La guía definitiva de fotografía con filtros (y larga exposición) - Capítulo 2

Por Antoni Cladera

Contenido

Capítulo 1

  1. 10 fotografías con filtros que te inspirarán
  2. Tipos de filtros (y sus aplicaciones)
  3. Cómo averiguar la densidad real de tu filtro ND con PhotoPills
  4. Cómo combinar filtros (ND, GND y polarizador)
  5. La localización perfecta para fotografía con filtros (y cómo encontrarla)
  6. Cómo planificar tus fotos con filtros como un profesional
  7. Todo el equipo fotográfico que necesitas (además de los filtros)

Capítulo 2

  1. Cómo usar el filtro polarizador (y exponer)
  2. Cómo exponer usando uno o varios filtros ND
  3. Cómo exponer usando un filtro GND (y GND inverso)
  4. Cómo exponer combinando varios filtros (ND, GND y polarizador)
  5. Cómo exponer usando un filtro de contaminación lumínica
  6. Cómo exponer usando un filtro infrarrojo
  7. Cómo exponer usando un filtro solar
  8. La técnica de los filtros en movimiento
  9. Cómo hacer fotos con filtros paso a paso
  10. 21 ejemplos de fotografías con filtros explicados paso a paso
  11. Apilamiento de exposiciones en el procesado frente al uso de filtros ND
  12. Horquillado frente al uso de filtros GND
  13. 12 errores que deberías evitar en la fotografía con filtros
  14. 12 fotógrafos que dominan la fotografía con filtros
  15. ¿Y ahora qué?

Capítulo 2

8.Cómo usar el filtro polarizador (y cómo exponer)

Nikon D4s | 18mm | f/11 | 0,8s | ISO 100 | 7000K | Filtros GND 1.2 (4 pasos) transición suave y polarizador

Qué es un filtro polarizador

Aunque ya te hablé del polarizador en la sección 2, ahora me gustaría explicarte con más detalle cómo usarlo.

Recordarás que en fotografía el filtro que se usa es el filtro polarizador circular (circular polarizing filter o CPL en inglés).

Para usarlo, tan sólo tienes que girarlo y verás como parte de la escena se “polariza”. Y si lo giras en sentido contrario, se “despolariza”.

Y escribo “parte” porque es un filtro que actúa parcialmente en la escena. Cuando lo uses tendrás que decidir en qué parte de la escena quieres que actúe.

Básicamente, un polarizador sirve para:

  • Eliminar la mayor parte de la luz reflejada en tu escena. Por tanto, la saturación y el contraste de tu foto se incrementan.
  • Reducir la bruma.
  • Hacer desaparecer reflejos (siempre que no sean metálicos). O potenciarlos.

Cuánta luz resta el polarizador

Ten en cuenta que, al igual que cualquier otro filtro, el polarizador es un filtro que resta parte de la luz que entra por el objetivo hasta el sensor.

¿Cuánta luz?

Depende del fabricante y del modelo, pero lo habitual es entre 1,5 y 2 pasos de luz.

Cuando el filtro está polarizando al máximo, está restando el máximo de pasos de luz. Y resta luz en toda la escena, aunque se acentúa más en la zonas donde se eliminan los reflejos (siempre que no sean metálicos). Pero si no lo has girado hasta su máximo, y lo has dejado en un punto intermedio de polarización, el filtro estará restando algo menos de luz.

Tú mismo puedes ver su efecto a simple vista.

Coge tu polarizador circular y colócate frente a una fuente de luz. Mira a través del polarizador. Ahora, gira muy suavemente el anillo con la otra mano. ¿Ves cómo se va oscureciendo?

Al ser tan gradual, es difícil establecer con exactitud cuántos pasos de luz resta. Al mismo tiempo, esto te permite hacer ajustes con mucha precisión y polarizar mucho, poco, un pelín (¡cuanto tú quieras!).

Cómo usar el polarizador

Vamos a ver cuáles son los pasos que tienes que seguir para utilizar el polarizador.

1. Monta el polarizador delante del objetivo

Dependiendo del sistema que uses y de la forma que tenga el polarizador (circular o rectangular), el montaje será diferente:

  • Si es un polarizador circular que coincide con el diámetro del objetivo, enróscalo con cuidado de no dejar huellas en la superficie.
  • Si es un polarizador circular que no coincide con el diámetro del objetivo, enróscalo en la anilla correspondiente del portafiltros. Hazlo con cuidado de no dejar huellas en la superficie. Después, coloca la anilla en el portafiltros. Según la marca que tengas, puede que el polarizador esté más cerca o más lejos del sensor.
  • Si es un polarizador rectangular, insértalo en la ranura correspondiente del portafiltros. Generalmente suele ser una ranura, distinta de las habilitadas para los filtros ND y GND, o un soporte específico.
2. Gira el filtro con cuidado hasta que consigas el efecto deseado

Si tienes una cámara sin espejo (con visor electrónico) o una réflex que tenga esta opción, activa el histograma en vivo (live histogram en inglés).

La clave para usar el polarizador es precisamente esta: el ángulo.

O lo que es lo mismo: cuánto tienes que girarlo para conseguir lo que buscas.

Por suerte, el procedimiento es muy sencillo y más intuitivo de lo que parece.

Una vez que tengas clara tu composición, lo único que tienes que hacer es girar el filtro con suavidad. Hazlo poco a poco.

Mientras, comprueba en la pantalla LCD gracias a la función Live View o en tu visor electrónico si tienes una cámara sin espejo, si el efecto se está produciendo. Y si es así, si lo está haciendo con la intensidad que buscas.

Imagina, por ejemplo, que estás fotografiando un paisaje de costa y quieres que se vea el detalle del fondo marino en la parte más cercana a la orilla (primer plano). Gira despacio el polarizador. Si ves que el agua se vuelve cada vez más opaca, gíralo en el sentido contrario y verás como por arte de magia aparecen las rocas y la arena del fondo.

Supón ahora que lo quieres es contrastar el cielo y resaltar el volumen de las nubes. En este caso, el mejor momento es cuando el Sol forma un ángulo de 90º con respecto a la dirección de disparo. Es decir, lo tienes a tu izquierda o a tu derecha. Así se consigue la máxima polarización posible del cielo.

3. Mide la luz para ajustar la exposición y enfoca

Bien, ahora que has determinado cómo, dónde y cuánto tiene que actuar el polarizador, es hora de medir la luz en el tono clave de la escena (con el polarizador puesto).

Recuerda que, dependiendo del ángulo de polarización, la luz puede disminuir entre 1,5 y 2 pasos. Así es que tendrás que ajustar la exposición conforme a lo que quieras conseguir.

Si tienes una cámara sin espejo (con visor electrónico) o una réflex que tenga esta opción, usa el histograma en vivo para ayudarte a ajustar la exposición con precisión.

Por último, enfoca. Si enfocas en automático (y no tienes el disparo disociado), acuérdate de cambiarlo a manual una vez que hayas terminado para evitar perder el enfoque por error pulsando el disparador...

4. Haz la foto y comprueba el resultado

Si no has conseguido el efecto de polarización que buscabas, vuelve a girar el anillo del filtro (o el filtro propiamente dicho, si es rectangular) con cuidado hasta lograrlo.

Si la foto no tiene la exposición que buscabas, ajusta alguno de los parámetros del triángulo de exposición.

Antes de acabar, déjame que te recuerde un par de cosas.

La primera es que te recomiendo evitar usar un filtro polarizador si vas a usar un gran angular y/o si vas a hacer una foto panorámica. Ten en cuenta que estarás abarcando un ángulo de la escena demasiado grande y el polarizador no podrá cubrirla al completo. Por lo que en la foto aparecerán halos o destellos.

La segunda es que por muy potentes que sean Lightroom o Photoshop, nunca podrán emular el efecto de un filtro polarizador.

9.Cómo exponer usando uno o varios filtros ND

En la sección 3 te expliqué en detalle cómo puedes utilizar la calculadora de exposición de PhotoPills para calibrar tu filtro ND. Es decir, averiguar la densidad real del filtro.

Veamos ahora cómo exponer una fotografía cuando utilizas uno o varios filtros ND.

Pero antes, un breve recordatorio…

Qué es un filtro ND

Aunque tienes todos los detalles en la sección 2, déjame que te cuente rápidamente sus principales características.

Un filtro de densidad neutra (neutral density o ND filter en inglés) es una pieza de cristal o de resina semitransparente que colocas delante del objetivo.

El filtro ND te permite restar la luz que llega al sensor de forma uniforme. Al reducir la luz, puedes:

  • Alargar el tiempo de exposición.
  • Usar una apertura muy grande (número f pequeño).

Esto te ayuda a capturar determinados efectos sin sobreexponer la escena.

A su vez, el efecto conseguido depende del número de pasos de luz que sea capaz de restar el filtro utilizado (1, 2, 3 pasos...).

Un filtro de densidad neutra no altera ni el contraste ni la nitidez de tu imagen porque resta la luz de forma uniforme.

Tampoco introduce ninguna dominante de color. O no debería porque, por desgracia, no siempre ocurre dependiendo del fabricante del filtro.

Si añades un filtro ND delante del objetivo, es como si le pusieras unas gafas de sol.

Exponer con un filtro ND

Cuando uses un filtro ND expón siguiendo estos pasos:

1. Haz una foto de prueba sin filtro

Despliega tu trípode y monta la cámara sobre el mismo. Si tienes una cámara sin espejo (con visor electrónico) o una réflex que tenga esta opción, activa el histograma en vivo (live histogram en inglés).

Sin utilizar el filtro, haz una foto de prueba de la escena que quieras capturar en la que consigas el histograma correcto. Es decir, una foto que esté correctamente expuesta. Para ello, ayúdate del histograma en vivo si lo tienes. Si no es así, usa la técnica de “prueba y error”.

Cuando la tengas, anota los ajustes (apertura, velocidad e ISO). Estos van a ser tus parámetros de prueba que vas a utilizar en la calculadora de exposición de PhotoPills.

Por cierto, si necesitas ayuda al exponer tus fotos, te recomiendo que leas ’La guía definitiva para exponer correctamente tus fotos ¡Siempre!’ :P

Fotografía de prueba: Nikon D4s | 18mm | f/16 | 1/8s | ISO 100 | 6250K
2. Abre la calculadora de exposición de PhotoPills

Abre PhotoPills y pulsa Exposición (menú Píldoras). Se abrirá la calculadora de exposición.

En la calculadora, pulsa Calcular en la parte superior de la pantalla, y elige que el parámetro que quieres calcular es la Velocidad de obturación.

PhotoPills - Menú Píldoras. Pulsa Exposición para abrir la calculadora de exposición.
PhotoPills - En la calculadora de exposición, establece que el parámetro que quieres calcular es la Velocidad de obturación.
3. Introduce los ajustes de prueba en la calculadora de exposición

En la calculadora de exposición, introduce como Ajustes de prueba la apertura (f/16), velocidad de obturación (1/8s) e ISO (100) de la foto de prueba, la foto correctamente expuesta de la escena (sin el filtro).

PhotoPills - Calculadora de exposición una vez establecida la Velocidad de obturación como el parámetro a calcular.
PhotoPills - Introduce los Ajustes de prueba en la calculadora de exposición (apertura f/16, velocidad 1/8s e ISO 100).
4. Introduce los ajustes equivalentes en la calculadora de exposición

Ahora, como Ajustes equivalentes, introduce la apertura (f/16) y el ISO (100) que desees utilizar para la foto final. Esto dependerá de la profundidad de campo que desees y el nivel de ruido que estés dispuesto a asumir. Por último introduce los pasos de luz que tu filtro ND realmente resta, la densidad real (ND 3.0 10 pasos).

Una vez introducidos los parámetros, la Velocidad de obturación equivalente aparece como primer resultado en la tabla inferior de la calculadora. Esta es la velocidad que debes utilizar para obtener la misma exposición que la foto de prueba.

PhotoPills - Calculadora de exposición una vez introducidos los Ajustes de prueba en la calculadora de exposición (apertura f/16, velocidad 1/8s e ISO 100).
PhotoPills - Introduce como Ajustes equivalentes la apertura (f/16), ISO (100) y los pasos de luz de tu filtro (10 pasos) para calcular la velocidad de obturación (2min 8s).
5. Haz la foto y comprueba el resultado

Coloca el portafiltros en el objetivo e inserta el filtro ND (ND 3.0 10 pasos). Introduce la apertura (f/16), ISO (100) y velocidad de obturación equivalente (resultado del cálculo realizado con la calculadora de exposición, en este ejemplo 2min 8s).

Si tienes una cámara sin espejo (con visor electrónico) o una réflex que tenga esta opción, usa el histograma en vivo para comprobar la exposición. Te será útil si usas filtros de 6 pasos o menos. Con filtros más densos (de más pasos) lo más probable es que la cámara no sea capaz de exponer.

Luego, haz una foto.

Nikon D4s | 18mm | f/16 | 2min 8s | ISO 100 | 6250K | Filtro ND 3.0 (10 pasos)

El histograma de esta última foto debería coincidir con el de la foto de prueba. Ambas están correctamente expuestas :)

Ahora observa la foto.

¿Has conseguido el efecto que buscabas en cuanto a la velocidad de obturación? ¿O en cuanto a la profundidad de campo?

6. Ajusta la velocidad si es necesario

Si consideras que necesitas una velocidad más lenta, vuelve a la calculadora de exposición de PhotoPills. En los parámetros equivalentes, introduce una apertura menor o un ISO menor (siempre teniendo en cuenta la profundidad de campo que desees y el ruido que estés dispuesto a asumir). Estos cambios te darán un nuevo valor de la velocidad (más lenta).

Si utilizas aperturas pequeñas (número f grande), ten cuidado con la difracción. Es cierto que usando aperturas mayores de f/16 consigues más tiempo de exposición. A cambio, obtienes una imagen menos nítida, con menos detalle.

Si quieres que sea más rápida, puedes abrir la apertura o subir el ISO.

7. Haz una nueva foto y comprueba el resultado

Finalmente, con el filtro puesto, haz una segunda foto con los nuevos valores de apertura, ISO y velocidad…

Si has conseguido la foto que querías, ¡perfecto!

En caso contrario, repite el paso anterior y sigue probando hasta conseguir la foto que buscas.

Ten en cuenta que cuando usas un filtro ND en el momento de una salida o puesta de Sol, la luz cambia muy muy rápido, a veces en apenas unos segundos (sobre todo en invierno).

Supón que quieres hacer una foto con una velocidad de obturación de, por ejemplo 5 minutos, en el momento en que el Sol está cerca del horizonte. Durante esos 5 minutos la luz que llega al sensor variará de manera gradual.

Sé precavido e intenta compensar la exposición dependiendo de la densidad del filtro.

Exponer con dos o más filtros ND

Cuando quieras usar dos o más filtros ND, exponer es muy sencillo.

Simplemente debes seguir el mismo procedimiento que te acabo de explicar al utilizar un filtro ND… Sólo que al realizar el cálculo de la velocidad de obturación equivalente, debes utilizar la suma de las densidades de los filtros.

Por ejemplo, si utilizas un filtro ND de 3 pasos con otro de 6 pasos, el efecto será el mismo que si estuvieras usando un filtro ND de 9 pasos (3 + 6). Se suman las densidades.

Así que recuerda, para los cálculos de la exposición con PhotoPills, utiliza la suma de las densidades de los filtros que vayas a utilizar.

¡Así de fácil!

10.Cómo exponer usando un filtro GND (y GND inverso)

Nikon D4s | 200mm | f/11 | 0,6s | ISO 100 | 6500K | Filtros ND 1.8 (6 pasos) y GND inverso 0.9 (3 pasos) transición suave

Fíjate si es importante la exposición en cualquier disciplina fotográfica que un día me lié la manta a la cabeza y acabé escribiendo una mega guía sobre ella de varios cientos de páginas… :O

Y en el caso de quieras hacer una foto con uno o varios filtros GND, la exposición cobra aún más importancia.

Al fin y al cabo, para eso estás usando los filtros ¿no?

¿Qué características tiene un filtro GND?

Qué es un filtro GND (y un GND inverso)

Filtro degradado de densidad neutra

El filtro degradado de densidad neutra (graduated neutral density o GND filter en inglés) es una pieza de cristal o de resina que puedes colocar delante de tu objetivo.

Pero, a diferencia de un filtro ND, la densidad de filtro GND varía de forma gradualmente a lo largo de su superficie. Si lo pones a contraluz sujetándolo verticalmente, verás que la zona cercana a uno de los bordes cortos restan más luz que la zona opuesta.

Si quieres saber más sobre ellos, echa un vistazo a la sección 2.

Filtro degradado inverso

El filtro degradado de densidad neutra inverso (reverse graduated neutral density o reverse GND filter en inglés) es una variación del filtro degradado.

Este filtro se caracteriza por tener la parte más oscura (la que determina la densidad del filtro) en la parte central. A su vez, esta zona opaca se va aclarando progresivamente hacia la parte superior. En cambio, la mitad inferior es completamente transparente.

Por eso se le llama inverso.

Tienes mucha más información al respecto en la sección 2.

Exponer con un filtro GND

Como ya te expliqué en la sección 2, los filtros GND son filtros útiles para escenas de alto rango dinámico. Es decir, escenas en las que las luces son muy claras y las sombras muy oscuras.

El reto que suponen este tipo de escenas es que tu cámara no es capaz de capturar toda la escena con una sola foto. Tendrías que elegir entre exponer correctamente las altas luces y eso provocaría que las sombras se empastasen. O bien, exponer correctamente las sombras y entonces reventarías las altas luces.

Otra solución sería usando la técnica del horquillado: hacer varias tomas, cada una con una exposición diferente y combinarlas luego en el procesado.

Un filtro GND reduce el rango dinámico de la escena. Al tener una zona oscura y una zona transparente, permite oscurecer la zona de la escena donde hay más luz dejando intacta la zona más oscura de la escena. Así, la cámara puede capturar detalle tanto en las zonas más oscuras como las más claras.

Para exponer correctamente la foto lo primero que necesitas averiguar es qué filtro GND necesitas.

Para ello, debes dividir tu escena en dos partes: la parte más clara de la escena (donde colocarás la parte oscura del filtro) y la zona más oscura de la escena (donde colocarás la zona transparente del filtro, donde éste no actúa).

Después, calcula la diferencia de pasos de luz que hay entre estas dos zonas. Esa diferencia de pasos corresponde con la densidad del filtro GND que necesitas. Puedes utilizar la calculadora de exposición de PhotoPills para todos los cálculos.

Finalmente, haz la foto con los ajustes (apertura, velocidad e ISO) que te permitan exponer correctamente la zona más oscura de la escena. Obviamente, hazla con el filtro GND puesto para poder capturar detalle en las zonas más claras.

En definitiva, cuando uses un filtro GND expón siguiendo estos pasos:

1. Mide la luz en la zona más oscura de la escena, donde colocarás la parte transparente del filtro
Nikon D4s | 18mm | f/16 | 6s | ISO 100 | 5850K

Despliega tu trípode y monta la cámara sobre el mismo. Si tienes una cámara sin espejo (con visor electrónico) o una réflex que tenga esta opción, activa el histograma en vivo (live histogram en inglés).

Primero, tienes que visualizar cómo vas a colocar el filtro GND. La escena tendrá una zona más oscura, donde querrás situar la parte transparente del filtro, y una zona más clara en la que querrás que la parte oscura del filtro actúe.

Pero, espera. No coloques aún el filtro delante del objetivo.

Ahora es el momento de buscar el tono más claro de la zona más oscura de la escena. En otras palabras, fíjate en la zona de la escena donde no actúa el filtro (parte transparente), busca el tono más claro y mide la luz justo ahí.

Recuerda, ¡mide la luz de ese tono más claro sin el filtro GND!

Para ello, usa el modo de medición puntual y haz la medición con el modo de exposición (o disparo) Manual (M). Ajusta la apertura, la velocidad y el ISO de tal manera que el exposímetro esté centrado en el cero.

En la foto que estoy usando de ejemplo, medí la luz en la espuma de las olas, que era el tono más claro de la zona inferior de la escena. Es decir, la zona donde yo quería colocar la parte transparente del filtro.

La espuma del mar es el tono más claro de la zona oscura. Es decir, la zona de la escena donde irá colocada la parte transparente del filtro GND.

Cuando tengas esta primera foto, anota los ajustes (apertura, velocidad e ISO). En el ejemplo de la foto anterior los ajustes son f/16, 6s e ISO 100.

Es importante que siempre siempre uses el modo de medición puntual y modo de exposición Manual (M) para evitar que la cámara compense la exposición. Eso desvirtuaría el resultado de tus cálculos.

2. Mide la luz en la zona más clara de la escena, donde colocarás la zona oscura del filtro

Repite el primer paso, siempre sin utilizar el filtro.

Haz una segunda foto de prueba, esta vez buscando el tono más claro de la zona más clara de la escena. Es decir, fíjate en la zona que quedará oscurecida por el filtro (parte opaca), busca el tono más claro y mide la luz justo ahí.

De nuevo, recuerda que tienes que medir la luz sin el filtro GND ;)

Una vez más, usa el modo de medición puntual y haz la medición con el modo de exposición (o disparo) Manual (M). Ajusta la apertura, la velocidad y el ISO de tal manera que el exposímetro esté centrado en el cero.

Volviendo a la foto del ejemplo, medí la luz en la parte más clara del cielo.

La zona media del cielo es el tono más claro de la zona clara. Es decir, la zona de la escena donde actuará la parte oscura del filtro GND.

Cuando tengas la segunda foto, anota los ajustes. Lo normal es que la apertura y el ISO sean los mismos y sólo hayas ajustado la velocidad.

Siguiendo con el ejemplo, los ajustes para exponer la zona del cielo (más clara) son f/16, 1,6s e ISO 100.

3. Calcula los valores de exposición de las dos zonas

Ahora necesitas saber los valores de exposición (EV) de estas dos zonas de la escena, la más oscura y la más clara.

Abre PhotoPills y pulsa Exposición (menú Píldoras). Se abrirá la calculadora de exposición.

PhotoPills - Menú Píldoras. Pulsa Exposición para abrir la calculadora de exposición.
PhotoPills - Pantalla principal de la calculadora de exposición. Establece que el parámetro que quieres calcular es la velocidad de obturación.

En la calculadora de exposición, introduce como Ajustes de prueba la apertura, velocidad de obturación e ISO de la primera foto de prueba en la que has medido la luz en el tono más claro de la zona más oscura de la escena: f/16, 6s e ISO 100.

Fíjate los resultados que aparecen en la parte inferior de la pantalla. Más concretamente en Valor exposición redondeado (EV).

Ese valor es el EV de la zona más oscura de la escena: 5 1/3.

Ahora, repite el proceso introduciendo como Ajustes de prueba la apertura, velocidad de obturación e ISO de la segunda foto de prueba en la que has medido la luz en el tono más claro de la zona más clara de la escena: f/16, 1,6s e ISO 100.

Ya tienes el Valor exposición redondeado (EV) de la zona más clara de la escena: 7 1/3.

Calculadora de exposición de PhotoPills - Calculando el EV (5 1/3) en base al tono más claro de las rocas (zona más oscura de la escena) y los parámetros de disparo (f/11 | 6s | ISO 100).
Calculadora de exposición de PhotoPills - Calculando el EV (7 1/3) en base al tono más claro del cielo (zona más clara de la escena) y los parámetros de disparo (f/11 | 1,6s | ISO 100).
4. Averigua la densidad del filtro GND que necesitas

La diferencia de exposiciones (7 1/3 - 5 1/3 = 2) te indica los pasos de luz que hay entre ambas zonas (2 pasos de luz).

Esos pasos de diferencia son precisamente los que tienes que compensar usando un filtro GND. O lo que es lo mismo, corresponden a la densidad del filtro que necesitas para igualar la exposición de la escena que quieres fotografiar.

5. Selecciona el filtro GND que necesitas

De acuerdo con las mediciones que has hecho en la escena y los cálculos que te ha facilitado PhotoPills, ahora sabes qué densidad tiene que tener el filtro que necesitas.

Sin embargo, después de años de experiencia fotografiando con filtros, te aconsejo que uses un filtro GND que tenga una intensidad 1 o 2 pasos menor si quieres conseguir un efecto lo más natural posible.

Otra cosa que tienes que tener en cuenta es que cuanto mayor sea la densidad del filtro GND que apliques sobre el cielo, más claro (o iluminado) será tu primer plano. Tendrás que decidir qué prefieres dependiendo del efecto concreto que busques.

Si tienes una cámara sin espejo (con visor electrónico) o una réflex que tenga esta opción, usa el histograma en vivo para ajustar la exposición, generalmente variando la velocidad, hasta conseguir la foto que buscas.

Conforme vayas ganando experiencia verás llegará un momento en que no necesitarás hacer ningún cálculo para averiguar la densidad del filtro GND que quieres utilizar. Con mirar el contraste de luz que hay entre luces y sombras, serás de capaz de estimar con bastante precisión la diferencia de pasos entre ambas. Me avalan muchos años de experiencia... :)

6. Haz una nueva foto y comprueba el resultado
Nikon D4s | 18mm | f/16 | 6s | ISO 100 | 5850K | Filtro GND 0.6 (2 pasos) transición suave

Finalmente, pon el filtro GND.

Tu cámara sigue en modo de medición puntual, así es que mide la zona más clara de la escena que quieres con detalle y sobreexpón en 1 o 2 pasos luz, es decir +1EV o +2EV, o respetando el límite de sobreexposición de tu cámara.

Por último, reencuadra, enfoca y dispara. Un poco más adelante, te detallo estos tres últimos pasos.

Volvamos a esta segunda foto en la que estás trabajando.

El filtro se ocupará de reducir la luz que llega al sensor de la zona más clara, reduciendo el rango dinámico de la escena… Si has conseguido la foto que querías, ¡perfecto!

En caso contrario, repite el paso anterior y sigue probando hasta conseguir la foto que buscas.

Si utilizas un filtro GND inverso, el proceso es exactamente el mismo que con un filtro GND.

Calcula la densidad que necesitas midiendo la diferencia de pasos de luz entre el tono más claro de la zona más oscura y el tono más claro de la zona más clara. Utiliza PhotoPills para los cálculos de los valores de exposición (EV). Recuerda que en un filtro GND inverso, la parte más densa (más oscura) está en el centro del filtro.

Por último, coloca el filtro y expón teniendo en cuenta la zona más clara de la escena.

Exponer con un filtro GND y un filtro GND inverso

A veces te enfrentarás a determinadas escenas en las que la luz será todo un desafío.

Imagina que están en la costa, con un paisaje marino precioso enfrente. Tienes la playa y algunas rocas en primer plano, un horizonte despejado y el cielo con unas nubes fantásticas. Además, el Sol está a punto de ponerse.

En este caso, es muy probable que tengas que usar un filtro GND para controlar las altas luces del cielo.

Al mismo tiempo, necesitarás un filtro GND inverso para equilibrar los fuertes contraluces que se están produciendo durante el atardecer.

Para exponer utilizando un filtro GND junto con un filtro GND inverso sigue los siguientes pasos:

  • Si tienes una cámara sin espejo (con visor electrónico) o una réflex que tenga la opción de histograma en vivo, actívala. Te ayudará a controlar la exposición al aplicar los filtros.
  • Determina el filtro GND que necesitas. Calcula la densidad necesaria midiendo la diferencia de pasos de luz entre el tono más claro de la zona más oscura y el de la zona más clara (donde quieres aplicar el filtro). Utiliza PhotoPills para los cálculos de los valores de exposición (EV).
  • Determina el filtro GND inverso que necesitas. Calcula la densidad necesaria midiendo la diferencia de pasos de luz entre el tono más claro de la zona más oscura y el de la zona más clara (donde quieres aplicar el filtro). Utiliza PhotoPills para los cálculos de los valores de exposición (EV).
  • Coloca los dos filtros y expón teniendo en cuenta la zona más clara de la escena.
  • Si dispones de la opción de histograma en vivo, utilízala para ajustar la exposición.
  • Haz una nueva foto y comprueba el resultado.
  • Ten en cuenta que habrá una franja en la escena en la que la parte degradada de ambos filtros estará superpuesta. Así es que es probable que tengas que mover el filtro GND inverso durante la exposición. Puedes aprender esta técnica leyendo la sección 15.

“Espera Toni, espera. ¿Qué pasa si necesito utilizar dos filtros GND? ¿Cómo expongo en ese caso?”

Teniendo en cuenta la variedad tan amplia de filtros GND que hay en el mercado y, sobre todo, la capacidad de los sensores de captar un rango dinámico cada vez mayor, es muy improbable que uses dos o más filtros GND simultáneamente.

No obstante, cuando no puedas cubrir la diferencia de pasos de luz entre la zona más clara y la más oscura de la escena con un sólo filtro, tendrás que usar varios filtros GND.

¿Cuáles? ¿O cuántos?

La suma de densidades de los filtros GND utilizados tiene que ser igual a la diferencia de pasos de luz.

Imagina que necesitas un filtro GND 1.5 (5 pasos). Si no tienes ese filtro concreto, usa dos o más filtros GND. Puedes combinar por ejemplo un filtro GND 0.6 (2 pasos) y un filtro GND 0.9 (3 pasos). Así 0.6 + 0.9 = 1.5 (2 + 3 = 5).

Pero, como te decía, con lo potentes que son actualmente los sensores, podrás capturar la foto con el filtro que tengas y luego hacer algunos ajustes en el revelado.

11.Cómo exponer combinando varios filtros (ND, GND y polarizador)

Nikon D4s | 17mm | f/8 | 70s | ISO 100 | 6250K | Filtros ND 1.8 (6 pasos), GND 0.9 (3 pasos) transición suave y polarizador

Si todavía tienes dudas sobre qué es un filtro ND, un filtro GND o un polarizador, echa un vistazo a la sección 2.

Y si no tienes claro cómo tienes que colocar una combinación de varios de estos filtros, repasa la sección 4 con calma.

Te he explicado cómo usar el filtro polarizador (sección 8), cómo exponer con uno o varios filtros ND (sección 9) y cómo hacerlo con uno o varios GND (sección 10).

Una vez que has aprendido a usar cada filtro por separado, es el momento de enseñarte cómo exponer combinándolos todos.

Cuando uses una combinación de filtros que incluya uno (o varios) filtro(s) ND, uno (o varios) filtro(s) GND y el polarizador, expón siguiendo estos pasos.

Paso 1: Trabaja con el polarizador

Tienes todos los detalles en la sección 8, pero te hago un breve resumen por si te has olvidado.

  • Coloca el polarizador.
  • Si tu cámara la tiene, activa la opción histograma en vivo (live histogram en inglés).
  • Gira el filtro con cuidado hasta que consigas el efecto deseado.
  • Mide la luz para ajustar la exposición. Si puedes, ayúdate del histograma en vivo. Luego, enfoca.
  • Haz la foto y comprueba el resultado.

Paso 2: Determina el filtro GND

La explicación completa está en la sección 10, pero te dejo los pasos que tienes que seguir a grandes rasgos.

  • No quites el polarizador. Tienes que medir la luz con el polarizador puesto. No olvides que éste también resta luz.
  • Mide la luz en la zona más oscura de la escena (haz una medición puntual en el tono más claro de la zona más oscura). Gracias a esta medición obtendrás la exposición base para tu foto final. Ajusta la exposición de la cámara a esta medición. Así obtendrás los ajustes (apertura, velocidad e ISO) de la exposición base.
  • Mide la luz en la zona más clara de la escena (haz una medición puntual en el tono más claro de la zona más clara).
  • Calcula los valores de exposición de las dos zonas con la calculadora de exposición de PhotoPills.
  • Averigua la densidad del filtro GND que necesitas.
  • Selecciona el filtro GND que necesitas. Si puedes, ayúdate del histograma en vivo para ajustar la exposición con precisión.
  • Coloca el filtro GND, asegurándote que está en la posición correcta.
  • Haz una nueva foto exponiendo para la zona más clara de la escena y sobreexpón 1 o 2 pasos, es decir +1EV o +2EV, o el límite de sobreexposición de tu cámara.
  • Comprueba la exposición con el histograma.

Paso 3: Elige el filtro ND y calcula la exposición definitiva

En la sección 9 dispones de una descripción al detalle de todo el proceso. Aunque aquí tienes un resumen para calcular la velocidad de obturación que necesitas al utilizar un filtro ND.

  • Abre la calculadora de exposición de PhotoPills.
  • Introduce los Ajustes de prueba en la calculadora de exposición. Estos son los ajustes de la exposición base, la que te permite exponer correctamente utilizando el filtro GND. La has calculado en el paso anterior.
  • Introduce los Ajustes equivalentes en la calculadora de exposición. Son los que quieres utilizar para la foto final: apertura, ISO y la densidad real de tu filtro ND.
  • PhotoPills te indica la velocidad de obturación equivalente al utilizar el filtro ND (y así mantener la misma exposición base).

Paso 4: Haz la foto con el polarizador, el filtro ND, el filtro GND y la exposición definitiva

Ahora ya tienes la apertura, el ISO y la velocidad equivalentes. Además, al hacer los cálculos, has ido colocando los filtros en el orden correspondiente (sección 4).

Recuerda que primero tienes que colocar el polarizador. Según el sistema que utilices, éste será el filtro más cercano o el más alejado del sensor.

Después tienes que insertar el filtro GND, ajustando su posición para asegurar que la zona más densa esté justo donde necesitas.

Y, por último, tienes que insertar el filtro ND, siempre en una posición más cercana a la lente que el filtro GND.

Ahora, si tu cámara te lo permite, ayúdate del histograma en vivo para ajustar la exposición con precisión.

Finalmente, haz la foto y comprueba que la exposición sea correcta gracias al histograma.

¡Ah!

¡Y disfruta del fotón!

12.Cómo exponer usando un filtro de contaminación lumínica

Nikon D4s | 35mm | f/1.4 | 6s | ISO 6400 | 4000K | Filtro de contaminación lumínica Pure Night

Vamos a ver ahora cómo puedes conseguir la exposición que buscas tras haber puesto un filtro de contaminación lumínica delante del objetivo.

Pero antes…

Qué es un filtro de contaminación lumínica

Es un filtro específico para fotografía nocturna y astrofotografía. Ayuda a reducir la contaminación lumínica producida por las bombillas de vapor de sodio. Se trata de una luz anaranjada muy molesta que tiñe por completo la escena y reduce el contraste y la nitidez.

Tienes más información sobre este filtro en la sección 2.

Cuánta luz resta el filtro de contaminación lumínica

No te puedo dar un número exacto de pasos ya que depende del modelo. Los fabricantes indican la densidad del filtro. Pero al igual que ocurre con los filtros ND, lo mejor es que compruebes tú mismo la densidad real del filtro (sección 3).

Exponer con un filtro de contaminación lumínica

Se expone exactamente de la misma manera que si estuvieras exponiendo sin un filtro. Te explico el proceso paso a paso:

  • Coloca el portafiltros con cuidado para no mover el equipo. Desliza el filtro en el portafiltros.
  • Utiliza la apertura más grande que puedas (el número f más pequeño) para captar la mayor cantidad de luz, usa el ISO más alto posible dependiendo del ruido que genere tu cámara y determina la velocidad dependiendo de si quieres que las estrellas queden como puntos o no (te sugiero usar la regla de los 500 o la regla NPF).
  • Enfoca. Lo más habitual es que enfoques a la distancia hiperfocal. Si has enfocado usando el enfoque automático y no lo tienes disociado del disparador, no te olvides de ponerlo en modo manual. Así evitarás errores.
  • Monta tu equipo en el trípode y trabaja tu composición buscando el ángulo que más te guste.
  • Haz una foto de prueba y revisa el histograma.
  • Si es necesario, ajusta la exposición modificando el ISO o la velocidad.
  • Cambia la temperatura de color manualmente. El filtro de contaminación lumínica suele dar una tonalidad fría a la imagen.

Hay un pequeño detalle que tienes que tener en cuenta.

Estás usando un filtro en la oscuridad, por lo que tienes que tener mucho cuidado con cualquier luz que incida directamente en el objetivo (y en el filtro). Podría generar destellos que estropearán tu foto.

Esta explicación es una “chuleta” rápida que te ayudará a exponer sin problema siempre que tengas que usar un filtro de contaminación lumínica.

Pero si quieres convertirte en un maestro de la fotografía nocturna o de la astrofotografía, te sugiero que estudies en profundidad las siguientes guías:

13.Cómo exponer usando un filtro infrarrojo

Nikon D200 | 18mm | f/9 | 85s | ISO 200 | 2000K | Filtro infrarrojo Hoya R72 (720 nm)

Déjame que te enseñe cómo puedes exponer usando un filtro infrarrojo.

Y para ello, empecemos primero repasando.

Qué es un filtro infrarrojo

Un filtro infrarrojo tiene un uso muy específico: bloquear la luz visible. Es decir, la luz que ven tus ojos y la que el sensor de tu cámara es capaz de capturar.

Por lo tanto, la única luz que deja pasar a través del objetivo y llegar al sensor de la cámara es la infrarroja.

Existen dos tipos de filtros infrarrojos:

  • Externos. Son filtros que colocas delante del objetivo.
  • Internos. Es decir, un filtro que puedes instalar directamente en el sensor y que transforma tu cámara normal en una cámara infrarroja.

Haz unas comprobaciones previas

Exponer con filtro infrarrojo no es precisamente fácil ya que depende de varios factores como el modelo de la cámara y de la densidad del filtro usado.

En el caso de la cámara, es importante que conozcas la tolerancia del filtro de paso bajo que tenga instalado en el sensor. Este último varía dependiendo de la cantidad de espectro infrarrojo que deja pasar. No todas las cámaras tienen la misma facilidad para capturar este tipo de imágenes.

Dicho de otro modo, necesitas saber si tu cámara es capaz de hacer fotografía infrarroja o no.

Y por último, también tienes que averiguar si tu objetivo es apto para la fotografía infrarroja.

Exponer con un filtro infrarrojo

Para exponer con un filtro infrarrojo debes seguir el mismo procedimiento que al utilizar un filtro ND (sección 9), con la particularidad, que en este caso la exposición va a depender del filtro de paso bajo de la cámara y del filtro infrarrojo que utilices.

Un pequeño inciso antes de seguir.

El filtro de paso bajo es un filtro que se coloca en el sensor para evitar los efectos del aliasing o muaré.

Por lo que como paso previo, debes calcular los pasos de luz que resta la combinación del filtro infrarrojo y tu cámara. Para ello, sigue los pasos que te detallo en la sección 3.

Y cuando te enfrentes a una escena, sigue estos pasos para exponer la fotografía:

  • Dispara siempre en RAW.
  • Escoge un objetivo que no genere hot spots o puntos calientes, traduciendo literalmente. Es un efecto que se produce en fotografía infrarroja con determinados objetivos. Un hot spot es una área circular en el centro de la imagen, de dimensiones más o menos grandes dependiendo de la apertura, mucho más clara o de coloración diferente a la del resto de la imagen. Estos círculos se generan debido al tratamiento antirreflejos que tienen algunos objetivos. Echa un vistazo a esta lista para comprobar cómo se comporta tu objetivo.
  • Sin el filtro infrarrojo, selecciona una apertura máxima de f/8 y enfoca. La luz infrarroja tiene una longitud de onda más larga que la luz visible, por lo que el sistema de enfoque no acertará y el enfoque estará en un punto diferente. Utilizando esta apertura, conseguirás que todas tus fotografías estén correctamente enfocadas.
  • Sin el filtro infrarrojo, mide la luz en el tono más claro de la escena y haz una fotografía de la escena correctamente expuesta (comprueba el histograma). Posteriormente, durante el procesado, esta fotografía también te será muy útil para calibrar el balance de blancos.
  • Enrosca el filtro infrarrojo al objetivo. Yo suelo usar casi siempre el Hoya R72 que, junto con mi cámara Nikon D4s, resta 15 pasos de luz (es su densidad real). Utiliza el método que te explico en la sección 3 para calcular los pasos de luz que realmente resta el filtro junto con tu cámara.
  • Para que la imagen no salga completamente roja utiliza un balance de blancos frío, de unos 2300K. Con eso consigues que la imagen tenga un tono marrón claro en la pantalla LCD de tu cámara y podrás ver mejor los detalles de la foto.
  • Ahora que has puesto el filtro, ajusta de nuevo el ISO seleccionando el más bajo posible para conseguir el efecto que quieras.
  • Para calcular el tiempo de exposición que necesitas para obtener la exposición correcta, utiliza la calculadora de exposición de PhotoPills, cómo te he explicado en la sección 9. En realidad este resultado será una primera aproximación, pero no será exactamente correcto. Al poner el filtro, ya no capturas luz visible, sino luz infrarroja. Así que el tiempo final vendrá determinado por la cantidad de luz infrarroja que haya en ese momento.
  • Haz una segunda foto con la apertura, ISO y el tiempo de exposición calculado en el punto anterior.
  • Finalmente, comprueba que la fotografía esté enfocada y correctamente expuesta (revisa el histograma).

Si tienes una cámara sin espejo, puedes ir revisando el histograma conforme vayas cambiando los ajustes del triángulo de exposición. Además, si estás utilizando una cámara réflex, mientras estés haciendo la foto asegúrate de tener siempre el visor tapado ya que la alta densidad de estos filtros puede producir rebotes de luz y destrozar la toma.

Como he dicho antes, si es la primera vez que usas un filtro infrarrojo, te sugiero que calcules su densidad real. Así, cuando lo uses en futuras sesiones podrás calcular los ajustes equivalentes para ajustar la exposición de forma rápida y eficaz.

Ah, un último consejo.

Siempre que puedas, haz tus fotos durante las horas centrales de un día soleado: es cuando más radiación infrarroja hay.

14.Cómo exponer usando un filtro solar

Nikon D500 | 500mm | f/8 | 1/250s | ISO 100 | 6450K | Filtro solar Baader

Este tipo de filtros sirve para fotografiar directamente el Sol. Y lo puedes utilizar también para fotografiar un eclipse de Sol. Pero no para todas sus fases, sólo en la de eclipse de Sol parcial.

Qué es un filtro solar

Un filtro solar sirve única y exclusivamente para fotografiar el Sol o un eclipse solar.

Si tienes pensado fotografiar este fenómeno tan increíble, es imprescindible que lo hagas con un filtro solar. El no hacerlo pondrá en riesgo tu equipo: al estar fotografiando directamente el Sol, ¡la fuerza de sus rayos puede freír el sensor!

Tienes más detalles sobre el filtro solar en la sección 2 y en una sección dedicada única y exclusivamente al equipo que necesitas para fotografiar un eclipse solar.

Cuánta luz resta el filtro solar

¡Muchísima! XD

Para que te hagas una idea, el filtro solar Baader que usé para fotografiar el eclipse del 21 de agosto de 2017 en EEUU es el equivalente a un ND 5.0. Es decir, resta 16,6 pasos de luz...

Cómo usar el filtro solar

Vamos a ver cuáles son los pasos que tienes que seguir para utilizar el filtro solar.

1. Bloquea el espejo

Obviamente, este paso es válido si va a hacer fotos con una réflex. Si tienes pensado hacer la sesión con una cámara sin espejo, olvídate de ello.

2. Coloca el filtro solar

Es muy muy fácil, aunque depende del modelo.

En el caso de mi filtro solar Baader, éste tiene unos enganches especiales que me permiten anclarlo al parasol del objetivo.

3. Enfoca

Antes de que empiece el eclipse, selecciona el modo de enfoque manual en tu cámara.

Activa la función de Live View (o la función de Focus Magnifier si tu cámara la tiene) y amplía la imagen todo lo puedas en una zona del Sol que veas con claridad.

Enfocar en el borde suele funcionar muy bien. Eso te ayudará a que la nitidez del Sol en tu foto sea perfecta.

Una vez que veas detalle en esa zona del Sol, enfoca.

4. Selecciona el modo de disparo Manual (M) y mide la luz

Para asegurarte de que expones la foto correctamente, mide la luz directamente en la superficie del Sol antes de que empiece el eclipse.

5. Determina la exposición

En la fase de eclipse parcial, en la que hay que usar el filtro solar, te recomiendo lo siguiente:

  • Apertura: Usa una apertura relativamente pequeña para conseguir que la Luna y el Sol salgan perfectamente enfocados.
  • Velocidad: A partir de la medición de la luz en el Sol, la apertura y el ISO, ajusta la velocidad de obturación para que el exposímetro quede centrado en el cero (y que tu foto esté correctamente expuesta).
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas (nominal, es decir 100 o 200).

Además, para asegurar el obtener una foto correctamente expuesta conviene realizar un horquillado a partir de la velocidad de obturación que has determinado en tus ajustes de exposición.

6. Haz la foto y comprueba el resultado

Si no has conseguido la foto con la exposición que buscabas, ajusta alguno de los parámetros del triángulo de exposición.

Si quieres saber todo lo que necesitas saber para fotografiar con éxito un eclipse de Sol, te recomiendo que estudies en profundidad ’Una guía de los mejores eclipses de Sol: cuándo, dónde y cómo fotografiarlos’.

15.La técnica de los filtros en movimiento

Nikon D4s | 18mm | f/5.6 | 12s | ISO 400 | 5500K | Filtros ND 1.8 (6 pasos) y GND inverso 0.6 (2 pasos) transición suave en movimiento

A veces puede ser interesante mover el filtro mientras la cámara está haciendo la foto.

“Pero ¿qué me estás contando Toni? ¿Que coja un filtro con la mano y lo agite?”

Hombre, tanto como agitarlo no :D

Pero sí que lo tendrás que coger con la mano. Enseguida te explico cómo hacerlo.

Antes, déjame que te cuente que esta técnica te permite ir ajustando la cantidad de luz que restas en cada parte de la escena. También te ayuda a evitar que quede marcada en la foto la línea de transición entre tonos oscuros y claros del filtro.

Eso sí, esta técnica no es nada fácil de ejecutar. Es muy difícil controlar cómo va a quedar la foto final y requiere mucha práctica.

Si tienes interés en practicar esta técnica, te sugiero que le eches un vistazo a ’El uso de los filtros en movimiento’, un artículo de mi amigo José B. Ruiz en el que lo explica con todo lujo de detalles.

Aunque no voy a ser capaz de explicarlo tan bien como él, lo voy a intentar. Así que sigue leyendo para profundizar algo más en esta técnica.

En qué consiste

Qué filtros necesitas

Lo habitual es utilizar esta técnica con los filtros degradados (GND) con transición dura (hard en inglés) y con los degradados inversos.

Pero esto no es excluyente.

Como te decía unos párrafos más arriba, esta es un técnica artesanal así es que no hay ninguna regla ni ningún dogma de fe. Como tendrás que practicar mucho para dominarla, prueba con todo tipo de filtros, experimenta y observa los resultados.

Sólo así descubrirás qué es lo que más te gusta, lo que más te conviene o lo que produce mejores resultados en tus fotos.

Qué condiciones tienen que darse

A lo largo de todo este artículo has ido descubriendo cómo algunos filtros te permiten controlar el rango dinámico de la escena, rebajando luz allí donde hay mayor intensidad. Por ejemplo, gracias al filtro GND puedes oscurecer de forma selectiva las altas luces para evitar que salgan sobreexpuestas en la foto.

Así que para poder utilizar un filtro GND en movimiento, necesitas una escena en la que haya un alto rango dinámico.

Al mismo tiempo, necesitas que el tiempo de exposición sea lo suficientemente largo como para poder mover el filtro. Para ello, te hace falta una escena con poca luz o utilizar un filtro ND.

Como has aprendido a lo largo de esta guía, gracias al filtro ND consigues restar luz a la escena y así alargar el tiempo de exposición. Es decir, puedes usar una velocidad más lenta.

Qué caracteriza esta técnica

Es muy sencillo (de explicar, en la práctica no es tan fácil).

Desde el momento en que pulsas el disparador y empieza la exposición, tienes un determinado tiempo (el que has determinado tú mismo en los ajustes a través de la velocidad) para mover el filtro.

¿Cómo puedes moverlo?

Puedes mover el filtro de dos formas:

  • Deslizándolo hacia arriba o hacia abajo mientras está en el portafiltros, sin extraerlo.
  • Sujetándolo con la mano delante del objetivo, siempre lo más cerca posible.

“¿Y con qué rapidez tengo que moverlo Toni?”

¡Ah joven padawan! ¡Esa es la clave de todo este asunto!

Ahí es donde entra en juego la técnica de “prueba y error”. Tendrás que ir ajustando tus movimientos y la rapidez a la que los haces.

Para qué sirve

El principal problema que presenta un filtro degradado de densidad neutra (o un inverso) es que te limita a la hora de componer.

¿Por qué?

Porque aquellos elementos que estén por encima del horizonte pueden aparecen en la imagen final más oscuros que el resto de la escena.

Dependiendo de la escena y de la velocidad, el hecho de usar un filtro degradado o un degradado inverso tiñe esa parte del encuadre. Aparece mucho más oscura cuando en realidad no debería estarlo.

Esto es así para cualquier filtro de transición suave. Pero imaginate lo que puede ocurrir si usas un filtro de transición dura. Corres el riesgo de que aparezca una banda oscura que estropee por completo tu foto.

“¡Ese desastre lo arreglo en un momento en el procesado!”

Tienes razón.

Este problema se puede solucionar con un programa de edición como Photoshop. Pero para ello debes saber utilizar, por ejemplo, las máscaras de luminosidad.

Para eso sirven los filtros. Precisamente para que no recurras a herramientas adicionales que te obliguen a estar más horas delante del ordenador que haciendo fotos.

Fíjate en estas dos fotos.

¿Ves ese triángulo oscuro de la imagen de la derecha? Aparece porque la parte de la roca que está por encima del horizonte se ve afectada por el efecto oscurecedor del filtro GND.

Este problema se soluciona con la técnica de los filtros en movimiento. Aquí, por ejemplo, puedes moverlo de arriba a abajo e incluso quitarlo de portafiltros al final de la exposición. Y evitas que esa parte de la roca salga subexpuesta.

Cómo se hace

Como te he comentado anteriormente, esta técnica no es fácil. La única manera de dominarla es empleando el método de “prueba y error”. Y practicar un montón, claro.

Este diagrama muestra perfectamente mi flujo de trabajo cuando decido mover el filtro GND durante la exposición.

Observa la escena.

Se trata de un precioso amanecer en el Cabo de Cavallería (Menorca, España). Trabajé la composición de tal manera que las rocas formasen un triángulo cuyo vértice dirigiese la mirada al Sol saliendo por el horizonte.

Y, como es habitual durante los amaneceres y los atardeceres, tuve que enfrentarme una escena con un alto rango dinámico.

Siempre que se produce un alto rango dinámico, uso un filtro GND para contrarrestar las altas luces y que no salgan reventadas. En este caso, el Sol (altas luces) está muy cerca del horizonte, en la parte central del encuadre. Así es que necesito un filtro GND inverso.

Pero no quiero que el filtro esté en la misma posición en el portafiltros durante toda la exposición. Me gustaría evitar que salga una banda oscura en la foto. Tengo que moverlo...

Estos son los pasos que sigo para mover el filtro (un GND inverso, en este caso):

  • Inserta el filtro en el portafiltros hasta que la zona más densa cubra una pequeña franja de la parte de la escena que está por debajo de horizonte.
  • Al cabo de unos segundos (una quinta parte del tiempo total de exposición o un poco menos) desliza el filtro hacia arriba hasta dejarlo justo por encima del horizonte.
  • Al cabo de unos segundos (la mitad del tiempo total de exposición aproximadamente) desliza el filtro un poco más hacia arriba. Déjalo ahí unos segundo más (también una quinta parte del tiempo total de exposición más o menos).
  • Durante los últimos segundos, deslizalo un poco más o quítalo del portafiltros.

Este flujo de trabajo es fruto de mi experiencia y de las condiciones de cada foto. Pero no significa que sea una solución universal. Tendrás que aprender tú mismo a afinar las posiciones del filtro y estimar cuánto tiempo está en cada una de ellas.

Eso sí, ten cuidado porque si dejas el filtro inmóvil o no lo extraes antes de que acabe la exposición, corres el riesgo de que el cielo salga demasiado oscuro (subexpuesto).

Volviendo al ejemplo de Cabo de Cavallería, en el diagrama he marcado en qué punto del encuadre se encuentra la zona más densa (oscura) del filtro GND inverso.

El tiempo de exposición total es de 20s. Durante ese tiempo:

  • Mantengo el filtro 3s por debajo del horizonte, contrarrestando el Sol.
  • Muevo el filtro hasta que el borde de la zona más densa coincide con el horizonte y lo mantengo 10s en esa posición.
  • Sigo deslizando el filtro hacia arriba, hasta que la zona más densa deja de cubrir el Sol pero cubre una parte del cielo, y lo mantengo 5s en esa posición.
  • Por último, saco el filtro del portafiltros. Los últimos 2s de exposición los hago sin filtro.

Como puedes ver en la foto final, no hay ninguna banda oscura.

Nikon D4s | 35mm | f/11 | 24s | ISO 100 | 7000K | Filtros ND 1.8 (6 pasos) y GND inverso 0.6 (2 pasos) transición suave en movimiento

Además de mover el filtro GND o GND inverso, puedes realizar un determinado número de tapados.

Un tapado consiste en tapar o bloquear la luz con otro filtro, un ND por ejemplo, de forma muy precisa en aquella parte del encuadre que consideres necesario (para evitar un contraluz, por ejemplo). De esta forma reduces un poco más de luz en aquellas zonas que corren el riesgo de reventarse, mientras que conservas todo el detalle en las sombras sin que se empasten.

Para hacer el tapado no tienes por qué usar otro filtro. También puedes usar una cartulina negra (sección 2), un trozo de tela negra, la tapa del objetivo o incluso tu propia mano.

Algunas sugerencias

Por último, déjame que te dé algunas sugerencias que te ayudarán a aplicar y a dominar esta técnica.

  • La técnica de los filtros en movimiento es complicada de aprender. Necesitarás tiempo y muchos intentos para dominarla. ¡Practica sin cesar y siempre que puedas!
  • Como te decía en la sección 2, te recomiendo usar filtros de cristal siempre que puedas. Es un material de mejor calidad, da mejores resultados y produce menos efectos secundarios, aunque estos filtros son más caros.
  • Lógicamente, cuanto mayor rango dinámico tenga tu cámara, mejor será el resultado. Aunque eso ya lo suponías ¿verdad?
  • Ten cuidado y evita que entre luz en el visor óptico (olvídate de ello si tienes una cámara sin espejo).
  • En muchas ocasiones te encontrarás con escenas difíciles. Por ejemplo, en las que tengas la luz en contra y uno o varios elementos de forma irregular que sobrepasan el horizonte. En esos casos, intenta combinar algunas de las técnicas que te acabo de explicar.
  • Si no consigues la foto, no te frustres. Inténtalo de nuevo, con persistencia y paciencia. Y si te resulta verdaderamente imposible, no pasa nada. Esta técnica no es infalible.

¡Genial!

Ya sabes exponer en cualquier situación, sin importar el tipo ni el número de filtros que utilices :)

¡Te estás convirtiendo en todo un maestro!

Pero no pares aún. Sigue leyendo...

En la sección 16 te describo todos los pasos que debes seguir al hacer una fotografía con filtros.

Y en la sección 17 (mi favorita) te explico paso a paso un montón de ejemplos de fotos que he hecho gracias a los filtros.

¡Vamos allá!

16.Cómo hacer fotos con filtros paso a paso

Llegó el momento.

Llegó el día de la foto que con tanto cariño has planificado.

Todo está a punto. Tu pulso se acelera y sientes como las mariposas revolotean en tu estómago...

Por eso, de PhotoPiller a PhotoPiller, déjame que te dé el mejor de mis consejos.

Llega con tiempo a la localización

Es fundamental llegar con bastante tiempo de antelación a la localización. Lo último que quieres es tener que correr para capturar la foto.

Las prisas son traicioneras.

Y te hacen cometer errores.

Llega con tiempo y explora la localización para:

  • Confirmar la planificación con PhotoPills. Ajustar el punto de disparo e incluso la hora de disparo.
  • Comprobar que se puede acceder fácilmente y que no hay sitios peligrosos.
  • Descubrir distintos rincones o sitios que ofrezcan un punto de vista diferente y/o complementario al que tenías en mente.
  • Trabajar tu composición. Se necesita tiempo, calma y paciencia para encontrar la composición perfecta. O al menos la que es perfecta para ti.

Por lo que respecta a este último punto, tienes que aprender a trabajar con la imaginación: una fotografía con filtros puede enseñar una escena de forma muy distinta a cómo la ven tus ojos. Ahí radica el poder de su magia ;)

Por eso, es importante que trates de anticipar cómo se verá el agua gracias al efecto seda, en qué dirección se desplazarán las nubes… Y cualquier otra cosa que te pueda ayudar a crear una composición que potencie la imagen.

Coloca el trípode, la rótula, la cámara y el objetivo

Una vez sobre el terreno, coloca el trípode en el punto de disparo que has planificado (sección 6) y asegúrate de que es estable.

Monta la cámara junto con el objetivo en la rótula. Comprueba que el conjunto esté bien sujeto para evitar trepidaciones durante la larga exposición.

Es el momento de trabajar tu composición.

Ahora que has medido la luz en el tono clave, ajusta el encuadre para que encaje con los elementos compositivos de la escena que quieres incluir.

¿Quieres un encuadre amplio? Usa un gran angular y una distancia focal de 14mm, 18mm o 24mm por ejemplo.

¿Buscas cerrar un poco más la escena? Elige una distancia focal mayor: 85mm o 105mm por ejemplo.

Estas decisiones te ayudarán a determinar si el objetivo que tienes montado en la cámara es el adecuado. Si no lo es, o has cambiado de idea sobre la composición, quita el objetivo y pon otro.

Quita el filtro UV

Utilizar el filtro UV no tiene sentido (sección 2).

Este tipo de filtro reduce ligeramente la nitidez y el contraste de sus imágenes. Pero también puede provocar reflejos, halos y destellos (flare en inglés).

Si sueles llevar un filtro UV enroscado a tu objetivo, quítalo en cuanto empieces a montar el equipo.

Prepara el (o los) filtro(s)

Según el efecto que quieras, necesitarás un filtro u otro. Utiliza el filtro que necesites:

Filtro¿Para qué sirve?
Ultravioleta (UV)Bloquea los rayos ultravioleta.
SkylightEn cámaras analógicas, contrarresta los tintes azulados que pueden tener algunas escenas.
PolarizadorElimina reflejos no metálicos. Elimina o potencia la niebla y el arcoiris. Permite aumentar la saturación y el contraste.
Polarizador Gold-N-BlueColorea los reflejos en tonos intensos de azul o amarillo según la orientación del filtro.
Polarizador Varicolor Blue/YellowColorea los reflejos en tonos intensos de azul o amarillo según la orientación del filtro.
Densidad neutra (ND)Reduce de forma uniforme la luz que llega al sensor. Permite alargar el tiempo de exposición.
Degradado de densidad neutra (GND)Reduce de forma gradual la luz que llega al sensor con mayor intensidad desde uno de los bordes del filtro. Permite capturar con éxito escenas con rango dinámico alto.
Degradado inversoReduce de forma gradual la luz que llega al sensor con mayor intensidad desde el centro del filtro. Permite capturar con éxito escenas con rango dinámico alto.
Cartulina negraImpide que la luz llegue al sensor.
InfrarrojoPermite que sólo la luz infrarroja llegue al sensor.
Contra la contaminación lumínicaEvita que las bombillas de vapor de sodio cambien la temperatura de color de la escena nocturna.
SolarPermite fotografiar directamente el Sol o un eclipse solar evitando que los rayos infrarrojos (IR) y ultravioleta (UV) lleguen al sensor.

Enrosca la anilla adaptadora al objetivo y ajusta el portafiltros.

Pero espera. No insertes aún ningún filtro ND o GND en las ranuras del portafiltros.

Aunque ya tengas una idea más o menos concreta de lo que quieres conseguir, previamente tienes que asegurarte de algunos detalles.

En el caso del polarizador tienes más margen de maniobra.

Puedes enroscarlo ya a su anilla adaptadora correspondiente (si tienes un sistema como el de NiSi, por ejemplo) o a la parte frontal del portafiltros (si tienes un sistema como el de Lee, por ejemplo). O puedes montarlo más adelante.

Desactiva el sistema de estabilización del objetivo

Estás utilizando un trípode. Por lo tanto, desactiva el sistema de reducción de vibraciones o sistema de estabilización de imagen de tu objetivo (VR/IS). Esto evitará que el objetivo intente eliminar vibraciones que no existen y acabes perdiendo nitidez por su culpa.

Dispara en RAW

¡Dispara siempre en RAW!

El formato RAW te permite aprovechar toda la información que capta el sensor para producir mejores imágenes. Aprovéchalo.

Pon la cámara en modo manual (M) o semiautomático (A/Av o S/Tv)

Es el momento de elegir el modo de disparo.

Si seleccionas el modo Manual (M), tienes el control absoluto sobre la exposición de tus fotos. Puedes elegir el tiempo de exposición, la apertura y el ISO para conseguir la exposición que quieras.

Si prefieres que la cámara te eche una mano, selecciona uno de los modos semiautómaticos. Recuerda que con el modo Prioridad a la Apertura (A o Av) eres tú quien elige la apertura y la cámara decide la velocidad de obturación. A la inversa, con el modo Prioridad a la Velocidad (S o Tv) tú determinas la velocidad y la cámara decide la apertura.

Selecciona el modo de medición puntual

Gracias al modo de medición, podrás determinar la exposición en el tono clave. Es decir, en aquella parte de la escena donde te interese saber qué tipo de luz tienes y qué ajustes necesitas para exponer correctamente la foto.

No te tiene por qué salir a la primera, así es que no pasa nada si necesitas hacer varias fotos de prueba antes de conseguir lo que buscas.

¿Qué pasa si tu composición necesita el polarizador? Si no lo has hecho aún, móntalo ya y gíralo hasta conseguir el efecto que buscas.

Una vez hecho esto, mide el tono clave sin ningún filtro ND o GND puesto para evitar que afecten a la exposición de la imagen.

Mi recomendación es que, en la medida de lo posible, uses siempre el modo de medición puntual. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle y sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV) o según el límite de sobreexposición de tu cámara. Después, reencuadra, enfoca y dispara (aunque estos tres últimos pasos te los detallo más adelante).

Si estás ante una escena en la que la luz no varía demasiado, puedes utilizar la medición ponderada en el centro.

Elige la distancia focal

Para ello, gira la rueda de tu objetivo con más o menos suavidad hasta elegir la distancia focal que te satisfaga, según el encuadre que desees.

Si tu objetivo es una focal fija, mueve el trípode asegurándote de que lo anclas en un sitio estable y mueve los mandos de la rótula para ajustar la dirección de disparo de la cámara.

Determina la apertura

La apertura te permite controlar la profundidad de campo, o sea la parte de la escena que aparece enfocada en la fotografía.

Imagina que quieres enseñar al espectador lo que está sucediendo en una parte más amplia de la escena (aumentar la profundidad de campo). En ese caso, cierra el diafragma (reduce la apertura a f/8, f/11, f/16).

Para maximizar la profundidad de campo cuando utilices focales largas (70-500mm), utiliza aperturas pequeñas (f/8, f/11, f/16) y enfoca dentro de los dos tercios de la escena.

Mientras que si utilizas focales cortas (14-35mm), puedes maximizar la profundidad de campo sin tener que utilizar aperturas pequeñas. Enfoca a la distancia hiperfocal y problema resuelto.

Por otro lado, si abres el diafragma (aumentando la apertura a f/1.4, f/2.8, f/4), la profundidad de campo disminuye. Con ello consigues dirigir la atención del espectador a un punto o zona concreta de la escena.

Establece el ISO

La elección del ISO depende del comportamiento frente al ruido de tu cámara. Empieza con el ISO más bajo disponible en tu cámara (100 o 200).

Si te ves obligado a trabajar con velocidades demasiado lentas, súbelo gradualmente hasta llegar al equilibrio entre ruido y velocidad que te convenga.

Decide la velocidad de obturación

¿Cuánto movimiento quieres mostrar en la imagen?

¿Mucho? ¿Poco?

Aquí tienes algunos ejemplos de velocidades según el efecto que desees:

  • Efecto seda en una cascada: 1s.
  • Efecto seda en el mar: 1s.
  • Enseñar un poco de movimiento en personas, coches lentos: 1/15s.
  • Agua en movimiento lento: 1/2s.
  • Agua en movimiento rápido: 1/8s.
  • Personas andando: 1/4s.
  • Rastros de estrellas cortos: 1min - 10min.
  • Rastros de estrellas largos: 30min - 4h.

Recuerda que en la fotografía con filtros, la velocidad es esencial. Dependiendo de los filtros que tengas en tu equipo, podrás alargar más o menos el tiempo de exposición.

Así es que, una vez que sepas el efecto que deseas en la foto, deberás determinar los filtros que te permitan conseguir la velocidad correspondiente. Y al mismo tiempo conseguir una exposición correcta (los ajustes necesarios jugando con el triángulo de exposición).

Un poco más abajo te explico cómo determinar la exposición de tu imagen y cómo cambiar los ajustes para conseguir la foto que buscas.

Enfoca

En fotografía, el enfoque es un paso esencial.

Si tienes puesto un filtro ND de mucho pasos, seguramente tendrás que quitarlo. La cámara estará “cegada” por el filtro y te será muy difícil enfocar. Si lo consigues, será un enfoque con muy poca precisión.

“Ya, pero ¿dónde enfoco?”

¡Depende! XD

Depende de qué parte de la escena quieres que esté enfocada perfectamente y qué parte prefieres que esté desenfocada. Dicho de otro modo, depende de donde quieras situar la profundidad de campo en la escena.

Tienes varias alternativas...

Maximizar la profundidad de campo con focales cortas (enfoca a la distancia hiperfocal)

Cuando utilizas focales cortas (8-35mm) y quieres maximizar la profundidad de campo, enfoca a la distancia hiperfocal.

Por ejemplo, cuando buscas que toda la escena quede enfocada, desde el primer plano al infinito.

La distancia hiperfocal es simplemente eso, una distancia.

Cuando enfocas a la distancia hiperfocal, todos los elementos de la escena que estén desde la mitad de esa distancia hasta el infinito están enfocados.

Yo la utilizo muchísimo para fotografía de paisaje, nocturna, arquitectura...

En este vídeo te enseño cómo enfocar a la distancia hiperfocal.

Nota: Si el sujeto principal está a una distancia mayor a la distancia hiperfocal, puede ser buena idea hacer enfocar directamente en el sujeto. Perderás un poco de profundidad de campo en el primer plano pero el infinito seguirá enfocado y el sujeto quedará perfectamente enfocado.

Puedes calcular la distancia hiperfocal muy fácilmente con la calculadora de profundidad de campo.

Su valor depende únicamente del tamaño del sensor de tu cámara, de la la focal y de la apertura… Bueno, vale, también depende del Círculo de Confusión (CoC). Encontrarás todos los detalles y explicaciones en la ’Guía definitiva sobre la profundidad de campo’.

Maximizar la profundidad de campo con focales largas (enfoca en un punto dentro del tercio inferior de la escena)

Cuando utilizas focales largas, la distancia hiperfocal es muy grande. Tanto, que a lo mejor no puedes enfocar a esa distancia.

En este caso, la alternativa es enfocar a alrededor de un tercio dentro del encuadre (o de la escena) empezando por la parte inferior.

Quieres poca profundidad de campo

Cuando quieres poca profundidad de campo para centrar la atención en un punto de la escena, enfoca en ese punto. Normalmente, en tu sujeto principal.

¿Cómo obtienes poca profundidad de campo?

Por lo general, abriendo el diafragma (aperturas más abiertas), acercándote al sujeto (distancias de enfoque más pequeñas) y utilizando focales más largas.

“Perfecto Toni. Y ahora que sé dónde enfocar ¿cómo lo hago?”

Me encanta que hagas esta pregunta.

Tienes dos alternativas: enfoque manual o automático.

Enfoque manual

Selecciona enfoque manual en tu cámara o en tu objetivo.

Una vez que has decidido dónde quieres enfocar, enfoca de forma manual girando lentamente el anillo de enfoque de tu objetivo.

Para ello, utiliza la función Live View en la pantalla LCD de tu cámara para enfocar con precisión. Y si tu cámara tiene las funciones de Focus Peaking y/o el Ampliador de Enfoque (Focus Magnifier), actívalas también ya que te ayudarán a ser aún más preciso.

Amplía la imagen mientras la función Live View está activada, hasta que veas el detalle del relieve del sujeto.

Después, gira lentamente el anillo de enfoque del objetivo hasta tener el detalle de la superficie enfocado perfectamente.

Si no estás acostumbrado a enfocar manualmente, gira poco a poco el anillo de enfoque y cuando te parezca que tienes tu sujeto enfocado, sigue girando el anillo, pásate un poco del enfoque perfecto y luego gira el anillo al revés para recuperar el enfoque. De esta manera apreciarás mejor el enfoque correcto.

Enfoque automático

Si no estás acostumbrado a enfocar manualmente, puedes usar el enfoque automático de tu objetivo.

Decide dónde enfocar y presiona el disparador de la cámara hasta la mitad hasta que enfoque. La mayoría de cámaras suele hacer un “bip” cuando han enfocado correctamente.

Después, cambia el modo de enfoque de tu objetivo de automático a manual para evitar que la cámara cambie el enfoque al disparar.

Esto último es muy importante. No te olvides de hacerlo y te ahorrarás más de un disgusto.

Otra forma de bloquear el enfoque es disociar el enfoque del botón de disparo. De esta forma, enfocas pulsando el botón trasero. Y al soltarlo, el enfoque se mantiene en el punto que has elegido.

Si quieres saber cómo disociar el enfoque del botón de disparo, te aconsejo que le eches un vistazo al manual de instrucciones de tu cámara.

Pon el filtro (o los filtros), corrige la exposición y haz la foto

El cálculo de la exposición depende de la escena que tengas enfrente, de la foto que quieras hacer y de los filtros que necesites utilizar para conseguirla.

Hasta este momento la exposición que has realizado era sin utilizar ningún filtro. Ahora es el momento de poner los filtros y ajustar la exposición. Así que, dependiendo de los filtros que utilices deberás corregirla de una forma u de otra.

Aquí tienes un breve resumen de lo que puedes conseguir con cada filtro. También te adjunto los enlaces a las secciones correspondientes para que aprendas a exponer según el filtro (o filtros) que utilices:

  • Quieres eliminar (o acentuar) reflejos siempre que no sean metálicos o un arcoiris e incrementar la saturación de la escena, usa un polarizador (sección 8).
  • Tienes en mente el movimiento ralentizando la velocidad o necesitas una mayor apertura para reducir la profundidad de campo, usa un filtro ND (sección 9).
  • Buscas controlar las altas luces de la escena mejorando el detalle y color en la imagen, usa un filtro GND (sección 10).
  • Te apetece fotografiar un amanecer en costa mientras el Sol sale por el horizonte, usa un filtro GND inverso (sección 10).
  • Tienes en mente capturar un atardecer mientras que el mar aparece sedoso al golpear con las rocas y que se vea el fondo en la parte menos profunda, usa una combinación de filtros (sección 11).
  • Quieres suprimir los efectos perversos de la contaminación lumínica (una dominante naranja que lo estropea todo, reduce el contraste y no deja ver el color real de las estrellas) en tus fotos nocturnas, usa un filtro de contaminación lumínica (sección 12).
  • Te apetece probar algo nuevo que te permita crear fotos surrealistas, usa un filtro infrarrojo (sección 13).
  • Buscas capturar determinadas fases parciales de un eclipse de Sol, usa un filtro solar (sección 14).

Recuerda que siempre que hablamos de la exposición, el histograma es tu mejor amigo. Te servirá siempre de punto de referencia y cuando la luz vaya cambiando, vuelve a calcular la exposición.

Una vez tengas la exposición que estás buscando, prueba diferentes encuadres y composiciones.

También puedes mover los filtros… (sección 15).

¡Exprime tu creatividad al máximo!

Cómo ajustar la posición de un filtro degradado (GND y/o GND inverso)

A diferencia de los demás filtros, los filtros degradados (GND y GND inverso) no tienen una densidad uniforme. Por lo tanto, tienes que colocarlos con precisión para evitar que salgan bandas oscuras en la foto.

Veamos un ejemplo de cómo colocarlo(s).

Imagina que tienes frente a ti una escena en la costa. Ahí está el mar y, no demasiado lejos, hay una roca que llama tu atención.

Recuerda que tus ojos son mucho más precisos que tu cámara y son capaces de exponer la escena correctamente. Tu cámara, por desgracia, no. Es muy fácil comprobarlo: intenta hacer una foto y al medir la luz verás que tienes que decidir entre exponer el cielo o la roca.

Nikon D4s | 110mm | f/11 | 1/125s | ISO 100 | 5850K

Fíjate en esta primera foto. Es fácil comprobar a simple vista y sin ver el histograma que el cielo aparece expuesto correctamente. El problema es que la roca y parte del mar aparecen muy oscuros (subexpuestos).

Nikon D4s | 110mm | f/11 | 1/15s | ISO 100 | 5850K

Fíjate ahora en esta segunda foto. Ocurre justamente lo contrario: el primer plano aparece expuesto correctamente (con detalle), pero el cielo está demasiado claro (sobreexpuesto).

Por suerte, tienes una forma muy fácil de solucionar este problema: utilizar un filtro degradado de densidad neutra o GND (sección 2).

Muy bien y ahora, ¿qué filtro específico debes utilizar y cómo?

Si has aplicado con atención todo el flujo de trabajo, eres consciente de que necesitas decidir tres características de este tipo de filtros: densidad, transición y posición.

Determina la densidad del filtro GND

Te sugiero que siempre sigas la misma lógica. Es decir, empezar determinando la densidad del filtro que necesitas. Hazlo en función del número de pasos de luz que haya entre el tono más claro de la zona más clara de la escena y el de la más oscura.

Para calcular la densidad del filtro, sigue los pasos que te explico en la sección 10.

En esta escena que estamos usando de ejemplo, la diferencia de exposición entre el cielo (zona más clara) y el primer plano (zona más oscura) es de 3 pasos:

1/125s → 1/60s → 1/30s → 1/15s

Así que utiliza un filtro degradado de 3 pasos (GND 0.9).

Decide la transición del filtro GND

En la sección 2 te expliqué que un filtro degradado puede tener dos transiciones (dura o suave) y en qué consiste cada una.

Por tanto, el segundo paso es decidir el tipo de transición del filtro.

Volvamos al ejemplo de la escena de costa y la roca. Siguiendo con el ejemplo, está claro que la escena no tiene un horizonte limpio, la roca sobresale por encima de él. Así que deberás utilizar un filtro de transición suave.

Ajusta la posición del filtro GND

Y llegamos al momento clave: ajustar la posición del filtro.

¿Dónde quieres colocar la zona de transición de oscuro a claro?

Si coges un filtro GND con la mano y miras a través de él, verás la zona de transición con más o menos claridad. El problema es que al colocarlo delante del objetivo, la transición es mucho menos obvia cuando miras a través del visor.

Por lógica, lo normal sería pensar que te interesa insertar el filtro colocando la zona de transición de tal forma que coincida con el horizonte de la foto (o línea que separa los tonos claros de los oscuros). Pero, aunque te parezca sorprendente, conseguirás una foto más realista colocando la zona de transición ligeramente por debajo del horizonte.

En realidad, el principal problema es que si colocas el filtro, por ejemplo, con la zona de transición demasiado alta con respecto al horizonte, en la foto saldrá una franja clara muy molesta justo por encima del horizonte.

Puedes verlo en la siguiente foto.

Nikon D4s | 18mm | f/16 | 1/3s | ISO 100 | 6250K | Filtro GND 0.9 (3 pasos) transición dura

Y a la inversa, si colocas el filtro demasiado bajo, puede que tu fondo o los elementos del primer plano aparezcan demasiado oscuros. Ten especial cuidado con aquellos elementos que estén por encima del horizonte como árboles, rocas o montañas.

Aquí tienes un ejemplo.

Nikon D4s | 18mm | f/16 | 1/3s | ISO 100 | 6250K | Filtro GND 0.9 (3 pasos) transición dura

También te dejo la foto definitiva en la que puedes comprobar como la colocación del filtro no afecta negativamente a la foto. Las bandas oscuras han desaparecido.

Nikon D4s | 18mm | f/16 | 1/3s | ISO 100 | 6250K | Filtro GND 0.9 (3 pasos) transición dura

Un último apunte…

Trabaja con rapidez

La luz es el alma de la fotografía y en el caso de la fotografía con filtros, esto no es una excepción.

La luz es el ingrediente esencial para que puedas conseguir una imagen espectacular. Y para ello, tendrás que ser muy cuidadoso a la hora de elegir cuándo quieres realizar tu captura.

El uso de filtros para conseguir una larga exposición te permite hacer fotos prácticamente a cualquier hora del día. Y si no me crees, te recomiendo que le eches un vistazo al trabajo de Julia Anna Gospodarou (te cuento más cosas sobre ella en la sección 21).

Pero la gran mayoría de fotógrafos, tanto los que empiezan como los que ya tienen experiencia, suelen usar filtros durante el amanecer y el atardecer. En esos momentos del día la luz tiene una tonalidad especial. Prueba a hacer fotos con filtros durante la hora dorada, la hora azul y los crepúsculos, verás la diferencia con respecto a otros momentos del día.

El problema es que la luz perfecta dura poco...

Y el tiempo de preparación y de captura de fotografía con filtros, sobre todo si se trata de una larga exposición, es un pelín más largo que el de otro tipo de fotos...

Así es que ¡tienes que intentar que salga bien a la primera!

Y si no es así, que salga bien lo antes posible o, cuando te quieras dar cuenta, esa luz mágica se habrá esfumado.

17.21 ejemplos de fotografía con filtros explicados paso a paso

Esta es una de mis secciones favoritas...

Me encanta aprender viendo ejemplos prácticos. Y, sobre todo, me encanta enseñar a otros PhotoPillers como tú a conseguir resultados como estos.

En esta guía incluyo un montón de ejemplos de fotografías que he hecho con todo tipo de filtros. Como siempre, te las explico paso a paso para que veas cuál ha sido mi flujo de trabajo.

Espero que te gusten las fotografías (y que aprendas mucho con ellas) ;)

Equilibrio de color con filtro GND (1)

Nikon D4s | 23mm | f/4 | 1/20s | ISO 100 | 6500K | Filtro GND 0.9 (3 pasos) transición suave

En esta foto puedes ver a uno de mis alumnos durante un viaje fotográfico a Mallorca, más concretamente en la zona de Es Cap Blanc. Está practicando su composición mientras admira el paisaje.

Al ver la escena, decidí componer pensando en el equilibrio de color. El color naranja tiene un gran peso visual y quería aprovecharlo. Así que elegí usarlo para compensar el espacio negativo que ofrecen gran parte del cielo y el mar.

Además, también era un buen contrapunto a la textura y solidez de las rocas del primer plano.

Como la luz estaba cambiando muy rápidamente y no me daba tiempo a montar el trípode, inserté el filtro en el portafiltros y disparé a pulso con el sistema de estabilización de imagen (VR) del objetivo activado.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos.
  • Filtro GND: Filtro GND 0.9 (3 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre el cielo y el primer plano y así capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer.
  • Configuración cámara: En RAW. Activa la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función, y si vas a disparar a pulso y a una velocidad lenta, como en este caso.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Una apertura cerrada (entre f/8 y f/16, aunque podría ser mayor si enfocas a la distancia hiperfocal) para obtener una gran profundidad de campo. Intenta no pasar de f/16 para evitar la difracción. Al tirar a pulso opté por una apertura abierta ya que la luz era cada vez menor.
  • ISO: La fotografía de paisaje con larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. En este caso concreto no, ya que hice la foto a pulso y activé el VR del objetivo porque estaba usando una velocidad relativamente baja.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo. Aquí f/4 fue suficiente para tener enfocada toda la escena.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Niebla con filtro GND (2)

Nikon D4s | 35mm | f/5.6 | 1/50s | ISO 400 | 6500K | Filtro GND 0.9 (3 pasos) transición suave sin portafiltros

Esta foto es el ejemplo perfecto de escena que te encuentras sin esperarlo y que desaparece en un suspiro.

Iba conduciendo camino al puerto de Alcudia (Mallorca, España) para coger el ferry hacia mi casa en Menorca (España). De repente, me encontré con este espectáculo. La niebla actuaba como difusor de la luz del amanecer y a la vez, ocultaba las construcciones que había detrás de los almendros.

Cuando encontré un hueco en la carretera para poder pararme, bajé del coche, cogí la cámara sin cambiar el objetivo y un filtro GND. Sin apenas tiempo para pensar enfoqué, compuse y disparé.

Solamente tuve una oportunidad... ¡Y lo conseguí! :)

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor) y un objetivo gran angular si quieres un paisaje general.
  • Filtro GND: Filtro GND 0.9 (3 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre primer plano y el cielo y capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un angular fijo de 35mm.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: En este caso la apertura tenía que ser lo suficientemente grande para poder disparar a pulso. Además, al no tener un primer plano cercano, una apertura de f/5.6 me garantizaba que todos los elementos de la imagen estuviesen enfocados.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas. En este caso, opté por un ISO 400 para disparar a pulso con una velocidad no muy rápida.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. En esta situación, lo tenía claro. Abrí el diafragma y subí la sensibilidad a 400 para poder exponer correctamente y tener una velocidad adecuada para disparar a pulso.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo. La distancia hiperfocal en este caso era de 7,25m (la puedes calcular con la calculadora de profundidad de campo de PhotoPills). Así que enfocando a esa distancia y al no tener un primer plano cercano todos los elementos estaban enfocados.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Sol en el encuadre con filtro ND y GND (3)

Nikon D4s | 35mm | f/16 | 0,8s | ISO 100 | 7000K | Filtros ND 1.8 (6 pasos) y GND 0.9 (3 pasos) transición suave

Mientras Eva estaba realizando su foto, me fijé en que el Sol “se dirigía” irremediablemente hacia su cuerpo. Así es que, cuando llegó el momento, le pedí que no se moviera.

Cerré la apertura hasta f/16 para captar el efecto estrella (sunburst en inglés) e inserté el filtro degradado de transición suave para compensar las altas luces provocadas por el Sol.

¡Pocas veces he visto la Sierra de Tramontana tan espectacular!

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 1.8 (6 pasos) para alargar la exposición y conseguir un ligero movimiento en las nubes bajas. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND: Filtro GND 0.9 (3 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre el cielo situado en el horizonte (más brillante) y el primer plano, y así poder capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un angular medio para dar importancia a mi modelo improvisada.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura cerrada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción. En esta foto apuré al máximo usando f/16 para poder enfocar desde la modelo hasta el infinito.
  • ISO: La fotografía de paisaje con larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba sin el filtro para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro con la calculadora de exposición de PhotoPills. En este caso no quería una velocidad de exposición muy larga ya que quería asegurarme que Eva no saliese movida en la toma.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo. Ten en cuenta que, aunque el cálculo de la hiperfocal me diese 2,59m, enfocando a Eva que estaba a 4m y usando una apertura de f/16, conseguía igualmente un enfoque a infinito.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Puesta de Sol con filtros ND y GND inverso (4)

Nikon D4s | 35mm | f/16 | 34s | ISO 100 | 7500K | Filtros ND 1.8 (6 pasos), GND 0.9 (3 pasos) transición suave y GND inverso 0.6 (2 pasos) transición suave

Para este tipo de fotografías el filtro degradado inverso es ideal. Te ayuda a controlar la zona de más luminosidad cuando coincide con el horizonte. Es algo que no conseguirías con un filtro degradado normal ya que la densidad es suave en la parte central.

Como puedes observar, en esta puesta de Sol, decidí combinar el filtro degradado inverso con un filtro degradado de poca densidad (3 pasos para esta foto) y así controlar también la luz de la parte superior.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 1.8 (6 pasos) para alargar la exposición y conseguir el efecto seda en el mar y un ligero movimiento en las nubes. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND: Filtro GND 0.9 (3 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre el cielo y el primer plano, y así poder capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND inverso: Filtro GND inverso 0.6 (2 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre la franja de cielo situada en el horizonte (más brillante) y el resto de cielo y el primer plano, y así capturar la escena en una única foto. En la sección 10 tienes todo lo que necesitas saber para exponer con el filtro GND inverso.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un angular medio fijo de 35mm.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura cerrada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción. La razón por la que uso una apertura tan cerrada en esta imagen es para conseguir un tiempo de exposición más largo.
  • ISO: La fotografía de paisaje con larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba sin el filtro para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro con la calculadora de exposición de PhotoPills.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo, aunque en esta foto al no tener un primer plano cercano bastaba con enfocar sobre las rocas más cercanas.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Cielos sin nubes con filtro ND, GND y polarizador (5)

Nikon D4s | 18mm | f/11 | 40s | ISO 100 | 6250K | Filtros ND 1.8 (6 pasos), GND 0.9 (3 pasos) transición suave y polarizador

En esta foto el polarizador juega un papel fundamental: eliminar el reflejo del agua y permitir que el espectador vea el fondo del mar.

Quería una composición en la que las líneas de las rocas llevasen la mirada del espectador hasta la Punta dels Frares (Menorca, España). Cuando el primer plano es tan potente, es mejor tener un cielo sencillo.

Además, tampoco había unas nubes que crearan dramatismo o que justificaran darle más protagonismo al cielo. Así es que opté por poner el horizonte más alto.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 1.8 (6 pasos) para alargar la exposición y conseguir el efecto seda en el mar y un ligero movimiento en las escasas nubes que había. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND: Filtro GND 0.9 (3 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre el cielo y el primer plano, y así capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer.
  • Polarizador: Filtro polarizador para eliminar los reflejos de las rocas y dar la sensación transparencia al eliminar los reflejos de agua. Repasa la sección 8 para aprender a utilizar un polarizador.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un gran angular en una posición baja y encuadré en vertical para meter los detalles de las rocas y agua del primer plano en la composición.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura cerrada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción . En este caso elegí f/11 al tener el primer plano cerca.
  • ISO: La fotografía de paisaje con larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba sin el filtro para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro con la calculadora de exposición de PhotoPills.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo. A f/11 me aseguré de tener enfocada toda la escena desde el límite cercano de la hiperfocal que está a 0,49m.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Dar profundidad en el primer plano con filtros ND, GND y polarizador (6)

Nikon D4s | 18mm | f/11 | 14s | ISO 100 | 6250K | Filtros ND 1.8 (6 pasos), GND 1.2 (4 pasos) transición suave y polarizador

Cuando se te cae un filtro de cristal en una salida fotográfica, es algo que no se te olvida fácilmente… Varios años después aún perdura en mi memoria el momento en que el filtro ND 1.8 (6 pasos) chocó con las rocas justo después de realizar esta fotografía de esta idílica zona del norte de Menorca.

Aquí el uso del polarizador fue clave para dar sensación de profundidad en el primer plano. Al mismo tiempo, también me ayudó a darle más contraste a los verdes de la vegetación marina que en esa época del año sobresalen, ya que el nivel del mar está más bajo de lo normal.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 1.8 (6 pasos) para alargar la exposición y conseguir el efecto seda en el mar y un ligero movimiento en las nubes. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND: Filtro GND 1.2 (4 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre el cielo y el primer plano, y así capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer.
  • Polarizador: Filtro polarizador para eliminar los reflejos del agua del primer plano y así dar sensación de profundidad. Repasa la sección 8 para aprender a utilizar un polarizador.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un gran angular en una posición baja.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura cerrada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción. En este caso elegí f/11 al tener el primer plano cerca.
  • ISO: La fotografía de paisaje con larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba sin el filtro para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro con la calculadora de exposición de PhotoPills.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo. A f/11 me aseguré de tener enfocada toda la escena desde el límite cercano de la hiperfocal que está a 0,50m.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Paisaje de mar con filtros ND, GND y polarizador (7)

Nikon D4s | 18mm | f/11 | 140s | ISO 100 | 6500K | Filtros ND 1.8 (6 pasos), GND 0.9 (3 pasos) transición suave y polarizador

Esa tarde, los últimos rayos de sol teñían de naranja la franja rocosa del Cabo de Cavallería (Menorca, España). Así es que tenía delante de mí la oportunidad perfecta para jugar con un fondo que me ayudaría a compensar el enorme primer plano muy potente visualmente.

Utilicé polarizador para eliminar al máximo los reflejos de la piscina natural del primer plano. Al mismo tiempo, usé un ND 1.8 (6 pasos) para potenciar la sensación de movimiento del agua situada en el segundo plano. Por último, la diferencia de luz entre las sombras y el cielo era ideal para colocar un filtro GND 0.9 (3 pasos) de transición suave.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 1.8 (6 pasos) para alargar la exposición y conseguir el efecto seda en el mar y en el cielo. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND: Filtro GND 0.9 (3 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre primer plano y el cielo y capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer.
  • Polarizador: Filtro polarizador para minimizar los reflejos del agua del primer plano y así dar sensación de profundidad. Repasa la sección 8 para aprender a utilizar un polarizador.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un gran angular componiendo verticalmente.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura cerrada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción. En este caso elegí f/11 al tener el primer plano cerca.
  • ISO: La fotografía de paisaje con larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba con el polarizador pero sin el filtro ND para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro. Puedes utilizar la calculadora de exposición de PhotoPills para calcular la velocidad que necesitas al utilizar un filtro.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo. A f/11 me aseguré de tener enfocada toda la escena desde el límite cercano de la hiperfocal que está a 0,50m.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Colores y movimiento con filtros ND, GND y polarizador (8)

Nikon D4s | 28mm | f/5.6 | 3s (cielo) y 49s (agua) | ISO 400 | 6250K | Filtros ND 1.8 (6 pasos), GND 1.2 (4 pasos) transición suave y polarizador

A veces cuando estás delante de un paisaje con una luz y colores impactantes no puedes plasmar en una imagen lo que tus ojos están viendo. En mi mente se formaba una imagen compuesta por el movimiento de las olas contra las rocas y también quería capturar el detalle y el color de las nubes que tenía enfrente.

Al no poder conseguirlo en una única toma decidí hacer dos fotos idénticas variando la velocidad y, posteriormente, sumar las sensaciones.

Revelé ambas fotos por separado usando Lightroom. Luego, las fusioné en Photoshop. Fue sencillo ya que el horizonte crea una frontera perfecta entre los distintos planos.

A veces cuesta transmitir lo vivido, pero el resultado se acerca mucho a lo que imaginé cuando vi la escena.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 1.8 (6 pasos) para alargar la exposición y conseguir el efecto seda en el mar. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND: Filtro GND 1.2 (4 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre la franja de cielo situada cerca del horizonte (más brillante) y el primer plano, y capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer.
  • Polarizador: Filtro polarizador para minimizar los reflejos del agua del primer plano y así dar sensación de profundidad. Repasa la sección 8 para aprender a utilizar un polarizador.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un gran angular componiendo verticalmente.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura adecuada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción. En este caso elegí f/5.6 al no tener el primer plano cerca.
  • ISO: La fotografía de paisaje con larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba con el polarizador pero sin el filtro ND para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro. Puedes utilizar la calculadora de exposición de PhotoPills para calcular la velocidad que necesitas al utilizar un filtro.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo. A f/5.6 me aseguré de tener enfocada toda la escena desde el límite cercano de la hiperfocal que está a 2,32m.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Escenas con cambios rápidos de luz natural con filtros ND, GND y polarizador (9)

Nikon D4s | 22mm | f/5.6 | 827s | ISO 200 | 6250K | Filtro ND 4.8 (16 pasos), GND 0.9 (3 pasos) transición suave y polarizador

Estaba acompañando a un grupo de fotógrafos de la asociación “Es Mussols de Llubí” en su viaje fotográfico por la isla de Menorca (España) y decidimos explorar este bello paisaje situado en el norte de la isla.

El atardecer era, fotográficamente hablando, muy soso: había muy pocas nubes y no parecía que fueran a aparecer más.

Al ver que el cielo se iba a mantener más o menos igual, decidí usar el filtro ND 4.8 (16 pasos) y arriesgar haciendo una foto con un tiempo de exposición superlargo. O sea, 827 segundos. ¡Casi 14 minutos!

También decidí insertar un filtro GND 0.9 (3 pasos) de transición suave para compensar la fuerte luz que estaba emitiendo el Sol mientras se ponía.

Ten en cuenta que cuando pulsé el disparador, el Sol estaba aún por encima del horizonte. Cuando la cámara terminó de exponer casi 14 minutos después, el Sol ya se había puesto y había desaparecido del cielo. Así es que esta foto es el ejemplo perfecto de una situación en la que no puedes aplicar la ley de reciprocidad.

En este caso tuve que ajustar el tiempo de exposición teniendo en cuenta la pérdida de luz durante la puesta de Sol.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 4.8 (16 pasos) para alargar la exposición y conseguir el efecto seda en el mar y en el cielo. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND: Filtro GND 0.9 (3 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre primer plano y el cielo y capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer.
  • Polarizador: Filtro polarizador para eliminar los reflejos del agua del primer plano y así dar sensación de profundidad. Repasa la sección 8 para aprender a utilizar un polarizador.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un gran angular componiendo verticalmente.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura adecuada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción. En este caso me decidí por f/5.6 para evitar alargar demasiado la exposición.
  • ISO: La fotografía de paisaje con larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas. En este caso lo subí 1 paso (+1EV), de 100 a 200, para no alargar demasiado la exposición.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba con el polarizador pero sin el filtro ND para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro. Puedes utilizar la calculadora de exposición de PhotoPills para calcular la velocidad que necesitas al utilizar un filtro.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo. A f/5.6 me aseguré de tener enfocada toda la escena desde el límite cercano de la hiperfocal que está a 1,44m.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Flora con filtro polarizador (10)

Nikon D500 | 200mm | f/7.1 | 1/400s | ISO 640 | 6250K | Filtro polarizador

El polarizador no sirve sólo para fotografiar paisajes.

En este caso, lo utilicé para disminuir los reflejos en las flores de esta diminuta orquídea (Ophrys bombyliflora) y para enfatizar los colores de las primeras horas de Sol.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo macro, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos o, en su defecto, una bolsita llena de piedras (bean bag en inglés). Esta foto está realizada con este último accesorio, un saco de lentejas, para apoyar el equipo evitando de esta manera cualquier trepidación.
  • Polarizador: Filtro polarizador para minimizar los reflejos del rocío en la orquídea y saturar los colores. Repasa la sección 8 para aprender a utilizar un polarizador.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: En este caso opté por un objetivo macro de focal fija de 200mm para crear un gran desenfoque y de esta manera darle a la flor el protagonismo necesario.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Una apertura media (entre f/5.6 y f/8) para tener la orquídea enfocada y conseguir a la vez un desenfoque suave del fondo que estaba lejos de la flor.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas. Aunque en casos como este puede que necesites subirlo como me pasó a mí, para mantener una velocidad relativamente corta debido a la brisa que soplaba.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. En esta toma era imprescindible utilizar un velocidad corta para congelar la flor y evitar que la ligera brisa que soplaba la moviera.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: En este caso, después de examinar a conciencia la planta para encontrar un punto en donde las flores estuviesen aproximadamente a la misma distancia entre ellas y en el mismo plano focal, enfoqué en el labelo de una de ellas. Una apertura de f/7.1 me permitió tener nítida toda la flor.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Fauna con filtro polarizador (11)

Nikon D300s | 500mm | f/5.6 | 1/2000s | ISO 400 | 5650K | Filtro polarizador circular de 49mm en la parte trasera del objetivo

Hice esta foto una fría mañana de enero. Fui a hacer una sesión fotográfica en los humedales así es que monté el 500mm.

Además, para aprovechar y aumentar los reflejos de las aves en las primeras horas de luz, siempre pongo el polarizador en la lente trasera del teleobjetivo. Es la única manera de polarizar la luz.

Con un teleobjetivo de este tipo, cuyo diámetro es 123mm, es imposible colocar un portafiltros y usar un filtro de hoja estándar. Incluso el más grande (165mm) no cubre la totalidad del cristal frontal.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un superteleobjetivo (imprescindible para fauna), un trípode y rótula robustos o, en su defecto, una bolsita llena de piedras (bean bag en inglés).
  • Polarizador: Filtro polarizador para potenciar al máximo los reflejos de las aves en el agua. Repasa la sección 8 para aprender a utilizar un polarizador.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de fotografía de fauna que vayas a hacer. Desde un 200mm si estás cerca y en un escondite (hide en inglés) hasta una focal de 600mm o más.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). En este caso, medí la luz en el blanco de las plumas inferiores de las cigüeñuelas (Himantopus himantopus). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Una apertura media (f/5.6) fue suficiente para tener las dos aves enfocadas.
  • ISO: En fotografía de fauna, ten siempre en cuenta este parámetro a la hora de disparar a pulso. Selecciona el ISO con el que la imagen pierda la menor calidad posible. Es decir, con el que aparezca menos ruido.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. En este caso, una velocidad de 1/2000s garantizaba congelar las aves.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a los ojos del ave. Es en lo primero en que se fijará el espectador.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Abstracta con filtro ND (12)

Nikon D700 | 500mm | f/4.8 | 1/6s | ISO 400 | 5700K | Filtro ND 0.9 (3 pasos) circular de 49mm en la parte trasera del objetivo

Estaba esperando la llegada de miles de estorninos a su dormidero. Allí es donde realizan sus característicos y espectaculares vuelos antes de posarse.

De repente, se me ocurrió hacer algunas fotografías de los juncos. Aproveché que llevaba el ND 0.9 (3 pasos) para alargar la exposición. Al mismo tiempo, hice una serie de movimientos circulares con la cámara.

Y este fue el resultado ;)

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general o un teleobjetivo para contraer elementos distantes entre sí, un intervalómetro, un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 0.9 (3 pasos) para alargar la exposición y conseguir movimiento circular en la toma. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer. Aunque en este caso, al restar solamente 3 pasos de luz, pude medir con el mismo insertado en la parte trasera del objetivo.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de fotografía que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un superteleobjetivo.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura cerrada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción. En este ejemplo, una apertura de f/4.8 fue más que suficiente para alargar la exposición y poder realizar el movimiento de la cámara.
  • ISO: La fotografía de larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba sin el filtro para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro con la calculadora de exposición de PhotoPills.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo o en situaciones como ésta, directamente a la vegetación.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Cámara en movimiento con filtro ND (13)

Nikon D700 | 21mm | f/16 | 1,5s | ISO 200 | 7200K | Filtro ND 0.9 (3 pasos)

Otra utilidad de los filtros ND es la de crear imágenes con movimiento en escenas iluminadas por la luz de Sol.

Para conseguir esta imagen enrosqué un filtro ND 0.9 (3 pasos). Así, conseguí reducir la velocidad a 1,5s. Al mismo tiempo, moví la cámara a pesar de estar anclada al trípode.

Todo ello me ayudó a conseguir esta imagen surrealista.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general o un teleobjetivo para contraer elementos distantes entre sí, un intervalómetro, un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 0.9 (3 pasos) para alargar la exposición y conseguir movimiento en la toma. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de fotografía que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un gran angular.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura cerrada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción. Elegí una apertura de f/16 para alargar la exposición y poder mover la cámara.
  • ISO: La fotografía de larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba sin el filtro para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro con la calculadora de exposición de PhotoPills.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Atmósfera etérea (sin nubes ni viento) con filtro ND, GND en movimiento y polarizador (14)

Nikon D4s | 22mm | f/8 | 100s | ISO 100 | 6250K | Filtros ND 3.0 (10 pasos), GND inverso 0.6 (2 pasos) transición suave en movimiento y polarizador

Mimé mucho la composición intentando evitar el solapamiento entre los planos. De esta manera el sujeto principal quedaba aislado y podía cerrar el encuadre por la izquierda incluyendo el Cabo de Cavallería (Menorca, España).

Debido al poco oleaje y la ausencia de nubes, decidí aumentar el tiempo de exposición por encima del minuto y medio transmitir una sensación de mar en calma que contrastase con las rocas.

Con esta composición el sujeto sobresalía por encima del horizonte. Así que puse un filtro GND inverso para controlar las altas luces de la puesta Sol (esquina superior izquierda) y lo moví con cuidado durante el tiempo de exposición. De esta manera evité que no se notase la transición del filtro y que apareciese una banda oscura.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 3.0 (10 pasos) para alargar la exposición y conseguir el efecto seda en el mar. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND inverso: Filtro GND inverso 0.6 (2 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre la franja de cielo situada en el horizonte (más brillante) y el resto de cielo y el primer plano, y así capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer. Además, moví el filtro GND inverso durante la exposición para evitar que se notasen zonas oscuras en la imagen final. Aprende cómo usar la técnica de los filtros en movimiento en la sección 15.
  • Polarizador: Filtro polarizador para eliminar los reflejos del agua y así dar sensación de profundidad. Repasa la sección 8 para aprender a utilizar un polarizador.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. Usando una distancia focal de 22mm, conseguí eliminar del encuadre un rocas blanquecinas que estropeaban la composición.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura cerrada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción. Como no quería usar una velocidad más lenta de dos minutos, usé una apertura de f/8 que me permitía tener todo perfectamente enfocado.
  • ISO: La fotografía de paisaje con larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba sin el filtro para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro con la calculadora de exposición de PhotoPills. En este caso ralenticé un poco más la velocidad porque el Sol ya estaba bajo y los cambios de luz eran continuos.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo. En este caso, disparando a f/8 me aseguré de tener enfocada toda la escena.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Figura humana en el paisaje con filtros ND y GND inverso en movimiento (15)

Nikon D4s | 18mm | f/16 | 6s | ISO 100 | 6500K | Filtros ND 1.8 (6 pasos) y GND inverso 0.6 (2 pasos) transición suave en movimiento

Mientras un alumno estaba realizando ejercicios de composición en un embarcadero de Formentera (España) visualicé rápidamente un tributo a Friedrich.

Utilizando las líneas que me facilitaban las maderas, centré la composición en torno al fotógrafo solitario. Gracias al filtro ND 1.8 (6 pasos) podía disparar a una velocidad de 6s, tiempo suficiente para crear el ambiente que quería: movimiento en las nubes y un efecto seda en el agua que convertía el mar en un elemento suave...

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 1.8 (6 pasos) para alargar la exposición y conseguir el efecto seda en el mar y movimiento en las nubes. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND inverso: Filtro GND inverso 0.6 (2 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre la franja de cielo situada en el horizonte (más brillante) y el resto de cielo y el primer plano, y así capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer. Además, moví el filtro GND inverso durante la exposición para evitar que se notasen zonas oscuras en la imagen final. Aprende cómo usar la técnica de los filtros en movimiento en la sección 15.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un gran angular utilizando las maderas del embarcadero para guiar la mirada hacia el protagonista de la fotografía.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura cerrada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción. En esta foto usé la máxima apertura para poder enfocar lo más cerca posible (f/16).
  • ISO: La fotografía de paisaje con larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba sin el filtro para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro con la calculadora de exposición de PhotoPills. En este caso no quería una velocidad de exposición muy larga ya que quería asegurarme de que el fotógrafo no saliese movido.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo. En este caso, disparando a f/16 me aseguré de tener enfocado el primer plano más cercano a la cámara.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Filtro GND inverso en movimiento con filtro ND y polarizador (16)

Nikon D4s | 18mm | f/11 | 80s | ISO 100 | 6500K | Filtros ND 3.0 (10 pasos), GND inverso 0.6 (2 pasos) transición suave en movimiento y polarizador

Esta es otra fotografía en la que el polarizador es el aliado perfecto para eliminar los reflejos de las rocas mojadas del primer plano y poder ver su color dorado.

Además, moví el filtro GND inverso durante la exposición, poniéndolo primero por debajo de la línea del horizonte y subiéndolo con cuidado para evitar la aparición de una zona oscura en la imagen final.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 3.0 (10 pasos) para alargar la exposición y conseguir el efecto seda en el mar y un ligero movimiento en las nubes. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND inverso: Filtro GND inverso 0.6 (2 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre la franja de cielo situada en el horizonte (más brillante) y el resto de cielo y el primer plano, y así capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer. Además, moví el filtro GND inverso durante la exposición para evitar que se notasen zonas oscuras en la imagen final. Aprende cómo usar la técnica de los filtros en movimiento en la sección 15.
  • Polarizador: Filtro polarizador para minimizar los reflejos de las rocas mojadas del primer plano y así poder ver su color. Repasa la sección 8 para aprender a utilizar un polarizador.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un gran angular de 18mm fijo en una posición baja.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura cerrada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción. En este caso, f/11 era suficiente.
  • ISO: La fotografía de paisaje con larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba sin el filtro para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro con la calculadora de exposición de PhotoPills.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo. En este caso, disparando a f/11 me aseguré de tener enfocada toda la escena, desde las rocas del primer plano hasta infinito.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Filtro GND inverso en movimiento con filtro ND, filtro GND y polarizador (17)

Nikon D4s | 20mm | f/16 | 20s | ISO 100 | 5500K | Filtros ND 1.8 (6 pasos), GND 0.9 (3 pasos) transición dura, GND inverso 0.6 (2 pasos) transición suave en movimiento y polarizador

Al querer incluir el Sol en la composición, tuve que utilizar dos filtros degradados.

Afortunadamente, el hecho de tener un horizonte limpio, sin obstáculos, me permitió sumar las densidades de un filtro GND de transición dura colocado estratégicamente en la línea del horizonte y la de un filtro GND inverso. De esta manera me aseguré de que la zona del Sol (altas luces) no estuviese reventada (sobreexpuesta).

Además, moví el filtro GND inverso durante la exposición para evitar la aparición de una zona oscura en la imagen final.

Por último, usé el polarizador para eliminar los reflejos del agua en las piedras del primer plano.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor), un objetivo gran angular si quieres un paisaje general, un intervalómetro y un trípode y rótula robustos.
  • Filtro ND: Filtro ND 1.8 (6 pasos) para alargar la exposición y conseguir el efecto seda en el mar y un ligero movimiento en las nubes. Echa un vistazo a la sección 9 para aprender a elegir el filtro ND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND: Filtro GND 0.9 (3 pasos) de transición dura para reducir el rango dinámico entre el cielo y el primer plano, y así poder capturar la escena en una única foto. Consulta la sección 10 para aprender a elegir el filtro GND que necesitas y cómo exponer.
  • Filtro GND inverso: Filtro GND inverso 0.6 (2 pasos) de transición suave para reducir el rango dinámico entre la franja de cielo situada en el horizonte (más brillante) y el resto de cielo y el primer plano, y así capturar la escena en una única foto. En la sección 10 tienes todo lo que necesitas saber para exponer con el filtro GND inverso. Además, moví el filtro GND inverso durante la exposición para evitar que se notasen zonas oscuras en la imagen final. Aprende cómo usar la técnica de los filtros en movimiento en la sección 15.
  • Polarizador: Filtro polarizador para minimizar los reflejos de las rocas del primer plano. Repasa la sección 8 para aprender a utilizar un polarizador.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de paisaje que quieras hacer. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo o superteleobjetivo. En este caso opté por un gran angular a una distancia focal de 20mm.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si vas a usarlo, mide con el polarizador montado y tras haberlo girado hasta la posición elegida dependiendo del efecto que quieras. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura cerrada para obtener una gran profundidad de campo, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción. Usé f/16 porque las piedras del primer plano estaban muy cerca. Quería toda la imagen enfocada sin la necesidad de hacer un enfoque por apilamiento (focus stacking en inglés).
  • ISO: La fotografía de paisaje con larga exposición va acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. Al utilizar un filtro ND, haz primero una foto de prueba sin el filtro para obtener la exposición que buscas. Después, calcula la velocidad equivalente al utilizar el filtro con la calculadora de exposición de PhotoPills.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: Enfoca a la distancia hiperfocal para maximizar la profundidad de campo. En este caso, disparando a f/16 me aseguré de tener enfocada toda la escena, desde las rocas del primer plano hasta infinito.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Dron con filtro ND polarizado (18)

Dron DJI Mavic Pro | 26mm | f/2.2 | 1/160s | ISO 100 | 6250K | Filtro ND 0.9 (3 pasos) polarizado

Pues sí…

¿Quién dijo que los filtros no se pueden usar en fotografía aérea con dron?

En este caso utilicé un filtro especial para drones, más concretamente un filtro ND 0.9 (3 pasos) que tiene la particularidad de ser también polarizador.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara incorporada en el dron con una óptica fija de 26mm.
  • Filtro ND: Filtro ND 0.9 (3 pasos) polarizado para poder fotografiar en situaciones de mucha luz.
  • Polarizador: En este ejemplo el filtro ND es también polarizador. Además de poder reducir la luz en escenas muy soleadas, lo utilizo para eliminar reflejos en el mar.
  • Configuración cámara: En RAW.
  • Focal: Casi todos los drones tienen una cámara cuya distancia focal es fija. La focal en este caso es 26mm.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual por zonas. Al igual que haría con una réflex o una cámara sin espejo, mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle con el polarizador insertado en la posición elegida dependiendo del efecto y sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11. Cuando hago fotos con mi dron suelo utilizar mucho el horquillado de exposición (bracketing exposure en inglés) para asegurar un buen rango dinámico.
  • Apertura: La mayoría de los drones tienes una cámara con una apertura fija, por lo que no puedes cambiar este parámetro. Mi dron tiene una apertura fija de f/2.2.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas. Las cámaras de los drones no se comportan bien frente al ruido como las convencionales.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto.
  • Balance de blancos: Manual. Depende de la hora del día y de la calidad de la luz. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: En la zona que quieras enfocada. Teniendo en cuenta la apertura fija de f/2.2, la distancia hiperfocal suele ser de unos 2m. Mantén el dron a esa distancia y tus imágenes estarán siempre perfectamente enfocadas.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Retrato con filtro circular verde (analógica) (19)

Nikon FM2n | 85mm | f/1.4 | 1/500s | ASA 800 forzado a 1600 | Filtro verde para suavizar los tonos de la piel | Película Kodak Tri X-400

Uno de mis compromisos al empezar a trabajar en formato digital fue el de no dejar de lado la fotografía analógica que tantas alegrías me dió… ¡y me está dando!

Gracias a un filtro verde pude eliminar el rojo y el azul, mientras dejaba pasar el verde y el amarillo. De esta manera conseguí dar a la piel una tonalidad más natural.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara analógica, un objetivo (el rango focal varía según lo que quieras incluir en el encuadre).
  • Filtro verde: Filtro para blanco y negro que se utiliza para corregir y modificar los tonos en la fotografía monocromática. El filtro verde me ayudó a suavizar el tono de la piel de Jan.
  • Configuración cámara: Película Kodak Tri X-400, ideal para retratos ya que da un grano de calidad.
  • Focal: En este tipo de retratos, un teleobjetivo medio luminoso es idóneo.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual en la cara del niño.
  • Apertura: Una apertura abierta para conseguir un bokeh agradable.
  • ASA: Esta película permite opciones creativas como la de forzar la sensibilidad a 1600 ASA, dando un grano espectacular.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ASA y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto.
  • Dónde enfocar: Enfoca a los ojos del modelo para captar la atención del espectador. Sé cauto a la hora de enfocar con un teleobjetivo tan luminoso.
  • Haz la foto. En la fotografía con negativo no puedes revisar la imagen hasta que no has revelado el carrete. Es la magia de la fotografía tradicional.

Infrarroja con filtro externo (20)

Nikon D200 | 27mm | f/9 | 55s | ISO 200 | 5600K | Filtro Hoya R72 (720 nm)

La foto que ves en blanco y negro es la foto definitiva, una vez revelada, mientras que la imagen que tienes justo debajo es el archivo RAW. Es decir, lo que ha capturado la cámara con el filtro infrarrojo (un Hoya R72) puesto.

Nikon D200 | 27mm | f/9 | 55s | ISO 200 | 5600K | Filtro Hoya R72 (720 nm)

La fotografía infrarroja produce resultados impresionantes y creativos.

Los elementos de cualquier escena reflejan la luz infrarroja de manera diferente a la luz normal.

En este caso, y tras el revelado, toda la vegetación con clorofila se transforma en un color blanco fantasmagórico...

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (mejor de formato completo), un objetivo (el rango focal varía según lo que quieras incluir en el encuadre), un intervalómetro, un trípode y rótula robustos.
  • Filtros: Filtro Hoya R72, diseñado específicamente para fotografía infrarroja con cámaras digitales.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Depende del tipo de escena que quieras capturar. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo. En este caso opté por un gran angular cuyo diámetro me permitiera enroscar el filtro y una distancia focal de 27mm.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 13.
  • Apertura: Una apertura cerrada para obtener una gran profundidad de campo.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas para evitar el ruido.
  • Velocidad: Tienes que hacer una primera foto sin filtro con la exposición que quieres. Luego, haz una segunda foto con el filtro puesto. Para el cálculo del tiempo de exposición que necesitas para obtener la exposición correcta, utiliza la calculadora de exposición de PhotoPills. Tienes una explicación detallada con todos los pasos que tienes que seguir en la sección 13.
  • Balance de blancos: En este tipo de fotografías con este filtro, utilizo el balance de blancos en automático. Luego lo ajusto durante el procesado de la imagen.
  • Dónde enfocar: Enfoqué en las plantas del primer plano porque al utilizar una apertura cerrada conseguía tener toda la escena perfectamente enfocada.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Infrarroja con filtro infrarrojo interno (21)

Nikon D300 IR | 35mm | f/8 | 1/300s | ISO 200 | 2150K | Filtro infrarrojo interno

Vale, lo confieso.

Soy un enamorado de la fotografía infrarroja. No puedo evitarlo.

Me entusiasman los resultados tan fantásticos que se pueden conseguir con ella. Por ejemplo, el contraste brutal en el cielo cuando hay nubes o entre la hierba y un cielo oscurecido. También me encanta la poquísima textura que se captura en la piel de las personas y animales.

Pero, por encima de todo, me fascina poder captar un tipo de luz completamente invisible al ojo humano. Ese aspecto me permite crear imágenes verdaderamente mágicas e inusuales.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara modificada infrarroja (no importa el tamaño del sensor), un objetivo (el rango focal varía según lo que quieras incluir en el encuadre).
  • Filtro infrarrojo: Filtro infrarrojo interno, instalado sobre el sensor.
  • Configuración cámara: En RAW.
  • Focal: Depende del tipo de escena que quieras capturar. Puedes usar desde una focal pequeña (10mm, 14mm, 24mm, etc.) para abarcar el máximo de paisaje y de cielo posible hasta un teleobjetivo. En este caso opté por un angular fijo de 35mm.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Mide la zona más brillante de la escena que quieres con detalle. Sobreexpón en 1 o 2 pasos de luz (+1EV o +2EV). Si tienes dudas sobre cómo exponer sigue los pasos que te indico en la sección 11.
  • Apertura: Usa una apertura adecuada, dependiendo de la escena que quieras fotografiar, siempre intentando no pasar de f/16 para evitar la difracción.
  • ISO: Usa el ISO más bajo que puedas para evitar el ruido.
  • Velocidad: Al exponer en modo Manual (M), la velocidad la determina la combinación de apertura, ISO y filtros utilizados. Aquí entra en juego tu criterio según quieras más o menos profundidad de campo, movimiento o luz (brillo) en la foto. Aunque, por lo general, te recomiendo usar velocidades lentas. El hecho de utilizar un filtro infrarrojo interno no reduce nada la luz que recibe el sensor, por lo que esta cámara modificada funciona de forma muy similar a una cámara convencional.
  • Balance de blancos: Manual. Al tener un espectro infrarrojo de unos 720 nm, la imagen resultante es totalmente roja, como puedes ver en el ejemplo. En este tipo de cámaras te aconsejo usar un balance de blancos predefinido. En mi caso, lo fijo en 2150K para que la previsualización en la pantalla LCD no sea tan roja sino marrón y así puedo ver los detalles con más precisión. Después, lo puedes corregir en la edición.
  • Dónde enfocar: En esta imagen enfoqué en la cabeza de la vaca más cercana.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

Eclipse parcial con filtro solar (22) [bonus track]

Nikon D500 | 500mm | f/8 | 1/250s | ISO 100 | 6450K | Filtro solar Baader

Durante la fase de eclipse parcial la Luna ocupa una parte de la superficie del Sol. Para este tipo de fotografía me gusta utilizar mi teleobjetivo con un filtro solar para centrar toda mi atención en el Sol, y capturar cómo éste va desapareciendo tras la Luna.

Resumiendo, los pasos que tienes que seguir para hacer la foto son:

  • Equipo: Cámara (no importa el tamaño del sensor aunque te aconsejo una con sensor APS-C o Micro 4/3 por la amplificación que consigues usando un teleobjetivo), un teleobjetivo para que el Sol ocupe la mayor parte del encuadre, un intervalómetro, un trípode y rótula robustos. En este caso también usé una rótula de balancín (gimbal en inglés) para dar más estabilidad al equipo.
  • Filtro solar: Filtro solar Baader, especialmente diseñado para poder observar y fotografiar la superficie solar. El modelo que uso resta unos 16,6 pasos de luz.
  • Configuración cámara: En RAW. Desactiva la función de estabilización de imagen de tu objetivo si tiene esta función.
  • Focal: Distancia focal grande (300mm, 450mm, 600mm, etc.) para abarcar el área del cielo en la que estén situados el Sol y la Luna y conseguir que ocupen la mayor parte de encuadre.
  • Modo de exposición: Manual (M).
  • Modo de medición: Puntual. Antes de que empiece el eclipse, mide la luz directamente en la superficie del Sol.
  • Apertura: Usa una apertura relativamente pequeña para conseguir que los astros salgan perfectamente enfocados. Aquí, al ser un primer plano, la profundidad de campo no es crítica. En este caso, usé f/8 para obtener el máximo detalle del eclipse parcial.
  • ISO: La fotografía de eclipses siempre tiene que ir acompañada de trípode. Usa el ISO más bajo que puedas.
  • Velocidad: A partir de la medición de la luz en el Sol, la apertura y el ISO, ajusta la velocidad de obturación para que el exposímetro quede centrado en el cero (correctamente expuesta). En la fase parcial usé una velocidad de 1/250s.
  • Horquillado: Para asegurar el obtener una foto correctamente expuesta conviene realizar un horquillado a partir de una velocidad de obturación base de 1/250s. Para esta foto realicé un horquillado de 3 pasos.
  • Balance de blancos: Manual. Aunque siempre lo puedes corregir en la edición. En esta foto opté por un balance de blancos cálido (6450K) para captar los colores del Sol ya que el filtro Baader daba una dominante neutra (blanca).
  • Dónde enfocar: Lo primero que tienes que hacer es poner el filtro solar en tu objetivo (¡esto es fundamental si no quieres que el Sol achicharre el sensor!). Antes de que empiece el eclipse, enfoca en el borde del Sol. Utiliza la función Live View en la pantalla LCD de tu cámara para asegurarte de que el Sol está perfectamente enfocado. Y si tu cámara tiene las funciones de Focus Peaking y/o el Ampliador de Enfoque (Focus Magnifier), actívalas también ya que te ayudarán a ser aún más preciso.
  • Haz la foto y revisa que todo esté enfocado. Asegúrate de que la foto esté correctamente expuesta (revisa el histograma). En caso contrario, ajusta la exposición.

18.Apilamiento de exposiciones en el procesado frente al uso de filtros ND

En este artículo hemos visto que un filtro ND te permite alargar el tiempo de exposición para crear efectos espectaculares…

Pues bien, cuando explico el uso de filtros ND en mis cursos, siempre me hacen la misma pregunta…

“Toni, ¿para qué necesito un filtro ND? Puedo conseguir el mismo efecto apilando tomas en las que la velocidad sea más corta.”

Y siempre respondo lo mismo.

Siempre que sea posible, prefiero utilizar un filtro ND y tener la fotografía “casi” terminada directamente en la cámara. Llámame romántico, pero me gusta enfrentarme a la escena y resolverla con los elementos a mi disposición sin depender demasiado del ordenador.

Dicho esto, si me dejo los filtros en casa por un descuido (o se me rompen), sí que hago varias exposiciones para luego apilarlas durante el procesado.

Es más, a veces resuelvo determinadas escenas disparando múltiples exposiciones, siempre utilizando un filtro ND en cada una de ellas, y luego las apilo en casa. Estas imágenes requieren un tiempo de exposición muy largo que podrían generar mucho ruido. Para evitarlo, combino el uso de filtros con la técnica del apilamiento y así tengo el ruido bajo control.

Así que, creo que es interesante profundizar en la técnica del apilamiento de exposiciones, sus ventajas e inconvenientes frente a la utilización de filtros ND y cómo puedes sacar partido combinando ambas técnicas…

¡Sigue leyendo!

En qué consiste el apilamiento de exposiciones en el procesado

Primero, tienes que hacer varias fotos. No tienen por que tener una velocidad de obturación predeterminada.

Luego, cuando estés en casa, abre todas las tomas usando un programa de procesado (Photoshop, por ejemplo) y apílalas.

La imagen resultante es el equivalente a una foto de larga exposición con un tiempo de exposición total igual (o casi igual) a la suma cada toma individual.

Por eso, cuando te decía que cada toma no tiene por que tener una duración específica, puedes decidir entre dos opciones:

  • Hacer muchas tomas (supongamos que haces 12 fotos) de larga exposición con una duración relativamente corta (10 segundos por ejemplo).
  • Hacer pocas tomas (supongamos que haces 4 fotos) de larga exposición con una duración relativamente larga (30 segundos por ejemplo).

Como puedes comprobar, tras haberlas apilado obtienes en ambos casos una imagen cuyo tiempo de exposición es de 120 segundos. Pero no la has capturado exactamente de la misma manera.

En realidad el cómo la captures depende de ti. No hay una única fórmula ni forma de hacerlo.

Resumiendo, esta técnica te permite conseguir un resultado muy similar al que conseguirías si hubieras hecho una única toma de 120 segundos.

Si quieres aprender cómo llevar a cabo la técnica de fusión de varias largas exposiciones, te sugiero que le eches un vistazo este vídeo.

Aunque en él se habla de cómo reducir el ruido en tus astrofotografías, se describe en detalle la técnica del apilado.

También puedes hacer todo el proceso directamente en la cámara.

Algunos modelos tienen una función que se llama multiexposición y que apila directamente las tomas, sin tener que pasar por el ordenador.

Supón que haces 10 fotos de 30 segundos cada una con un filtro ND. Cuando has terminado de hacer la última foto, tu cámara los fusiona. El resultado es una fotografía de 300 segundos que tiene un ruido muy parecido al que tendría una foto de 30 segundos hecha con un filtro ND de mayor densidad.

Ventajas e inconvenientes del apilado de exposiciones

Como cualquier otra técnica fotográfica, el apilamiento de exposiciones tiene sus ventajas e inconvenientes frente al uso de un filtro ND.

Si te parece, vamos a ver qué ventajas tiene:

  • Puedes alargar el tiempo de exposición cuanto quieras… No tengas miedo del ruido.
  • Dispones de muchísima flexibilidad a la hora de determinar la intensidad del efecto que consigues gracias a esa larguísima exposición (movimiento, efecto seda, falta de nitidez, etc.).
  • En astrofotografía, por ejemplo en una foto de la Vía Láctea o si quieres capturar rastros de estrellas, el apilamiento te permite tener mucho más control. Así, puedes alinear con precisión las tomas para que no se vea el efecto de rotación de la Tierra. También puedes reducir el ruido que genere tu sensor (al trabajar durante un tiempo más largo) y los hot pixels.
  • Para hacer las tomas no vas a usar un filtro ND. O si lo haces, será de menor densidad. Por lo tanto, cada imagen tendrá mucho menos viñeteo (un oscurecimiento parcial que aparece en las esquinas de la foto).
  • Reduces el riesgo que surjan complicaciones durante la captura (movimientos del trípode, cambios de luz, etc.).
  • Si te olvidas tu(s) filtro(s) ND en casa, el apilamiento puede ser una buena solución para no desaprovechar la sesión fotográfica.

Y ahora, veamos los inconvenientes:

  • Hay determinados efectos que no son replicables en el procesado como, por ejemplo, enseñar el movimiento haciendo una única exposición más larga (con un filtro ND de mayor densidad).
  • El apilamiento te obliga a dedicarle tiempo al procesado y pasar tiempo delante del ordenador.
  • Al acabar la sesión fotográfica, te encuentras con un montón de RAWs de 20, 24, 50MB (dependiendo de tu cámara) en lugar de un único RAW. Lógicamente, al apilarlos la imagen final será mucho más pesada.

No elijas: combina ambas técnicas si es necesario

Como siempre digo, en fotografía los límites los pones tú.

No te cierres puertas y prueba distintas formas de hacer las tomas. Y en este caso, no te obligues a elegir una técnica u otra. Dependiendo de la situación en la que te encuentres, combinar ambas (usar un filtro ND y luego apilar las tomas) puede darte justamente el resultado que estás buscando.

Te pongo algunos casos en los que la combinación de ambas técnicas puede ser la mejor solución.

  1. Quieres que el tiempo de exposición de la foto sea muy largo y no tienes suficientes filtros ND para conseguirlo.

  2. Tu cámara genera mucho ruido y buscas limitarlo al máximo.

  3. No tienes muy claro hasta dónde quieres llevar la larga exposición. Teniendo en cuenta que gracias al apilamiento puedes alargar el tiempo de exposición cuanto quieras, puedes sumar o restar tomas hasta conseguir la foto que buscas.

  4. Estás en una localización es las que las condiciones climatológicas son adversas (lluvia, viento, frío, nieve, ventisca,...). Usando ambas técnicas puedes limitar el tiempo que estás a la intemperie y evitar problemas durante la captura. ¡O incluso no poder hacer ninguna foto!

  5. Quieres evitar por todos los medios perderte el momento que estabas esperando o una luz especial que dura muy poco tiempo, o incluso arruinar la sesión porque te encuentras en una situación de luz muy cambiante y que lo hace muy rápidamente. Puede ser el caso, por ejemplo, durante un amanecer en invierno con un cielo de nubes y claros y bastante viento.

Estos son sólo una serie de ejemplos. Puede que te enfrentes a situaciones muy diversas.

Como te decía, lo importante es que seas flexible y uses todas las herramientas y técnicas que tienes a tu disposición para adaptarte a las circunstancias y conseguir la foto con la que sueñas.

19.Horquillado frente al uso de filtros GND

En la sección 2 has aprendido qué es un filtro GND y que sirve para que puedas fotografiar escenas con alto rango dinámico.

Y en la sección 10 has aprendido a exponer tus imágenes con uno o varios filtros GND.

Pero el uso de filtros GND no es el único método con el que te puedes enfrentar a una escena con alto rango dinámico: también puedes recurrir a la técnica del horquillado.

En qué consiste la técnica del horquillado

Para poner en práctica la técnica del horquillado (o bracketing en inglés), primero tienes que hacer una serie de fotografías de diferentes exposiciones.

Posteriormente, las fusionas con un programa de edición (Lightroom, Photoshop, etc.) para obtener una fotografía con detalle tanto en las sombras como en las luces.

Dicho de otra forma, con un horquillado puedes generar una imagen de alto rango dinámico (high dynamic range o HDR en inglés) en la que cabe el rango dinámico de la escena.

Ventajas e inconvenientes del horquillado

Como cualquier otra técnica fotográfica, el horquillado tiene sus ventajas e inconvenientes frente al uso de un filtro GND.

Si te parece, vamos a ver qué ventajas tiene:

  • No necesitas llevar equipo extra (filtros, portafiltros y anillas) por lo que ahorras espacio, peso y dinero.
  • Al no usar ningún filtro GND, puedes fotografiar sin problemas escenas en las que los tonos oscuros y los claros no están separados por una línea recta. Así evitas tener zonas oscurecidas en la foto por culpa del filtro.
  • La calidad de la imagen no se ve afectada ya que no estás añadiendo ningún elemento entre la escena y el objetivo.
  • Es una técnica que te permite trabajar con más rapidez. No tienes que elegir filtros, ni hacer cálculos para averiguar la equivalencia en la exposición (sección 10), ni colocarlos con precisión.

Y ahora, veamos los inconvenientes:

  • Al combinar las fotos de manera automática, seguramente se obtendrá una imagen poco contrastada, con las sombras muy claras. Hay que realizar un trabajo de procesado para corregir el contraste.
  • Cada toma debe ser idéntica a las demás (excepto en la exposición) así es que todos los elementos de tu escena deben estar estáticos.
  • Tienes que pasar tiempo delante del ordenador para fusionar las tomas y conseguir el resultado que buscas. Dependiendo de la imagen, puede que tengas que aprender a usar máscaras de luminosidad.
  • Al acabar la sesión fotográfica, te encuentras con un montón de RAWs de 20, 24, 50MB (dependiendo de tu cámara) en lugar de un único RAW.

No elijas: combina ambas técnicas si es necesario

Al igual que te digo al final de la sección 18, usa todas las herramientas y técnicas que tienes a tu disposición para conseguir la foto con la que sueñas.

Porque de eso se trata ¿no te parece?

Te pongo algunos casos en los que la combinación de ambas técnicas puede ser la mejor solución.

  1. Aunque PhotoPills te facilita todos cálculos y los resultados son exactos, si estás aprendiendo a usar los filtros GND o estás frente a una escena con un rango dinámico muy amplio, el uso de un horquillado te asegura tener toda la escena perfectamente expuesta. Puede ser una red de seguridad.

  2. Estás frente a una escena en la que hay agua en movimiento. Si sólo haces un horquillado, es imposible que todas tus tomas sean idénticas (excepto en su exposición, claro). El agua nunca va a salir igual. Pero si usas un filtro GND puedes conseguir un efecto seda en el agua. Así las tomas serán uniformes y no tendrás problemas al fusionarlas.

20.12 errores que deberías evitar en la fotografía con filtros

Decía Oscar Wilde que “experiencia es el nombre que todo el mundo le da a sus errores”.

Así es que…

¡Comete errores! ¡Conviértete en un fotógrafo más experimentado!

Eso sí, asegúrate de aprender de ellos. Porque si sigues cometiendo los mismos errores una y otra vez no sólo no progresarás, lo más probable es que te invada una tremenda sensación de frustración.

Y estoy convencido de que prefieres que esto no pase.

De modo que aquí tienes una lista de los errores más comunes que puedes cometer al hacer una fotografía con filtros.

No pruebas (y calibras) tus filtros en casa (1)

Cuando compras un filtro ND de 3, 6 o 10 pasos, por ejemplo, lo habitual es dar por hecho que tu filtro tiene la densidad óptica exacta que te permite reducir el paso de la luz en 3, 6 o 10 pasos.

Pues no.

En la práctica, los fabricantes no son del todo exactos. En todos los años que llevo usando filtros (y son muchos, te lo aseguro) nunca he comprado un filtro con la densidad exacta que indica el fabricante.

Como te puedes imaginar, la diferencia suele ser pequeña pero aunque sea de tan sólo un tercio de paso, esto afectará a la velocidad de obturación necesaria para conseguir la exposición que quieres.

Así es que para evitar fallos que no podrás corregir en el revelado, te recomiendo que pruebes y calibres todos tus filtros de antemano (sección 3).

No tienes en cuenta el Sol en tu composición (2)

¡Planifica tu foto!

Y sobre todo anticipa la posición en la que estará el Sol teniendo en cuenta la dirección en la que vas a encuadrar y disparar la foto. Para ello, usa PhotoPills ;)

Si vas a realizar una exposición de muchos minutos, te sugiero que evites incluir el Sol en el encuadre. Ten en cuenta que el Sol “se mueve” mucho más rápido de lo que parece. Y si el Sol está en tu encuadre, al cabo de un par de minutos su posición habrá variado significativamente en la composición.

Dejas activada la función de estabilización (3)

La mayor parte de fabricantes de cámaras y objetivos ofrece un sistema de estabilización que reduce el riesgo de que las fotos salgan movidas en condiciones de poca luz y con una velocidad razonablemente lenta.

Esta herramienta puede estar integrada en el objetivo (Nikon y Canon, por ejemplo) o en el cuerpo (Sony, Fuji, Olympus, Panasonic, Pentax, por ejemplo).

Se trata de una serie de sensores de movimiento que detectan cualquier vibración que se produzca e intentan compensarla.

Si estás haciendo una fotografía con filtros, lo normal (si no te lo has olvidado en casa) es que tengas la cámara montada en tu trípode. Un trípode lo suficientemente robusto como para evitar cualquier vibración o movimiento.

El problema es que si dejas activada la función de estabilización, tu cámara puede llegar a asumir en cualquier momento que se ha producido una vibración (aunque en realidad no haya sido así). Y al activarse, lo que producirá es el efecto contrario: crear un ligero movimiento que hará que la foto salga borrosa.

Así que te recomiendo que desactives la función de estabilización de tu cámara o de tu objetivo como medida de precaución. Puede que no pase nada si lo dejas activado. Pero, por si acaso, yo lo desactivo siempre.

No tapas el visor (4)

Nikon D4s | 22mm | f/9 | 120s | ISO 100 | 9100K | Filtros 1.8 (6 pasos) y GND inverso 0.6 (2 pasos) transición suave

La luz es un elemento tremendamente poderoso que consigue colarse por cualquier rendija a menos que pongas todo tu empeño en evitarlo. Y ya hemos visto que en el caso de la fotografía con filtros, controlar la cantidad de luz que llega al sensor es fundamental para conseguir una foto correctamente expuesta.

El filtro te permite controlar la luz que entra por el objetivo. Pero hay otros recovecos por los que la luz se puede colar. Y el más fácilmente penetrable es… Lo has adivinado: el visor de tu cámara.

Así es que lo mejor que puedes hacer es taparlo en cuanto hayas terminado de trabajar tu composición.

¿Cómo?

Muy fácil.

Muchas cámaras de alta gama incorporan una tapa que puedes abrir y cerrar fácilmente o una pequeña pieza que se inserta en el visor. Pero si no es tu caso, puedes usar prácticamente cualquier cosa: un trozo de cinta aislante, una gamuza (la misma que usas para limpiar tus objetivos), un poco de plastilina ¡o incluso un chicle! XD

Si no lo tapas por completo, corres el riesgo de que aparezcan halos y líneas con un tono violáceo en tu foto.

Además, si usas un portafiltros, la luz también se puede colar entre un filtro y otro. En ese caso, lo mejor que puedes hacer es tapar esos huecos con un trozo de cinta aislante.

Nota: Si tienes una cámara sin espejo, no cometerás este error ;)

Usas una apertura de f/22 para reducir la velocidad (5)

Es una de las reglas básicas de la fotografía: si reduces la apertura hasta f/22, reduces la velocidad. Es decir, aumentas el tiempo de exposición.

Así es que, si disparas a f/11 durante 30 segundos y cambias la apertura a f/22, tendrás que disparar durante 2 minutos para conservar la misma exposición (el mismo histograma).

Y tiene toda la lógica del mundo. En teoría…

En la práctica, normalmente a partir de f/16 se produce un fenómeno óptico que se conoce como difracción. Resumiendo, la nitidez de tu imagen sufre y ciertas partes pueden verse borrosas.

Por lo tanto, si estás disparando a f/11 y necesitas una velocidad menor, te recomiendo dos opciones: o bajar el ISO o ¡usar filtros (o un filtro más opaco que el que ya estás usando)!

Olvidas ajustar el ISO (6)

Estás emocionado por el espectáculo que estás presenciando. Y te comen los nervios. Quieres que todo salga bien porque sabes que no dispones de muchas oportunidades…

Y claro, entre trabajar la composición, colocar los filtros y elegir los ajustes, ¡se te olvida que puedes jugar con el ISO!

El ISO puede resultarte de gran ayuda a la hora de tener éxito con tu captura.

Al usar el enfoque automático ¡olvidas ponerlo en manual después de enfocar! (7)

Es muy importante que enfoques antes de colocar el filtro ND delante del objetivo. Teniendo en cuenta la opacidad de un filtro ND, a tu cámara le va a resultar muy difícil enfocar.

Y ya que hablamos del enfoque, no cometas el error de olvidar poner el enfoque en manual una vez que has usado el enfoque automático y tienes la foto perfectamente nítida.

Si olvidas cambiarlo, lo más probable es que cometas el error de pulsar a medias el disparador (si no lo tienes disociado)... La cámara intentará volver a enfocar y puede que cambie el punto de enfoque o que parte o toda la foto salga borrosa.

Y creeme, cuando te has levantado a las 4:30 para fotografiar un amanecer y te azotan el viento y la lluvia, lo último que quieres al llegar a casa es comprobar que tus fotos no están nítidas…

Si tienes el enfoque disociado, con no volver a pulsarlo es suficiente ;)

No te fías del histograma (8)

¿Por qué?

Nunca deberías usar la pantalla LCD de referencia para establecer la exposición que buscas. Y esto es por dos motivos:

  • La pantalla LCD de tu cámara es muy brillante y eso distorsiona tu percepción de la exposición.
  • Pero es que además la imagen que te muestra la pantalla LCD no es un RAW, es un JPG que la cámara se ha encargado de generar aplicando una serie de ajustes. No es una imagen neutra.

Así es que te recomiendo que siempre (siempre) uses el histograma para comprobar la exposición de tu toma. Gracias a la información que te facilita el histograma puedes determinar rápidamente si has ajustado correctamente la velocidad de obturación. O si necesitas hacer cualquier corrección (ya sea de la velocidad o de cualquier otro parámetro).

Colocas los filtros desordenados (9)

Puede darse el caso de que necesites usar más de un filtro a la vez para conseguir la foto que quieres.

De hecho, la mayoría de portafiltros te dejan insertar hasta un máximo de 4 filtros. Pero la pregunta es ¿en qué orden tienes que colocarlos?

En realidad hay que diferenciar entre el orden de inserción de los filtros y su posición final u orden de posición.

Por un lado, está el orden de inserción. Es decir, el orden en que insertas cada uno de los distintos filtros: primero el polarizador, después el filtro GND y finalmente el filtro ND.

Por otro lado, está el orden de posición. O lo que es lo mismo, el orden de colocación los filtros con respecto al sensor.

El polarizador puede estar en la posición más cercana o más lejana al sensor según el sistema que utilices. El filtro ND debe estar lo más cerca posible del sensor. Por último, el filtro GND es el que está más lejos del sensor, por delante del filtro ND.

Si utilizas más de un filtro ND coloca siempre el más opaco más cerca del sensor. Y de igual forma si utilizas más de un filtro GND.

Si no respetas este orden puede que aparezcan bandas negras en determinadas zonas de la foto o que surja difracción en las partes más claras de la foto. Además, te arriesgas a que la luz se filtre por las rendijas del portafiltros, estropeando la exposición.

Nota: No te preocupes del orden si usas filtros de rosca.

No usas un intervalómetro o un disparador remoto (10)

Cualquier cámara es tremendamente sensible al más mínimo movimiento y vibración. Si a eso le añadimos que (i) estás usando una velocidad más lenta de lo habitual (como consecuencia de los filtros), (ii) la cámara está sobre un trípode en un terreno seguramente poco estable y (iii) puede que haga viento en la localización… Tienes los ingredientes perfectos para que tu foto salga movida.

El hecho de usar un disparador remoto evita que tengas que tocar la cámara. Pero te sugiero ir un paso más allá y usar un intervalómetro. Tiene las mismas ventajas que un disparador remoto y además puedes programarlo para que el obturador esté abierto el tiempo que necesites (modo Bulb) sin tener que estar pendiente del reloj.

Si utilizas un disparador, aprovecha el Temporizador de PhotoPills para que te avise cuando la exposición haya terminado. Encontrarás el Temporizador tanto al final del menú Píldoras, como dentro de las píldoras de Exposición y de Time lapse.

Un pequeño recordatorio. Cuando usas el modo Bulb, al pulsar el disparador, la cámara mantiene el obturador abierto el tiempo que quieras (segundos, minutos…) y no se cierra hasta que no has dejado de pulsarlo.

¡Imagínate estar apretando el disparador con el dedo durante 2 minutos y 45 segundos! Además de ser un auténtico rollo, es inevitable que hagas vibrar la cámara.

Así es que usa un intervalómetro (o un disparador). Me lo agradecerás… ;)

No tienes en cuenta la fuerza del viento (11)

¡Ah! El viento… ¿Qué haríamos los fotógrafos sin él en nuestras largas exposiciones?

Sin viento no podrías capturar el movimiento de las nubes o del mar azotando las rocas.

¡Qué desperdicio!

Por desgracia, además de muy estético, el viento también puede ser muy traicionero. Y cuando estás sobre el terreno haciendo la foto, tu cámara va a estar expuesta a sus caprichosos azotes.

Así es que aunque hayas elegido un enclave seguro y uses un trípode robusto, asegúrate de que tu equipo está a salvo y que el viento no conseguirá moverlo (o lo que es peor ¡tirarlo al suelo!). Si es necesario, cuelga tu mochila del gancho situado en la parte inferior de la columna central de tu trípode, siempre y cuando la mochila no se mueva por la fuerza del viento. Si no será aún peor.

Y por supuesto, no eleves la columna central. Si lo haces, cambiarás el centro de gravedad de tu equipo y tendrá mucha menos estabilidad.

Olvidas bloquear el espejo (12)

En una cámara réflex, la luz atraviesa el objetivo y alcanzar el visor tras reflejarse en un espejo. Por medio de un mecanismo interno, cuando pulsas el disparador, el espejo se levanta para que la luz alcance el sensor y este sea capaz de captarla.

Por desgracia, para velocidades de obturación de entre 1/15s y 1s aproximadamente, la vibración que produzca el movimiento del espejo afectará a la imagen final. Casi con total seguridad la foto saldrá ligeramente borrosa. A partir de 1s, esta vibración ya no afecta a tu foto.

Si quieres evitar este problema, lo mejor es que actives el bloqueo del espejo en tu cámara.

En cuanto lo hagas, la primera vez que pulses el disparador el espejo se levantará y se bloqueará. La segunda vez, se abrirá el obturador. Así es que lo único que tienes que hacer es esperar un par de segundos entre la primera y la segunda vez que pulses el disparador y evitarás cualquier vibración.

Nota: Si tienes una cámara sin espejo, no cometerás este error ;)

21.12 fotógrafos que dominan la fotografía con filtros

Aquí tienes la lista de los fotógrafos que considero expertos en fotografía con filtros. Son auténticos maestros.

De hecho, algunos de ellos han sido PhotoPills Masters en uno de nuestros eventos favoritos: el PhotoPills Camp.

Espero que te sirvan de inspiración.

Si tienes algún otro nombre en mente que crees que merece la pena que conozcamos, compártelo con la tribu dejando un comentario al final de esta guía :)

Francesco Gola (1)

A Francesco Gola le encantan dos cosas: los paisajes de costa y la Nutella. Aunque no sé si por este orden… ;)

Y para fotografiar la costa como lo hace él, debes disponer de mucha pericia, un gran ojo fotográfico y ¡un arsenal de filtros! De todos los fotógrafos que conozco, es el que tiene la colección de filtros más completa.

Pero no basta con tener un equipo de primera calidad, hay que saber usarlo. Por eso Francesco es una de mis referencias en el mundo de la fotografía de larga exposición con filtros.

Todas esas imágenes suyas con los tonos pastel, los mares sedosos y las nubes suaves que tanto le gustan son tomas de una única exposición. O lo que es lo mismo, Francesco no fusiona tomas (blending en inglés) a la hora de procesar sus fotos. Es un mago que lo hace todo de una vez...

Daniel Kordan (2)

Daniel Korzhonov, más conocido como Daniel Kordan, es un fotógrafo de paisajes ruso que actualmente vive en la Toscana italiana. Y dentro de la fotografía de paisaje, tiene un especial interés por los paisajes de montaña y de costa.

Aunque es un apasionado de los viajes y le gusta explorar el mundo, también disfruta volviendo una y otra vez a un determinado número de destinos: las islas Lofoten, Patagonia, el lago Baikal o Kamchatka. Daniel dice que en ellos se siente “como en casa”.

Las fotografías de Daniel se han publicado extensamente en todo el mundo en una gran variedad de medios. Una de sus grandes especialidades es el dominio de filtros que ayudan a que sus largas exposiciones sean alucinantes. El hecho de que muchas de sus tomas incluyan agua, hace que el uso de los filtros sea imprescindible.

José B. Ruiz (3)

Si aún no has oído hablar de José B. Ruiz no sabes lo que te pierdes.

Es uno de los principales fotógrafos de naturaleza de España y cuenta con una dilata trayectoria. Además, ha sido galardonado en multitud de ocasiones (incluyendo el Wildlife Photographer of the Year) y ha sido jurado en numerosos concursos. José es además un reconocido autor con más de 7 libros sobre fotografía publicados.

Es un gran naturalista, retratista… y paisajista. A la hora de abordar esta última disciplina, José opina que un buen fotógrafo de paisajes debe dominar el uso de los filtros si quiere obtener unas buenas imágenes. Después de décadas usándolos y tras haber probado muchas marcas, modelos y tipos de filtros, es un auténtico maestro a la hora de fotografiar con filtros.

¡E incluso se atreve a usar filtros en movimiento!

Sarah Hatton (4)

Sarah Hatton se autodenomina “fotógrafa de larga exposición” porque es una de sus técnicas favoritas. En realidad, ella misma reconoce que desde que descubrió esta forma de hacer fotos, está enganchada. Porque es una auténtica caja de sorpresas: nunca sabes qué va a salir hasta que no ves el resultado final en la pantalla…

Aunque su casa está en Melbourne (Australia) es una apasionada de la naturaleza y le gusta fotografiar los paisajes salvajes de Australia, Nueva Zelanda, British Columbia y Alberta (Canadá), Oregon y Washington (EEUU), Patagonia (Chile y Argentina) y una larga lista de destinos alrededor del mundo.

Estoy seguro de que sus fotos serán una gran fuente de inspiración.

Dany Eid (5)

Dany Eid es un fotógrafo especializado en arquitectura, paisaje (de naturaleza y urbano) y viajes. Libanés de nacimiento, estudió diseño de interiores y pintura. Su pasión por la fotografía surgió en 2003, mientras vivía en Egipto, aunque no es hasta 2013, tras mudarse a Dubai, cuando decide convertirse en fotógrafo profesional.

A pesar de su versatilidad, es un fotógrafo que usa frecuentemente filtros en sus tomas. Es la mejor forma de conseguir esas aguas sedosas, una pizca de contraste y las nubes bailando alrededor de los rascacielos. Seguramente muchas de sus fotos te dejarán con la boca abierta.

¡Y es un fantástico fotógrafo aéreo gracias a su dron!

Marco Grassi (6)

La historia de amor entre Marco Grassi y la fotografía empezó de la mejor manera posible: viajando durante un año por Nueva Zelanda. Desde entonces no ha parado de viajar por el mundo y capturar con su cámara las maravillas que se ha ido encontrando por el camino.

Aunque su especialidad son las Islas Feroe. ¿Cómo? ¿Que no sabes dónde están? Pues corre y echa un vistazo a la galería de imágenes de Marco :)

Además de ser un entorno natural espectacular, es uno de sus rincones favoritos y el lugar perfecto para practicar largas exposiciones con sus filtros. Porque, como ya habrás imaginado, Marco es un especialista a la hora de usar esta herramienta. Y los resultados son (lo has adivinado) impresionantes.

Thomas Heaton (7)

A pesar de que muchos lo conocen por su canal de YouTube, Thomas Heaton es un fotógrafo de paisaje con muchísimo talento y con una (casi) obsesión por la composición.

Tal y como puedes ver en sus fotos (y en sus vídeos), usa filtros con frecuencia con la intención de capturar lo que a veces nuestro ojo no ve. Como era de esperar, los resultados son espectaculares.

Y como buen viajero y explorador, siempre que puede se escapa de Reino Unido en búsqueda de nuevas localizaciones y paisajes en los que pueda poner en práctica su ojo fotográfico y conseguir una composición que otros fotógrafos no hayan conseguido aún.

Julia Anna Gospodarou (8)

Julia Anna Gospodarou es una arquitecta y fotógrafa que vive en Atenas (Grecia). Se la conoce principalmente por sus fotografías de larga exposición en blanco y negro de edificios y otro tipo de elementos arquitectónicos. Aunque también le gustan otras disciplinas como el paisaje de naturaleza y los retratos.

Su trabajo destaca por ser una visión artística y muy personal (siempre en blanco y negro) de la escena que tiene frente a ella. Lógicamente, la captura juega un papel muy importante. Y para ello, y al ser en la mayoría de los casos escenas diurnas, el uso de filtros es imprescindible.

Pero igualmente importante es el trabajo de revelado y procesado que realiza sobre sus imágenes. En este sentido, Julia Anna utiliza al máximo el potencial de la fotografía digital y las herramientas de procesado para conseguir ser lo más fiel posible a su visión artística, que ha bautizado como (en)Visionography.

Felix Inden (9)

Aunque nació en Santiago de Compostela (España) donde vivió algunos años, Felix Inden es un fotógrafo alemán cuyos intereses principales son la fotografía de paisaje de naturaleza, especialmente en entornos muy fríos, y de paisaje urbano. Su pasión por la fotografía empezó en 2011, después de que su mujer María le prestara una cámara durante un viaje a París.

Desde entonces no ha dejado de aprender y mejorar su estilo usando técnicas de larga exposición con filtros, entre otras. Es completamente autodidacta y su intención es mostrar imágenes que provoquen algún tipo de reacción en el espectador. A él le gusta llamarlo “fotografía de paisaje emotiva”.

No hay duda de que lo consigue con cada una de sus fotos.

Sean Bagshaw (10)

Durante muchos años Sean Bagshaw fue profesor de ciencias hasta que un día decidió dar el salto y convertirse en fotógrafo de paisaje y viajes. Ya imaginaras que su pasión por la fotografía no surgió de la noche a la mañana.

Sean empezó a hacer fotos en la universidad, cuando se encargaba de documentar los viajes de escalada y montañismo que emprendía con sus amigos. Poco a poco fue depurando su técnica (incluyendo el uso de filtros, que es algo que hace habitualmente) y su estilo. Hasta que sus viajes se centraron en la fotografía y dejaron de hacerlo en la escalada.

Para él, lo más importante siempre ha sido encontrar, y posteriormente desarrollar, su propia forma de capturar la escena que tiene delante. Esa búsqueda constante es lo que le hace ser un fotógrafo único.

Erin Babnik (11)

A Erin Babnik le gusta definirse como una “fotógrafa profesional de aventuras”, que no es más que un término muy amplio que abarca la fotografía de paisaje, de viaje y de naturaleza. Y como no podía ser de otra forma, también se dedica a la formación.

Su carrera profesional empezó en un mundo muy distinto: durante muchos años fue historiadora de arte, fotografiando en excavaciones arqueológicas y en museos con fines pedagógicos y de investigación. Posteriormente, fue durante varios años fotógrafa por encargo hasta convertirse finalmente en fotógrafa de paisajes de naturaleza con una debilidad especial por las montañas y los desiertos.

Su trabajo ha aparecido en más de cien publicaciones, incluidos libros, revistas y guías de viaje. Y entre sus imágenes destacan, como no podía ser de otra manera, muchas largas exposiciones con filtros.

Paul Zizka (12)

Aunque nació en Québec City, su amor por las montañas le llevó a mudarse a Banff donde se encuentra uno de los parques nacionales más impresionantes de Canadá. Allí Paul Zizka se dedica fundamentalmente a la fotografía de paisaje y de deportes de aventura (para las que muchas veces necesita filtros).

Pero, como buen aventurero, el trabajo de Paul no se limita únicamente a fotografiar Canadá. Ha estado en 7 continentes capturando lugares tan impresionantes como la Antártida, Noruega, Svalbard, Nepal, Groenlandia, varias islas del Caribe, Niue, la Polinesia francesa, Namibia y las Islas Feroe.

Sus imágenes se han publicado en Maclean’s, National Geographic Adventure, Alpinist, Huffington Post, The Guardian, Canadian Geographic, Islands, PhotoLife, Fodors.com y Explore Magazine.

22.¿Y ahora qué?

Ahora toca pasar a la acción...

Ha llegado tu turno.

Pon en práctica lo que has aprendido.

¡Equivócate!

Y consulta esta guía tantas veces como necesites. Te ayudará a sortear todos los obstáculos que te encuentres en el camino.

Un camino que, sin duda alguna, te llevará a dominar los filtros y a conseguir fotos espectaculares…

Y si te topas con un obstáculo no resuelto en esta guía, házmelo saber dejando un comentario abajo.

Estoy aquí para ayudar ;)

¡Ah!

Una última cosa.

Échale un ojo a ’La guía definitiva para exponer correctamente tus fotos ¡Siempre!’.

Vale su peso en oro.

Aprenderás a exponer en todo tipo de situaciones.

¡Nunca dejes de aprender!

Ir al Capítulo 1

 

Antoni Cladera es un fotógrafo de naturaleza comprometido con el medio ambiente. Artista de la Confederación Española de Fotografía y miembro de la Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza (AEFONA). Forma parte del equipo de PhotoPills.

Agradecemos especialmente a Sandra Vallaure, gran fotógrafa y amiga, por compartir su sabiduría con nosotros y ayudarnos a hacer posible este artículo.

Nota: Algunos enlaces de este artículo son enlaces de afiliados. ¿Qué quiere decir esto? Que si compras mediante estos enlaces nos estás ayudando económicamente sin costarte nada extra. Gracias por tu apoyo.

Archivado en

Siguiente tutorial

Tutorial anterior

Comentarios