cálculo de la exposición me guíe por la tabla de exposición de Fred Espenak y a partir de esos parámetros realicé horquillados para asegurar la exposición correcta.
  • Apertura: Mantén la misma apertura que utilizaste para el eclipse parcial. Usa una apertura relativamente pequeña para conseguir que los astros salgan perfectamente enfocados. Aquí, al ser un primer plano, la profundidad de campo no es crítica. En este caso, usé f/8 para obtener el máximo detalle del anillo de diamantes.
  • Velocidad: Como no hay tiempo para realizar una medición de la luz y calcular la velocidad que necesitas, lo más prudente es seguir las indicaciones de la tabla de exposición de Fred Espenak, establecer una velocidad base (1/30s aquí) y realizar un horquillado de 9 fotos.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas (nominal, es decir 100 o 200). Yo utilicé ISO 100.
  • Horquillado: Para asegurarte de capturar al menos una foto correctamente expuesta, es necesario realizar un horquillado. En esta foto, usando como velocidad base 1/30s, realicé un horquillado de 9 fotos de 1/2s a 1/500s. Al final la mejor foto resultó la de velocidad de obturación 1/125s.
  • Balance de blancos: Manual. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición. En esta foto opté por un balance de blancos cálido (6450K) para captar los tonos del anillo de diamantes.
  • Dónde enfocar: Lo primero que tienes que hacer es poner el filtro solar en tu objetivo (¡esto es fundamental si no quieres que el Sol achicharre el sensor!). Antes de que empiece el eclipse, enfoca en el borde del Sol. Usa el zoom de la herramienta Live View en la pantalla LCD de tu cámara para asegurarte de que el Sol está perfectamente enfocado. Cuando el eclipse parcial vaya terminando, no te olvides de quitar el filtro solar. En caso contrario todas las imágenes quedarán subexpuestas.

Perlas de Baily de un eclipse total (4)

Unos segundos antes de la totalidad, podrás disfrutar de un fenómeno conocido como las Perlas de Baily. Son unos destellos brillantes que se producen cuando la luz del Sol pasa por los valles y depresiones de la superficie de la Luna.

Cuidado con esta foto porque debes cambiar la velocidad de obturación base para el horquillado.

Nikon D500 | 500mm | f/8 | 1/8000s | ISO 100 | 6450K

Para hacer esta foto sigue los siguientes pasos:

  • Equipo: Cámara (no importa el tipo de sensor, aunque te aconsejo una con sensor APS-C o Micro 4/3 por la amplificación que consigues usando un teleobjetivo) sin filtro solar. Debes quitar el filtro solar unos segundos antes de que termine el eclipse parcial. Un teleobjetivo o un súper teleobjetivo. Un trípode y una rótula robustos así como un intervalómetro (para evitar trepidaciones).
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Distancia focal grande (300mm, 450mm, 600mm, etc.) para abarcar el área del cielo en la que estén situados el Sol y la Luna y conseguir que ocupen la mayor parte de encuadre.
  • Modo de medición: No tienes tiempo de medir la luz. Para el cálculo de la exposición me guíe por la tabla de exposición de Fred Espenak y a partir de esos parámetros realicé horquillados para asegurar la exposición correcta.
  • Apertura: Mantén la misma apertura que utilizaste para el eclipse parcial. Usa una apertura relativamente pequeña para conseguir que los astros salgan perfectamente enfocados. Aquí, al ser un primer plano, la profundidad de campo no es crítica. En este caso, usé f/8 para obtener el máximo detalle de las perlas de Baily.
  • Velocidad: Como no hay tiempo para realizar una medición de la luz y calcular la velocidad que necesitas, lo más prudente es seguir las indicaciones de la tabla de exposición de Fred Espenak, establecer una velocidad base de 1/500s y realizar un horquillado de 9 fotos.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas (nominal, es decir 100 o 200). Yo utilicé ISO 100.
  • Horquillado: Para asegurarte de capturar al menos una foto correctamente expuesta, es necesario realizar un horquillado. En esta foto, cogiendo como velocidad base 1/500s, realicé un horquillado de 9 fotos. Al final me quedé con la foto que tiene una velocidad de obturación de 1/8000s.
  • Balance de blancos: Manual. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición. En esta foto opté por un balance de blancos cálido (6450K) para captar los tonos de las perlas de Baily.
  • Dónde enfocar: Lo primero que tienes que hacer es poner el filtro solar en tu objetivo (¡esto es fundamental si no quieres que el Sol achicharre el sensor!). Antes de que empiece el eclipse, enfoca en el borde del Sol. Usa el zoom de la herramienta Live View en la pantalla LCD de tu cámara para asegurarte de que el Sol está perfectamente enfocado. Cuando el eclipse parcial vaya terminando, no te olvides de quitar el filtro solar. En caso contrario todas las imágenes quedarán subexpuestas.

Corona del Sol de un eclipse total (5)

Las perlas de Baily dejan paso a la corona (la atmósfera más externa del Sol). El eclipse coge un aspecto un tanto místico, ¿no crees?

Nikon D500 | 500mm | f/8 | 1/30s | ISO 100 | 6450K

Para hacer esta foto sigue los siguientes pasos:

  • Equipo: Cámara (no importa el tipo de sensor, aunque te aconsejo una con sensor APS-C o Micro 4/3 por la amplificación que consigues usando un teleobjetivo) sin filtro solar. Debes quitar el filtro solar unos segundos antes de que termine el eclipse parcial. Un teleobjetivo o un súper teleobjetivo. Un trípode y una rótula robustos así como un intervalómetro (para evitar trepidaciones).
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Distancia focal grande (300mm, 450mm, 600mm, etc.) para abarcar el área del cielo en la que estén situados el Sol y la Luna y conseguir que ocupen la mayor parte de encuadre.
  • Modo de medición: No tienes tiempo de medir la luz. Para el cálculo de la exposición me guíe por la tabla de exposición de Fred Espenak y a partir de esos parámetros realicé horquillados para asegurar la exposición correcta.
  • Apertura: Mantén la misma apertura que utilizaste para el eclipse parcial. Usa una apertura relativamente pequeña para conseguir que los astros salgan perfectamente enfocados. Aquí, al ser un primer plano, la profundidad de campo no es crítica. En este caso, usé f/8 para obtener el máximo detalle de la corona.
  • Velocidad: Como no hay tiempo para realizar una medición de la luz y calcular la velocidad que necesitas, lo más prudente es seguir las indicaciones de la tabla de exposición de Fred Espenak, establecer una velocidad base de 1/30s y realizar un horquillado de 9 fotos.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas (nominal, es decir 100 o 200). Yo utilicé ISO 100.
  • Horquillado base: Para asegurarte de capturar al menos una foto correctamente expuesta, es necesario realizar un horquillado. En esta foto, cogiendo como velocidad base 1/30s, realicé un horquillado de 9 fotos de 1/2s a 1/500s. Al final me quedé con la foto que tiene una velocidad de obturación de 1/30s.
  • Balance de blancos: Manual. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición. En esta foto opté por un balance de blancos cálido (6450K) para captar los tonos de la corona.
  • Dónde enfocar: Lo primero que tienes que hacer es poner el filtro solar en tu objetivo (¡esto es fundamental si no quieres que el Sol achicharre el sensor!). Antes de que empiece el eclipse, enfoca en el borde del Sol. Usa el zoom de la herramienta Live View en la pantalla LCD de tu cámara para asegurarte de que el Sol está perfectamente enfocado. Cuando el eclipse parcial vaya terminando, no te olvides de quitar el filtro solar. En caso contrario todas las imágenes quedarán subexpuestas.

Cromosfera del Sol de un eclipse total (6)

La cromosfera aparece en forma de un color rojizo alrededor de la Luna, unos instantes antes de que termine la fase de totalidad. Se trata de una capa inferior de la atmósfera del Sol.

Nikon D500 | 500mm | f/8 | 1/1000s | ISO 100 | 6450K

Para hacer esta foto sigue los siguientes pasos:

  • Equipo: Cámara (no importa el tipo de sensor, aunque te aconsejo una con sensor APS-C o Micro 4/3 por la amplificación que consigues usando un teleobjetivo) sin filtro solar. Debes quitar el filtro solar unos segundos antes de que termine el eclipse parcial. Un teleobjetivo o un súper teleobjetivo. Un trípode y una rótula robustos así como un intervalómetro (para evitar trepidaciones).
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Distancia focal grande (300mm, 450mm, 600mm, etc.) para abarcar el área del cielo en la que estén situados el Sol y la Luna y conseguir que ocupen la mayor parte de encuadre.
  • Modo de medición: No tienes tiempo de medir la luz. Para el cálculo de la exposición me guíe por la tabla de exposición de Fred Espenak y a partir de esos parámetros realicé horquillados para asegurar la exposición correcta.
  • Apertura: Mantén la misma apertura que utilizaste para el eclipse parcial. Usa una apertura relativamente pequeña para conseguir que los astros salgan perfectamente enfocados. Aquí, al ser un primer plano, la profundidad de campo no es crítica. En este caso, usé f/8 para obtener el máximo detalle de la cromosfera.
  • Velocidad: Como no hay tiempo para realizar una medición de la luz y calcular la velocidad que necesitas, lo más prudente es seguir las indicaciones de la tabla de exposición de Fred Espenak, establecer una velocidad base de 1/500s y realizar un horquillado de 9 fotos.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas (nominal, es decir 100 o 200). Yo utilicé ISO 100.
  • Horquillado base: Para asegurarte de capturar al menos una foto correctamente expuesta, es necesario realizar un horquillado. En esta foto, cogiendo como velocidad base 1/500s, realicé un horquillado de 9 fotos. Al final me quedé con la foto que tiene una velocidad de obturación de 1/1000s.
  • Balance de blancos: Manual. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición. En esta foto opté por un balance de blancos cálido (6450K) para captar los tonos de la cromosfera.
  • Dónde enfocar: Lo primero que tienes que hacer es poner el filtro solar en tu objetivo (¡esto es fundamental si no quieres que el Sol achicharre el sensor!). Antes de que empiece el eclipse, enfoca en el borde del Sol. Usa el zoom de la herramienta Live View en la pantalla LCD de tu cámara para asegurarte de que el Sol está perfectamente enfocado. Cuando el eclipse parcial vaya terminando, no te olvides de quitar el filtro solar. En caso contrario todas las imágenes quedarán subexpuestas.

Detalle en la Luna de un eclipse total (7)

Si utilizas el horquillado adecuado podrás captar detalle incluso de la superficie de la Luna :)

Para esta foto vas a tener que volver a cambiar la velocidad de obturación base para el horquillado.

La foto es el resultado de la fusión de dos fotografías, una para la corona y otra para el earthshine de la Luna.

Corona: Nikon D500 | 500mm | f/8 | 1/8s | ISO 100 | 6450K
Earthshine: Nikon D500 | 500mm | f/8 | 2s | ISO 100 | 6450K

Para hacer esta foto sigue los siguientes pasos:

  • Equipo: Cámara (no importa el tipo de sensor, aunque te aconsejo una con sensor APS-C o Micro 4/3 por la amplificación que consigues usando un teleobjetivo) sin filtro solar. Debes quitar el filtro solar unos segundos antes de que termine el eclipse parcial. Un teleobjetivo o un súper teleobjetivo. Un trípode y una rótula robustos así como un intervalómetro (para evitar trepidaciones).
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Distancia focal grande (300mm, 450mm, 600mm, etc.) para abarcar el área del cielo en la que estén situados el Sol y la Luna y conseguir que ocupen la mayor parte de encuadre.
  • Modo de medición: No tienes tiempo de medir la luz. Para el cálculo de la exposición me guíe por la tabla de exposición de Fred Espenak y a partir de esos parámetros realicé horquillados para asegurar la exposición correcta.
  • Apertura: Mantén la misma apertura que utilizaste para el eclipse parcial. Usa una apertura relativamente pequeña para conseguir que los astros salgan perfectamente enfocados. Aquí, al ser un primer plano, la profundidad de campo no es crítica. En este caso, usé f/8 para obtener el máximo detalle de la corona y superfície de la luna.
  • Velocidad: Como no hay tiempo para realizar una medición de la luz y calcular la velocidad que necesitas, lo más prudente es seguir las indicaciones de la tabla de exposición de Fred Espenak, establecer una velocidad base de 1/2s y realizar un horquillado de 7 fotos. Así se cubren desde 1/15s hasta los 4s.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas (nominal, es decir 100 o 200). Yo utilicé ISO 100.
  • Horquillado base: Para asegurarte de capturar al menos una foto correctamente expuesta, es necesario realizar un horquillado. En esta foto, cogiendo como velocidad base 1/2s, realicé un horquillado de 7 fotos. Para la foto de la corona, la velocidad correcta resultó ser 1/8s, y 2s para el earthshine.
  • Balance de blancos: Manual. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición. En esta foto opté por un balance de blancos cálido (6450K) para captar los tonos de la corona y la luna.
  • Dónde enfocar: Lo primero que tienes que hacer es poner el filtro solar en tu objetivo (¡esto es fundamental si no quieres que el Sol achicharre el sensor!). Antes de que empiece el eclipse, enfoca en el borde del Sol. Usa el zoom de la herramienta Live View en la pantalla LCD de tu cámara para asegurarte de que el Sol está perfectamente enfocado. Cuando el eclipse parcial vaya terminando, no te olvides de quitar el filtro solar. En caso contrario todas las imágenes quedarán subexpuestas.

Anillo de fuego de un eclipse anular (8)

En un eclipse anular, la Luna no llega a tapar por completo el Sol. Esto te va a permitir capturar un anillo de luz alrededor de la Luna.

Foto de Alan Dyer/Stocktrek Images

Para hacer esta foto, tienes que seguir más o menos los mismos pasos que un eclipse parcial. Son los siguientes:

  • Equipo: Cámara (no importa el tipo de sensor, aunque te aconsejo una con sensor APS-C o Micro 4/3 por la amplificación que consigues usando un teleobjetivo). Un teleobjetivo o un súper teleobjetivo. Un filtro solar Baader de 80mm (equivalente a un ND 5.0, o sea, de 16.6 pasos de luz). Un trípode y una rótula robustos así como un intervalómetro (para evitar trepidaciones).
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Distancia focal grande (300mm, 450mm, 600mm, etc.) para abarcar el área del cielo en la que estén situados el Sol y la Luna y conseguir que ocupen la mayor parte de encuadre.
  • Modo de medición: Modo puntual. Antes de que empiece el eclipse, mide la luz directamente en la superficie del Sol.
  • Apertura: Mantén la misma apertura que utilizaste para el eclipse parcial. Usa una apertura relativamente pequeña para conseguir que los astros salgan perfectamente enfocados. Aquí, al ser un primer plano, la profundidad de campo no es crítica. Una apertura de f/8 es una buena opción.
  • Velocidad: Mantén la misma velocidad que utilizaste para el eclipse parcial. Para ISO 100 y f/8 seguramente será una velocidad entre 1/500s y 1/1000s.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas (nominal, es decir 100 o 200).
  • Horquillado: Para asegurar el obtener una foto correctamente expuesta conviene realizar un horquillado. Para esta foto recomiendo un horquillado de 3 pasos.
  • Balance de blancos: Manual. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Lo primero que tienes que hacer es poner el filtro solar en tu objetivo (¡esto es fundamental si no quieres que el Sol achicharre el sensor!). Antes de que empiece el eclipse, enfoca en el borde del Sol. Usa el zoom de la herramienta Live View en la pantalla LCD de tu cámara para asegurarte de que el Sol está perfectamente enfocado.

Incluyendo el paisaje con un objetivo gran angular (9)

Para el eclipse total de Sol del 21 de agosto de 2017 me llevé dos cámaras y multitud de objetivos. En una de ellas monté un teleobjetivo y capturé todas las fases del eclipse. Y con la otra, hice la foto que ves aquí: el momento de totalidad y el bonito paisaje de viñedos en el que estábamos.

Nikon D4s | 18mm | f/16 | 10s | ISO 100 | 5850K

Además, si también vas haciendo fotos durante el eclipse parcial, podrás luego combinarlas para hacer una bonita composición. Lo puedes ver en el ejemplo 11.

Para hacer esta foto sigue los siguientes pasos:

  • Equipo: Cámara réflex o sin espejo. Un objetivo gran angular. Un filtro solar. Un trípode y una rótula robustos así como un intervalómetro (para evitar trepidaciones).
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Tu composición determina la distancia focal que tienes que usar. Si quieres capturar tanto paisaje como te sea posible, a pesar de que el Sol aparezca diminuto, selecciona una distancia focal corta (8-35mm). Si tienes un sujeto en el primer plano al que quieres dar importancia, acércate.
  • Modo de medición: Modo puntual. Para las fases de eclipse parcial, con el filtro, puesto y antes de que empiece el eclipse mide la luz directamente en la superficie del Sol. Durante la fase total, quita el filtro y mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle y sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Ve con cuidado de no mover la cámara cambiando los ajustes para poder luego superponer todas las fotos sin problema.
  • Exposición (apertura, velocidad, ISO)
    • Lo bueno es que la luz no cambiará drásticamente hasta que el eclipse se acerque a la totalidad, así es que podrás mantener los mismos ajustes durante gran parte del evento.
    • No obstante, cuando el eclipse alcance su máximo apogeo (totalidad), la luz cambiará muy rápidamente, y tendrás que ser capaz de adaptar los ajustes de tu cámara.
    • Una vez más... ¡No te olvides de quitar el filtro solar durante la totalidad!
    • Durante la totalidad los ajustes de una imagen expuesta correctamente son los mismos que los que necesitas al inicio del crepúsculo astronómico. El cielo es de color azul oscuro, pero no completamente negro como durante la noche.
    • Utiliza una apertura media, para aumentar la profundidad de campo (f/8, f/11) y obtener una mejor calidad de imagen.
    • Mantén la velocidad entre 1/125s y 1/4000s durante el eclipse. Dependerá del filtro que utilices y de las condiciones climatológicas. Ralentízala durante la totalidad (seguramente unos 1-2 segundos, pero asegúrate de que no te salga ni subexpuesta ni sobreexpuesta).
    • Usa el ISO más bajo que permita tu cámara (nominal, es decir 100 o 200).
    • Durante la totalidad puedes horquillear para aumentar las probabilidades de tener una foto correctamente expuesta.
  • Balance de blancos: Como estás disparando en RAW, siempre puedes ajustar el balance de blancos en el revelado y procesado. Pero si quieres capturar directamente en tu cámara los verdaderos colores del Sol y de la escena, te recomiendo que pruebes con una temperatura de aproximadamente 5200K y ajustes como creas conveniente.
  • Dónde enfocar: Como estás usando un gran angular para este tipo de foto, puedes enfocar a la distancia hiperfocal.

Incluyendo el sujeto con un teleobjetivo (10)

Capturar este tipo de fotos es simplemente emocionante.

Tener la idea de la foto que quieres hacer, encontrar la localización, planificar esa imagen a la perfección para finalmente capturar el momento es un proceso que difícilmente se puede describir con palabras.

Eso mismo debió pensar Ted Hesser cuando capturó la foto que lo convertiría en el PhotoPiller del Año 2017... :P

Nikon D800 | 400mm | f/5.6 | 1/200s | ISO 100 | 5600K

Para hacer esta foto sigue los siguientes pasos:

  • Equipo: Cámara (no importa el tipo de sensor, aunque te aconsejo una con sensor APS-C o Micro 4/3 por la amplificación que consigues usando un teleobjetivo) sin filtro solar. Debes quitar el filtro solar unos segundos antes de que termine el eclipse parcial. Un teleobjetivo o un súper teleobjetivo. Un trípode y una rótula robustos así como un intervalómetro (para evitar trepidaciones).
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Distancia focal grande (300mm, 450mm, 600mm, etc.) para abarcar el área del cielo y del paisaje en la que estén situados el Sol, la Luna y tu sujeto, para así conseguir que ocupen la mayor parte de encuadre.
  • Modo de medición: No tienes tiempo de medir la luz. Para el cálculo de la exposición te puedes guiar por la tabla de exposición de Fred Espenak y a partir de esos parámetros realizar horquillados para asegurar la exposición correcta.
  • Apertura: Mantén la misma apertura que utilizaste para el eclipse parcial. Usa una apertura relativamente pequeña para conseguir que los astros salgan perfectamente enfocados. En este caso, Ted Hesser utilizó una apertura de f/5.6.
  • Velocidad: Como no hay tiempo para realizar una medición de la luz y calcular la velocidad que necesitas, lo más prudente es seguir las indicaciones de la tabla de exposición de Fred Espenak, establecer una velocidad base de 1/30s (si quieres capturar el anillo de diamantes con tu sujeto) y realizar un horquilleado de 9 fotos. Adapta tu velocidad base en función del fenómeno que quieras capturar.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas (nominal, es decir 100 o 200). Ted Hesser utilizó un ISO de 100.
  • Horquillado base: Para asegurarte de capturar al menos una foto correctamente expuesta, es necesario realizar un horquillado. Para esta foto, te recomiendo utilizar una velocidad base de 1/30s, y realizar un horquillado de 9 fotos de 1/2s a 1/500s. Al final, La mejor imagen de Ted Hesser se hizo a 1/200s.
  • Balance de blancos: Manual. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición. Utilizar un balance de blancos más frío es una buena opción (5600K).
  • Dónde enfocar: Enfoca a tu sujeto.

Composites de primeros planos y de planos generales del eclipse de Sol (11)

¡Cuenta toda la historia en una imagen!

Los composites de primeros planos y de planos generales son una forma estupenda de enseñar cómo cambia el eclipse con el tiempo.

Nikon D7000 | 17mm | f/8 | ISO 100 | 5000K
Foto base del eclipse solar: 1.3s
Fotos del eclipse parcial: 1/25s | Filtro solar

Para crear un composite necesitas:

  • Hacer el mayor número posible de fotos para capturar la evolución de todo el eclipse. Utiliza la técnicas del ejemplo 9 de esta sección dependiendo de la distancia focal que quieras usar.
  • Fusionar las fotos en una sola imagen en el procesado.

Puedes crear muchos tipos de composites, pero los más espectaculares son los composites multifoto y los composites por capas.

Composites multifoto

Un composite multifoto muestra el Sol moviéndose de forma natural a través de un encuadre estático. Así es que no necesitarás mover tu cámara en ningún momento del eclipse.

Tanto si planeas un primer plano como un plano más general, asegúrate de que sigues estos consejos:

  • Determina cómo se moverá el Sol a lo largo de tu sensor en tu punto de disparo (¡usa PhotoPills!).
  • Compón tu foto de acuerdo a ese movimiento.
  • Establece el intervalo entre cada disparo.

Obviamente, tu meta es apuntar el campo de visión de tu objetivo de acuerdo al movimiento del Sol y conseguir que la totalidad quede en el centro.

Antes de elegir el encuadre, usa la herramienta de Realidad Aumentada de PhotoPills para ver dónde estarán el Sol y la Luna durante el eclipse de acuerdo con tu posición.

Dependiendo de la distancia focal que usas, puedes añadir también un primer plano interesante o parte de paisaje en tu encuadre.

Acuérdate de fotografiar todas las fases parciales con tu filtro solar y las fases totales sin el filtro.

En cuanto a los intervalos de tiempo, puedes disparar con la frecuencia que quieras (sobre todo si quieres hacer un time lapse). Por regla general, un composite multifoto es mejor si dejas que pasen menos de 5 minutos entre una toma y otra.

De nuevo, tu mayor preocupación debería de ser encuadrar la escena de tal forma que el Sol se mueva regularmente a través del plano y el centro del mismo lo ocupe cuando sea la totalidad.

Posteriormente, en el revelado y en el procesado, fusiona todas tus toma en una sola imagen.

Composites por capas

Un composite por capas es una combinación de varias tomas realizadas durante el eclipse que fusionas en una única foto.

Este tipo de montaje es mucho más fácil de producir porque no necesitas preocuparte mucho por la composición. Tan sólo necesitarás una parte de la imagen, sin que aparezcan parte del paisaje o un primer plano en el encuadre.

En este caso, lo único que tienes que hacer es usar las imágenes que has hecho y colocarlas de forma natural para mostrar la evolución del eclipse.

Alinea y centra cada captura. Asegúrate de que todas las imágenes son simétricas y que hay una distancia constante entre cada una de ellas.

9.¡No olvides proteger tus ojos!

No olvides (nunca) jamás proteger tus ojos durante todo el eclipse solar. Para ello, usa una protección con la certificación ISO (por ejemplo, gafas de eclipse).

Debes usarlas mientras dure el eclipse, excepto en la fase de totalidad. Unos segundos antes de que ocurra, quítate tus gafas de eclipse ¡y disfruta de las vistas! Una vez que se haya acabado esta fase, póntelas de nuevo.

Evita mirar al Sol directamente

En un día normal, no sueles mirar al Sol directamente.

Esto se debe a dos motivos.

Primero, porque desde que eras pequeño has tenido el instinto de no mirarlo directamente. Duele y es molesto. Este instinto se llama “reflejo de aversión”.

Segundo, ¡porque en realidad no hay nada que ver! El Sol brilla tanto y su luz es tan potente que te ciega.

De forma que si esto es lo que haces en un día normal, ¿por qué querrías exponer tu vista a un daño potencial mirando al Sol durante el eclipse solar?

Porque es un evento único y no te lo quieres perder. Lo entiendo.

De hecho, podrías combatir tu reflejo de aversión ya que tu fuerza de voluntad puede ser tremendamente poderosa (bonito juego de palabras) y llevarte más allá de los límites habituales. Al fin y al cabo, podrías pensar que “total, sólo van a ser un par de minutos”.

Por si fuera poco, podrías llegar a mirar directamente al Sol con cierta comodidad mientras la Luna lo tapa parcialmente…

Sin embargo, las consecuencias son terribles. Podrías sufrir ceguera, daños en tus ojos que podrían afectar muy seriamente a tu vista para siempre y de los que podrías no recuperarte jamás.

La consecuencia terrible: ceguera

A partir del instante en que miras al Sol directamente durante un eclipse te expones a sufrir ceguera.

¿Qué tipo de ceguera produce un eclipse solar?

El Sol quema tus globos oculares y tus retinas sufren un daño permanente. Dicho de otra forma, puedes perder la vista (parcial o globalmente, depende de lo mucho que expongas tus ojos).

Piensa que tus retinas se exponen a un exceso de luz. Sencillamente, no pueden soportarlo y esa luz brutal destruye los fotoreceptores de las retinas.

Los fotoreceptores son las células que te permiten ver en la oscuridad, ver en color y tener una visión nítida.

El problema de esta ceguera es que no percibirás sus efectos hasta la mañana siguiente o incluso más adelante. Algunos de los síntomas, que afectan principalmente a tu visión central, son ver borroso o no ver nada de nada (todo negro o puntos negros). Generalmente, la visión periférica suele resultar ilesa, pero lo cierto es que depende.

Dicho esto, una vez que sufres este tipo de ceguera, te conviertes en una persona con la visión reducida.

Por si fuera poco, el proceso de recuperación es un misterio. Según las estadísticas, 50% de la gente afectada recupera totalmente la visión en los 6 meses siguientes. El otro 50% la recupera sólo parcialmente o tienen su visión reducida el resto de sus vidas.

Así es que, por favor, ¡no corras el riesgo y observa el eclipse siguiendo algunas precauciones básicas!

¿Cómo puedes ver el eclipse sin quedarte ciego?

No voy a insistir lo suficiente. Mirar directamente al Sol durante un eclipse puede provocarte ceguera.

Evita:

  • Mirar en repetidas ocasiones al Sol sin protección.
  • Quedarte viendo fijamente el Sol durante un cierto periodo de tiempo.
  • Echar un vistazo a través de una cámara, unos prismáticos o un telescopio sin filtro solar.
  • Usar gafas de sol convencionales ya que no ofrecen protección suficiente.

He repetido la palabra “protección” varias veces. Por lo que ¿cuáles son las diferentes herramientas que puedes usar para proteger tus retinas?

  • Gafas de eclipse solar homologadas.
  • Telescopios especialmente diseñados o prismáticos solares.
  • Cámaras, prismáticos y telescopios con filtros solares homologados (sección 6).
  • Un proyector estenopeico.
Ponte un par de gafas de eclipse solar homologadas

Probablemente, la mejor protección y la más barata sean un par de gafas de eclipse homologadas o un filtro solar para observación (de esos que sujetas con la mano). Antes de comprarlas, asegúrate de que cumplen con todas las normas de seguridad.

El mero hecho de “tener buena pinta” no significa que cumplan su propósito. Así es que comprueba que tus gafas de eclipse solar tienen la homologación ISO. Fíjate en que tenga una etiqueta de la ISO (Organización Internacional de Normalización); el estándar en EEUU es ISO 12312-2 y en la UE es ISO 12312-2:2015.

Además, asegúrate de que los filtros de las gafas están intactos (no tienen defectos como arañazos, burbujas o mellas) y que cubren ambos ojos perfectamente.

Otra cosa. No mires nunca al Sol sin gafas de eclipse solar. Póntelas siempre antes de mirarlo directamente.

Por último, no caigas en este error.

Lo típico es pensar que una vez que llevas puestas las gafas de eclipse éstas son protección suficiente para mirar a través de cualquier óptica (por ejemplo, tu cámara o unos prismáticos). ¡Corres el riesgo de dañar seriamente tus retinas por culpa del efecto lupa!

Asegúrate siempre de poner un filtro solar delante de los cristales del objetivo de tu cámara o de los prismáticos.

Puedes conseguir tus gafas de eclipse solar homologadas de Baader Planetarium o Thousand Oaks Optical en Amazon.

¿Cómo puedes hacer un proyector estenopeico?

Tan sólo necesitas dos tarjetas blancas o dos trozos de cartulina.

Primero, utiliza una aguja para hacer un pequeño agujero en una de las cartulinas. Después, usa esta cartulina para hacer pasar la luz a través y proyectarla en la segunda cartulina.

Podrás ver el eclipse perfectamente.

¡No uses ninguna otra cosa para protegerte!

Según la NASA, no deberías de usar nunca ninguno de los siguientes objetos para ver un eclipse solar:

  • Filtros fotográficos de densidad neutra, sin importar su densidad
  • Filtros fotográficos polarizadores
  • Gafas de sol de cualquier tipo
  • Negativos (revelados o no)
  • Cristal tintado
  • Mantas isotérmicas y cualquier otro objeto de Mylar, o con recubrimiento plateado como los CDs o DVDs
  • Radiografías médicas
  • Disquetes

No los uses porque, aunque disminuyen el paso de la luz, no impiden que los rayos infrarrojos (IR) y ultravioletas (UV) dañen tus retinas.

Esta advertencia es muy importante en lo que respecta a las gafas de sol corrientes.

Según los expertos, las gafas de sol suelen dejar pasar entre un 10% y un 20% de luz solar. Esto sigue siendo demasiada luz para tus retinas.

Los filtros de cualquier par de gafas de sol de eclipse homologadas suelen ser 100.000 veces más oscuros.

Ahora que sabes cómo proteger tus ojos, veamos cuándo es seguro que mires al Sol.

¿Cuándo es seguro que mires al Sol?

Sólo hay una fase durante la cual es seguro que mires al Sol: durante la totalidad, cuando el Sol está completamente cubierto (100%) por la Luna.

En ese momento, la Luna está tapando los rayos del Sol y sólo la corona (la atmósfera exterior del Sol) es visible.

Así es que, sí, quítate la protección. ¡Si no lo haces no verás nada de nada!

No obstante, tienes que ser extremadamente precavido porque incluso cuando el Sol esté prácticamente cubierto (98-99%), esa pequeña línea que queda es lo suficientemente brillantes como para cegarte.

Esto aplica únicamente si estás en una localización desde la que verás un eclipse solar total. Si estás viendo un eclipse solar anular o parcial, debes llevar puesta la protección todo el tiempo.

Acuérdate de ponerte una protección ocular homologada mientras estés viendo el eclipse de Sol para evitar que tus ojos sufran ceguera parcial o total.

Y tan pronto como tengas todo listo, practica usando tu protección y equipo antes del eclipse.

Practica antes del eclipse

Teniendo en cuenta que un eclipse de Sol es un evento único, asegúrate de que estás suficientemente preparado.

Ahora que tienes una protección ocular adecuada, tu equipo está listo y sabes desde dónde estarás admirando este increíble fenómeno, ¡no improvises!

Primero, asegúrate de que sabes exactamente cuándo y cómo es seguro mirar directamente al Sol.

Después, dependiendo de la herramienta que uses para observar el eclipse (cámara, prismáticos o telescopio), practica su uso con antelación.

O lo que es lo mismo, no te pongas a jugar con los filtros durante el eclipse. Deberías de saber exactamente qué hacer y cómo hacerlo antes del evento.

Por favor, toma todas las precauciones necesarias (sobre todo si vas a estar acompañado de niños) ¡y disfruta del eclipse sin tener que tengas que arrepentirte de nada después!

10.Los 11 errores que deberías evitar al fotografiar un eclipse de Sol

Se te olvida quitar el filtro solar durante la totalidad (1)

Este es el error más común.

Estás tan centrado en el eclipse, desplegando tu equipo, buscando la foto perfecta... ¡que se te olvida quitar el filtro solar del objetivo!

Si quieres fotografiar el Sol mientras la Luna lo cubre por completo, tienes que quitar el filtro solar.

Recuerda que estará casi oscuro y que un filtro solar es mucho más oscuro que un filtro de densidad neutra de 10 pasos. Un filtro solar deja pasar un 1/100.000 de la luz mientras que un filtro ND de 10 pasos deja pasar un 1/1.024.

Para evitar olvidarte de quitar el filtro solar puedes hacer un par de cosas.

La primera es poner una alarma en tu teléfono móvil. Gracias a PhotoPills eres capaz de predecir exactamente cuándo empezará la totalidad en la localización en la que estás (sección 5).

Aprovéchate de ello y pon una alarma en tu teléfono móvil para que suene un par de minutos antes de que empiece la totalidad.

Y ya que estás, pon otra alarma para que suene antes del final de la totalidad ¡y así no te olvidas de poner el filtro solar otra vez!

La segunda es pedirle a la gente a tu alrededor (no estarás solo, estoy seguro) que te lo recuerde. Probablemente será menos efectivo, pero nunca está de más tener un plan B.

Alguien (¡o incluso tú mismo!) pisa tu cámara o se tropieza con tu trípode (2)

El primer consejo para intentar evitar este problema es encontrar un punto de disparo en el que tengas espacio suficiente a tu alrededor.

El día del eclipse tendrás que gestionar el hecho de que habrá mucha gente moviéndose a tu alrededor y alrededor de tu equipo. Y muchos de ellos no serán fotógrafos así es que puede que no tengan cuidado con tu trípode.

Así es que llega a tu punto de disparo lo antes posible.

Lo ideal sería que fueras a tu localización de disparo con al menos uno o dos días de antelación para explorar la zona y buscar el mejor punto de disparo.

Una vez que estés allí el día del eclipse, mi segundo consejo es que trates de esparcir tu equipo alrededor de tu trípode. De esta forma, es más probable que la gente pise tu mochila o se tropiece con tu silla plegable en lugar de con tu cámara o tu trípode.

Tu trípode se mueve causando un cambio en tu encuadre y ya no puedes volver al encuadre original (3)

En ese caso, tengo buenas y malas noticias.

Primero, las buenas noticias.

Si lo que estás es haciendo una sola foto con un teleobjetivo, lo más probable es que tengas espacio negativo suficiente alrededor del Sol y de la Luna para poder corregirlo en el revelado o el procesado, recortando la toma.

Incluso si estás haciendo fotos con un súper teleobjetivo (¡o un telescopio!), puede que tengas un encuadre lo suficientemente grande como para recortar y ajustar la posición del Sol.

Ahora vienen las malas noticias.

Si estás haciendo una sola foto con un gran angular, lo más probable es que tu foto se haya fastidiado (¡esperemos que no!) o que sea distinta con respecto a tu composición inicial.

Si esto último ocurre, quién sabe, igual terminas consiguiendo un buen resultado igualmente. El problema es que no podrás crear un composite multifoto.

Así es que, voy a seguir siendo pesado con este tema, asegúrate de que tienes suficiente espacio alrededor de tu equipo para que te puedas mover con libertad y nadie te moleste durante la sesión fotográfica.

Tú mismo podrías ser el causante mientras quitas el filtro solar, sobre todo si es de rosca.

Primero, practica, practica y practica antes del día del eclipse.

Después, quítalo despacio y con mucho cuidado.

Oh, oh... Te has olvidado algo (tarjeta de memoria, intervalómetro, batería, etc.) (4)

Resulta tan decepcionante cuando estás en el campo entusiasmado por la sesión fotográfica y de repente te das cuenta de que te has olvidado algo esencial...

¿La mejor solución para evitar eso?

¡Una lista! (Más detalles en la sección 6)

Cuanto más completa y detallada sea tu lista, más útil te resultará.

Y no la escribas en un trozo de papel, hazla en tu teléfono móvil y así siempre la tendrás contigo.

Tu tarjeta de memoria, intervalómetro, batería (lo que sea) falla (5)

Este tipo de problema se puede evitar y resolver fácilmente.

Unos días antes del eclipse, comprueba todo tu equipo y asegúrate de que todo funciona.

Mientras estés haciéndolo, puedes ir escribiendo y verificando una lista completa como la que te he sugerido en la sección 6.

Si es posible, lleva dos (o más como tarjetas de memoria o baterías) de cada. Así, si algo falla a pesar de tu revisión preliminar, siempre puedes usar tu intervalómetro de sobra, otra batería o una tarjeta de memoria diferente.

¡Prepárate para cualquier imprevisto!

Has cambiado el enfoque sin querer y el Sol y la Luna están borrosos (6)

De nuevo, te enfrentarás a dos situaciones diferentes dependiendo del tipo de foto que planifiques.

Estás disparando con un gran angular

Por lo tanto, estás incluyendo parte del paisaje en tu encuadre. Lo que ha pasado aquí es que, sin duda, no has enfocado a la distancia hiperfocal.

Vuelve a enfocar y asegúrate de que estás enfocando a una distancia ligeramente superior que la distancia hiperfocal (por ejemplo, medio metro). ¡Aunque lo más importante es que no te quedes corto otra vez!

Aprenderás cómo enfocar a la distancia hiperfocal en este vídeo.

Estás disparando con un teleobjetivo

En este caso, el Sol y la Luna cubren gran parte de tu foto. Lo que ha pasado aquí es que no has enfocado bien.

Para enfocar correctamente, usa la herramienta Live View en tu pantalla LCD y, si tu cámara dispone de ellas, utiliza también el Focus Peaking y/o el Ampliador de Enfoque (Focus Magnifier).

Encontrarás cómo usar estas herramientas en la sección 8.

¡Todas tus imágenes están desenfocadas! ¿Por qué? (7)

Si tu foto esta completamente desenfocada a pesar de haber enfocado correctamente, es porque tienes vibraciones en tu cámara y/o en tu objetivo.

  • Utiliza un trípode resistente y asegúrate de que es estable.
  • Apaga el sistema de estabilización de imagen de tu objetivo. Estás utilizando un trípode, por lo que no es necesario utilizar esta función.
  • En ausencia de vibraciones, puede tratar de corregir movimientos inexistentes provocando el efecto contrario.
  • Usa un intervalómetro. Evita tocar la cámara a toda costa.
  • Verifica que el autofocus del objetivo está desactivado.
  • Comprueba que la distancia focal es correcta. Asegúrate de que no tocas el anillo del objetivo.
  • Haz siempre una foto de prueba para comprobar que todo está enfocado.

Está nublado así es que no haces ni una foto (8)

Lógicamente, la mejor solución es moverte y cambiar tu localización y punto de disparo si aparecen nubes.

¿Significa eso que si las nubes aparecen a última hora y es tarde para moverte no deberías de hacer fotos?

¡Para nada!

Unas cuantas nubes pueden convertirse en un elemento interesante en tu escena.

Y sí, es posible fotografiar el eclipse de Sol a través de las nubes. A veces la cámara es capaz de ver lo que tus ojos no pueden.

Puedes capturar las fases parciales y totales a través de las nubes.

Si las nubes son muy densas, quita el filtro solar (de otro modo estará muy oscuro para la cámara y no captará nada) y empieza a hacer fotos.

Si no lo son, haz lo que mejor que puedas mientras el filtro solar está puesto.

En el peor de los casos, si el Sol está completamente tapado por las nubes, siempre puedes fotografiar los cambios de luz y la sombra de la Luna en las nubes…

El segundo contacto (C2) llega muy pronto. No estás listo y quemas las tomas (9)

Tus fotos están quemadas porque has seguido haciendo fotos sin volver a poner el filtro solar en tu objetivo.

¿Cuándo deberías de hacer esto? Tan pronto como veas que el borde de la Luna se vuelve más brillante. Pon el filtro en su sitio de nuevo una vez que termina el anillo de diamantes.

¡Nunca mires a través del visor de tu cámara mientras no tengas puesto el filtro solar! En su lugar mira la imagen usando la función de Live View en la pantalla LCD.

¡Te quedas embobado durante el eclipse y se te olvida todo lo demás! (10)

¡Es una buena opción también!

¿Pero no eras tú el que preguntaba cómo fotografiar un eclipse de Sol?

¡Vamos! ¡¡Muéééééévete!!

¡Disparas en JPG y ahora no puedes revelar nada! (11)

Dispara siempre en RAW y revela tus archivos RAW en Lightroom (o tu programa de revelado preferido).

El archivo RAW contiene toda la información que ha capturado el sensor de tu cámara. Así es que es mucho más fácil hacer ajustes en la imagen posteriormente sin arriesgarte a perder calidad.

El formato JPEG es una compresión de la imagen. Así es que mucha de la información se pierde con esta compresión.

11.Imagina. Planifica. ¡Dispara!

¡Ha llegado tu turno!

Toca pasar a la acción, elegir un eclipse de Sol y dejar volar la imaginación.

Utiliza PhotoPills para planificar las fotos que se te ocurran. Para que cuando llegue el momento, estés preparado para vivir y capturar una escena que, a lo mejor, tú y sólo tú has imaginado.

Sea como sea, va a ser tu momento.

¡Vale la pena intentarlo!

Y si tienes éxito en tu captura, ¿por qué no compartirla con el resto de la tribu?

Mándala a los PhotoPills Awards :P

Nos encantará ver tus fotos. :)

Por cierto, casi se me olvida… Si necesitas ayuda con cualquier tema relacionado con los eclipses de Sol, no dudes en preguntar dejando un comentario debajo de este artículo.

¡Estoy aquí para ayudarte! :)

Buena suerte.

 

Antoni Cladera es un fotógrafo de naturaleza comprometido con el medio ambiente. Artista de la Confederación Española de Fotografía y miembro de la Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza (AEFONA). Forma parte del equipo de PhotoPills.

Agradecemos especialmente a Sandra Vallaure, gran fotógrafa y amiga, por compartir su sabiduría con nosotros y ayudarnos a hacer posible este artículo.

Nota: Algunos enlaces de este artículo son enlaces de afiliados. ¿Qué quiere decir esto? Que si compras mediante estos enlaces nos estás ayudando económicamente sin costarte nada extra. Gracias por tu apoyo.

Archivado en

Siguiente tutorial

Tutorial anterior

Comentarios